comunidades

Cuento de invierno

“Esto llevaba helado mucho más tiempo que tres días, no sé de qué te asombras…”

Eso pensé. Estaba sentada en el sillón de la entrada, como dejada caer. Aún me temblaba el ala derecha del corazón cuando me di cuenta del frío que hacía. El recibidor estaba bajo cero. Había escarcha por las paredes. Sé que parece inverosímil, pero es cierto. Todo estaba blanco de repente. Los cuadros estaban cubiertos de hielo y las fotografías parecían sacadas de un cuento de invierno. Y yo ahí en medio, sentada en ese sillón, esperando a que los ojos me engañaran o a que el tiempo acelerara. Sin saber cómo abrigarme. Sin saber cómo ponerme las cadenas para andar sobre la nieve.

c7432a48bd92d22e2462b8193a1316cb


 Me levanté, a duras penas. Con raquetas en los pies y echando sal por los rincones. Avanzando por el pasillo, paso a paso, lento. La luz se estaba yendo, como pasa con esas lámparas regulables que tanto me gustaba toquetear de pequeña. Rueda arriba, rueda abajo. Más luz, menos luz. Más sonrisa, menos sonrisa. Ánimo regulable, como la lámpara.

Me dieron ganas de justificarme, de explicarle a todos por qué mi sonrisa ya sólo era una cicatriz en la cara. De gritar al mundo por qué ya no había mundo. De razonar con el universo y decirle que no es que estuviera enfadada, que no es que no me gustara lo glacial, era simplemente que por mi ciudad nunca nevaba, de hecho, apenas llovía. Y que no estaba preparada, que no sabía cómo actuar ni cómo vestir para proteger mis cincuenta kilos de todo el frío. Que ya me podrían haber avisado, ¿no?

Processed with VSCOcam with m5 preset


Avancé. Al final siempre consigo hacerlo, sea cual sea el terreno. Logré llegar hasta la cocina y saqué los restos gourmet de la caja de Navidad. Té de jazmín. Necesitaba contrarrestar tanto frío con calor. Mil grados y los que hicieran falta. Microondas al máximo. Cuando el agua se hizo fuego, cogí el jersey blanco, ese jaspeado con hilo dorado que tanto me gusta, aunque la verdad es que ya apenas tiene dorado, ahora más bien parece plateado. Me lo puse, abrazándolo. Me siento segura cuando me lo pongo, no sé por qué. Manías de las que no curan los médicos.

Encendí la tele. En todos los canales igual. Frío. Frío. Frío. Ola de frío, nieve, hielo, termómetros en negativo, calefacción a tope, gasto de energía y mal humor. “Que no cuaja la nieve por el este”, dicen. Si es que hay cosas que por más que queramos, no cuajan.



Me da rabia que la gente se sorprenda tanto del frío. ¿Estamos en invierno, no? Lo raro sería que hiciera calor. Lo raro sería que yo ahora mismo tuviera calor.

Pero lo cierto es que empezaba a tenerlo.

Tras el golpe inicial, los grados aumentaban. De menos cinco a diez, de diez a quince. Por eso nos constipamos, por los cambios de temperatura. Como en el amor. A veces creo que en los lugares con climas tropicales la gente parece tan contenta porque no sufren por amor. Se mantienen estables, como la temperatura de sus ciudades. Veinte grados todo el año. Corazón inalterable. Qué suerte, ¿no?

Mientras el té mojaba mis labios, el color morado de éstos iba desapareciendo.

 El temblor de mi ala derecha del corazón ya no existía. Y ya se sabe que todo es mejor cuando se atenúan los temblores del corazón.

287a77183725b18bdd42e76b301e21cd


Miré de reojo la nieve en el pasillo y me pareció que ya no había tanta. Apagué la tele y volví a la cocina. Cogí la sal, por si tenía que volver a echarle al suelo, y unas cerillas, porque nunca se sabe cuándo se puede volver a ir la luz.

Dejé la taza sobre la mesa, cogí el bolso y decidí que ese pasillo nevado no podría conmigo. Decidí que esa historia no sería más que otro cuento de invierno que se derrite con el sol de febrero. El más bonito cuento de invierno, tal vez, pero sólo un cuento.

Ese pasillo me hizo darme cuenta. La perspectiva del pasado y del deshielo. La importancia que carece de importancia. Las historias que nunca fueron historias. Porque para que una historia sea historia ha de tener dos protagonistas. Y no, el hielo no cuenta como tal. El hielo nunca cuenta en el amor.

Tal vez me costó asumir eso con él, que el hielo nunca quiere, sólo da frío.

266d104f056cd844aec137f26332fa8d


Andando de nuevo hacia la puerta de la entrada, por el pasillo nevado, volví a querer dar explicaciones al mundo de por qué ahora sí que sentía que había un mundo. E hice algo que desde pequeña no hacía, junto con girar las ruedas de las lámparas: hablar sola.

“Sabes…creo que ya lo veo claro. Y qué más da que estemos en febrero y que el frío me haya traído este temblor tan malo. Ya sabes que por aquí dura poco el frío, de hecho, ya casi es primavera…”

Aun sabiendo que nadie escuchaba, me quedé tranquila.

A veces hay que contarle al universo o al espejo lo que te pasa.

A veces, hay que echarle sal al suelo para volver a andar.



M.

Si os ha gustado el relato, y os gusta el blog en general, entrad aquí

Archivado en: Relatos Tagged: Amor, Cuento de invierno, desamor, frío, hielo, Relatos
Fuente: este post proviene de La chica de los jueves, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Día 16. El mundo, de Jimmy Fontana, sonaba esta mañana en San Isidro desde el balcón de alguien, en el edificio que queda a la izquierda de mi casa. Sentada en el sillón de mimbre pintado de blanco, c ...

Día cinco. Durante estos días de confinamiento me he dado cuenta de varias cosas. Algunas son bastante absurdas, otras tantas tienen relativa importancia y, las que dejaré para el final, creo que marc ...

No. No siempre es fácil. El amor no siempre te hace reír. En ocasiones, no fluye la comunicación, el drama llama a la puerta por un mal gesto o por una palabra desafortunada, la verdad se esconde por ...

Antes. A veces, solo a veces, me reía de tu música. Eso que escuchas parecen cánticos de catequesis para niños. Me duermo. Parece que estemos en misa. Venga va. Quítalo. Y tú, durante unos instantes, ...

Recomendamos

Relacionado

Cuentos Cortos Cuentos Inventados LEER

CUENTO DE INVIERNO Muy atentos niños, porque os vamos a contar un cuento especialmente dedicado para vosotros. El cuento de invierno trata de una niña muy simpática que se llamaba Ana. ¡Empezamos! Cuento infantil de invierno Érase una vez, una niña de 8 años que se llamaba Ana. Ella era una pequeña niña muy divertida y simpática que le gustaba mucho que su abuelo le contará los mejores cuentos par ...

cine y televisión 3 estrellas akiva goldsman ...

Título: Cuento de invierno Título original: Winter"s Tale País: USA Productora: Warner Bros. Pictures Director: Akiva Goldsman Guión: Akiva Goldsman Reparto: Matt Bomer, Will Smith, Russell Crowe, Colin Farrell, Jennifer Connelly, Jessica Brown Findlay, William Hurt, Kevin Corrigan, Lucy Griffiths, Eva Marie Saint, Caitlin Dulany, Eline Sandes, Paula Vanessa, Brian Hutchison, Roman Bla ...

cine y televisión 3 estrellas akiva goldsman ...

Título: Cuento de invierno Título original: Winter"s Tale País: USA Productora: Warner Bros. Pictures Director: Akiva Goldsman Guión: Akiva Goldsman Reparto: Matt Bomer, Will Smith, Russell Crowe, Colin Farrell, Jennifer Connelly, Jessica Brown Findlay, William Hurt, Kevin Corrigan, Lucy Griffiths, Eva Marie Saint, Caitlin Dulany, Eline Sandes, Paula Vanessa, Brian Hutchison, Roman Bla ...

Desafíos

¡Buenas Tardes Lectores! Ya estamos a un pasito del fin de semana, y lamentablemente también del final de la maratón #Winterthon (Info aquí). En el día de hoy, traigo el octavo reto de la maratón: Recomendaciones de invierno. Que consiste en recomendar libros para leer en invierno y que nos recuerden esta estación. Se debe recomendar un mínimo de 5 libros y yo ya he pensado en varios, algunos q ...

Lectores Electronicos Kindle y Tablets libros románticos

Cuento de invierno, una gran historia de amor más allá del tiempo que transcurre en Nueva York. El amor más allá de la muerte El cine no sería nada sin la literatura si observas la cantidad de películas que nacen como una adaptación literaria. Incluso las películas que menos imaginas han pasado por este proceso de adaptación. Una de las películas de realismo mágico que surgió a partir del universo ...

Recomendaciones en Bariloche bariloche en invierno que hacer en bariloche

Cuando pensamos en Bariloche en invierno probablemente lo primero que se nos venga a la mente es nieve, pero no es lo único que se puede hacer en nuestra ciudad. Te invitamos a que conozcas qué se puede hacer en Bariloche en invierno. Durante la temporada alta de turismo en la ciudad nos encontramos con gran cantidad de pasajeros que quieren conocer la nieve por primera vez o que son fanáticos (co ...

salir y viajes blog recomendamos... ...

Vacaciones de verano en invierno Excepto a los españoles privilegiados que viven en las Islas Canarias, el invierno español se puede hacer largo y duro. Nieve, hielo, viento? Inclemencias meteorológicas que nos hacen añorar con nostalgia esas plácidas y cálidas tardes del verano, ¿verdad? Por suerte existe una solución que, además, romperá con la rutina de estos interminables meses invernales: via ...

Consejos de Viaje destinos navideños donde ir de vacaciones en invierno ...

¿Estás pensando en las vacaciones de invierno? Ahora que llega el frío, muchos estás deseando que nieve para aprender a esquiar o visitar pueblecitos con encanto que se tiñen de blanco en los meses de invierno. Si eres de los que prefiere playa y calorcito, puede que estés pensando en escapar del frío y perderte en alguna de estas islas paradisiacas. Si no sabes dónde viajar en invierno barato, ...

general uncategorized

Las Olimpiadas de Invierno Sochi 2014 Durante el 7 y el 23 de febrero de 2014 se estaran celebrando en Sochi, Rusia, los XXII Juegos Olímpicos de Invierno, (en ruso: XXII зимние Олимпийские игры), para deleite de los amantes de los deportes de invierno. ...

salir y viajes consejos para viajar

Recién estrenado el otoño es un buen momento para emprender en positivo el nuevo ciclo. El invierno está cada vez más cerca y conducir con responsabilidad es un acto que no tiene fecha de caducidad puesto que el valor de la responsabilidad es atemporal. Existen mitos sobre la conducción en invierno que conviene desterrar ofreciendo una información más segura. Falsos mitos sobre la conducción 1. E ...