El Espejo de Isis Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

365 Días de Filosofía: rosas blancas para Giordano



Roma es conocida como la ciudad eterna, no sabemos si por su longevidad (según las leyendas fue fundada hacia el siglo X y VII a. C.) o porque fue capital de uno de los mayores imperios de la Historia conocida. Por su extensión en el tiempo y en la geografía y por cómo influyó en el desarrollo de la humanidad, se podría decir que el Imperio Romano es verdaderamente eterno pues todavía usamos costumbres, nombres e incluso leyes que nacieron en su seno. Por usar, usamos hasta los idiomas, la mayoría de los cuales provienen del latín, esa especie de "lengua franca" de la época como lo podría ser hoy el inglés. Muchos de sus monumentos todavía están hoy en pie y muchas de sus esculturas se hallan en perfecto estado de conservación, repartidas por miles de museos del mundo. En la Roma de hoy conviven muchas romas: la fundacional, la latina, la medieval, la moderna... y entre todas ellas, destaca la presencia siempre viva, siempre eterna, de uno de los mayores filósofos de todos los tiempos: Giordano Bruno.
En el Campo di Fiori (campo de las flores), una céntrica plaza próxima a la homónima Navona donde se encuentran las fuentes-esculturas de Bernini y Giacomo della Porta, existe una estatua de este filósofo, matemático, astrónomo y poeta napolitano. Fue acusado de hereje y quemado vivo en la hoguera en el año 1600 d.c, después de haber pasado siete años en prisión. Toda su obra fue incluida en el índice de libros prohibidos del Santo Oficio... dicen que no exhaló ni un solo grito en su tortura y que no se sometió a besar el crucifijo que el sacerdote le ofrecía. En 1889 y por supscripción internacional, una estatua fue eregida en el lugar donde Giordano perdió la vida, convirtiéndose desde ese momento en una figura reivindicativa de la libertad de pensamiento.
En mi reciente viaje a Italia -acompañada por un grupo de amigos- pasé unos días en Roma y aproveché para visitar esta plaza, con la idea de rendir un discreto e íntimo homenaje al mártir filósofo. Campo de Fiori es hoy una plaza animada en la que se desarrolla diariamente un mercado pintoresco de especias, verduras, flores... Mi primera impresión no fue grata pues pensé que una figura del tamaño de Giordano merecía un lugar más elegante, con jardines, fuentes... pero luego cambié de opinión. Si Giordano escribía sobre el movimiento de los astros, entre otras cosas, y este movimiento no es sino una expresión material de la Vida, ¿no es vida el movimiento de los seres humanos al interactuar entre sí? ¿no es vida, acaso, el flujo constante de personas en sus quehaceres diarios? Llegué a la conclusión que sí, que tal vez, este lugar y el nombre de esta plaza fuesen los más adecuados para quien afirmaba que la tierra giraba alrededor del sol -¡qué herejía!- paradojicamente igual que todo en Campo di Fiori gira en torno a su estatua... ¡como si fuese un sol!
Decidimos rendir un pequeño homenaje a Giordano y para ello compramos unas rosas blancas, símbolo de pureza. Cuál no fue mi sorpresa cuando al aproximarnos descubrimos flores marchitas depositadas a los pies de la estatua, señal de que existen personas que no le olvidan. Y más. Justo antes de depositar nosotros nuestra ofrenda, un señor apareció con unas flores que dejó también junto a Giordano... reconozco que los ojos se me llenaron de lágrimas. No sólo por el gesto, precioso, sino por la sensación de que todavía hay justicia en el mundo; lo demuestra el hecho de que su estatua se ha convertido en centro de peregrinación para todos los que amamos y respetamos la filosofía.
Y alli, en medio de otras flores, quedaron nuestras rosas blancas como pequeño y sincero homenaje al hombre que supo luchar por sus ideas; mantenerlas y defenderlas aunque ello le costase la vida. Como conclusión pensé que en nuestra sociedad hacen falta más Giordanos y menos hogueras...
Fuente: este post proviene de El Espejo de Isis, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

música y lectura amor córdoba ...

365 Días de Filosofía: duende

DUENDE... Espíritu errante, ¿qué buscas por las solitarias calles de la ciudad? te veo mecido en la luna como barca de plata, al borde de las fontanas, sobre el agua que danza con el susurro dulce de tu canto. Cada noche derramas en silencio la magia de tu alma sobre esta tierra. Bañas de luz y color los jardines de casas encaladas, de patios abiertos al sol derrochas alegría en cada rincón. ...

música y lectura desafío el desafío ...

365 Días de Filosofía: patriotismo

Hoy es uno de esos días en los que uno se reprocha a sí misma el ser tan ligerita a la hora de aceptar según qué cosas; desafíos por ejemplo... ejem... ejem... Ya decía una grandísima filósofa del siglo XX, Delia Steinberg Guzmán, que el arte es 90% de trabajo y 10% de inspiración. Para mí hoy, la cuota de inspiración no llega ni al 5%... Pero como no quiero rendirme antes si quiera de haber traza ...

música y lectura agua amado nervo ...

365 días de Filosofía: La hermana agua

En repetidas ocasiones he oído decir que ante los embates de la vida, hay que ser como el agua. Ella puede ser cantarina o silenciosa, delicada o fuerte y poderosa, puede bañar o puede arrasar... pero siempre, siempre sigue su camino. Puede dar mil rodeos o fluir en línea recta, pero siempre desemboca en el mar, su destino, su objetivo. Mil obstáculos salen a su paso, pero ella los contorna de mil ...

música y lectura filosofía semana santa ...

365 Días de Filosofía: el valor de las tradiciones

Soy de una tierra que respeta y vive la tradiciones, cada vez más adaptadas a los nuevos tiempos y a las nuevas exigencias de la sociedad moderna. Claro que así la tradición comienza a adulterarse y pasadas algunas generaciones, lo que antaño eran ritos más o menos fieles a las creencias que les dieron origen, terminan siendo folklore puro y duro con escasas reminiscencias de aquello que algún día ...

música y lectura cine el club de los emperadores ...

365 Días de Filosofía: el club de los emperadores

Decía Azorín que "el cine tiene que producir sosiego" y yo no podría estar más de acuerdo con él. Claro que sobre gustos no hay nada escrito, como se suele decir, y cada uno tiene sus razones para ver según qué tipos de cine. A mí me gusta el cine que hace soñar, no en el sentido romántico del término, sino en un sentido bastante más práctico: vivir realidades que no están al alcance de ...

música y lectura amor el desafío ...

365 Días de Filosofía: dime que me quieres

Escribo mi reflexión del sábado con un día de retraso, bueno, con una noche que todavía es tempranito por estas tierras lisboetas... ¡¡oh my god, pero qué horas son estas!! Pues es que ayer fue un día de festorreo y me dieron las tantas, entre preparativos, la fiesta en sí y la resaca de tanta emoción (mal pensadoooossss, que yo no bebo), que no tuve ni un momento para sentarme delante del teclado ...

música y lectura ciclos navidad ...

365 Días de Filosofía: el tiempo y sus ciclos

Un año más, la Navidad llegó, triunfó y se fue. Y nos olvidamos de ella con la misma intensidad con la que esperamos su llegada; ahora el entusiasmo está en la proximidad del último día del año, donde quien más y quien menos celebrará este gozne del tiempo que, en occidente, llamamos Año Viejo. En portugués, curiosamente, a este día se le conoce como "Pasagem", es decir, "el paso de ...

música y lectura filosofía purificación ...

365 Días de Filosofía: la piel de la serpiente

Desde pequeña que me llama poderosamente la atención ese empeño que tienen nuestras madres y abuelas de limpiar la casa "a fondo" una o dos veces por año, tres o cuatro las más exageradas... Mi madre las hacía dos veces por año, una al llegar el verano "para abrir las ventanas" (que total, decía yo, si va a entrar más polvo) y otra al llegar el invierno "para cerrar ventan ...

música y lectura filosofía fraternidad ...

365 Días de Filosofía: la tolerancia, un camino para la fraternidad.

Hay días en que por mucho que quiera las horas me vienen cortas para sentarme un ratito, reflexionar y escribir una entrada, por pequeña que sea. Hoy es uno de esos días, gris y lluvioso que invita a la meditación en realidad, pero... ¡con muchas cosas por hacer! Por eso voy a echar mano de mis antiguos escritos y rescatar un trabajo que realicé hace algunos años sobre la tolerancia. Espero que le ...

365 días de filosofía filosofía

365 Días de Filosofía: agua pasada no mueve molino

A medida que pasa el tiempo, vamos acumulando años y también experiencias. Momentos vividos que van dejando su huella como va dejando su rastro el caracol. Tal vez por eso para los antiguos fuese símbolo del tiempo, además de por la forma espiralada de su caparazón, que nos recuerda la ciclicidad de todo cuanto en la materia se expresa. Es también lento el caracol, como lentos somos los seres huma ...