comunidades

Espejismos - Tercer Capítulo

Entonces después de mucho conversarlo y pensarlo bien, Lorena y Javier decidieron ir en dirección a las montañas, hacia el Dios del Este.



‑ Será un camino sumamente difícil, lleno de peligros ‑ dijo la mujer ‑ pero no deben olvidar que todo es por el bien de la humanidad, que el Dios del Este siempre estará con ustedes y que deben tener mucha fe. No deben flaquear o todo será en vano. Yo estaré cerca de ustedes por si me necesitan y deben recordar que pase lo que pase el niño debe llegar hasta el templo.

‑ Pero ¿ cómo saber el camino ? ‑ preguntó Javier.



‑ El anciano se los mostrará.



‑ Pero no podemos confiar en él. ¿Cómo sabremos que nos llevará por el camino correcto?.



‑ La leyenda dice que la astucia y la experiencia de muchos años será puesta al servicio del niño para su llegada al templo. El anciano sabe que hablo con la voz de la verdad y que no hay marcha atrás. Es la única persona que conoce a la perfección la montaña y los caminos más fáciles para llegar a la cima de ella.



La mujer se acercó al anciano y lo miró fijamente, sus ojos cambiaron de color y aquellos ojos que antes eran negros se tornaron azul pastel, en cambio los ojos de la mujer brillaban como luceros perdidos en el firmamento. El anciano cerró sus ojos ahora azules y cayó en un profundo sueño.

La mujer caminó hacia Lorena y tomó sus manos. La miró con mucha ternura y le dijo:



‑ Yo sé que no entiendes lo que sucede, ya no llores, debes sentirte halagada ya que fuiste elegida entre millones de mujeres para ser la madre del niño que nos salvaría. No eres una mujer común, y tu lo sabes. No hablo de poderes mágicos sino de cosas que son más fuertes que la magia, como la entereza de carácter, la nobleza, la fe, el espíritu de sacrificio, la perseverancia y sobre todo la capacidad de perdonar. Tu eres una mujer fuerte y sabrás como actuar. He eliminado del corazón del anciano la envidia y la mentira que cegaba sus ojos, ahora es sincero y será capaz de dar la vida por ustedes.



Acercó sus labios a la frente de Lorena, la besó y luego tomó las manos de Javier. Se sentó frente a él y le habló suavemente.



‑ Tu has sido elegido por Lorena, no por nosotros, quizás ella vió algo en tí que nosotros no hemos visto. No eres un ser especial, ni tienes cuerpo de guerrero ni sabiduría de anciano. Quizás nos des una sorpresa a todos. Aún así tienes en tus manos la vida de tu familia y una misión importante, de ti depende que Marcos llegue al templo. Yo estaré cerca de ustedes en todo momento, sólo debes llamarme con el pensamiento.



‑ ¿ Llamarte? ni siquiera sé quien o qué eres, ni cómo te llamas, mucho menos sabré como llamarte.



‑ Me llamo Lucero y sólo debes repetir mi nombre con mucha fe y yo estaré contigo.



‑ Se te olvida otra cosa Lucerito, estamos desprotegidos, ni siquiera tengo un arma con que defendernos, además los aldeanos nos buscan y en cuanto sepan que vamos hacia la montaña nos asesinarán a todos, no tengo buenos caballos y llevamos pocas provisiones.



‑ Tu eres un hombre inteligente y sabrás que hacer. Con respecto a un arma lamento decirte que debes entrar al templo sin armas pues éstas han cegado muchas vidas y están manchadas de sangre inocente.



‑ Entonces tu piensas que yo voy a llegar al templo vivo y sano, sin nada con que defendernos, y que con mis humildes manos dé muerte a todos aquellos que sí están armados y que no persiguen. ¡Que ilusa eres !!!



‑ Sigo sin entender que fue lo que te vió Lorena ‑ dijo Lucero molesta ‑ no usas ese cerebro para nada. Tan grandote y con cerebro de hormiga.



‑ Por favor ‑ dijo Lorena ‑ no me lo ofendas, yo lo amo y confío en su buen juicio.



‑ Claro que sí ‑ dijo Javier tomando la mano de su esposa ‑ y deja de hablarme así pues no se porqué te me pareces a mi suegra.





Todos rieron, quizás de esa forma trataban de olvidar la difícil misión que tenían encomendada. Poco a poco se fueron quedando dormidos y Lucero los cubrió con un manto transparente, aterciopelado y que de lejos parecían cubiertos por fina escarcha plateada.

A la mañana siguiente ensillaron los caballos y emprendieron el viaje hacia el este. El anciano les guiaba por los caminos menos transitados para así no encontrarse con ningún forastero. El viaje fué sumamente tranquilo. Lucero no volvió a aparecer desde aquella noche en el oasis.

Capítulo 3

Volver a la lista de capítulos

Fuente: este post proviene de El Blog de Rosa Lo Turco, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Novelas y cuentos

Recomendamos

Relacionado

Novelas y cuentos

Espejismos - Cuarto Capítulo

A medida que avanzaban el semblante de Marcos cambiaba, estaba más callado y un poco pálido, se quejaba en algunas ocasiones de sentirse débil. Lorena sabía que se estaban acercando a la montaña y que pronto dejaría de sentir el calor de su hijo, así que durante todo el trayecto no dejó de cargarlo. Le repetía constantemente que lo amaba, que pronto llegarían, le besaba el rostro y trataba de ...

Novelas y cuentos

Espejismos - Segundo Capítulo

Ya cerca del amanecer se encontraban muy lejos de aquella cabaña donde habían sido tan felices. Se detuvieron en un pequeño oasis y se refrescaron. Los caballos saciaron su sed mientras ellos comían silenciosos. Al segundo día de viaje se percataron de que el semblante de Marcos había cambiado. Se veía más ágil y también más tremendo. Estaba sumamente intranquilo, se notaba rebelde y le lle ...

Novelas y cuentos

Espejismos - Quinto Capítulo

Se despertaron temprano, antes que los rayos solares hicieran su aparición. El anciano les había dicho que se tardarían aproximadamente una hora en subir a la cima de la montaña pero que Javier tardaría media hora más debido a que él debía subir por las cuevas internas de ella, y por lo tanto, el camino era menos directo y más largo. Emprendieron la marcha. Javier dió a su esposa la ...

Novelas y cuentos

Espejismos - Primer capítulo

Hola ! Vamos a comenzar por publicar en varios capítulos la novela corta que dio origen a mi seudónimo "Espejismos". Esta novela la escribí en el año 1990 con aquel antiguo programa "Wordstar 5.0". Luego en el 2014 tuve la oportunidad de publicarla dentro de una antología de la editorial Negro sobre Blanco. Para quienes quieran adquirir el libro, les dejo el link haciendo clic ...

amor novelas publicadas Novelas y cuentos

La Guardiana de Cetus - Tercer Capítulo

LA GUARDIANA DE CETUS - TERCER CAPITULO Salió de la sede del Gran Concejo y fue trasladada al Carina Navis, lugar donde llegaban y despegaban las naves de los planetas amigos. Allí la esperaba una gran multitud. Todos habían traído regalos para la nueva guardiana. Sabían que, a pesar de su importante misión, la guardiana estaría muy sola y en muchas ocasiones extrañaría su planeta, así que t ...

lectura lecturas libro ...

Castigo Divino - Lorena Escudero

Buenos dias la escritora de hoy es una conocida ya de este blog porque su trilogía Salvaje la podeis encontrar reseñada en estos enlaces: Rebelde La Encrucijada Bandidos el libro que os traigo es bastante diferente y nos enseña que aunque seas un dios, siempre viene bien no tocarle las narices en exceso a papá Zeus porque se puede enfadar bastante... Castigo Divino - Lorena Escudero Sinopsis El g ...

Egipto, en busca de la eternidad (II)

No dejamos de sorprendernos con la habilidad comerciante de los egipcios... Templo de Edfu Parada obligada para todos los cruceros que surcan el Nilo, Edfu es el templo egipcio que mejor conserva y uno de los últimos a gran escala. Desde tiempo inmemorial el lugar había sido centro de culto del dios halcón Horus, por lo que Ptolomeo III, simplemente amplió el pequeño santuario y lo engrandeció ...

La confianza

La confianza en uno mismo es el primer secreto del éxito. Esta es la historia de un exitoso hombre de negocios, que una vez, ante una situación de hechos desafortunados, se encontró lleno de deudas. Los acreedores se acercaban y sus principales proveedores exigían el pago o le pedirían la quiebra, lo que haría cerrar su negocio. El hombre no veía salida posible. Desesperado y angustiado, un día ...

general declamacion el llanto ...

REIR LLORANDO DE JUAN DE DIOS PEZA

Un poema hermoso, que nos hace reflexionar acerca de la vida y la gente. Cuantas veces aprendemos a reír con llanto y también a llorar con carcajadas. Disfrútalo en la increible voz de FENETE Viendo a Garrik, actor de la Inglaterra el pueblo al aplaudirlo le decía: «Eres el más gracioso de la tierra y el más feliz...» Y el cómico reía. Víctimas del spleen, los altos lores, en sus noches más negra ...

instantes de una historia

Capítulo 42: En el Metropolitain de Abbesses

Lo que veían sus ojos no lo asimilaba su mente. Quizás no había sido tan buena idea haberse ido del café a toda prisa antes de que él la detuviera. Eric... Eric... Eric... y... esa mujer del sombrero a la que había seguido hasta aquella tienda. Entonces se dio cuenta, Eric no quería que entrara a esa tienda, que la viera. Una mujer alta y delgada de cabello rubio y unos ojos enormes grisáceos que ...