comunidades

365 Días de Filosofía: la piel de la serpiente



Desde pequeña que me llama poderosamente la atención ese empeño que tienen nuestras madres y abuelas de limpiar la casa "a fondo" una o dos veces por año, tres o cuatro las más exageradas... Mi madre las hacía dos veces por año, una al llegar el verano "para abrir las ventanas" (que total, decía yo, si va a entrar más polvo) y otra al llegar el invierno "para cerrar ventanas"; para mí eran días de auténtica tortura: quita cortinas, lava paredes, saca colchones, abre cajones, pon patas arriba el armario, cuelga cortinas, mueve los muebles... y una colaboraba más por el miedo a la zapatilla voladora (mi madre era medalla de oro en "me-quito-la-zapatilla-te-la-tiro-y-te-doy-en-el-culete") que por convicción. Como con muchas cosas en la vida, no hay más que crecer para comprender las razones y ahora me quito el sombrero ante la sabiduría de nuestras madres y abuelas que, tal vez sin ellas ser conscientes, mantenían viva una de las tradiciones más antiguas y que tiene su origen en Roma: las lustratio. Éstas eran unas festividades de renovación en donde se deshacian de todo lo innecesario y conservaban lo realmente útil. También de purificación ya que barrían y limpiaban hasta dejarlo todo impecable.
Hoy, cuando me encuentro con la mitad de mi camino recorrido, entiendo que toda tradición es un símbolo más o menos fiel de otra realidad que se esconde en lo profundo y cuyo significado sólo alcanzamos a ver cuando encontramos las claves para descifrarlo. Hoy veo que esas limpiezas, además de ser prácticas y necesarias, son un reflejo en lo material de la limpieza o purificación que todos deberíamos realizar a nivel interno y que todos realizamos, queramos o no, en un determinado momento de nuestra vida. Es el momento en que volvemos la vista atrás y como decía el poeta "vemos la senda que nunca se ha de volver a pisar": los años vividos, los errores cometidos, los aciertos, los fracasos, los sueños cumplidos, los sueños sin cumplir... Y como en la limpieza del hogar, nos toca limpiar, limpiar, limpiar; desechar, purificar... para seguir adelante libres del peso de las experiencias pasadas, que ya no nos sirven, pero que seguimos cargando quizás habituados a su presencia y temerosos de sentirnos "vacíos" al desprendernos de ellas.
Es lo que yo llamo "la piel de la serpiente" un cambio necesario si queremos crecer. Y al igual que la serpiente, que no puede crecer si no se desprende de su piel vieja y que durante el proceso, doloroso e ineludible, queda expuesta mientras crece la piel nueva, nosotros debemos realizar un ejercicio de purificación consciente donde dejemos atrás los residuos de las experiencias ya vividas quedándonos con las lecciones aprendidas que serán las que nos ayuden a seguir avanzando por la senda de nuestra propia realización. Si la Naturaleza se renueva en cada estación dejando morir lo viejo para hacer nacer lo nuevo, nosotros debemos darnos la oportunidad de ver crecer nuevos sueños, nuevas esperanzas, nuevas ilusiones.
La vida es un camino sin retorno, un río de aguas fluidas, un tren de una sola dirección. No podemos dejar de caminar, ni estancarnos ni quedarnos en el andén, porque como decía el poeta:
"Caminante son tus huellas el camino y nada más
Caminante, no hay camino se hace camino al andar

Al andar se hace camino
Y al volver la vista atrás
Se ve la senda que nunca
Se ha de volver a pisar
Caminante no hay camino sino estelas en la mar"

Fuente: este post proviene de El Espejo de Isis, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

música y lectura filosofía primavera

Como todos los años ya está aquí la primavera. Dicen que con ella vuelve la vida, que la alegría y la esperanza despiertan de su letargo invernal para saludar al padre Sol y junto con él, extender sus brazos amorosos a los hombres, que, como siempre, esperamos ansiosos los rayos que nos devuelvan la energía perdida. Porque los hombres, también como siempre, nos desgastamos inútilmente no sé muy b ...

música y lectura filosofía oportunidad ...

Hoy en Lisboa el tiempo está en rebelión: ahora llueve, ahora hace sol, ahora cae granizo... intemperancias de la ya gastada primavera, que parece empeñada en demostrar que todavía sigue aquí y que es, por naturaleza, inestable e imprevisible. Tan imprevisible como nuestra propia existencia que no sigue la línea recta como patrón evolutivo, sino que va dando vueltas y más vueltas (quizás sería más ...

música y lectura filosofía liberación

?La liberación no viene del cielo ni de las profundidades? afirma la filosofía sankhya. ?O sea, ni desde arriba ni desde abajo. Viene del corazón?. Con estas palabras José Carlos Fernández, Director de Nova Acrópole en Portugal y profesor de Religiones Comparadas en Lisboa, materia a la que asisto siguiendo el programa de estudios de Nova Acrópole, explica esta máxima. Confieso que me impactó la e ...

música y lectura apatía bob marley ...

«Nos pasamos la vida esperando que pase algo y lo único que pasa, es la vida» Me encontré esta frase por internet, como muchas de las que pululan por ahí. Me gustó, me hizo reflexionar... y busqué el autor. Dicen que es de Bob Marley y pertenece a un texto más largo que se puede encontrar en la foto que encabeza esta entrada. Me hizo reflexionar, sí...porque una de las enfermedades del alma es la ...

música y lectura desafío filosofía ...

Un río. Uno de tantos de los miles que recorren la Tierra. Un río. Pero este es especial, es mi río; es mío porque de él aprendí. Porque en su lenguaje de saltos y remolinos me abrió su corazón una noche de otoño, cuando con los ojos de mi alma, le sonreí. Un río nace pequeño. Brota de entre las rocas suavemente, deslizándose apenas como un hilo de agua que comienza a abrirse camino, llevando en c ...

música y lectura camino desafío ...

Según la RAE (Real Academia de la Lengua Española) la palabra "desafío" significa: (De des- y afiar). 1. tr. Retar, provocar a singular combate, batalla o pelea. 2. tr. Contender, competir con alguien en cosas que requieren fuerza, agilidad o destreza. 3. tr. Afrontar el enojo o la enemistad de alguien contrariándolo en sus deseos o acciones. 4. tr. Enfrentarse a las dificultades co ...

música y lectura agua amado nervo ...

En repetidas ocasiones he oído decir que ante los embates de la vida, hay que ser como el agua. Ella puede ser cantarina o silenciosa, delicada o fuerte y poderosa, puede bañar o puede arrasar... pero siempre, siempre sigue su camino. Puede dar mil rodeos o fluir en línea recta, pero siempre desemboca en el mar, su destino, su objetivo. Mil obstáculos salen a su paso, pero ella los contorna de mil ...

música y lectura caverna filosofía ...

Aunque se estrenó en 1998, hoy he visto por primera vez El Show de Truman (ya sé que ha llovido desde entonces, pero soy de las que piensa que las cosas llegan cuando tienen que llegar, o sea, en el momento justo... ¡positiva que es una!), una película que traza un indiscutible paralelismo con la alegoría de la Caverna de Platón. Existen otras películas que también se centran en esta clásica teorí ...

música y lectura filosofía soledad ...

Prisas, gente, stress, ¡rápido, rápido, que se nos va el tiempo!. Tiempo, tiempo... ¿para qué?, ¿para perderlo en conversaciones futiles, en vanos parloteos que no llevan a ningún sitio?. ¿Para ahogar la propia insatisfacción en litros de alcohol, en toneladas de citas frágiles, como las huellas en la arena que tan pronto pasa la ola, perecen?. ?No tenemos poco tiempo, es que hemos perdido mucho?[ ...