comunidades

Como evitar fugas energéticas



El cansancio, la depresión, la fatiga crónica y otras sensaciones negativas, nos dan una voz de alerta: "nuestras reservas de energía están a punto de agotarse..."

Muchas veces, nos sorprendemos de que, a mitad del día, cuando todavía hay un gran número de tareas por realizar, ya no nos quedan fuerzas. También, existen otros casos, como los de algunas personas que, cuando se levantan de dormir, en realidad, no han recuperado las energías y siguen igual o más cansadas que el día anterior.

Para todos aquellos que han sufrido algunos de estos tipos de situaciones, aquí encontrarán algunas de las causas, así como las soluciones para recuperar su vitalidad.

¿Cómo perdemos energía?

Nuestro cuerpo físico está constituido, en realidad, por cuatro cuerpos o aspectos específicos y, a cada uno de ellos, le corresponde un elemento esencial:

Cuerpo físico = elemento tierra
Cuerpo mental = elemento aire
Cuerpo emocional = elemento agua
Cuerpo espiritual = elemento fuegoNuestro cuerpo emocional pierde energía cuando estamos tristes o sumergidos en un estado de depresión. Nuestro cuerpo mental pierde energía cuando trabaja demasiado. Nuestro cuerpo espiritual pierde energía cuando no lo ejercitamos diariamente, en la oración o meditación, etc. Nuestro cuerpo físico pierde energía cuando no nos alimentamos correctamente o no descansamos lo suficiente. Todo lo que ocurre en un cuerpo, repercute en los demás, ya no existe una división estricta entre ellos.

¿Como recuperar energía?

Para revertir el agotamiento energético es necesario seguir las siguientes pautas:

Alimentarnos correctamente: Debes realizar una alimentación sana incorporando frutas y verduras en nuestra dieta diaria. Evitar alimentos o bebidas que intoxiquen el organismo como el café, cigarrillo, alcohol, drogas, etc. Además puedes incorporar energías a nuestro cuerpo espiritual si antes de consumirlas las bendecimos con una oración: "Le pido a Dios Todopoderoso que en este día me bendiga y me llene de energía positiva y que proteja todos mis cuerpos: físico, mental, emocional y espiritual. Amén, Gloria a Dios"

Beber mucha agua: El agua aporta poderosas vibraciones para que nuestro cuerpo obtenga mayor energía. También antes de consumirla puedes bendecirla, con la oración que aparece en el párrafo anterior.

Descansar: Debemos dormir, al menos ocho horas  diarias sin interrupciones. Si te cuesta conciliar el sueño, antes de dormir pone una música suave, melódica, relajante y enciende un sahumerio de incienso o sándalo y pedir a Dios que te permita descansar en armonía y serenidad.

Los colores: Los colores producen diferentes vibraciones y cada color está asociado a una clase de energía más o menos activa. Para energizarte prefiere los colores blanco, celeste, amarillo, rosa o verde, en todas sus gamas.

Estirarse: Lo vemos diariamente en nuestras mascotas. Los animales lo hacen, el único que se levanta de dormir y sale corriendo apresurado es el ser humano. Es preferible despertarse quince minutos antes, pero estirarse bien en la cama moviendo nuestros brazos, piernas, columna, cuello, dedos de las manos y de los pies, antes de colocar un pie en el piso.

Baños energizantes: Debes elegir con cuidado el momento, no es conveniente realizar un baño de inmersión a la mañana con elementos aromáticos relajantes si luego tienes que salir a la calle a enfrentar el día, o a la noche si lo que vas a hacer inmediatamente es irte a dormir.

Meditación: la meditación es una práctica muy positiva en la que ponemos nuestra mente en blanco y nos conectamos con nuestro "yo interno" y, a la vez con la energía cósmica, la Energía Divina.

La meditación debería convertirse en tu práctica habitual. Cinco minutos son preferibles a ninguno. Pero debes ser consciente de que el momento de meditación es sagrado. Debes dejar de lado las preocupaciones, apagar todo tipo de elemento electrónico que pueda fastidiar ese "tu momento diario" (tv, teléfono, radio, etc.). La meditación debe ser concebida como un espacio sagrado,  un momento de conexión con el cosmos donde nuestra energía fluye y se armoniza. Es el momento ideal para realizar algún pedido u oración.

Lo mejor sería realizar una meditación a la mañana y otra antes de irnos a dormir. Otras actividades que te aportan energía sería tomar clases terapias alternativas como yoga, reiki o tai chi.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Consejos para bajar el colesterol

Un elevado porcentaje de la población española, concretamente el 20% mayor de 18 años, presenta un nivel de colesterol superior a 250 mg/dl (un valor excesivo), según un estudio de la Sociedad Español ...

Los genios de la humanidad

En tiempos de Jacob, en tierra de Canaan, alrededor del 1600 a.C, los hebreos fueron exclavizados por los egipcios y por eso, el conocimiento de los ángeles cabalísticos, fueron asociados a dioses egi ...

Copan la ventana al tiempo

Copan es un sitio arqueológico de la antigua civilización maya ubicado en el departamento de Copan al occidente de Honduras, a poca distancia de la frontera con Guatemala. Del siglo v al siglo IX fue ...

Iridología

El iris es la zona del centro del ojo que rodea la pupila, formando un círculo a su alrededor. Se lo distingue por el contraste de su color con el de la membrana denominada esclerótica (parte blanca d ...

Recomendamos