El chico de la sonrisa bonita

Cuando se me ocurrió añadir la sección “Cuéntame un post”, Patri de Entre suspiros y un café, fue de las primeras en mandarme su texto.

Ella, fiel lectora de este blog, escribe sobre sentimientos, amores, desamores, vivencias y todo aquello que mueve el alma. Ella, es de esas personas que transmiten confianza y cercanía, de las que irradian su pasión por la escritura y sus ganas por avanzar y crecer en este arte.

Su post, “El chico de la sonrisa bonita” es una muestra de ello.

Que lo disfrutéis.

a547678d12b905748589cd7e5590ec4b


The smile on your face, lets me know that you need me

theres a truth in your eyes saying youll never leave me

the touch of your hand says youll catch me whenever i fall

You say it best when you say nothing at all

– When you say nothing at all (Ronan Keating) ?



Era verano. No podía ser de otra manera con este tipo de historias. Siempre tienen lugar en verano. Era una calurosa noche cualquiera, serena, tranquila y apacible. Un cielo repleto de estrellas brillando a rabiar, y una inmensa luna, cual reina de los mares, lucían orgullosas en aquel firmamento que encantaba a aquel que osara mirarlo.

Yo estaba allí por casualidad. No estaba entre mis grandes planes de verano, esos que trazas con orgullo y ansiedad. Era más bien una noche improvisada (como tantas, como la mayoría) y sin grandes pretensiones. De esas noches que empiezan con mucha pereza y acaban por todo lo alto.

Confieso que hasta hubiera preferido quedarme en casa viendo una peli. Una de esas en la que una chica solitaria conoce a un chico atractivo y se enamora como una tonta. Y aquella noche, yo fui la tonta. Será verdad eso que dicen de que el destino se encarga de poner a cada uno en su lugar en el momento preciso.

eb17aea4e3f8c0c6b340a0dff8432879


La gente bailaba al son de una orquesta que sonaba de fondo. Pasodobles y bachatas animaban a la gente más mayor a pegarse unos bailes, mientras los más jóvenes pedían sus primeros cubatas de la noche. El alcohol aún no había causado estragos, por lo que el ambiente era distendido y alegre, hasta un poco contenido

Y en ese trajín de gente yendo y viniendo (parece mentira que la gente se mueva tanto), te conocí. Eras el chico atractivo que en cualquier peli romanticona volvería loca a la chica. Lo que hiciste conmigo aquella noche. Sin quererlo. Sin planearlo. Me convertí en la protagonista de un guion inventado por nosotros mismos, guiados por el momento y el destino, sin más misterios que el de una tranquila y calurosa noche de verano bajo un cielo estrellado.

c634b509febc0d99b2de0b8b99d8b66d


Pasaste a mi lado, y cuando nuestras miradas se cruzaron sólo recuerdo una cosa: tu sonrisa. Esa sonrisa perfecta, franca y sincera, sin nada que esconder. Era una sonrisa  que prometía risas y buenos momentos, secretos al oído y bailes acaramelados. Pedir deseos a las estrellas, comernos con la mirada.

Una mirada intensa, que invitaba a querer conocerte, a preguntarte qué hacía un “chico como tú” en un lugar como aquél. Una mirada de tú a tú, que acompañaba a esa tierna sonrisa que sólo los afortunados somos merecedores de ella.

Aquella noche creí en el amor a primera vista. No, mejor en el amor a primera sonrisa. Lo nuestro fue un flechazo. Tú, tu sonrisa y yo. Dicen que tres son multitud pero en nuestro caso, nunca nos hubiéramos enamorado sin ella. La mía no cuenta, sólo era una tímida expresión de alegría contenida cargada de mucha vergüenza.

Cuando dicen que la vida te cambia en un segundo, yo lo confirmo. Le daría a "me gusta" en cada estado de Facebook en que aparezca. Mi segundo fue una noche cualquiera, un verano cualquiera bajo un cielo lleno de estrellas.

Mi segundo fue un jueves por la noche en una noche de verano. Como no puede ser de otra manera en este tipo de historias.

363d1a4c9d152c223c93e8182369c727


“La vida no se mide por las veces que respiras, sino por los momentos que te dejan sin aliento”.

Patricia Coronado.

Entre suspiros y un café

Imágenes obtenidas en Pinterest

Archivado en: Cuéntame un post Tagged: Amor, Cuéntame un post, Encuentros, Relatos
Fuente: este post proviene de La chica de los jueves, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

El amor y otras batallas

No. No siempre es fácil. El amor no siempre te hace reír. En ocasiones, no fluye la comunicación, el drama llama a la puerta por un mal gesto o por una palabra desafortunada, la verdad se esconde por ...

Bajo cero

Antes. A veces, solo a veces, me reía de tu música. Eso que escuchas parecen cánticos de catequesis para niños. Me duermo. Parece que estemos en misa. Venga va. Quítalo. Y tú, durante unos instantes, ...

Te quiero, tía

No sé cómo empezar a decirte que te quiero. Que cuando te veo hecha un asco y con esas pintas de recién levantada, no me das pena, me das rabia, porque conozco tu potencial y ese no se qué que te hace ...

Recomendamos

Relacionado

música y lectura

PRESTAME TU SONRISA

Esta noche mas que nunca me llevo tu sonrisa, porque me hace mucha falta, mas que otros dias. Siempre esta libre , bailando por mis sentimientos, y jugando a volar con campanilla. Pero esta noche que no sé bien porqué te echo mas de menos que nunca, asi que te inhalare para que quedes en mi boca y te respire de noche. Asi volveran tu besos de nuevo a mi, volveran nuestros dias ansiados. Hoy mas qu ...

general otros temas

La sonrisa

Reflexión contada por Tiny Gragera en su programa "El Asfalto" de Radio Union Catalunya Estaba leyendo unos textos sobre escritores y me ha llamado la atencion el que os voy a contar, son etapas y vivencias sobre escritores famosos y en este caso su sencillez dice mucho mas de la persona que cualquier gran hazaña. Me gusta la importancia que da a una sonrisa y como la considera el mayor ...

general

Un chico afortunado. Capítulo 1.

Hacía tiempo que no salía tan temprano de trabajar. Aún no eran las siete pero ya había oscurecido, eso era lo malo del horario de invierno, la noche llegaba sin ser invitada. Salió del edificio de oficinas encaminándose a un bar cercano donde había quedado con un amigo. Gonzalo notó vibrar su móvil dentro de la chaqueta. Era Enrique avisándole que ya estaba allí. Guardó el móvil y entonces la vio ...

general

Un Chico Afortunado : Capítulo 7.

Alicia vio abrirse la ventana. Allí estaba Antonio llevando como único atuendo unos holgados pantalones azules, lo observó detenidamente mientras él se encendía un cigarrillo. Hacía mucho que no lo veía fumar, de hecho, pensaba que ya no fumaba. No podía apartar la vista de él. De su torso. Obviamente, en estos ocho años había cambiado mucho. Ya no era el chico delgado y sin músculos al que record ...

general

Un chico afortunado: Capítulo 5.

Antonio no podía dejar de observarla mientras Alicia hablaba y hablaba por teléfono. Ella pareció sentir la mirada de su ahora vecino y se giró para dedicarle una sincera sonrisa. Antonio tenía la impresión de estar espiándola, escuchando una conversación que no le correspondía escuchar. Oírla hablar con aquella espontaneidad con Gonzalo lo mataba por dentro. Sentía que ya no iba a poder aguantar ...

general agradecido alegria ...

Una sonrisa

Nadie entiende el poder de una sonrisa. Ignoramos lo importante que es. La fuerza que tiene, y la influencia que tiene en nuestra vida. Una sonrisa es luz en tinieblas. Alumbra lo más oscuro, limpia todo lo que esté sucio. Limpia el alma. Una sonrisa puede mover montañas. La vida cambia con una sonrisa. Esa sonrisa mejora el día, corrige el destino, aclara nuestras metas, hace más fácil el cam ...

general

Un Chico Afortunado : Capítulo 27.

Alicia se miró al espejo. No era la primera vez que lucía aquel vestido pero sí la primera vez que se lo ponía en España. Dio un par de vueltas delante del espejo sin percatarse que Antonio la observaba entre divertido y obnibulado desde la puerta de la habitación. Aquel vestido había sido un regalo de Brian para acudir a una fiesta que daban en su honor en una galería. Era realmente bonito y el ...

general

Un Chico Afortunado. Capítulo 23.

Los días pasaron rápidos. Las horas se les iban entre los dedos. Definitivamente, aquel viaje les había hecho enanomarse de las islas y de ellos. Antonio tenía claro a estas alturas que Alicia era más que un amor platónico, más que el eterno amor de la adolescencia. Ya no era un amor imposible. Ahora estaban juntos. Alicia le sonreía mientras le volvía a sacar una foto en medio de la Plaza del Cri ...

general

Un chico afortunado : capítulo 3.

Era increíble. Ocho años sin verse y, en menos de tres horas ,era la segunda vez que coincidían. Alicía vio a Gonzalo y a Enrique nada más entrar en el pequeño restaurante. Años atrás habían compartido mesa en ese mismo lugar muchísimos viernes noche, como aquél. Su rostro se iluminó nada más descubrirlos al fondo del bar. Le hacía tanta ilusión volver a encontrarse con sus viejos amigos. Gonzaló ...