comunidades

Mallorca y Menorca, dos perlas en el Mediterráneo ( y VIII)



¿Saben ustedes que la de Maó es la bahía natural más grande del mundo después de la de Pearl Harbour? No es de extrañar que los fenicios, entraran en ella para protegerse de los ataques enemigos, el viento y las olas, y que la bautizaran Maghen, es decir, concha, escudo protector. Tras ellos llegaron romanos, bizantinos, árabes, ingleses y franceses.
Por eso hoy, la Maó que vemos es una maravillosa mezcla de todos ellos.





Podemos por ejemplo empezar por la plaza de la Explanada e ir admirando las preciosas casas con miradores acristalados, pasar bajo el arco de Pont de San Roc, resto único de las murallas medievales, el Palacio del Gobierno Militar, la hermosa Plaza de la Constitució o el genial ayuntamiento.







No podemos olvidar la iglesia de Santa María, el Mercat de Peix o el precioso Teatro Principal.



Lo mejor es dejarse llevar por el agradable laberinto de calles de blancas casas, salpicadas aquí y allá por palacios, iglesias y edificios públicos. Cuestas flanqueadas de edificios de la época colonial inglesa, plazas pintorescas llenas de sabor y olor.. Una maravilla.

San Lluis, Francia en Menorca

Los franceses no estuvieron mucho tiempo en Menorca, a diferencia de los ingleses que supieron apreciar las incontables bondades de la preciosa isla balear, pero ese breve espacio temporal les permitió fundar un pequeño asentamiento que en breve creció hasta convertirse en lo que hoy podemos disfrutar.





Blancas casas que reflejan la cegadora luz de la isla, molinos que en su tiempo se movían gracias a la fuerza de la tramontana y hoy son bares o centros culturales, iglesias como la de San Lluis, con su escudo del rey de Francia, que fue destruida durante la Guerra Civil española y albergó un cuadro que perteneció al Cardenal Richelieu, son parte del atractivo de esa pequeña localidad que en su momento fue considerada por los franceses como una parte de su país en ultramar.







Pero quizá sea actualmente más conocida por su cercanía a Binibeca, ese centro turístico de gran fama en los 70, de casas igualmente blancas y con aire pescador, o la preciosa cala Rafalet.

De cualquier manera vale la pena acercarse al sur de la isla para dar un paseo por la villa y empaparse de la tranquilidad que parece envolverla.

El corazón vivo de Ciutadella

Paseando por el encantador carrer Major, con sus palacios de familias nobles y arteria de la ciudad, llegamos a la Plaça des Born marcada por un obelisco, como si de un alfiler en un mapa se tratara. Esta aguja colocada aquí en el siglo XIX, recuerda a los menorquines la entrada de los turcos a la isla en 1558, a modo de hito histórico para que nunca olviden a aquellos isleños que fueron cautivos en las lejanas tierras de Constantinopla; pero el obelisco sirve también de eje alrededor del cual gira la vida de la plaza.









Quizá el edificio más hermoso sea el Ayuntamiento, en un preciosista gótico tardío, abundante en mosaico y dorado color de piedra, además, si nos recostamos sobre el repecho que separa la plaza del puerto, sobre todo al atardecer, la vista es realmente hermosa.





Otros edificios que adornan la plaza son el teatro municipal y el Cercle Artístic, auténticos polos culturales de la ciudad, la iglesia de San Francesc, el Palau Salord y el inmenso de Torresaura.









Podría definir Es Born como acogedor, atrayente, cálido como el color de sus piedras, luminoso como el sol que lo acaricia al atardecer, fresco como el verde de sus jardines. Relajante, cultural, político, histórico.

Ciutadella aún sigue siendo considerada por muchos la capital de la isla, a pesar de que hayan pasado siglos desde que dejara de serlo allá por los tiempos de los británicos. Y no es de extrañar, porque esta hermosa ciudad, tranquila, acogedora y con el encanto típico de una antigua villa mediterránea, repleta de palacios, iglesias y jardines tienen ese sello característico que debe tener la capital de una isla como Menorca.





Aunque ahora, en tiempos modernos el capital, que no la capital, procede de otros bolsillos, esto es de los miles de turistas que la visitan, atraídos por su riqueza arquitectónica y por las maravillosas playas que jalonan sus litorales norte y sur.





Su casco viejo con su empaque aristocrático y elegante arquiectura, dédalo de calles laberínticas que siguen el trazado de las antiguas murallas, monumental y comercial, su puerto, estrecho y de orillas ocupadas por infinidad de bares y restaurantes; su catedral, levantada sobre los cimientos de una antigua mezquita, el castillo de Sant Nicolau, situado junto al mar y del que se tiene mejor vista mientras abandonamos la isla en el ferry...



Ciutadella tiene todo para seguir siendo la capital de una isla con un encanto único, especial, que te hace querer volver incluso cuando todavía no te has ido.

Y no queremos irnos de estas maravillosas islas. Queremos seguir disfrutándolas, conociéndolas pero sobre todo amándolas.

Al menos nos quedan dos de ellas por visitar. Volveremos....
Fuente: este post proviene de Blog de ElVuelodeHermes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Nos vamos ahora a la Plaza Syntagma o de la Constitución, núcleo de la ciudad moderna que se construyó en 1835 para dar cobijo al magnífico edificio del Parlamento, que fue palacio del rey Oton I. Pe ...

Y pasamos por el Golfo de Corinto. Hasta llegar a Patras, donde visitamos la Iglesia de Agias Andréas, uns iglesia de imitación bizantina, que se levantó donde supuestamente sufrió martirio San Andr ...

Grecia no es sólo Atenas y las maravillosas playas y calas de las islas que como un rosario la rodean. Grecia es la historia del mundo, la que alberga lugares fascinantes y asombrosos, la que hoy en e ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

españa salir y viajes

Menorca: guía con las playas y pueblos que hay que visitar y las mejores actividades a realizar. Playa de Macarella en Menorca – © tagstiles.com – Fotolia.com Si hay una zona de España a la que apetece marcharse sobre todo, en los meses de verano, esas son las islas. En esta ocasión, vamos a adentrarnos en las islas Baleares para hacer un hermoso recorrido por todo su terri ...

En el cabo de Fornells existe una pequeña ermita, una de las más sencillas pero conmovedoras que he visto nunca. Podría pasar desapercibida, camuflada entre el roquedal que conforma la loma donde se levanta la Torre del Moro, si no fuera porque el camino que sube hasta ella nos obliga a pasar ante la oquedad. Lo primero que llama nuestra atención, son unos montoncillos de piedras que se levanta ...

Alaior, el pueblo que ama las flores Son sólo 12 los kilómetros que separan la encantadora Alaior de Maó. Desde lejos puede parecer tan solo un precioso pueblecito de casas blancas, muy juntas, muy encaladas y resplandecientes. Pero basta acercarse hasta él para que acabe por atraernos con su sorprendente historia y arquitectura. Dominando un montículo que ha sido fundamental a la hora de dise ...

Inca, en el centro de Mallorca Desde tiempos inmemoriales Inca ha sido uno de los centros económicos de Mallorca. Este hecho la ha convertido en ruta de obligado paso de los mercaderes a lo largo de la historia y ha fortalecido su imagen y poderío monetario. Por eso es fácil ver, al caminar por sus calles, el por qué los musulmanes la tenían en tanta consideración como para tener su propia mezquit ...

Y nos damos un salto a Cabrera, que empezamos a explorar por la Playa de SEspalmador. La playa con historia Hasta Cabrera sólo se puede llegar por vía marítima, con embarcaciones que parten de la Colonia San Jordi, de Palma y Portopetro, a menos que se quiera ir en embarcación privada, aunque habría que pedir permiso con antelación. Como no tenemos barco propio en Baleares, ( que más quisiéramo ...

Las dos islas baleares eran una asignatura pendiente en mi currículum viajero, así que de la mano de mi adorada amiga Beatriz, que amablemente nos cedió su casa durante unos días, nos dispusimos a conocer las bondades y maravillas de estas dos perlas que flotan en en Mediterráneo. Tras un agradable vuelo nos plantamos en la isla, e ilusionados por conocerla, alquilamos un coche y empezamos el ...

Castell de Capdepera, en lo más alto, vigilante Al nordeste de la isla de Mallorca encontramos este pequeño pero precioso castillo, con su forma de triángulo perfecta, desafiando al tiempo. Desde arriba sabiéndose estratégico, divisa las tierras del interior, parte de la preciosa costa y el canal de Menorca que une y separa la isla grande de la pequeña. Trepamos, más que subimos, por las em ...

Y nos vamos a Menorca, a pasar dos días y disfrutar de esta joya. Empezamos por la Naveta des Tudons, símbolo de Menorca Cuando vayamos a visitar la naveta Des Tudons debemos hacerlo con precaución, no por otra cosa, sino porque el acceso se realiza desde la carretera dorsal que comunica un extremo de la isla con el otro, y es una pequeña salida que nos mete de lleno en el campo menorquín. Tras de ...

Corfú
Corfu – Monasterio Vlacherna, Islas Griegas (c) Can Stock Photo Corfú: qué ver y hacer durante tu estancia en la isla.La isla de Corfú es famosa por sus preciosas playas de aguas cristalinas. Sin duda, es una fama bien merecida. Pero, más allá de las playas, Corfú es un destino perfecto para perderse, explorar y descubrir todos sus tesoros. Un lugar donde hay mucho que ver y que hacer.D ...

Corfu – Monasterio Vlacherna, Islas Griegas (c) Can Stock Photo Corfú: qué ver y hacer durante tu estancia en la isla. La isla de Corfú es famosa por sus preciosas playas de aguas cristalinas. Sin duda, es una fama bien merecida. Pero, más allá de las playas, Corfú es un destino perfecto para perderse, explorar y descubrir todos sus tesoros. Un lugar donde hay mucho que ver y que hacer. D ...

lugares pueblos de extremadura visitar

Visitar Extremadura significa emprender un viaje al corazón de la antigua España. Aquí las ruinas romanas se mezclan con las espectaculares ciudades medievales. También significa explorar los muros antiguos y los elegantes monumentos góticos. Además de disfrutar de espléndidos paisajes de montaña y degustar deliciosa comida local. Haz un recorrido real por la historia en estos siete pueblos de Ext ...