comunidades

Capítulo 42: En el Metropolitain de Abbesses

Lo que veían sus ojos no lo asimilaba su mente. Quizás no había sido tan buena idea haberse ido del café a toda prisa antes de que él la detuviera.

Eric... Eric... Eric... y... esa mujer del sombrero a la que había seguido hasta aquella tienda. Entonces se dio cuenta, Eric no quería que entrara a esa tienda, que la viera.

Una mujer alta y delgada de cabello rubio y unos ojos enormes grisáceos que vestía elegante pero informal. Una mujer que le recordaba a alguien. No podía dejarlo así, tenía que averiguar quién era y decidió seguirlos.

En la plaza de Abbesses había un mercado rodeando la boca de metro. Eric y su acompañante se pararon en uno de los puestos.

Se disponía a acercarse hacia donde estaban cuando su móvil vibró en su bolso. Era su jefe.

De acuerdo... Estoy en la boca del Metropolitain de Abbesses.

Al terminar la llamada volvió a mirar hacia ellos, esa mujer le recordaba a alguien, miró una fotografía en su móvil que le confirmó sus sospechas. El parecido era increíble...

Hay personas que tienen un doble que nunca se encuentran con él y allí estaba ella... mirándola...paralizada... desconcertada... agarrando el brazo de Eric con fuerza.

Se acercó a ellos y dijo:

Hola de nuevo Eric.

Luego miró a la mujer y le dijo:

Tú tienes que ser Chloé. Encantada.

Ninguno de los dos se movió ni dijo nada.

Bueno... pues... él viene para acá, ¿quién se lo va a decir?

Y sonrío amargamente.



Fuente: este post proviene de Pequeños Accidentes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Falta muy poco para San Valentín y he pensado que podíamos hacer algo dulce para Monsieur Accidents, unos deliciosos bâtonnets choco. ¿Qué te parece la idea? Esta receta está sacada del libro Les rec ...

A lo largo del mes he ido elaborando y compartiendo diferentes platos de la gastronomía asturiana y hoy vamos a reunirlos todos en un menú en el que participé en su elaboración hace unos años. Pero ...

Recomendamos

Relacionado

instantes de una historia

Hoy al despertar se sintió más ligera, sin miedo y con más fuerza. Hablar con él le había sentado bien. Era la primera vez desde hace mucho que había podido dormir y descansar durante toda la noche. Hoy tenía la mañana para ella, él había ido a recoger a Léa a casa de la hermana de la abuela de la niña y comerían allí. Decidió ir a desayunar a la cafetería de Amélie donde se pidió un tazón de café ...

Relatos mitológicos

En el fin del mundo, en una roca en el océano, vivía una mujer con garras terribles, alas de bronce y el aliento fétido propio de los cadáveres. Su cabello era un nido de serpientes venenosas con vida. Si la mirabas, de inmediato te convertías en piedra, su nombre era Medusa, la gorgona. El joven que debía destruirla vino de las mismas sombras que engendraron a ambos, tenía que llegar donde ella ...

Cultura En Familia Escapadas ...

En una sencilla y pulcra habitación en donde dominan los colores ocre (especie de estudio-taller-laboratorio) una mujer lechuza de ojos cerrados, concentrada en sí misma y en su labor, pinta sobre el papel unos pájaros que cobran vida gracias a la materia con la que son trazados: luz estelar (filtrada y dispersa gracias a una especie de lupa triangular que el personaje sostiene con su mano izquier ...

relato de misterio relatos de fantasía relato de fantasmas ...

Relato incluido en el libro “ASOMBROSOS CUENTOS DE MISTERIO Y FANTASÍA”, de venta en Amazon, para lector kinddle y en libro de papel. Somos siluetas recortadas, somos hueros fantasmas que se mueven en la niebla, sin perspectiva. (Virginia Woolf)  EN EL MUNDO DE LOS FANTASMAS.- 1.- La muerte de mi padre.- Siempre fui un niño tímido y huidizo, de porte de ratón y mirada esquiva, desean ...