comunidades

El "Gran Smog" de 1952. La niebla que mató a miles de londinenses.

Situémonos en Londres, a finales del año 1952, en un día gris y tremendamente frío. Muchos de vosotros habréis visualizado la escena con la típica niebla densa y opaca que ha quedado grabada en nuestros subconscientes gracias al cine y a la literatura; esa niebla por la que Jack el destripador se movía como pez en el agua o esa niebla que se entremezclaba volátil con las volutas de humo de la pipa de Sherlock Holmes.
Ciertamente, la típica niebla londinense, pese a que hoy en día es apenas inexistente, fue algo bastante habitual en la capital británica durante buena parte del siglo pasado. 


Se podría decir que los londinenses estaban bien adaptados a ella o que, por lo menos, la soportaban sin mayores problemas. Pero la niebla que cubrió la ciudad desde el 4 al 9 de diciembre de 1952 no fue una niebla normal, el “Great Smog” o “Big Smog”, como se la bautizó, mató nada más y nada menos que a 12000 personas.




Transcurrían tiempos duros tras la guerra en el valle del Tamesis y hasta los inviernos parecían más crudos de lo normal, cuando un gran anticiclón se posó sobre la ciudad atrapando las capas de aire frío en la zona inferior con otras de aire más cálido en las zonas más altas. A las chimeneas de las fábricas que quemaban carbón a espuertas para mover sus maquinarias, se unieron las de miles de hogares que prendieron sus chimeneas para combatir el terrible frío y, ya de paso, la de miles de vehículos que circulaban por las calles con sus motores diesel. El cocktail ambiental fue letal creando una niebla contaminante tan espesa y opaca que apenas se podía ver a un par de metros de distancia. La ciudad quedó completamente paralizada ya que la circulación era prácticamente imposible y los transeúntes tan solo podían moverse en metro o caminando.

Los hospitales comenzaron a llenarse de gente que acudía allí con todo un abanico de problemas respiratorios como hipoxia, cianosis, bronquitis y bronconeumonías causados por los agentes contaminantes que quedaron atrapados en la niebla a causa de la quema desmesurada de un carbón de muy baja calidad con elevados niveles de azufre. El dióxido de azufre, junto con el hollín y el dióxido de carbono unidos al ambiente frío y húmedo se llevó por delante durante los primeros días a 4000 personas, mayormente niños, ancianos y gente que ya acarreaba problemas respiratorios.

Al caos hospitalario también habría que sumar el policial, ya que la densa niebla fue el escenario perfecto para que vándalos y demás aprovechados se dedicaran al saqueo y al pillaje con total impunidad. Entre la niebla, los únicos vehículos que podían circular eran las ambulancias y los vehículos policiales que se iban guiando por las luces de los agentes de a pie que se situaban en puntos estratégicos a modo de faros humanos.




Cuando la niebla se esfumó, se comenzó a tomar conciencia de lo terrible que había sido y se recapacitó sobre su problemático origen. Durante los meses y años siguientes, otras 8000 personas fallecieron por los problemas respiratorios que tuvieron durante esos aciagos días de diciembre.

El “Gran Smog” del 52 dio pie la firma del Acta de aire limpio, que se formalizó en 1956 para eliminar las combustiones de carbón en las industrias y hogares y evitar un nuevo suceso de tal magnitud, pese a ello, ese mismo año de 1956 fue testigo de nuevo de otra niebla asesina con 1000 víctimas, en 1962 murieron de nuevo 700 personas por el mismo motivo, siendo este el último reporte de este tipo de nieblas en la capital londinense.

Por otro lado, la del 52 no fue la primera, ya que en 1880 se tiene constancia de que una niebla tóxica ya había matado a 2200 londinenses.








Fuente: este post proviene de Blog de lapandorica, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

En la década de 1920, un médico estadounidense, el Profesor Nasher, escribió esta crónica en la edición dominical del “New York American”: “Es una notable hazaña acrobática o contorsionista. Notable por su novedad como por el persistente entrenamiento necesario para lograrla. En cualquier hombre ordinario esta hazaña acabaría en l ...

El Telescopio Espacial Kepler tiene la ardua tarea de detectar pequeños mundos orbitando estrellas distantes, pero estos exoplanetas, cuyo número ha aumentado considerablemente a lo largo de estos últimos años, no es lo único que puede detectar el telescopio. Kepler también tiene la capacidad para ver objetos que exceden los fenómenos naturales… Sí ...

Por Silke Fernández Cuando estés en el Allgäu no te puedes perder una buena excursión por las montañas, haciendo una parada en una cabaña típica de la región (Hütte). En esta región también hay una variante del “Hütte” llamado “Alpe” que es una cabaña con pastizales y ganado accesible para los visita ...

Un equipo internacional de investigadores advierte que las extremas tormentas solares que hace 1.000 años sacudieron a la Tierra, pronto podrían ocurrir de nuevo y con mucha más potencia. Un nuevo estudio publicado en la revista Nature Communications reza que las tormentas solares -erupciones en el Sol que emiten partículas- en un futuro próximo podrían afectar a la ...

Por Mariana (@gutentagmariana) Continuando la serie "los recorridos extremadamente ñoños de Mariana" que ya me han llevado a muchos museos en la zona, ahora visité el Museo de historia alemana. Este lugar tenía ganas de recorrerlo desde hace meses pero por una u otra cosa no había podido hacerlo hasta este fin de semana. El museo, cuyo nombre en alemán ...

Por Vanessa González-Parra María Montessori una mujer de carácter aguerrido con todas las ganas de desafiar al mundo, introduciéndose en el mundo de los hombres, siendo la primera mujer médico en Italia. Quien tuvo las agallas de soportar los dimes y diretes de los otros hasta que logró el respeto, pero que no pudo evitar despertar sentimientos de rechazo en aqu ...

Por Omar Padrón Estrada Cuando era pequeño aprendí a tocar el teclado, a veces soñaba con dar un gran concierto a piano de música clásica, pero al crecer, por cuestiones del destino nunca logré tal cosa, sin embargo, imaginarán la gran emoción que me causó el visitar una ciudad que se caracteriza, por que vio entre sus calles a uno de los más ...

Los avistamientos de ovnis son de todo tipo de formas y tamaños. Desde esferas redondas, cajas cuadradas, en forma de cigarros o incluso el tradicional platillo volante. Pero entre todos estos avistamiento hay uno que destaca de las demás, los ovnis triangulares.  A partir de la década de 1980 muchos países, incluyendo Estados Unidos, experimentaron un aument ...