365 días de Filosofía: las apariencias



Ayer disfruté de un nuevo capítulo de los "Los misterios de Laura". Me encanta esta serie blanca, sin pretensiones, muy bien dirigida y magníficamente interpretada. Claro que algunos guiones parecen sacados de algunos libros de Agatha Christie; ellos dirán que "inspirados"... bueno, a mi me parecen más "calcados", pero dejémoslo ahí... lo cierto es que al no empeñarse en negar la evidencia en cierto modo es como si le hicieran un homenaje y hay que reconocer también que llegar a la genialidad de la autora británica, que manejaba la intriga y el misterio -¡y los venenos!- con singular maestría ¡es muy difícil!

Pero a lo que iba... el argumento del capítulo, un hombre que aparenta ser lo que no es, me sugirió el tema filosófico de hoy: las apariencias.

Todos pensamos en las apariencias como una actitud fingida en la que parece que tenemos lo que en realidad nos falta o que somos lo que en realidad nos gustaría ser. El caso es transmitir una imagen que no se corresponde con nuestras verdaderas circunstancias pero que, para quien la vive, llega a convertirse en verdad absoluta. Quién no tiene un conocido que gasta más de lo que se puede permitir "aparentando" tener un economía muy superior a la suya; o el enteradillo de turno que se aprende cuatro o cinco frases hechas y las va soltando con asombrosa habilidad, "aparentando" tener una cultura de la que en realidad carece; por no hablar de las mujeres (y hombres también) que se van al mercadillo con bolsas de tiendas de lujo para llenarlas de imitaciones y "aparentar" después con las amistades un nivel de vida lejos de su realidad cotidiana...

¡Y que me dicen del facebook! Aquí entramos de lleno en el reino de las apariencias: llena tu muro de fotografías chachi-guays en posiciones imposibles (lo de posar poniendo morritos me puede, lo reconozco), o de fiestorros rodeado de gente profidén (por lo de la sonrisa a todas horas), suelta cuatro o cinco frases de pensamiento positivo (ese que nunca ponemos en práctica pero que da el pego bastante bien) y acepta de amigo a todo hijo de vecino que te mande la solicitud (da igual que sea un psicópata, lo importante es cuantos más, mejor)... ¡y ya eres el rey! Lo triste es que detrás de muchas de estas "apariencias facebookianas" hay personas que están y se sienten solas porque en esa aparente agitada vida social, faltan los verdaderos amigos, esos que no te ponen en su muro (igual ni tienen facebook) pero cuentan contigo para tomar un café y charlar.

Sí, en una sociedad que se rige por la imagen y en la que prima el "tanto tienes, tanto vales", las apariencias se han convertido en un recurso cada vez más utilizado y, lo que es peor, cada vez más justificado. Hay, además, una forma de aparentar que a mí me asusta y preocupa al mismo tiempo: las apariencias con nosotros mismos, la falta de autenticidad. Porque ésta es una forma de esconder la cabeza debajo del ala, como las avestruces; una forma de autoengañarnos sin más finalidad que la de agradar a los demás aunque esto suponga el sacrificio de nuestra propia esencia.

En la antigua Grecia los actores de teatro utilizaban máscaras para ocultar su verdadero rostro y adoptar el personaje que la máscara representaba. Básicamente esto es lo que se hace, aparentar un papel, adoptar una máscara porque, por regla general, nos sentimos temerosos de mostrarnos tal cual somos, con nuestros defectos y virtudes, con nuestros aciertos y errores... en definitiva, humanizados. Pienso que grande culpa de esta situación viene dada por el hecho de que la sociedad ha fabricado un estereotipo de hombre/mujer del cual muchas personas se sienten presas pero del que no consiguen escapar. Porque es más fácil aparentar, callar, negar, disimular e "integrarse", que romper las ataduras de las convenciones y abrazar la libertad. La impagable, ansiada, buscada y querida libertad.

Día 2 y seguimos con el desafío...
Fuente: este post proviene de El Espejo de Isis, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

música y lectura filosofía justicia ...

365 Días de Filosofía: los prejuicios

La noche de los viernes suele ser tiempo de ocio, de relax después del trabajo, de quedada con los amigos, de cena romántica... las posibilidades son tantas como pródiga sea tu imaginación. Yo me fui a escuchar una conferencia sobre la filosofía de los Shiva Sutras que dio el prof. José Carlos Fernández en el centro cultural de Cascais (brillante y pedagógica exposición ya que el tema en sí no es ...

música y lectura botella medio llena botella medio vacía ...

365 Días de Filosofía: La botella media llena

Que vivimos tiempos de crisis es una realidad más que reconocida por todos; incluso diría yo que se ha puesto ferozmente de moda recitar la frasecita sin descanso como si de un mantra se tratase. Y no por mucho repetirla vamos a salir antes de ella? es tanto el machaqueo diario que a fuerza de tanto oír el rosario de desgracias y calamidades no tiene una ánimo ya ni para salir a la calle. El futur ...

música y lectura filosofía liberación

365 Días de Filosofía: la liberación

?La liberación no viene del cielo ni de las profundidades? afirma la filosofía sankhya. ?O sea, ni desde arriba ni desde abajo. Viene del corazón?. Con estas palabras José Carlos Fernández, Director de Nova Acrópole en Portugal y profesor de Religiones Comparadas en Lisboa, materia a la que asisto siguiendo el programa de estudios de Nova Acrópole, explica esta máxima. Confieso que me impactó la e ...

música y lectura desafío el desafío ...

365 Días de Filosofía: patriotismo

Hoy es uno de esos días en los que uno se reprocha a sí misma el ser tan ligerita a la hora de aceptar según qué cosas; desafíos por ejemplo... ejem... ejem... Ya decía una grandísima filósofa del siglo XX, Delia Steinberg Guzmán, que el arte es 90% de trabajo y 10% de inspiración. Para mí hoy, la cuota de inspiración no llega ni al 5%... Pero como no quiero rendirme antes si quiera de haber traza ...

música y lectura filosofía soledad ...

365 Días de Filosofía: soledad

Prisas, gente, stress, ¡rápido, rápido, que se nos va el tiempo!. Tiempo, tiempo... ¿para qué?, ¿para perderlo en conversaciones futiles, en vanos parloteos que no llevan a ningún sitio?. ¿Para ahogar la propia insatisfacción en litros de alcohol, en toneladas de citas frágiles, como las huellas en la arena que tan pronto pasa la ola, perecen?. ?No tenemos poco tiempo, es que hemos perdido mucho?[ ...

música y lectura caverna filosofía ...

365 Días de Filosofía: la caverna de Platón

Aunque se estrenó en 1998, hoy he visto por primera vez El Show de Truman (ya sé que ha llovido desde entonces, pero soy de las que piensa que las cosas llegan cuando tienen que llegar, o sea, en el momento justo... ¡positiva que es una!), una película que traza un indiscutible paralelismo con la alegoría de la Caverna de Platón. Existen otras películas que también se centran en esta clásica teorí ...

música y lectura amor córdoba ...

365 Días de Filosofía: duende

DUENDE... Espíritu errante, ¿qué buscas por las solitarias calles de la ciudad? te veo mecido en la luna como barca de plata, al borde de las fontanas, sobre el agua que danza con el susurro dulce de tu canto. Cada noche derramas en silencio la magia de tu alma sobre esta tierra. Bañas de luz y color los jardines de casas encaladas, de patios abiertos al sol derrochas alegría en cada rincón. ...

música y lectura camino desafío ...

365 días de Filosofía: el desafío

Según la RAE (Real Academia de la Lengua Española) la palabra "desafío" significa: (De des- y afiar). 1. tr. Retar, provocar a singular combate, batalla o pelea. 2. tr. Contender, competir con alguien en cosas que requieren fuerza, agilidad o destreza. 3. tr. Afrontar el enojo o la enemistad de alguien contrariándolo en sus deseos o acciones. 4. tr. Enfrentarse a las dificultades co ...

música y lectura blavatsky dolor ...

365 Días de Filosofía: más allá del dolor

Éxtasis de Sta. Teresa, del escultor Bernini Después de un breve silencio de dos días, vuelvo a mi rutina novísima de escritora, con renovada ilusión y más consciente si cabe de la dificultad de escribir unas líneas diarias. No ha sido por falta de interés ni por abandono, es que he estado de viaje y es difícil escribir cuando te sientes reclamada por mil compromisos que atender. Hace poco le pr ...