El Blog de Elva Marmed Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Viaje a Londres. Capítulo 13.



        
                Maribel estaba deseando que pasara la semana. Le encantaba su trabajo pero estaba derrotada. Necesitaba descansar y esperaba la llegada del fin de semana como agua de mayo. El viaje la había dejado agotada. Cuando había planeado el viaje a Londres pensó en unas vacaciones de relax. Visita a museos mientras Eduardo trabajaba. Alguna salida tranquila con Eduardo y Peter, cenas tempranas. Cinco días de cambio de aires, cinco días tranquilos. Cinco días que terminaron convirtiéndose en un romántico viaje con alguien de quien no había vuelto a saber nada desde que se habían despedido en la puerta de su casa el domingo por la noche. Tres días hacía que no tenía noticias de Gabriel. Cierto que ella tampoco se había puesto en contacto con él

pero tenía la esperanza que él lo hiciera. Sin embargo, tal y como ella había imaginado, sólo había sido un viaje para recordar.

         Necesitaba un café. Nada más terminar la clase atravesó el aulario rumbo al bar. Un par de alumnos la pararon por el pasillo para preguntarle unas dudas sobre el trabajo que debían presentar. Los atendió encantada para terminar yendo con ellos a tomarse el café. Maribel se llevaba bien con sus alumnos así que no era raro verla sentada en el bar entre ellos. Una hora más tarde entraba en su despacho para recoger unos libros, que había olvidado y necesitaba para la siguiente clase. Aceleró el paso para regresar al aulario cuando entró en el aula la mayoría de los alumnos la esperaban ya sentados. 

 _..... se discute a menudo sobre el papel de Nefertiti en el llamado Cisma de Amarna, el reinado de Akenatón que revolucionó por completo la sociedad y la cultura egipcias. Hay quien piensa que se vio arrastrada por la ineptitud de su marido mientras otros la consideran la cabecilla de la mal llamada rebelión.... _ Maribel daba la clase bajo los atentos ojos de sus alumnos _ ...Nefertiti suele ser representada en igualdad de condiciones respecto a su marido, es más en algunas representaciones es ella la que aparece tocada con la doble corona ..._ 

      Maribel hablaba y hablaba sin parar bajo la mirada de sus atentos alumnos que atendían encandilados sus explicaciones. No se percató que en aquella clase había un alumno nuevo que escuchaba sin pestañear sus explicaciones desde la última fila de la clase. No tomaba apuntes. Sólo se concentraba en sus palabras.

_...si no tenéis ninguna duda, con esto y un bizcocho  los veo mañana a las ocho... ya sabéis que teneis la bibliografía en las fotocopias...lo dicho nos vemos mañana..._ dijo dando por concluída la clase.

         Mientras recogía sus cosas algunos de los alumnos se acercaron a hablar con ella. Sólo entonces al levantar la vista y mirar al fondo de la clase se percató de su nuevo alumno, que acababa de levantarse de su asiento. No pudo evitar que una sonrisa se alojara en su rostro.

_Hasta mañana..._ le dijo a varios alumnos que se despedían de ella. _Así que ahora te cuelas en mis clases o ¿te has matriculado?_

_Besar a la profe quedaría muy mal, ¿no?_

_Va a ser que sí_

_¿Tienes más clases hoy o me he informado bien y ésta era la última?_ le preguntó Gabriel.

_ He acabado por hoy_contestó.

_¿Comes juntos o tienes planes?_

_Si me acompañas un momento al despacho que haga un par de cosas..._ dijo saliendo de la clase sin salir de su asombro por verlo allí.

            Gabriel se sentó en el despacho. La contemplaba en silencio mientras ella trabajaba en el ordenador. Tres días hacía que no la veía. Una eternidad. Tres días había dejado pasar antes de ir a verla. Tres días había necesitado para aclararse él consigo mismo. Después de romper con ella no había tenido ninguna relación seria. Había tenido varias parejas pero nada serio porque él lo había querido así. Nunca había entrado en sus planes ir más allá en una relación pero aquel viaje, aquel encuentro había hecho que sus convicciones se vinieran abajo.

           Maribel terminó en el ordenador. No estaba segura de lo que había escrito. Mañana lo revisaría. Estaba desconcertada con la presencia de Gabriel. Estaba completamente convencida que no lo volvería a ver. Tenía asumido que aquello había sido una breve historia. Había pensado que el silencio de Gabriel en los últimos días era la confirmación de sus sospechas y ahora estaba allí. Lo tenía sentado frente a ella observando lo que ella hacía y ella, la reina de la concentración, era incapaz de concentrarse en un breve cuestionario para un estudio.

_Cuando quieras nos vamos_ dijo levantándose de su asiento apagando el ordenador y poniéndose la chaqueta._¿por qué me miras así?_

_¿Cómo?_

_pues como lo estás haciendo_

_¿y cómo lo estoy haciendo?_

_¿Me estás tomando el pelo?_

_Ven aquí y cállate ya..anda.._ dijo Gabriel antes de besarla.

           Cinco minutos más tarde salían del despacho con las manos entrelazadas. Maribel saludó a varios compañeros de departamento y alumnos de camino al parking.

_¿Has venido en coche?_ le preguntó Gabriel.

_No, rara vez vengo en coche, no vale la pena, tengo el metro en la puerta de casa y me evito los atascos_

_Mejor así vamos los dos en mi coche_ contestó Gabriel abriendo el coche _¿te apetece comer algo especial?_

_No sé, nada en particular_

_Bien, entonces elijo yo el sitio_ contestó poniendo el coche en marcha.

            Terminaron en un pequeño restaurante que quedaba a mitad de camino de la casa de ambos. Estaba claro que Madrid podría ser grande o pequeña, ellos vivían a un par de manzanas el uno del otro, y en todo este tiempo no se habían encontrado ni una sola vez.

_Nunca había estado aquí _ comentó Maribel nada más irse el camarero tras tomar nota de las bebidas.

_Yo he estado un par de veces, se come muy bien_

_¿Alguna recomendación?_

_La trucha_

_Bien, me fiaré de ti_

      Gabriel le hizo una señal al camarero y pidió trucha para ambos. Hablaron del tiempo, del viaje, de la vuelta al trabajo y el cansancio acumulado pero ninguno sacó el tema más importante, ellos.

_Por cierto, he de decirte que de haber tenido una profe de historia como tú hubiera sido colega tuyo de estudios. Eres la leche. Eres realmente buena. Aluciné en tu clase, creo que mojé la mesa con mis babas escuchándote..._

_Vaya, muchas gracias aunque seas un exagerado_

_Para nada soy exagerado, vives lo que explicas, transmites de manera increíble y tus alumnos te adoran. Se nota_

_Hasta que llega la hora del examen_ bromeó mientras el camarero les dejaba los platos. _Uhmm..realmente el aspecto es delicioso_

    Durante unos minutos se hizo el silencio entre ellos. Ambos se concentraron en la comida. Ambos esperaban la señal de salida. Ambos esperaban comenzar la conversación aplazada.

_¿Y bien?_ preguntó Maribel tras tomar un poco de vino blanco _ ¿Para qué te has colado en mi clase? ¿Sentías curiosidad?_

_Sí y no...cierto que quería saber cómo eras en clase porque en Londres me habías demostrado que dando explicaciones eras único pero también tenía muchísimas ganas de verte..._ dijo soltando el tenedor y acariciándole la mano.

_Creía que ya no te volvería a ver..._

_¿Por qué? Te dije que quería estar contigo..._ dijo Gabriel _si no te he llamado estos días es porque necesitaba aclararme yo mismo y he tenido muchísimo trabajo..._

_¿Y te has aclarado?_ preguntó Maribel.

_¿Y tú?_

_Gabriel..._ dijo volviendo a tomar un trago de su copa _ yo siempre he tenido mis ideas claras, de lo único que no estoy segura es de meterme una vez más en una relación sin futuro..._

_Ya_ contestó Gabriel rebuscando en su mochila. Sacó un pequeño paquete azul y se lo dio a Maribel _ esto es para ti_

_¿Qué es?_ preguntó Maribel cogiendo el paquete alargado. Por su forma no era capaz de adivinar lo que era.

_Ábrelo y lo verás_

            Maribel abrió el paquete. Estaba nerviosa. No recordaba que Gabriel le hubiese regalo nunca nada, sin contar algún regalo por su cumpleaños pero sin motivo nunca. Era la segunda vez que la sorprendía en el mismo día. Maribel abrió sus grandes ojos sorprendida al encontrarse con un cepillo de dientes rojo.

_¿Un cepillo de dientes? Curioso regalo...gracias... siempre viene bien tener uno de repuesto por si acaso_

_Veo que no lo has entendido. Hace tres años un cepillo de dientes nos separó, bueno, no un cepillo de dientes, el terror que me dio al verlo en mi cuarto de baño_ dijo Gabriel mirándola fijamente a los ojos _éste es para ti pero para que lo dejes en mi casa...así no tendrás que traerte el tuyo cuando te quedes..._

 _¿Me estás diciendo que quieres que salgamos en serio?_ preguntó Maribel notando un cosquilleo apoderarse de su estómago al ver a Gabriel asentir con la cabeza_ ¿Y esto es lo que se usa ahora? ¿Regalar cepillos de dientes en vez de flores?_ bromeó Maribel levantándose para besarlo.

_¿Esto es un sí?_

_Podría regalarte otro cepillo pero no tengo  a mano_ bromeó volviéndolo a besar.

Elva Marmed

             

          

Fuente: este post proviene de El Blog de Elva Marmed, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¿No me crees? Primer Capítulo

Como comentaba ayer, ¿No me crees? saldrá publicada en breve en todas las plataformas de Amazon, tanto en versión digital como en papel. Hoy te traigo un pequeño adelanto, el primer capítulo; ya en él ...

¿No me crees?

Sí, lo sé, llevo meses desaparecida de la blogosfera, de wattpad y, de casi todas las RRSS, pero eso no quiere decir que no estuviera con los dedos en las teclas. Sí, con menos asiduidad de lo habitua ...

Menta y Chocolate.

Menta y Chocolate Hace unos meses me metí de lleno en un nuevo proyecto, en una nueva historia. En una historia, que capítulo a capítulo, o casi mejor decir, cucharada a cucharada, fue publicándose s ...

Etiquetas: general

Recomendamos

Relacionado

general

Viaje a Londres. Capítulo 12.

La noche se había quedado buena. El aire estaba fresco pero Maribel no sentía frío, entre el vino de la cena y los brazos de Gabriel rodeándola mientras paseaban por el frente marítimo casi sentía hasta un ligero calor recorriéndola desde los pies hasta la cabeza. Un sinfín de preguntas bullían en su cabeza desde que Eduardo les había preguntado ¿qué hay entre vosotros? Sencilla pregunta para la ...

general

Viaje a Londres. Capítulo 1.

La cola del control del aeropuerto era una auténtica pesadilla. Se le hacía pesado la simple idea de pensar en hacerla y tener que desprenderse de la mitad de las cosas. Cogió un par de bandejas para dejar sus pertenencias. Cinturón de piel marrón, reloj, las pulseras de plata, ya no sabía si tenía que quitárselas o no pero allí las dejó. Los tacones, nunca recordaba ponerse zapato plano para viaj ...

general

Un Chico Afortunado : Capítulo 13.

La voz de Sergio Dalma sonaba por toda la casa mientras Alicia se peleaba con el taladro. Aprovechando que se había cruzado con Antonio ,cuando ambos regresaban de correr, le había pedido el taladro para aprovechar la mañana colocando las fotos. Antonio se había ofrecido a ayudarla tras la comida con sus hermanos pero ella estaba decidida a hacerlo por ella misma. No era la primera vez que manejab ...

general amor blog novela ...

Nunca fuimos dos. Capítulo 13.

Valencia, Noviembre 2008. Decir lo contrario sería negar la evidencia. Sí, era agradable sentirse querida. Era agradable sentir el contacto de otro cuerpo, de otras manos recorriendo su piel, de otros labios buscando los suyos...pero,era eso, sólo eso, agradable. Agradable es la sensación de una humeante taza de café bajo el frío del invierno. Agradable es el olor de las sáb ...

salir y viajes

Nuestro viaje a Londres

El fin de semana pasado estuvimos en Londres visitando a mi hermano pequeño. Terminó hace poco sus estudios (tiene 26 años) pero, a pesar de tener una licenciatura y dos máster, ya sabéis... la historia de nuestro país: aquí para él sólo hay trabajo de reponedor en el súper. Así que decidió emigrar y en Londres encontró trabajo rápidamente. Pero vamos a los detalles prácticos, para quienes estéis ...

general amor blog novela ...

Tenías que ser tú. Capítulo 13.

Roberto: Ja ja ja, así que te has vuelto a encontrar con Henry. Raquel: Sí, está claro que nos movemos por el mismo círculo de la ciudad. Según me ha dicho los fines de semana está en aquel rincón de Hyde Park y entre semana en la esquina donde me lo he encontrado un par de veces. Roberto: Y dime, ¿ha vuelto a tocar nuestra canción? Porque a estas alturas It had to be you es nuestra canción. Raque ...

salir y viajes autumn liberty ...

Viaje a Londres / Trip to London

Si me seguis por Instagram habréis visto que he estado unos días en Londres (mi última pera Pirum Parum ya os daba una pista aquí). Hemos estado poco tiempo, pero hemos aprovechado el tiempo al máximo y hemos podido recorrer los lugares más característicos, visitar algunos museos y hacer compras (aunque no todas las que tenía planeadas...). Mientras recupero el ritmo y me acostumbro a la rutina ...

guía de viaje londres londres con niños ...

Viaje a Londres con niños 1: Preparativos del viaje

Hoy empezamos un nuevo viaje, bueno, más bien escapada, a una ciudad que hacía millones de años que tenía en pendientes, pero por una cosa o por otra nunca se hacía realidad, así que esta vez puse toda la carne en el asador para que no pasase, y aquí tenéis las pruebas. Yo no se si a vosotros os pasa, pero yo disfruto de los viajes dos veces, una en el viaje en sí, y otra preparándolo, que lo disf ...

salir y viajes harrods londres ...

Vamos a Harrods- Londres

Había prometido pasarte a buscar para disfrutar de Londres y como no quería fallarte, aquí me tienes bajo estos toldos esperando que me acompañes a entrar a la tienda más lujosa y famosa del mundo: Harrods. Recuerdo de pequeña ir de la mano de mi madre y mi abuela de compras a Harrods, pero en Buenos Aires! Así es, Buenos Aires había sido la ciudad elegida en 1914, como sucursal en el mundo. Pero ...

general amor blog novela ...

Nunca Fuímos Dos: Capítulo 16.

Valencia, Febrero 2009 _No entiendo por qué vas a cambiar de número_dijo Esther mientras caminaban rumbo a la tienda de telefonía._Quiero dejar de esperar su llamada. Quiero dejar de estar esperando inútilmente un "te quiero, Mandy" así que cambio el número y se acabó. Ya no podré esperar esa llamada porque ya no tendrá mi número._Amanda, ¿sabes que nunca vas a poder olvidarte de él, ver ...