En la cima Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Un viaje al macizo del Monte Rosa



En esta ocasión, os traemos el relato de un viaje al Monte Rosa con seis cuatro miles en la mochila. Seis amigos y montañeros que un día decidimos salir de viaje. Era junio de 2017. Este post está dedicado a Francisco Aguado, Ramón García, Fernando González, Santos Illera, Antonio Martín y, como no, a mí mismo, Felipe Fernández.

Día 1: Santander – Chamonix

Salimos de Cantabria en una furgoneta de seis plazas poco antes de la medianoche. Con turnos al volante condujimos hasta más allá de Burdeos. A las cinco de la mañana decidimos echar una cabezada junto al lago de Libourne, una zona bucólica con césped y baños. Algunos dormimos al fresco en un saco y otros prefirieron el “calor” de la furgo. Hacia las ocho desayunamos café y sobaos y continuamos un largo viaje hasta Chamonix. Tras una rápida visita a la ciudad del Mont Blanc, subimos por una carretera sinuosa hasta el hostal donde pasamos la noche. Bajo la batuta de Francis, cenamos unos suculentos macarrones con cebolla pochada, ajo y chorizo. ¡Riquísimos!
Chamonix-alpes-enlacima


Chamonix. Como niños pequeños intentando subir a la estatua

Día 2: Refugio Vittorio Emmanuelle II

Por la mañana dimos cuenta de más sobaos y viajamos hasta Pont (Aosta, Italia, 1980 m). Nos pusimos el equipo de alpinistas y empezamos la ascensión hasta el refugio Vittorio Emmanuelle (2.735 m). La ascensión se realiza por un camino de zetas muy bien trabajado y con un denso tráfico de personas. Tardamos alrededor de dos horas y media (sobre)cargados como mulas. Arriba nos encontramos con un excelente refugio con estupendos precios, aunque nosotros decidimos cargar con la cena. Ramón, el hijo tardío de Neptuno, mostró su osadía bañándose en el lago recientemente deshelado. Como premio, del lago surgen dos ninfas italianas que se inmortalizan con nosotros haciendo gala del arte sugerente de posar.
subida-refugio-vittorio-emmanuelle-gran-paradiso-alpes-enlacima


Subida al refugio Vittorio Emmanuelle

refugio-vittorio-emmanuelle-gran-paradiso-alpes-enlacima


Refugio Vittorio Emmanuelle

Día 3: Gran Paradiso

A las cinco de la mañana nos levantamos a desayunar. Poco antes de las seis salimos hacia el Gran Paradiso (4.061 m). En esta ocasión, decidimos salir en el furgón de cola tratando de evitar el atasco de la cumbre. Nos esperaba una larga y dura ascensión. En el refugio nos indicaron que no subiéramos por la vía normal, convertida en una gran placa de peligroso hielo negro. La alternativa es no ganar altura por el torrente, sino por el canto de la morrena y descender unos metros hacia un glaciar más transitable, aunque plagado de grietas.
subida-al-gran-paradiso-grietas-alpes-enlacima


Las grietas en la subida al Gran Paradiso

Llegados al glaciar nos dividimos en dos cordadas de tres, con dos cuerdas de 60 m. Tras una ascensión tranquila y constante, alcanzamos el resalte de cumbre. Tras una trepada nos asomamos al famosos paso de la repisa sobre el vacío. Es fácil, pero impresiona. Dos cordadas salieron de la cumbre por la repisa con lentitud y cierta torpeza. Una vez libre, pasó Santos asegurado por Antonio. Entre ambos fijaron la cuerda para que pasasen los demás asegurados con cintas y mosquetones. Nadie más esperaba tras de nosotros. La decisión de ir en cola se reveló un acierto total y durante bastantes minutos disfrutamos de la cumbre como “enanos”.
cumbre-gran-paradiso-italia-enlacima


Último paso al Gran Paradiso

cumbre-gran-paradiso-italia-enlacma


Gran Paradiso (4.061 m)

descenso-del-gran-paradiso-alpes-italia-enlacima


La cumbre es solo la mitad del camino

Tras dejar la cumbre, comimos bajo el resalte e iniciamos el larguísimo descenso hasta Pont. El calor y el largo tiempo de ascensión por roca con botas rígidas hicieron mella en los pies de alguno de nosotros, pero lo soporta con entereza. Llegamos a Pont cerca del anochecer y comenzamos una larga odisea buscando un alojamiento que no nos agujerease el bolsillo. Tras varios intentos fallidos y a punto de desmoralizarnos, conseguimos éxito en el hotel Des Roses de Trepont. Por los pelos conseguimos también que nos diesen de cenar unos suculentos gnocchis acompañados de ensalada, queso y fruta. Los devoramos en pocos minutos. La suerte sigue con nosotros.

Día 4: Refugio Gnifetti (Monte Rosa)

Tras un estupendo desayuno buffet bien surtido de repostería, viajamos hasta Stafal (1h45m más o menos). En Stafal cogimos el teleférico que nos llevó hasta el Paso Salati (2.980 m). En Salati asimilamos mal la información sobre los horarios del teleférico hasta Punta Indren (3.275m) y decidimos subir andando para evitar una supuesta larga espera. Al poco de hacerlo el teleférico a Punta Indren comienza a funcionar, pero ya es absurdo retroceder. Así por las buenas nos echamos 400 metros más de desnivel a la cargada espalda por un camino pendiente, sinuoso y descompuesto. A lo largo del trayecto tuvimos que atravesar heleros y superar tramos muy verticales con ayuda de maromas, peldaños de madera y escaleras de hierro. Tras un último tramo de casi ferrata, llegamos al hermoso y alpino refugio Gnifetti (3647 m).
refugio-gnifetti-monte-rosa-italia-enlacima-alpes


Ascenso al refugio Capanna Gnifetti

ferrata-refugio-Gnifetti-monte-rosa-enlacima


Ferrata antes de llegar al refugio Gnifetti

El refugio hierve de gente y de ambiente montañero. Disfrutamos a tope de la cerveza, pero sobre todo de las vistas que se tienen desde los ventanucos del baño mientras meamos. En ningún sitio nos había resultado tan placentero mear. Tras ello, dimos cuenta de nuestra cena, que para eso cargamos con ella.
Refugio-Capanna-Gnifetti-macizo-Monte-Rosa-Italia


Refugio Capanna Gnifetti en el macizo del Monte Rosa

Día 5: Cabaña Margarita y la ruta de los cuatromiles

A las cuatro de la madrugada nos levantamos a desayunar. Aún así, salimos nuevamente en los vagones de cola para afrontar la bellísima y larga ascensión por el glaciar de Lys. Las luces del amanecer nos alegraron la salida. Por la noche sopló un fuerte viento que hizo crujir el refugio. Por momentos, parecía que el glaciar se hubiera puesto en movimiento. Cuando salimos, el viento había aflojado, pero todavía soplaban rachas intensas y muy frías. Dudamos de nuestras posibilidades para hacer cumbres. Sin embargo, a medida que ascendíamos el viento iba cediendo. Nos organizamos en tres cordadas de dos, pues para ahorrar y distribuir peso cambiamos dos cuerdas de 60 por tres de 30. Cuando llegamos bajo la Pirámide Vincent (4.215 m., fácil) decidimos desviarnos para convertirla en nuestra primera cumbre del día. Alcanzamos cumbre por una pala fácil, pero con algún tramo que podría superar los 35 grados. La nieve era excelente, pero el intenso frío nos hizo abandonar precipitadamente la cumbre.

Piramide-Vincent-Monte-Rosa-Italia-Alpes


Llegando a la Pirámide Vincent

Piramide-Vincent-Monte-Rosa-Italia-Alpes


Pirámide Vincent 4.215 m

Una vez abajo tomamos la huella que lleva hasta el Pico Balmerhorn (4160 m., fácil), donde se ubica la cabaña vivac Giordano. La única “dificultad” es ascender por un corto tramo de ferrata.

Pico-Balmerhorn-monte-Rosa-Alpes


Pico Balmerhorn 4.160 m

Tras la celebración con foto de grupo, bajamos y continuamos el ascenso por el glaciar. A partir de aquí ya no hay grietas y la ascensión se realiza con plena tranquilidad por una magnífica cuenca de magnífica nieve. No obstante, la altura y el desnivel van pesando en las piernas. Nos acercamos al Parrotspitze y valoramos por donde ascenderlo. La arista oeste presente un tramo mixto para acceder a ellas. La mayoría de las cordadas suben por la oeste y bajan por la este, lo que obliga a cargar con el peso. Tras algunas dudas, decidimos rodear el pico perdiendo altura y afrontar la ascensión por la arista este, lo que nos permite dejar las mochilas en el plateau. La ascensión es corta, pero requiere superar un tramo en torno a 40 grados y algunos metros de arista fina y expuesta. En la cumbre del Parrotspitze (4.436 m, poco difícil inferior), unas inquietantes cornisas nos hicieron tirar fotos unos pocos metros más abajo. Desde una zona protegida, Ramón inmortalizó el delicado descenso de la arista. Tras un giro, aún quedaba un descenso expuesto hasta la tranquilidad del plateau.
Parrotspitze-monte-Rosa-Alpes-


Un descanso para reponer fuerzas. Detrás el Cervino.



Parrotspitze-Alpes-Monte-Rosa-Enlacima


Parrotspitze (4.436 m)

Cabaña-Margarita-Alpes-Italia-Enlacima


A la izquierda se puede ver Cabaña Margarita

Con la satisfacción de haber alcanzado una cumbre de nivel, afrontamos lo que nos quedaba hasta Cabaña Margarita. Son doscientos metros de pala inclinada y unas decenas de metros finales de inclinada pendiente de duro hielo. El desnivel acumulado (entre 1.400 y 1.500 metros) y la altura nos convirtieron en seis individuos casi arrastrándose por lo más alto del glaciar. A duras penas llegamos a Cabaña Margarita, el refugio más alto de Alpes y de Europa, sobre la cima del Signalkuppe (4.554 m).
Cabaña-Margarita-Signalkuppe-Alpes-Enlacima-Monte-Rosa


Últimos metros antes de llegar a Cabaña Margarita

Cabaña-Margarita-Signalkuppe-Alpes-Enlacima-Monte-Rosa


En los rostros se ve el cansancio de un día duro



refugio-más-alto-de-Europa-Cabaña-Margarita-monte-Rosa


Descansando en el refugio más alto de Europa

Tras reponernos del esfuerzo salimos al balcón buscando oxígeno y vistas. El oxígeno fue suficiente para sentirnos bien, con la ayuda de un ibuprofeno, pero la única vista que se nos permite es la de la niebla. Al mismo tiempo que la suerte de dormir en el refugio más alto de Europa, tenemos la mala suerte de no disfrutar el sublime espectáculo de la puesta de sol sobre el Cervino. Resignados, vencemos la frustración con una bien nutrida y variada cena.

Cabaña-Margarita-Monte-Rosa-Alpes-Italia-Enlacima


Cabaña Margarita y cima del Signalkuppe

Día 6: De Margarita a Gressoney y Aosta

A las cinco desayunamos y salimos al balcón para contemplar el amanecer. Los dioses de la montaña siguían con nosotros y premiaron nuestro esfuerzo con un día limpio y claro. Poco a poco despuntaron los abismos bajo la Cabaña hasta la lejanía de Gressoney, la cumbre máxima de la Dufourspitze y, por supuesto, el rey Cervino en la lejanía. Durante unos impagables minutos gozamos e inmortalizamos el gran espectáculo cromático desde el palco más privilegiado de Europa. Tras embriagarnos de esa energía, iniciamos el largo descenso hasta Punta Indren.

Zumsteinpitze-monte-Rosa-Enlacima-alpes


Subida al Zumsteinpitze

Cumbre-Zumsteinpitze-Cabaña-Margarita-Enlacima


Cumbre del Zumsteinpitze 4.463m, detrás Cabaña Margarita

Tras dejar atrás la pala de hielo, cuatro miembros del equipo aprovechamos un “inesperado descanso” para subir también a Zumsteinpitze (4.463 m, poco difícil inferior). Es el otro vértice del glaciar y paso obligado para los que quieren culminar en la Dufourspitze desde Margarita. En los metros finales, la finura de la arista sobre la inmensa caída hacia el norte provocó la retirada de uno de nosotros, que aprovechó para fotografiar el descenso de los otros tres. Para el resto del grupo, el premio y la satisfacción de un sexto cuatromil.
Con una cumbre más o menos, todos juntos sentimos el mismo logro y el mismo placer al descender tranquilamente por el glaciar de Lys. A cada pocos metros paramos para clavar en la retina las imágenes plenas de belleza que se sucedía a nuestro alrededor. La plasticidad del cielo resaltaba aún más la inabarcable belleza de las cumbres del macizo, entre las que despuntaban los esbeltos y vertiginosos Lyskamm. Venciendo la resistencia a marchar, aceleramos el paso al sobrepasar el refugio Gnifetti camino de Punta Indren.

Una vez allí, solo quedaba empalmar los tres remontes que nos dejaron de nuevo en Stafal.

Lyskamm-Monte-Rosa-Enlacima-Alpes


Los vertiginosos Lyskamm

Cervino-Monte-Rosa-Alpes-Enlacima


Una parda en el descenso, con el Cervino al fondo

glaciar-de-Lys-Alpes-Monte-Rosa


Hay que tener cuidado con las grietas del glaciar

Por decisión unánime, ese día renunciamos a pasar al refugio Quintino Sella por el Paso del Naso. Los guías habían confirmado nuestras suposiciones sobre las malas condiciones del paso, que para mayor peligro tendríamos que superar afrontando la parte más delicada en bajada. La alternativa de bajar a Stafal y coger los teleféricos hacia Quintino nos pareció complicada y temeraria en nuestras condiciones físicas. En consecuencia, desistimos de llegar al Quintino y renunciamos al pico Castor.
monte-Rosa-Alpes-Enacima


Descenso libre y sin percances



Día 7: Aosta – Chamonix - Carcassonne


Ya en el hotel des Roses y bien descansados y desayunados, iniciamos el viaje de vuelta. En Chamonix hicimos una dilatada parada para pasear o hacer compras. Después, emprendimos el largo viaje hasta muy cerca de Carcassonne, donde hicimos noche en un acogedor hostel de cabañas. Allí disfrutamos de una cena a base de fabada y de una velada musical ambientada por Antonio a la guitarra.
Viaje-monte-Rosa-Alpes


De turismo en la vuelta a casa. Carcassone

Día 8: Carcassone - Santander

Por la mañana visitamos y admiramos la imponente ciudad de Carcassone, donde resulta obligado evocar el cruel destino de los rebeldes cátaros. Y cumplido ese deber con la historia, cogimos la furgo para volver a la tranquilidad y la rutina del hogar.

Agradecer a todos los compañeros de ruta los buenos momentos de esta expedición y sobre todo a Antonio Martín por el relato de este bonito viaje y muchas de las fotos.

Aquí os dejamos el vídeo de este increíble viaje.

Un viaje al macizo del Monte Rosa from ENLACIMA on Vimeo.

¡Hasta la próxima aventura!

Fuente: este post proviene de En la cima, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Escapada de tres días a Irlanda

Hacía tiempo que quería ir a Irlanda y la experiencia fue un poco extraña. Muy bonito todo, pero ni el tiempo acompañó, ni pudimos hacer muchas cosas. No miramos nada y fuimos investigando sobre la ma ...

Un viaje al macizo del Monte Rosa

En esta ocasión, os traemos el relato de un viaje al Monte Rosa con seis cuatro miles en la mochila. Seis amigos y montañeros que un día decidimos salir de viaje. Era junio de 2017. Este post está ded ...

El sendero del Ebro en BTT, GR-99

El Camino del Ebro o GR-99, es un sendero de gran recorrido que recorre todo el río Ebro desde Fontibre hasta el Mediterráneo. Es una aventura que me apetecía disfrutar desde que empecé a hacer ciclot ...

Recomendamos

Relacionado

a pie cima escapada ...

Ascensión a los montes Vignemale y Taillon, Francia

En septiembre de 2016, me escapé unos días con Francisco y Mario al Pirineo Francés para hacer varios tresmiles. El macizo del Vignemale, situado entre Aragón y Hautes Pirénées (Francia), lo componen 16 cumbres de más de 3.000 metros. El Gran Vignemale, también conocido como Pique Longue o Comachibosa, con sus 3.299 m, es el pico más alto del macizo y del Pirineo Francés. Al final, el viaje se que ...

DE PICO EN PICO SENDERISMO

ASCENSIÓN MONTE PERDIDO (II): REFUGIO DE GÓRIZ – LAS OLAS – AÑISCLO - MONTE PERDIDO O CASI

El Soum de Ramond o Pico de Añisclo (3.254 m), también llamado pico superior de Añisclo se encuentra en el parque nacional de Ordesa y Monte Perdido. Forma junto con Monte Perdido (3.355 m) y el Cilindro (3.325 m) las famosas "Tres Sorores" o Tres Serols. La denominación recuerda a Louis Ramond de Carbonnières, al que se le atribuye la primera ascensión al cercano Monte Perdido en 1802 a ...

cima España Monte Perdido ...

Ascensión al Monte Perdido en el Pirineo aragonés

El macizo de Monte Perdido es una gran formación caliza y su cumbre más alta es de 3.355m. Es el macizo calcáreo más alto de Europa. Está situado en la Comunidad Autónoma de Aragón, en la provincia de Huesca, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Monte Perdido es sin duda una montaña muy deseada por montañeros y amantes de la naturaleza. La vía normal de subida es por el refugio de Góri ...

general a pie alpes ...

Ascensión a la cima del Mont Blanc (4.808m)

Una vez finalizamos el trekking del Mont Blanc vimos que nos encontrábamos en buena forma. Así que con una ventana de tres días de buen tiempo y los ánimos por las nubes decidimos subir el monte más alto de los Alpes y de Europa occidental. Próximo objetivo, ¡cima del Mont Blanc (4.808m)! Era nuestra primera gran montaña y la experiencia que teníamos en ese momento no era para subir el Mont Blanc. ...

DE PICO EN PICO

Intento de ascensión al Aneto (3.404 M)

El Aneto con sus 3.404 m de altura, es el más alto de la cordillera de los Pirineos y segundo de la península tras el Mulhacén. Se encuentra en el Valle de Benasqueformando parte del macizo de la Maladeta, en el parque natural Posets-Madaleta (España). En su cara norte se encuentra el glaciar del Aneto, que el más extenso de los Pirineos. Geológicamente, está formado por terrenos paleozoicos de na ...

a pie cima España ...

El Aneto, la cumbre más alta de Aragón

El Pico Aneto con sus 3.404 metros es la cumbre más alta de Aragón, del Pirineo y el tercer pico en el ranking de los techos de España tras el Teide y el Mulhacén. Está situado en el municipio de Benasque, provincia de Huesca y en el Parque Natural del Posets-Maladeta. En la cara norte a 2.800 metros está el mayor glaciar de España, en clara recesión, del que no quedará nada en muy pocos años. Así ...

DE PICO EN PICO

ASCENSIÓN AL PERDIGUERO

El Perdiguero con sus 3221m es una cumbre fronteriza entre Francia y España, punto culminante de las montañas de Luchón, se enclava en el Parque Natural de Posets - Maladeta siendo el punto culminante del macizo Perdiguero-Gourgs Blancs, que concentra la mayor densidad de tresmiles del Pirineo, aproximadamente una quinta parte de los mismos, se trata de la décima cima en importancia del Pirineo. ...

DE PICO EN PICO PIRINEOS SENDERISMO

EL PETRECHEMA (2.366 m)

Se encuentra en el extremo noroccidental de la provincia de Huesca y más concretamente en la vertiente más septentrional del Valle de Ansó. Se encuentra en la frontera con Francia y muy cerca de la emblemática Mesa de los Tres Reyes, (2.428 metros de altitud), punto culminante de Navarra. La cumbre también es el límite entre Navarra y Huesca. Fue frontera entre los antiguos reinos de Navarra, Arag ...

Aragón España Huesca ...

Asómate a las grandiosas vistas desde los Miradores del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es uno de los más importantes de Europa, declarado Patrimonio de la Humanidad desde 1997 debido a su belleza natural y a sus 62 especies de fauna y flora que habitan en él. El parque consiste en un valle de libre acceso y los altos picos que lo circundan a los cuales sólo está permitida su entrada caminando, y si es con vehículo, únicamente a los seis 4 ...

a pie cima España ...

Torrecerredo, el techo de Asturias y Castilla y León

La cumbre de Torrecerredo con sus 2.648m es el punto más alto de la Cordillera Cantábrica, de los Picos de Europa, Castilla y León, y Asturias. Aunque la Torre del Llambrión de 2.642 m fue considerada tradicionalmente la montaña más alta de Castilla y León, las últimas mediciones sitúan a Torrecerredo como el límite de la cumbre entre los dos territorios y ésta tiene que ser compartida. Por tanto, ...