comunidades

Tres lecciones sobre la acción creativa.

Tres lecciones sobre la acción creativa.


Intensional está cercano a cumplir dos meses...son apenas unos días de trayectoria, sin embargo, significaron un aprendizaje intensivo de cómo con un propósito, las ideas y los deseos pueden enfocarse creativamente.  ¿Tenés cinco minutos para leer? Buenísimo. Bienvenida a intensionar. Te cuento que  hoy es uno de esos días en los cuales la flexibilidad hace carne en todos mis espacios para armonizarlos y generar un proyecto más coherente con mis necesidades.  Si algo aprendí con mi profesión es que el rigor en las planificaciones puede ser tan contraproducente como la total improvisación. En consecuencia, alineé armónicamente desmesuras e intensionalidades sin preocuparme demasiado por no tener un plan riguroso: 

1- En La Desmesurada podés encontrar la introducción a un curso para crear un blog visible  y con sentido desde cero. Un blog intensional.

2-  En el post intensional de hoy te cuento tres lecciones sobre la acción creativa que aprendí mirando a mi hijo jugar al fútbol y pueden impulsarte para darle forma a ese proyecto que estás postergando.

Te cuento además que mis propósitos te incluyen (sí, a vos) porque me empeño en crear un blog colaborativo que se expanda a la mayor cantidad de personas posible y genere en vos (sí, de nuevo) la confianza para que aprecies tu potencial de vivir creativamente. 

Acción creativa.

¿Tenés dudas respecto a tu posibilidad de vivir creativamente? Entiendo el devenir de tu pensamiento. Realmente creés que "es mucho más fácil decirlo que hacerlo". ¿Sabés? Estoy totalmente de acuerdo: leer sobre acciones creativas no hace más creativa tu vida. Ayer, mirando un documental sobre Messi, mi hijo Camilo tuvo uno de esos instantes de lucidez que nos roba la adultez. Descubrió que mirando videos en la compu no iba a jugar al fútbol como un verdadero deportista. Desde su altura, sentenció que para jugar al fútbol como un ídolo tiene que "entrenar" como un ídolo

1- Entrenar como si...

No te voy a mentir, sentí una tentación irresistible de intervenir en esa secuencia de pensamientos. Sin embargo, lo dejé solo con sus conclusiones. Practicando tiros de derecha contra una montaña de piedras. Mientras tanto, estuve intensionando. Es inevitable. Si no estoy haciendo algo que comprometa todas mis facultades, intensiono por defecto. Me pregunté entonces cuándo perdemos ese impulso inicial que nos motiva a actuar. ¿Cuándo dejamos de entrenar creyendo firmemente que vamos a ser el próximo jugador estrella del Barcelona? Desde ya asumo que las respuestas serán tan individuales como los seres humanos que respondan, aunque observo que la mayoría de los adultos perdemos el impulso demasiado pronto:

- Por pereza: porque actuar cansa. ¿A quién le miento? Ponerte en acción te compromete física y mentalmente. Ergo, da fiaca. Este es un obstáculo que la mayoría no superamos.

- Por recelo: porque no apreciás tu talento natural. Entonces llenás el vacío de confianza con pensamientos limitantes que por lo general empiezan con un "aunque me esfuerce...".




Porque tempranamente te convencieron que el lugar es para esos pocos realmente excepcionales o porque no vale la pena perder tiempo en un esfuerzo estéril que no rinde en resultados materiales. Mirando a Camilo entiendo que la única forma de estar más cerca de lo que quiero es entrenar todos los días como si ya fuera Messi. Y no hablo de hazañas sino de actuar confiando en que lo que necesito es posible para mí. Pensalo cada vez que te aplaste la inercia. Dicen que tanto si creés que podés como si creés lo contrario, tenés razón. La verdadera potencialidad radica en la creencia.2-  Cambiar la perspectiva.

Este fue el momento en el que intervine...Lo sé, no puedo con mi condición. Entre peloteos, le pregunté a mi hijo por qué otro niño en el mundo querría "ser Camilo". Lo curioso del caso es que el muy santo no se asombra de las intensiones de su madre y hasta me las responde. Ni siquiera lo pensó, Me dijo que él no era "tan bueno pateando goles" pero que "atajaba bien y como arquero tenía futuro". Textuales palabras. ¿Por qué empeñarte en ser delantero estrella cuando tu talento es ser el mejor golero del mundo? Es verdad, los goleros son menos lucidos que los goleadores pero...te regalo un equipo de goleadores sin golero. A veces, lo único que tenés que hacer es ajustar el enfoque y otras veces, tenés que cambiar de perspectiva. Por qué empeñarte en una vida mansa y grisácea cuando podés darle acción y color. La creatividad no es patrimonio de artistas es un don humano, que la tengas aplastada de prejuicios es otra cosa...3- Ser disléxica al no.

¿Jugás al fútbol conmigo? Es la pregunta más sonada en mi existencia. Y mirá que yo me hago preguntas...Como todo niño de cinco años, Camilo tiene el don de la persistencia persecutiva. Léase: persigue, toca, te esconde el libro que estás leyendo, te vuelve a preguntar. O mejor, se distancia un poco y le pregunta a papá. Si con papá funciona, genial. Sino...vuelvo con mami o con la abu, algo voy a lograr. Mi hijo es disléxico al no. Entendiste perfectamente, eso es lo que te sugiero: convertite en una experta en la persistencia persecutiva de tus propósitos. Probá de una forma, de otra. Dalos vuelta de cabeza. Miralos desde otro lugar. Insistí en practicarlos en todos los escenarios posibles. No aceptes un no por respuesta. Y mucho menos si el "no" llega de ese enano dictador que te modela la conciencia. Hacé como Camilo. El "no" ya lo tenés, actuá para el sí. 



Como soy una persona consecuente con las lecciones que aprendo intuitivamente, voy a insistir hasta el cansancio para que te sumes al Proyecto Intensional. Quiero que participes sin prejuicios para descubrir que se puede ser creativa sin credenciales de la academia.
PD:  Desde ayer, Camilo tiene guantes de golero.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

10 preguntas para diseñar tu Plan A emprendedor

Intensional tiene cinco meses de existencia. Cinco meses. Cuando trazo la retrospectiva del camino recorrido hasta hoy, descubro cuánto y de qué forma cambiaron mis propósitos iniciales respecto al bl ...

Cómo trazar tu propio Plan A.

Te propongo algo simple: encontrar acciones de gestación partiendo de tus propios recursos. Al principio se siente extraño y forzado. Como todo cambio que afecta a nuestras creencias. Luego, la acción ...

Etiquetas: generalrecursos

Recomendamos