comunidades

Salt and Fire, controlando el clima

El director, documentalista, guionista y productor Werner Herzog tiene una extensa filmografía que se inició en los años 60.

Aunque solo he visto dos trabajos de su filmografía; Nosferatu, vampiro de la noche y Rescate al amanecer, su nuevo trabajo Salt and Fire, despertó mi curiosidad.

De oídas, me consta que es un director bastante especial a la hora de rodar, característica que queda bien plasmada en su más reciente film.

Mientras investiga un terrible desastre ecológico en Sudamérica, una científica es secuestrada por el antiguo líder de la corporación responsable de la catástrofe. Al mismo tiempo, bajo sus pies, un gigantesco volcán está a punto de entrar en erupción...

Salt and Fire es un drama climático de una belleza árida con planos perfectamente encuadrados y una fotografía muy bien realizada, que me ha dejado una sensación bastante templada tras su paso por el Festival de Sitges 2016.

Basada en un historia corta de Robert Bisell, el guión escrito por el propio director es una protesta contra la acción del ser humano sobre la Tierra.

El título del film describe los elementos que nos depara, sal y fuego, si bien, el segundo no llega a verse en ningún instante, está presente y amenazante durante un tramo de la película.

La primera parte de la historia, el secuestro, parece no servir absolutamente para nada en la segunda mitad del film.

Matt Riley, el secuestrador, interpretado por Michael Shannon (El hombre de acero) deja en entredicho la finalidad del secuestro con una acción carente de sentido para el espectador.

El ritmo peca de lento, sobre todo, en el ecuador de la historia con algún punto que no termina de convencer. El segundo tramo es bastante raro, estrambótico y por momentos aburrido, puesto que nos deja con la incógnita en el aire y no ofrece nada que nos mantenga realmente atentos a las verdaderas intenciones de los secuestradores. Dichas incógnitas se esclarecen en un desenlace que se aleja del toque dramático a favor de lo cómico.


Del grupo de científicos hay que destacar como protagonista a Laura, interpretada por Veronica Ferres, que por cuestiones del guión es la que acaba teniendo verdadera relevancia en la historia. Los actores Volker Michalowski (Malditos Bastardos) y Gael García Bernal (Amores perros) están de paso en la historia. Bien podría haber viajado sola la protagonista, ya que los dos actores no ofrecen ningún momento que recordar ni tienen mucha relevancia en la historia.

La película se encasilla durante buena parte de la misma en el drama, pero Herzog rompe cualquier clímax creado posteriormente con un par de secuencias cómicas en su desenlace. Una rareza realizada con talento, pero que no deja claras sus verdaderas intenciones ¿Concienciar o divertir?

Fuente: este post proviene de Cinefilias Ocultas, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Clara, romance estelar

En esta 51ª edición del Festival de Sitges otra de las obras a destacar y de la que, para bien o para mal, no se está oyendo comentar nada al respecto, ha sido Clara. Dirigida por Akash Sherman, su re ...

White Chamber, Neutrex futura

White Chamber es la tercera película del cineasta Paul Raschid, a priori, el film contiene los ingredientes esenciales para haberse convertido en la película predilecta de ciencia ficción minimalista ...

Apostle, adoctrinamiento religioso

Gareth Evans llega a la sección oficial a competición de la 51ª edición del Festival de Sitges con Apostle, una película que será distribuida por Netflix en nuestro país a partir del próximo día 12 de ...

What Keeps You Alive, bosque mortal

Colin Minihan presenta en esta 51ª edición del Festival de Sitges, su cuarto largometraje, What Keep You Alive. Un título que podría llegar a ser más revelador de lo esperado, por suerte, es improbabl ...

Recomendamos