comunidades

Un Chico Afortunado : Capítulo 16.



               La casa estaba completamente a oscuras. Aún no había amanecido. Le tocaba madrugar. Hoy salía directa a Gran Canaria. Apagó el despertador y se levantó de la cama. Notó el fresquito de la mañana nada más salir de debajo de las sábanas. Encendió la luz de la mesita de noche y  se fue directa al baño. Quería darse una ducha para terminarse de despejar. _¡Ni las calles están puestas aún!_dijo de camino al baño.Lo que no podía imaginarse es que, justamente, bajo sus pies aquella sitación se repetía. Antonio comenzaba sus vacaciones. Había conseguido coger las dos semanas que le debían aún de sus vacaciones. Él también había madrugado. En realidad, apenas había pegado ojo. Estaba nervioso. Muy nervioso. Sabía que se la estaba jugando. Estaba apostando muy fuerte y no sabía si su caballo era el ganador. Sí, estos días se había topado con una Alicia desconcertada ante su actitud. Casi podía decir que era una Alicia a la espera de sus besos. Una Alicia que parecía ir decantándose por él pero no estaba del todo seguro.



            Había pasado bastante tiempo con ella. La disculpa de salir juntos a correr le había ofrecido la oportunidad de alargar las horas con ella, cenar juntos, ver la tele juntos. Él cada día tenía más necesidad de estar con ella y ella parecía estar más cómoda con él. _Pero ¿y si sólo me ve como a un amigo, un buen amigo? Antonio, igual has sido osado con este plan_ dijo mientras sentía caer la cálida agua de la ducha. _A lo  hecho pecho, colega, ahora ya no es hora de arrepentimientos. En breve sabrás si has metido la pata.

            A las siete y media Andrés aparcaba el coche justo delante de la puerta. Había tenido suerte y justo al entrar en la calle salía un coche. Un vecino madrugador le había regalado ese lujazo de aparcamiento. Envió mensaje a su hermana y a Antonio avisándoles que estaba abajo. Antonio fue el primero en aparecer. Andrés no pudo evitar reirse al ver a su amigo que estaba hecho un flan. Abrió el maletero para ir acomodando la maleta.

_¿Nervioso por el vuelo?_bromeó Andrés.

_Bien sabes que no.

_Ya imaginaba_dijo sin poder evitar la risa floja.

_¿Te ries de mí?

_Nooo, ¡qué va! Me rio contigo.

_¡Serás capullo!_dijo riendo Antonio.

               Antonio notó que el corazón se le paralizaba al ver a una sonriente Alicia en la puerta arrastrando su trolley y cargada con una mochila en la que intuía guardaba su equipo de fotografía, además de un maxibolso. ¿Qué demonios llevarán las mujeres en el bolso? pensó mientras ella se acercaba.

_Buenos días, ¿a dónde vas tan temprano?_le preguntó Alicia mientras le daba un par de besos._¡Y en vaqueros! ¿Han cambiado el traje y chaqueta por vaqueros y cazadora en el despacho? Así me gustas más, que lo sepas_bromeó sin imaginarse nada de nada.

_No, no voy a la oficina_comentó Antonio bajo la atenta mirada de Andrés que no quitaba ojo mientras guardaba el equipaje de su hermana._Estoy de vacaciones.

_Pues sí que madrugas para estar de vacaciones, con lo bien que se está en la cama a estas horas y más hoy con este fresquito.

_Ya,pero es que me voy unos días de viaje.

_¡No me habías dicho nada!¡Qué calladito te lo tenías! De haberlo sabido te hubiese dicho que me acompañaras_dijo una inocente Alicia mientras su hermano casi no se pillaba los dedos con la puerta del maletero por no querer perderse la conversación.

_¿Te gustaría que fuese contigo?_preguntó Antonio notando sus pulsaciones acelerarse por momentos.

_Claro, siempre es mejor viajar en buena compañía.

_Cierra los ojos.

_¿Qué?_preguntó Alicia sin entender nada.

_Cierra los ojos un momento_comentó Antonio sacando su reserva de vuelo. 

             Alicia sintió las frías manos de Antonio coger las suyas. Tenía ganas de abrir los ojos pero era obediente. Notó una punzada en el estómago. Un revoloteo de mariposas comezaron a adueñarse de su estómago. Deseaba que la sorprendiera con un beso, hacía días que tenía unos enormes deseos de besarlo pero desde su apasionado beso en el parque, mientras paseaban a Rubens, no había habido ningún acercamiento entre ellos. Alicia notó que Antonio le dejaba algo en las manos. ¿Qué estaba pasando? Notaba la mirada de Antonio incluso la de su hermano.

_Ya puedes abrir los ojos_dijo Antonio.

_¿Qué es esto?

_Míralo. Ya sabes que tus deseos son órdenes para mí.

            Alicia miró la documentación. Era una reserva de vuelo. Era un viaje a Gran Canaria. De pronto su cerebro comenzó a atar cabos. La comida con su hermano. Su interrogatorio sobre vuelos, hoteles, coches. ¡La había engañado y bien engañado! ¡No se había dado cuenta de nada! No pudo evitar la risa.

_Sois unos cabritos, especialmente tú Andrés que me mentiste. ¿De verdad te vienes?

_Sí_ contestó Antonio mirándola fijamente a los ojos._¿Te molesta?

_Para nada, me encanta. Pero, sabes que voy a trabajar, ¿verdad? Y que te voy a tener de un lado para el otro. ¿Te vienes también a Tenerife?

             Antonio asintió moviendo la cabeza. Comenzaba a respirar tranquilo. Su corazón comenzaba a relajarse. No se había equivocado. Ahora sólo faltaba lograr no sólo pasar esos días juntos sino lograr un acercamiento.

_Tortolitos nos vamos que los dejo en Barajas y me he de ir al trabajo_dijo Andrés subiéndose al coche.

             

                     El rostro de Alicia mostraba una bonita y sincera sonrisa. Sí, no podía negar que aquella sorpresa le había gustado. Antonio la había sorprendido gratamente. Estaba emocionada. Emocionada por el viaje, por el inicio de su nuevo trabajo, por ir a conocer sitios nuevos y por conocerlos al lado de Antonio. Sí, no se le ocurría nadie mejor con quien compartir aquel viaje. Vio los ojos de Andrés obsevándola por el retrovisor. Ella le enseñó la lengua. Sus miradas se comunicaron sin necesidad de las palabras, tal y como siempre lo habían hecho.  Andrés los dejó en la puerta de la terminal. Los ayudó a sacar las maletas y tras abrazar a su amigo del alma se abrazó a su hermana.

_No lo hagas sufrir mucho_le susurró al oído.

_Te lo prometo_contestó y le dio un par de besos.

              Andrés subió al coche. Antes de arrancar los vio acercarse a la puerta. Antes de atravesar la puerta de cristal Antonio y Alicia se giraron para despedirse de Andrés.Lo vieron alejarse y entraron en la terminal. Ambos sintieron un cosquilleo apoderarse de ellos. Se sonrieron tímidamente y caminaron hasta el mostrador asignado, donde comenzaba su camino...

Elva Marmed

 

Fuente: este post proviene de El Blog de Elva Marmed, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿No me crees? Primer Capítulo

Como comentaba ayer, ¿No me crees? saldrá publicada en breve en todas las plataformas de Amazon, tanto en versión digital como en papel. Hoy te traigo un pequeño adelanto, el primer capítulo; ya en él ...

¿No me crees?

Sí, lo sé, llevo meses desaparecida de la blogosfera, de wattpad y, de casi todas las RRSS, pero eso no quiere decir que no estuviera con los dedos en las teclas. Sí, con menos asiduidad de lo habitua ...

Menta y Chocolate.

Menta y Chocolate Hace unos meses me metí de lleno en un nuevo proyecto, en una nueva historia. En una historia, que capítulo a capítulo, o casi mejor decir, cucharada a cucharada, fue publicándose s ...

Etiquetas: general

Recomendamos

Relacionado

general

Un chico afortunado. Capítulo 2.

Antonio recibió a Alicia con una sincera sonrisa ofreciéndole su brazo mientras observaba a aquel chico, desconocido para él, que no quitaba ojo a Alicia. ¿Sería un antiguo novio? Ya le contaría ella. Los había visto charlar amistosamente mientras jugueteaban con sus manos. Era obvio que había confianza entre ellos o, al menos, había existido en algún momento. Se alejaron paseando por la avenida. ...

general

Un Chico Afortunado: Capítulo 9.

La cara de Antonio era un verdadero poema. Justo había visto a Alicia cuando Gonzalo la besaba. Juan y Andrés no le quitaban ojo de encima.Ya era mala suerte haber elegido el mismo bar. ¿Cuántos bares podía haber en Madrid? ¿Diez mil? ¿Quince mil? Ya era casualidad que fueran a parar al mismo bar. Claro que teniendo en cuenta que habían cenado por la zona no era complicado encontrarse. Pero coinc ...

general

Un Chico Afortunado: Capítulo 15.

Nada más llegar al despacho puso en marcha su plan. Tras reunirse con su jefe directo y tener su aprobación Antonio llamó a Andrés, necesitaba su ayuda para seguir adelante con lo que se había propuesto.Andrés estaba eufórico con la idea de su amigo "ya era hora que te pusieras las pilas, colega" le dijo nada más terminar Antonio de contarle lo que había pensando. "Mi hermana va a a ...

general

Un Chico Afortunado : Capítulo 8.

Sus ojos se abrieron. Sin darse cuenta se había quedado dormida en el sillón al marcharse Antonio. Se levantó, apagó las luces y se fue a la cama pasando antes por el baño. Nada más ponerse la camiseta, que utilizaba de pijama, y apoyar la cabeza en la almohada sus ojos volvieron a cerrarse. Estaba verdaderamente cansada. La noche anterior apenas había dormido y llevaba unos días con el trajín de ...

general

Un Chico Afortunado : Capítulo 30.

Sí, el tiempo parecía colarse entre los dedos. Los últimos meses habían pasado rápidos. Nueve meses llevaba en Madrid. ¿Cómo era posible haber vivido tanto en tan poco tiempo? La revista estaba encantada con sus reportajes. No había parado de viajar por España. Viajes cortos, de tres días fuera y vuelta a casa por dos semanas. Algún viaje había hecho coincidir con fin de semana y así Antonio había ...

general

Un Chico Afortunado : Capítulo 12.

_¿Cómo que te vuelves a ir?_Preguntó Lali nada más escuchar la palabra viaje._Pero, hija mía, si apenas acabas de deshacer las maletas. _No, mami, pero sólo me voy por unos días. Me han contratado para realizar una serie de artículos sobre distintas ciudades españolas y comienzo esta semana. Aún no tengo claro cuando me voy, el lunes me darán toda la información pero comienzo con Canarias, así que ...

general

Un Chico Afortunado : Capítulo 24.

_Alicia, ¿cuándo te vuelves a ir de viaje?_le preguntó su madre mientras servía el café._Mamá, la verdad es que no sé qué decirte, imagino que dentro de un par de semanas.¿Por qué?_No, por saberlo.Pero, ¿en Navidad no viajas, no?_No_contestó Alicia mientras le dedicaba una mirada a Antonio, el cual le acariciaba la rodilla por debajo de la mesa._Bueno, pareja, ¿os apetece ir al cine esta noche con ...

general

Un chico afortunado: Capítulo 5.

Antonio no podía dejar de observarla mientras Alicia hablaba y hablaba por teléfono. Ella pareció sentir la mirada de su ahora vecino y se giró para dedicarle una sincera sonrisa. Antonio tenía la impresión de estar espiándola, escuchando una conversación que no le correspondía escuchar. Oírla hablar con aquella espontaneidad con Gonzalo lo mataba por dentro. Sentía que ya no iba a poder aguantar ...

general

Un Chico Afortunado : Capítulo 10.

Nada más abrir los ojos Gonzalo recordó la noche anterior. Se acercó a Alicia, que aún dormía plácidamente, para apartarle los mechones de pelo que le tapaban la cara. Le parecía increíble haber amanecido en su cama. Ni en un millón de años se le hubiese pasado por la cabeza ,que tras la cena con Beatriz y Enrique, ellos terminarían así la noche. Gonzalo pasó con delicadeza sus dedos por los hom ...

general

Un Chico Afortunado : Capítulo 17.

No tuvieron que hacer cola para facturar las maletas. Nada más llegar los atendieron. Pidieron los asientos juntos y se encaminaron rumbo al control de pasajeros. Ambos odiaban esa parte del recorrido especialmente Alicia ,que iba cargada con el equipo de fotografía. Tras dejar todo en las bandejas, pasar por el control y volver a ponerse cinturones, botas y chaquetas comprobar que la puerta de em ...