Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Pensar por fuera de la caja.

No te voy a mentir. Estoy cansada. Llevo unos cuantos días durmiendo mal y alimentádome peor, con lo cual -después de apenas tres meses- mis propósitos de una vida orientada al bien-estar necesitan ajustes. No es un problema de concientización. Conozco claramente los riesgos de dormir poco y comer desbalanceado, sin embargo, me dejo llevar por otros imperativos de mi "cabecita de novia" (sí: así me decía mi abuela). Que estará agotada pero se niega a resignarse y no quiere perder la creatividad.

Pensar por fuera de la caja.


Si tuviera que mencionar un rasgo de mi personalidad que me desagrada es, precisamente, mi incapacidad para mesurar (vos lo sabés, soy "La Desmesurada") De poner un freno a los impulsos y actuar todos los días como si fueran el último día. Sin embargo, es también uno de los rasgos que más valoro de mi identidad. Porque es el que me impulsa con una determinación firme e inquebrantable para conseguir lo que quiero. Cuando descubrí que defectos y virtudes no eran más que las dos caras de la misma moneda, aprendí a comprenderme de otra forma. Asumí que mis debilidades eran relativas y se transforman en fortalezas cuando así las requiero. Es una máxima sin excepciones en lo que refiere a limitaciones y capacidades pero rara vez, aprendemos a ser complacientes con esos rasgos que nos gustan poco de nosotras mismas. Rara vez logramos ponerlos en perspectiva respecto al contexto en el cual se expresan. Mis neurotrasmisores y yo.

Sin duda, la batalla más dura que libramos se produce cuando entramos en franca confrontación con "algo" que no pesa más de un kilo: nuestro propio cerebro. O dicho de otra forma, el terreno de la épica está entre tus dos orejas. No sé el tuyo, pero mi cerebro tiene la fuerza de 300 espartanos y cuando está dispuesto a dar pelea…no deja lugar a dudas. Pelea. Cuando quiere mostrarme el lado oscuro y salvaje de la vida, pinta una transparencia gris sobre mi percepción del mundo, como recordándome que tiene la potestad de darle forma a mi ser y estar en el mundo.

También puede hacernos caminar en la nube, un estado gaseoso y rosa de enajenación idealista por el cual no percibimos las sutiles alarmas de la prudencia. Estado al cual llamamos "enamoramiento" y que para los neurobiólogos se limita a una imperceptible alteración de los neurotrasmisores. Gente muy copada con una profesión científica y todos los escudos racionales que te puedas imaginar, los neurobiólogos te miran con cara de "No te confundas. No estás enamorada, tenés un problema con la oxitocina". 

De esa forma, rara vez sos la protagonista de un proyecto que te ilusiona, lo que tenés es un subidón en la serotonina. Esa sustancia que es una vieja conocida de quien suscribe porque es la que nos genera "sensación de control". ¿Te suena? Es uno de mis neurotrasmisores preferidos. Ella controla los comportamientos obsesivos y, como notarás, por casa estamos carentes de eso. El día que aprendí sobre la dichosa sustancia, sentí que tenía una excusa para todos los toc. El problema no soy "yo" sino mi química cerebral… ¿A qué suena bien? Es la forma más científicamente autorizada y socialmente aceptada de lavarse las manos.
Y qué pasa si desafío a la biología…

En general, soy reticente a "incorporar" sustancias químicas a mi cuerpo. En consecuencia, mi serotonina se queda en el nivel en el que tenga que estar y las compulsiones las vamos manejando…Con el tiempo me vuelvo predecible: cuando me frustro, como dulces. Si esperabas una confesión de esas que son una bomba, lamento desilusionarte. La sustancia más dura que pasa por mi cuerpo es la Coca Light. No me digas nada: eso de por sí ya es un hábito nocivo. En mi defensa, cada vez tomo menos y ya puedo prescindir de ella por períodos prolongados de tiempo. Casi orgullosa de mí debería estar, considerando que en una ecografía abdominal que me hicieron hace unos años (no sé si te conté pero mi "cuerpo medio" me da problemas desde temprano) no se me veía el hígado porque estaba tapado por una burbuja de gas. En ese momento, si me dejabas dos litros de la bebida de la felicidad me la daba intravenosa.

En fin…como no me resigno a la respuesta científica (aunque sea una solución válida y necesaria para muchas personas) mi búsqueda se orienta en función de la batería de recursos que me ofrecen los 300 espartanos en sus buenos días. Porque cuando está bien aspectada hay que ver lo dinámica que puede ser esta cabeza. Y la tuya también. Si estás pensando "eso a mí no me pasa", quiero revocar tu error. Si sos más compleja que una ameba, no podés permitirte pensar desde la limitación de tus capacidades. La gran mayoría de nuestras fronteras son imaginarias y el territorio que está más allá del límite suele ser tierra fértil para las grandes ideas. Ni siquiera es necesario que salgas de tu zona de confort –todavía- para pensar en grande. Si me preguntás a mí, no tendrías que conformarte con menos.

El señor que se frizó a sí mismo era el que afirmaba que si podés soñarlo podés hacerlo. ¿Cómo no voy a creerle a alguien que decidió que podía ser un cubito de hielo transhistórico? Cualquiera que haya convertido un ratón en algo más o menos simpático merece mi respeto. ¿No te parece?
Aut said de boxs.

Cualquier cosa que puedas concebir imaginativamente es una posibilidad para vos.  Y si creés que no sos capaz de concebir nada imaginativamente, entonces te desafío a que pienses "por fuera de la caja". Una expresión poco feliz para una mujer intensional pero que se entiende de acuerdo a los parámetros de la época que nos toca vivir. De hecho, es una expresión tan popular que, como todo término vulgarizado, pierde su fuerza significativa. Pesar fuera de la caja es aplicar el pensamiento divergente. A mí me gusta más pensar que puedo tener ideas disruptivas. De esas que se te ocurren cuando:

-      Te estás duchando.

-      O en otras actividades que se realizan en el toilette.

-      Caminando por un parque.

-      Mientras jugás con tus hijos.

-      Soñando (literal: en estado alfa)

-      Arreglando el jardín.

-      Preparando el tuco dominguero (nunca será mi caso).

-      Haciendo deporte.

-      Cuando escribís y te dejás llevar por las palabras.

-      Conversando con una amiga muy cercana.

No sé si notarás son todas actividades que, supuestamente, hacés "sin pensar". La lista anterior es una recopilación de los recursos que podés utilizar cuando querés despejar la mente para que se abra a nuevas ideas. A mí me funciona: la ducha, la caminata, la jardinería y la escritura. Curiosamente, jugar con Camilo me estresa un poco y no es mi momento de mayor relajación. Lo sé, es el toc que no me permite relajarme y jugar. Por eso me conecto con él a través del arte y la creación manual porque cualquier otro tipo de juego simbólico, me pone tensa. Temita a resolver, supongo. Mis alumnos tienden a creer que debo ser una madre divertidísima, ignorando que las madres no solemos ser divertidas. Salvo que seas Maru Botana, tengas tres empleadas, un marido que tiene campos y un programa de televisión en el cual cocinás en patines…las madres solemos preocuparnos un poco por todo y un poco sin motivo alguno por el simple hecho de que el amor pre-ocupa a la mayoría de los mortales.  Yo entiendo la teoría zen del desapego pero practicarla con un hijo es un tema complicado, por eso los monjes son célibes.Juguemos un rato  a ser creativas.

De pronto jugar es tu momento de liberación y mientras estás disfrazada de hada –con corona y alas- en plena tea party se te ocurre esa idea genial que no se te había ocurrido antes y no sabés por qué. No le busques explicaciones complejas, el pensamiento disruptivo aparece cuando te liberás de las barreras del super yo. Ese enano dictador que te dice cómo tienen que ser las cosas. Mientras lo tenés distraído (cuando piensa que estás haciendo algo totalmente improductivo) se escapa por la tangente la creatividad presa del razonamiento crítico. Por eso, cuando quieras darle forma a tus proyectos personales, lo mejor no es concentrarte sino distraerte por un rato. Ya vendrá el momento de la concentración y el enfoque. Ya tendrás que escribir un plan de negocio, un post o un informe semanal. Pero por un rato, olvidate de Rodin. O te transformás en estatua. 
Advertencia a la comunidad intensional: si sos suscriptora del Proyecto Intensional, esperá hasta esta tarde porque vas a recibir una hoja de ruta reforzada de recursos para que, a partir este domingo, comiences a pensar divergente. Si no sos sucriptora, ¿qué estás esperando? Tenés en la barra lateral el casillero para suscribirte y recibir hoy mismo en tu correo las siete primeras hojas de ruta para que tus proyectos tomen forma de emprendimiento creativo.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

10 preguntas para diseñar tu Plan A emprendedor

Intensional tiene cinco meses de existencia. Cinco meses. Cuando trazo la retrospectiva del camino recorrido hasta hoy, descubro cuánto y de qué forma cambiaron mis propósitos iniciales respecto al bl ...

Cómo trazar tu propio Plan A.

Te propongo algo simple: encontrar acciones de gestación partiendo de tus propios recursos. Al principio se siente extraño y forzado. Como todo cambio que afecta a nuestras creencias. Luego, la acción ...

Etiquetas: generalrecursos

Recomendamos

Relacionado

general intensiones

El arte de reinventarse.

El arquetipo del ser superior que muere para concebir, la destrucción creativa de las mitologías orientales y el mortal que nos redime con su sufrimiento. La historia de la joven muerta de la que se originan las cosechas, el ave que renace de sus propias cenizas, el joven despedazado por su hermano, todos tienen algo en común: son relatos de renacimiento. La existencia del mito en diversas cultura ...

general intensionalmente

Comer por impulso...

Me calmo. No es tan grave. Puedo lidiar con esto. No me preocupo, no pasa nada... Tuviste un mal día. Por alguna razón la sinergia universal no estaba a tu favor. Fue uno de esos días Murphy que empiezan muy a las corridas, limpiando mermelada (porque las tostadas siempre caen del lado de la mermelada, sépase). Clavado. Que le avisen a Rhonda Byrne que su secreto, a vos, no te funciona. Y reíte ...

general proyecto intensional

Tercer hoja de ruta

Si por esas casualidades tenés fobia a los códigos, leíste el título y se te heló el aliento. Antes de que abandones la lectura de este post por miedo a encontrar una definición técnica, te cuento que el CCS que menciono es acrónimo de: Creer Crear Servir Viste?no era para tanto. En un universo de siglas diseñadas para convencerte de que el éxito es posible, teníamos que tener una sigla propia. C ...

Bloguera Pro

Etapas de la experiencia del lector en un blog profesional.

Hoy es el día en el que enchulamos tu areté. Ponele que no es una descripción académica de lo que va a significar este post en el devenir de tu blog pero... suena bien ¿no? Sin sustos, que entre el "Síndrome de Alexa" y el enchulamiento quizás pienses "qué raro todo esto de ser bloguera pro", sin embargo, te prometo que va a valer la pena que dediques diez minutos de tu tiempo ...

general de madres y sus cosas

Bendita autonomía: pensar, hacer y decir.

Estás confundida. Las imágenes no tienen relación con el título. Es natural... Por más imaginación que tengas es difícil relacionar la macro de un huevo de Pascua con la idea de fortalecer la autonomía de un niño. Este lunes me tomo una licencia poética, abusando del frágil vínculo entre las imágenes y el texto. En un resabio de rebeldía pascuera, publico las fotografías que tomé durante la mañana ...

general de la escritura y sus cosas

De la idea a Blogger.

El lunes, hice un paréntesis en la publicación del blog. Omití nuestro primer encuentro de la semana y sin ser una acción planificada fue una acción intencional. Me permito la licencia de evadir los horarios pre-establecidos y la planificación invernal sobre estrategias de escritura para contarte una historia personal. No es una anécdota sobre carencia de motivación o bloqueo inspiracional, aunque ...

general quiero hacerlo yo

Fanal hecho a mano.

Sulfato de calcio, en polvo. Este es un tutorial híbrido. No podía ser de otra forma...¿verdad? Porque cumplir al pie de la letra lo predicado es privativo del apostolado, no de las desmesuradas. Y es "híbrido" porque su pureza en tanto tutorial DIY es cuestionable. Es tan simple que sería atrevido garantizarte que en los próximos párrafos vas a leer un paso a paso detallado. Supongamos ...

Bloguera Pro

Quiero un blog...pero no sé cómo escribirlo.

Esta es una semana dedicada a quienes tienen objeciones. Sí. A quienes no ven por qué habrían de tener un blog o a quienes no dudan de su funcionalidad para aumentar la visibilidad de su emprendimiento pero...no saben cómo escribirlo, aún no encontraron el impulso decisiva para poner en marcha su espacio virtual y mucho menos disfrutan de la idea de planificar post, pensar en la densidad de palabr ...

De la escritura y sus cosas

Ejercicio de storytelling para bloggers (II)

Voy a suponer que sos una bloguera motivada, empeñada en tu propósito de escribir para conectar con cada lector y por eso, estás siguiendo con atención los ejercicios de storytelling que propuse los últimos dos jueves: Ejercicio de storytelling para bloggers. Ejercicio de storytelling para bloggers (I) ¿Descubriste que escribir puede ser divertido? Cuando no te preocupás por reglas y normas que co ...

general de la escritura y sus cosas desmesuras

Si realmente quiero escribir un blog.

En el post anterior te prometí compartir cómo usar Pow toon para escribir tutoriales DIY y compartirlos de una forma diferente. Temo que voy a decepcionarte. Este post no es una descripción sobre el uso de una herramienta virtual. Todo lo contrario. Si te animás y tenés un ratito, seguí leyendo. Si no, gracias por pasar. Te cuento que estoy de reseteo desmesurado y en unas horas re-establezco los ...