comunidades

Relato Nueva York – Día 6 – Parte 2: Empire State

Finalizado nuestro recorrido por Greenwich Village, bajamos en la estación 34st Herald Square para dirigirnos al Empire State. La intención era llegar de día para poder ver el atardecer, pero con mi desvío en la tienda de discos cuando bajamos del metro ya era de noche.

La noche estaba despejada, hacía mucho frío pero el viento se había llevado todas las nubes. Llegamos al Empire State y había bastante fila, nos llamó la atención porque en el Top of the Rock no habíamos cruzado tanto turista. Nos olvidamos de un pequeño detalle, era San Valentín! Más allá del romanticismo que puede generar tener esas vistas geniales de la ciudad, en la película Sintonía de Amor (Sleepless in Seattle), Meg Ryan y Tom Hanks sin conocerse se encuentran en el Empire State el día de San Valentín. La peli es una clásica comedia romántica de los 90′ y parece que mucha gente quiso imitar lo de pasar el día en este icónico edificio.



Pasamos la seguridad, es tipo aeropuerto, hay que pasar las mochilas por un scanner, y nos pararon.  Me piden que abra la mochila porque en el scanner veían algo raro: los vinilos! Desarmé el empaque de los mismos y después de revisarlos nos dejaron pasar.



Antes de subir hay una exposición que te muestra como se fue construyendo, los plazos para cada parte, un diagrama de Gantt con los tiempos planificados y un montón de datos más sobre la construcción del rascacielos. Está muy bueno, al menos para nosotros que somos ñoños,  ver los documentos con el detalle de cantidad de empleados haciendo cada cosa, los materiales que usaban y los tiempos planificados.

Llegamos a los ascensores y subimos hasta el piso 86, este piso es el que está incluido en todos los pases de atracciones. Si quieren subir al piso 102 tienen que pagar un pase VIP. Nos quedamos unos minutos viendo la ciudad desde adentro, tomamos coraje y salimos a la plataforma de observación exterior.

El Empire State y su vista vista 360º

El Empire State tiene una vista 360º y la verdad que ver iluminada la ciudad es algo hermoso. El viento nos estaba matando, hacía tanto frío que veíamos como se creaba la escarcha en los vidrios que rodean el mirador. Sacamos algunas fotos, salieron bastante malas porque estábamos temblando de frío y porque sacarse los guantes para sacar una foto era bastante tortuoso.

Entramos para entrar en un poco en calor y volvimos a salir para intentar sacar algunas fotos más y disfrutar de la vista. Ya con muuuucho frío decidimos terminar la visita. Pasamos por la tienda de regalos chusmeando los productos, elevados los precios para algunas cosas que podías conseguir afuera a precios menores.

Fuimos para el lado de Times Square para cenar algo y todos los restaurantes tenían mucha espera, San Valentín es muy importante para esta gente y estaba todo lleno de gente. Volvimos caminando al hotel, de pasada compramos unas cervezas y unos sanguches en un deli y a comer en la habitación calentitos y sin todo el kilombo de gente.

El frío seguía azotando pero conocer Nueva York con nieve es una experiencia fría pero hermosa y además ¡¿Quién nos quita lo viajado?!

.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Si, ya se, las hamburgueserías son como los parripollos o las canchas de paddle en los ’90. Pero que haya muchas no implica que todas sean buenas. En la primer edición de #MorfiDelMes te contamo ...

Hoy inauguramos una nueva sección en el blog: #ElMorfiDelMes. La idea es mostrar distintos lugares para ir a comer algo rico, porque si bien mi sueño es vivir viajando, hay que ponerle onda a los perí ...

El último viaje a Nueva York por suerte fue largo y duró más de 10 días. Esta fue la excusa perfecta para ir nuevamente a una ciudad que nos había enamorado: Boston. Buscando precios de hoteles para 3 ...

Recomendamos