Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Emigrar para emprender.

Emigrar para emprender


Momento de presentaciones. Quiero que conozcas a Estibaliz. Cuando visité por primera vez su página de diseño para emprendedoras online, supe que era un espacio que llegaba para quedarse. Aún antes de conocer su relato personal sabía que tenía ímpetu y coraje. Es la mujer que puede ayudarte a darle identidad visual a tu emprendimiento. ¿Sabés por qué? Porque le importás vos y siente tu crecimiento como propio. Las emprendedoras intensionales son aquellas para quienes las personas están primero. No tengo dudas, Esti es una emprendedora intensional. Te invito a conocer su historia para que la conozcas un poco más y en tanto, te cuente cuáles son los principales obstáculos cuando decidís emigrar para emprender.Esti: Emprender con criterio.

He decidido abrirme a vosotras en este artículo, habrá cosas que os gusten y es muy posible que haya otras con las que no os sintáis tan de acuerdo. En este post simplemente os quiero compartir mi visión y experiencia emprendiendo como experiencia vital.

Un poco de historia.

En octubre de 2012 durante mi luna de miel, mi mundo y mis perspectivas dieron un vuelco total. Por suerte soy una persona que ha viajado mucho por Europa, una mochilera incansable que por 200€ se recorrió 1500km desde España hasta Holanda pasando por Francia y Bélgica en 5 días...  Pero Asia me cambió. O tal vez, más que Asia, la idea de que el mundo es demasiado grande como para no salir a saborearlo y quedarme toda la vida viviendo la vida y los miedos de otro.

Y te voy a explicar este último punto si me lo permites.

En el momento que decides emprender tu vida a tu manera, en mi caso emigrar a otro país en busca de una vida que se adaptara mejor a como yo sentía que quería vivirla, surgirán los primeros conflictos con el entorno:

¿Cómo vas a dejar un trabajo fijo con la que está cayendo?




¿Y si no sale bien? ¿y si os roban? ¿estás segura de lo que haces?




Pero está muy lejos ¿qué pasa si te pones enferma?

No te pienses que todo el monte es orégano, no todo el mundo vive de maravilla como esa gente que sale en los programas de la tele como "Españoles por el mundo"




Si tu casa, tu familia, tus amigos y tu trabajo están aquí, ¿cómo te vas a ir?

Y esto lo puedo disociar a emprender laboralmente sin salir de tu ciudad y tu entorno:

¿Cómo vas a dejar un trabajo fijo con la de facturas que hay todos los meses?




¿De qué vas a comer si te sale mal? ¿Acaso crees que te van a readmitir en tu antiguo trabajo?




Si te haces autónomo o freelance no vas a tener un sueldo fijo y si te pones enfermo no puedes coger la baja...




¿Te crees que vas a ser el nuevo Steve Jobs?




No irás a dejar tu trabajo para perseguir un sueño adolescente mientras tu marido se rompe los cuernos por sacar la familia adelante ¿verdad? 




Que ya tenemos una edad para tanta tontería...




(Mi favorita) Trabajas para que en tu tiempo libre puedas hacer lo que te gusta, así es la vida y cuanto antes lo entiendas mejor.

¿Os suena?

Todas estas dudas son las dudas de la persona que te las plantea, sus miedos y sus motivos para no lanzarse a buscar un cambio. Tenlo muy claro: son los suyos. Y si esa persona no quiere enfrentarse a ellos es perfectamente lícito, pero no dejes que se conviertan en los tuyos, que seguramente ya lo tengas, pero no dejes que se hagan fuertes. Es más fácil estar enfadado con el mundo y quejarte por que no te gusta tu vida, que decidir cambiarla para empezar a ser más feliz. ¿Sabes que ha ocurrido las 3 veces que he viajado a España desde que estoy en Inglaterra? Que todo sigue igual.

O cambias...o todo sigue igual.

Hay pequeños cambio por supuesto, pero nuestros antiguos jefes siguen ahí, quejándose de las mismas cosas que se quejaban antes incluso que decidiéramos emigrar; nuestros conocidos tienen los mismo trabajos y las mismas intenciones de futuro que tenían hace 5 años. Intenciones, que por lo que puedes intuir, se quedarán para siempre en eso, por que es demasiado cómoda la vida en sus zonas de confort y es más fácil tener intenciones y no cumplirlas que empezar a trabajar en hacerlas realidad.

Así que anímate:

Para emprender lo más importante que tienes que hacer es dar el primer paso fuera de tu zona de confort, en el momento en el que veas que no todo es tan negro como lo pintan el segundo paso se hará mucho más fácil de dar y para cuando te quieras dar cuenta estará andando de forma natural en tus zapatos, no en los de otro. ¿Y cómo lo hago? Con organización. Voy a volver un poco a mi historia para ponerte un ejemplo:

En mi caso no fui una inmigrante de las que habla la prensa, que no tiene trabajo en España y decide venirse a Inglaterra y lleva un año y medio limpiando baños y enfadada con el mundo, no. Yo trabajaba, era un trabajo cómodo de camarera en una cafetería mientras estudiaba por las noches. Tenía muy buena relación con mis jefes y clientes, pero no era la vida que yo quería tener. Así que cuando volvimos a España tras nuestro viaje a Japón, con la idea que teníamos de buscar dar un giro a nuestra vida, analizamos nuestras posibilidades y actuamos en consecuencia. Nos planteamos unos objetivos: temporales, económicos y sociales. Durante el próximo año ahorraríamos todo lo posible, yo me pondría a estudiar inglés y acabaría mis estudios de diseño gráfico, mientras mi marido empezaría a buscar trabajo desde España y seguiría formándose por las noches para mejorar su CV. Pasado ese año y si él no hubiera encontrado trabajo, nos mudaríamos con lo ahorrado y empezaríamos a buscar trabajo de lo que fuera necesario, para unos meses más tarde poder empezar a trabajar de nuestras respectivas profesiones.

Lo que te acabo de describir es básicamente el estudio de nuestro DAFO particular: Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades. A través de esta análisis, entendimos que teníamos más posibilidades si era él quien empezaba a buscar trabajo mientras yo terminaba de formarme (mientras los dos seguíamos trabajando, claro). Teníamos un plan, así que lo pusimos en marcha. A los 10 meses, tras muchos momentos de confusión, dudas, miedos y bajones emocionales. Llegó el esperado empleo soñado, así que lo preparamos todo, nos montamos en un barco y el 13 de diciembre de 2013 llegamos a las costas británicas a comenzar una nueva vida. Fue un trabajo en equipo. Lo cual me lleva al siguiente punto que me gustaría tratar: No dudes en apoyaros en alguien. El ser humano llega más lejos si va en grupo, puede que el ritmo sea más lento, pero es una avance más seguro y fuerte.

Mi marido y yo nos apoyamos el uno en el otro, pero este blog de Paula es un gran ejemplo de lo que internet nos puede aportar en este sentido. Ella ha ido creciendo con el blog igual que lo hemos hecho sus lectoras, nos apoyamos mutuamente. Pide ayuda siempre que la necesites y no te olvides de darla siempre que te la pidan, en la medida que te sea posible. Yo por ejemplo siempre contesto a todos los email que me llegan con dudas. Si yo no las puedo solucionar, le paso a que me escribe el contacto de alguna de las maravillosas mujeres que tengo en mi red de contactos de emprendedoras, no las considero mis competidoras, las considero mis compañeras de viaje y así todas ganamos.

Para finalizar diré que no me arrepiento de la decisión que tomamos. Estoy bastante segura que si no nos hubiéramos ido, habríamos pasado la vida preguntándonos cómo sería haber vivido fuera, haber saboreado las mieles y las hieles del mundo. Tampoco te voy a mentir, inmigrar y más a un país donde no hablan tu mismo idioma, no es fácil si no estás preparada mentalmente. Es como una carrera de saltos, donde no puedes parar y las vallas del principio son realmente altas. Una vez afincados en UK decidí hacerme autónoma por que me planteé cómo me gustaría que fuera mi vida a largo plazo.

Soy una romántica y me acerco a la edad peligrosa de tener niños, pero siempre he sido una mujer que ha querido desarrollar su carrera y sentirse una profesional, así que se presentaba ante mí un conflicto complejo. Sé que podría estar ganando más dinero yendo a una oficina de 9 a 6 todos los días, pero choca bastante con mi idea de maternidad y de negocio. Así que la solución al problema, es empezar a labrarme el camino fuera del sistema, dar pasitos a corto plazo para empezar a vivir la vida como yo quiero a largo.

Lo interesante de todo este proceso ha sido descubrir que la gente es buena contigo si tu eres buena con ellos. Obviamente no pasa el 100% de los casos, pero si que me ha sucedido que cuando conseguí mis primeros clientes en Londres, uno de ellos se sintió tan satisfecho que le habló de mi a un conocido, y ese conocido a otro y así he ido concatenando trabajos. Por que si, soy diseñadora gráfica, pero no sólo diseño para mi clientes, analizo para ellos donde están y les ayudo a dar el siguiente paso. Hago que se sientan seguros y cada vez que veo las caras de tranquilidad que se les queda sabiendo que me voy a ocupar de su problema, yo me siento feliz y eso no hay dinero que lo pague.

Así que si estáis pensando en lanzaros a la aventura y necesitáis ayuda, no dudéis en contactarme o en pasar por mi blog donde tenéis a vuestra disposición un montón de información, recursos, cursos gratuitos y guías de diseño por si estáis pensando emprender online. Si has llegado hasta este punto del post ¡felicidades, eres una crack! Jejeje

Un abrazo muy grande,

Esti

Emigrar para emprender.


facebook: http://www.facebook.com/Estilopez

web: http://estibalizlopez.com/blog/

twitter: http://twitter.com/esti_lop

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

10 preguntas para diseñar tu Plan A emprendedor

Intensional tiene cinco meses de existencia. Cinco meses. Cuando trazo la retrospectiva del camino recorrido hasta hoy, descubro cuánto y de qué forma cambiaron mis propósitos iniciales respecto al bl ...

Cómo trazar tu propio Plan A.

Te propongo algo simple: encontrar acciones de gestación partiendo de tus propios recursos. Al principio se siente extraño y forzado. Como todo cambio que afecta a nuestras creencias. Luego, la acción ...

Recomendamos