comunidades

Salas de espera

Creo que no hay nada más horrible que una sala de espera. Esas revistas del año pasado con noticias que ya huelen a caducado. Esos sillones de polipiel, que sobre todo en verano, tan bien vienen para la sudoración (cómo me gusta quedarme bien pegada a ellos). Ese hilo musical crispante, antiguo, inquietante. Esa máquina de agua aséptica, blanquecina, recalentada. Esa recepcionista mirando Facebook a hurtadillas, removiendo el café de máquina con brío.

Odio las salas de espera. Quien está en una sala de espera, no espera nada divertido, a no ser que sea una cita para un masaje o un cambio de look en la peluquería, o algo similar (y aun así, a mi por lo menos, las peluquerías también me ponen nerviosa, y hasta los masajes, dependiendo de quién sea el masajista, claro). Las salas de espera me recuerdan a vacunas infantiles, a dentistas, a dermatólogos y a traumatólogos. A sustos que dejan de serlo, o que aun siéndolo, son menos de lo que pensabas. Ayudan a querer mucho más a alguien de lo que pensabas que podrías quererle. A entender que la fragilidad no es cosa de cristales. A comprender que nada es para siempre.

A pensar mucho en qué pasaría si. A pensar mucho en qué pasaría si no.

A alivio, a calma tras la tensión, a paz.

603afec2a0e57b3e6fbe0d851f86e9dc


Quien espera desespera. Eso dicen. Se ve que el resto de gente tampoco es muy amiga de las esperas en general. Ya no tenemos paciencia, porque nos hemos acostumbrado a lo inmediato, a la carrera, al desenlace rápido e indoloro. A fingir que todo depende de nosotros, que nos sobra todo, que nuestro ombligo es el mejor ombligo. Y creemos que esperar es de mediocres. “Que nos esperen a nosotros”. Eso pensamos. Y hacemos las cosas por control remoto, por inercia, por una obligación auto-impuesta, por un click en el botón.

Esperar. Gran contradicción. Odio las salas de espera. Soy de las que piensan que si puedes ahorrarte cinco minutos, te los ahorras. Que si en esa cola de caja voy a terminar antes, me cambio. Que si hay mucho jubilado en el médico, me voy por donde he venido. Mi tiempo es oro. Pero luego pierdo los minutos de una manera sublime de cara a las cuatro moscas que me pasan por los ojos. Y pierdo los instantes en los que pienso en un montón de cosas que ya no vienen al caso.

Y trato de aclarar mis sentimientos con un buen centrifugado.

c9620ee015a42f58df563f523924b9f7


Odio las salas de espera, pero al mismo tiempo reconozco que nos enseñan cosas. Supongo que esto es como estudiar matemáticas. Yo las odiaba con todo mi corazón, pero es un paso por el que hay que pasar si de mayor quieres comprar sabiendo lo que estás pagando, ¿no? Todo son lecciones constantes. Las salas de espera son necesarias entonces, supongo. Porque nos enseñan a valorar los relojes. Porque nos enseñan que lo vulnerable es lo que pinza lo más profundo, que morderse las uñas de preocupación es uno de los actos más bonitos de amor y lealtad que puedan existir. Que quien se muerda las uñas por ti, olvida todo lo demás, te quiere de una forma incondicional.

Supongo que, de alguna forma, todo en la vida consiste en esperar.

Y todos esperamos algo que nos cambie el rumbo. Una nota de examen. Un acceso a esa carrera. Un viaje que rompa las normas. Un mensaje que no llega. Un amor que nunca vuelve. Un amigo que se ha ido. Un análisis. Un café. Un te quiero. Y que alguien me diga que no ha esperado de más a alguien que no le ha echado de menos. Que alguien me diga que no se le paró el reloj en alguna sala de espera, por favor.

Porque, a veces, seríamos capaces de esperar en la sala hasta tener el cuerpo pegado, completamente pegado a la polipiel. Hasta que la recepcionista se marchara a su casa. Hasta que el médico se fuera con su maletín a otro lugar. Seríamos capaces de sacar la tienda de campaña, si fuera necesario, sólo por compartir cinco minutos con alguien. Por estar en una cola de caja sin final, compartiendo la espera, compartiendo este calor infernal.

fc6769aef3eab0c9ec5e422984b5525a


Y esperar. Esperar no es de mediocres. Esperar es de soñadores. Quien espera no desespera, porque está lleno de esperanza, y la esperanza nunca muere.

Nunca me arrepentí de haberte esperado hasta que las estaciones cerraron. Hasta que todas las estaciones cerraron. Nunca me arrepentí de tantas y tantas revistas leídas, de tantos vasos de agua, de tantos pictolines masticados en la espera. En la espera de tanto amor. En la espera de tanto sol. Porque quien espera, es que está vivo.

Y no me arrepiento de haber perdido el tren, porque a fin de cuentas, no era el mío. Me quedé sentada en ese banco, viéndolo pasar, con cara de boba, sabiendo que no tenía asiento reservado, sabiendo que me caería una buena multa si me colaba. Sabiendo que en tu ventanilla no había más sitio que para tu maleta. Y lo entendí, al final. Gracias a esperar al momento indicado. Gracias a que le cambié la pila al reloj.

Y no me arrepiento.

Pero no te esperaría de nuevo.

20a9c24f1df3a63e20caa078925216e7


Ahora, en cambio, espero que los rayos de sol me despierten cada mañana. Espero un verano que me abre los brazos de par en par, un verano de los que sabes que te cambiarán por dentro, y no sólo por fuera. Ahora espero tantas cosas que me faltan días para ir tachándolas. Y a tantas personas, que no cabríamos juntas en ninguna sala de espera. Y tengo tantas ilusiones y sueños a los que esperar, que no me pesan las esperas ni el agua de máquina.

Ahora sólo espero seguir aprendiendo que las lecciones son siempre necesarias, aunque las odies, como las matemáticas. Aunque te crispen, como el hilo musical de la sala de espera del dentista. Porque siempre habrá algo que le dé sentido a ese aburrimiento, siempre habrá alguien por quien te morderás las uñas hasta los nudillos. Siempre habrá alguien que te quiera de forma incondicional.

Alguien que comparta contigo ventanilla. Y ya puestos. La vida.

94f419d69ba41fdb6d76840bb53ba076


M.

Archivado en: Relatos Tagged: Amor, esperanza, estaciones, ilusiones, médicos, salas de espera, sueños
Fuente: este post proviene de La chica de los jueves, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Estamos todos bien

Día 16. El mundo, de Jimmy Fontana, sonaba esta mañana en San Isidro desde el balcón de alguien, en el edificio que queda a la izquierda de mi casa. Sentada en el sillón de mimbre pintado de blanco, c ...

Día 5

Día cinco. Durante estos días de confinamiento me he dado cuenta de varias cosas. Algunas son bastante absurdas, otras tantas tienen relativa importancia y, las que dejaré para el final, creo que marc ...

El amor y otras batallas

No. No siempre es fácil. El amor no siempre te hace reír. En ocasiones, no fluye la comunicación, el drama llama a la puerta por un mal gesto o por una palabra desafortunada, la verdad se esconde por ...

Bajo cero

Antes. A veces, solo a veces, me reía de tu música. Eso que escuchas parecen cánticos de catequesis para niños. Me duermo. Parece que estemos en misa. Venga va. Quítalo. Y tú, durante unos instantes, ...

Recomendamos

Relacionado

arte y espectáculos artespacio plotpoint el burdel a escena ...

Reportaje: Salas teatrales alternativas

Pequeñas salas, gran teatro PAULA OLVERA/AURORA SALVO: Desde hace algunos años la proliferación de espacios teatrales independientes ha ido en aumento debido, en parte, a la crisis que se sufre en el ámbito cultural. Estas nuevas propuestas ofrecen otras alternativas más allá de los grandes escenarios. Se trata de tiendas de barrio, antiguos negocios renovados e incluso casas que se convierten en ...

ACTUALIDAD SALUD adeslas ...

Seguros de salud

Cada vez son más las personas que contratan seguros de salud. Las interminables listas de espera de la Seguridad Social para realizar pruebas o la lenta atención médica en las salas de urgencia, son una de las principales razones que nos hacen contratar un seguro de salud privado. Ventajas de los seguros de salud Atención médica inmediata sin esperas . En las salas de espera de la mayoría de hospi ...

general agencia detectives baleares antonio salas ...

'Operación Princesa', Antonio Salas, Ed. Temas de Hoy, 2013

La primera vez que escuché hablar de Antonio Salas, fue en el ya lejano año de 2003. En medio de una vorágine de noticias en los telediarios del momento relativas a la actualidad política, deportes, economía y demás, se filtró la publicación de un libro titulado "Diario de un Skin". Un periodista de nombre ficticio e identidad secreta había logrado infiltrarse en las organizaciones Skinh ...

salir y viajes uncategorized

Museo de Dinosaurios (Salas de los Infantes, Burgos)

SIMPLEMENTE, LO QUE VEO/fotos de mi archivo El Museo de Dinosaurios de Salas de los Infantes (Burgos) pasa por ser uno de los más completos de España. En especies y géneros concretos tiene alguna de las colecciones más destacadas de Europa. Cuenta con una gran número de recursos didácticos, reconstrucciones, dioramas y réplicas de dinosaurios, lo que lo convierte en una visita muy recomendable par ...

Cuaderno de Viaje trucos de viaje

Mapa de las contraseñas Wifi de aeropuertos y salas de espera de todo el mundo

A Mis Viajes Low Cost nos encanta viajar, y por eso a veces tenemos que pasar largas horas de escala entre un vuelo y otro.  Este es un artículo traducido y adaptado al castellano originalmente publicado por FoxNomad aquí y que te será de mucha ayuda cuando viajes!  Encontrar una conexión Wifi abierta no suele ser siempre fácil o posible en muchos aeropuerto, muchas veces necesitas poder acceder a ...

retro sega videojuegos ...

Somos la generación de los 80, Parte II - Aquellas salas de máquinas

Todavía me sigue produciendo algo de indiferencia cuando la gente emite sus quejas por el simple hecho de pagar por episodios completos descargables (Dlcs) ¿Alguien recuerda cuando pagábamos por partidas en las recreativas? Me refiero al simple hecho de pagar por las vidas del personaje o por rellenar su barra de energía. Vale no es comparable, pero es que con el paso del tiempo me doy cuenta de c ...

salir y viajes blog de españa españa ...

El silencio administrativo destruye el Yacimiento Paleontológico de Salas de la Ribera.

Esta primera semana de julio los medios de comunicación castellano leoneses se han hecho eco de la posible destrucción de uno de las yoyas naturales de esta Comunidad Autónoma: el yacimiento paleontológico de Salas. Al parecer unas obras públicas que se están realizando en la Nacional 536, vía que comunica las poblaciones leonesas de Ponferrada y Puente Domingo Flórez habrían sepultado este import ...

Nacional NOTICIAS Girando por Salas ...

Seleccionados para la VII edición de Girando por Salas

Todoindie Seleccionados para la VII edición de Girando por Salas 016 Seleccionados VII edición de Girando por Salas El pasado 17 de mayo finalizaba la fase de inscripción para la edición de este 2016 de Girando por Salas que es la VII. 1.037 artistas y bandas se inscribieron en esta nueva convocatoria, para pasar por un proceso de selección que ha terminado con los 26 seleccionados. Las 26 bandas ...

artículo Brays Efe Netflix ...

Artículo: Paquita Salas

Chapeau por Paquita PAULA OLVERA- La representante de actores más famosa de la pequeña pantalla ha vuelto a la caza de nuevos talentos en la tercera entrega de “Paquita Salas”. Este título de Netflix es el resultado del buen hacer de los directores de la obra teatral “La llamada”, Javier Calvo y Javier Ambrossi, que también fueron elegidos para ser los profesores de interpretación de “Operación Tr ...

Michelle Salas habla de su relación con Luis Miguel después de ver su serie

La serie de Luis Miguel sigue dando de qué hablar, y es que Michelle Salas se hizo presente en un evento donde los medios de comunicación no dudaron en preguntarle su opinión en cuanto a la vida de “El Sol” retratada en Netflix.   Sin embargo, a diferencia de su mamá, Stephanie Salas y su abuela Silvia Pasquel, prefirió no hablar sobre ese tema, pues asegura que respeta la vida de cada uno de sus ...