comunidades

El acomodador

El siguiente relato (recortado) forma parte de mi primer libro Obras de arte y otros relatos y puedes leerlo mientras escuchas la misma canción que yo escuché mientras lo escribía.

Que lo disfrutes.



(…)

El anciano sonrió tranquilo, reconfortado con mis palabras. Me dijo que se llamaba Juan, yo le dije que era Marta. “Anda, como mi nieta”, dijo. Empezó de quitarse sus propias capas. Boina fuera, abrigo fuera, bufanda fuera. Despojado de tanta prenda parecía más frágil y vulnerable. Sus manos eran finas, tan finas que parecían romperse al mínimo golpe. Su cuello, lleno de surcos y arrugas, mostraba las cicatrices de quien sabe lo difícil que puede resultarle a uno respirar. Y su mirada. Su mirada era un mar.

—¿Cómo es que estás sola? Una chica como tú no debería estar sola en un sitio tan bonito como este.

—Bueno, no crea. Algunas veces me gusta pasar tiempo sola. Me viene bien para pensar, para estudiar, para escribir…

—¿Para escribir? Yo también escribía de joven. Bueno, escribir escribir… tampoco. Escribía cartas a mi mujer. No sé por dónde estarán ahora…

—¿No las conserva?

—Pues no lo sé hija. Digamos que cuando llegas a cierta edad la cabeza te juega malas pasadas. No sé ni lo que comí ayer, como para acordarme de dónde puse esas cartas cuando Pilar murió…

—Cuánto lo siento.

—No te preocupes, es algo normal. Todos morimos. Lo que cuenta es haber vivido. Hay gente que muere sin haber vivido… eso sí que es triste. Pero si has disfrutado, si has amado, si has bailado hasta desgastar las suelas, morir será sólo un triste papeleo y no un drama.

—Bueno, visto así… tal vez tenga razón.

Juan pidió una ensaimada. “Qué calor hace aquí, ¿no?”, masculló con cuidado para que la camarera no lo tomara a crítica. Era un hombre muy mirado, como mi abuela. Una vez con el estómago más lleno, me contó algo más de su vida. Había sido acomodador de cine, portero de colegio y vendedor de seguros.

—¿Y qué es lo que más le ha gustado ser?

—Pues estuvo bien ser portero, ver esa ilusión en los ojos de tantos niños. Pero eso no tiene mucho mérito, ¿sabes? Por lo general, un niño si nace en un buen entorno, es casi cien por cien seguro que sea feliz. Tienen esa clase de magia y esa ilusión en la mirada que viene de serie. Me hacía feliz verlos día a día. Me sentía en paz con el universo. Pero es lo mismo que se puede ver en un parque, en una feria, en una fiesta. En cambio, ser acomodador de cine fue genial.

Le cambió la cara. Su sonrisa iluminó toda la cafetería.

—La gente va al cine porque necesita evadirse, escapar un poco de la realidad, volver a soñar. Tú ves esas caras expectantes, locas por sentir de nuevo, locas por introducirse en un mundo que les haga olvidar el suyo propio. Tienen alegría en la mirada. Lograr eso en un adulto es mil veces más complicado que en un crío. El aire de los adultos ya está demasiado viciado. Las facturas, la familia, el jefe, la bronca con la mujer… tiene mucho más mérito lograr que un adulto sea feliz. El cine lo consigue y yo era partícipe de todo ello… de lágrimas, de risas, de primeros besos, de primeras manos que se cogen…

—Nunca lo había visto así. Suena bonito.

—Lo es. La gente necesita sentirse acompañada por el reflejo de sus más profundos deseos. Por un protagonista que lucha contra el mal o por una heroína que busca la justicia. Todos necesitamos a alguien, real o irreal, que se siente frente a nosotros y nos muestre el camino que podemos seguir, todo lo que podemos llegar a conseguir. El cine era eso para mí. Y de joven lo necesitaba tanto como las personas a las que acomodaba. Ahora ya no… ahora me conformaría con que alguien, simplemente, andase conmigo. Ya no necesito que me muestren nada, el camino lo tengo más que andado.

Intuí tanta tristeza en sus palabras, que solo tuve ganas de abrazarlo. Pero contuve las ganas y pregunté, sin querer abrir demasiado la herida. Sin saber cómo hacerlo.

—¿Vive solo, Juan?

—Digamos que nadie está conmigo en el sprint final…

Una triste risa, completamente vacía de esperanza, resonó cerca de mis tímpanos. Y quise decirle algo, pero se me adelantó.

—Marta, sé que no soy quién para aconsejarte nada, ni quién para juzgar que tomes cafés sola. Estar sola está bien… pero trata de compartir tus minutos con la gente que quieres siempre que puedas. Intenta no pasar mucho tiempo sola, aunque sea por elección propia, porque llegará un día en que no querrás estarlo y no te quedará otra… y te dará por sentarte en mesas ajenas, con jovencitos que no tendrán porqué escuchar tus tonterías, como estoy haciendo yo ahora contigo.

Juan me guiñó un ojo. Yo reí tímidamente. Pensé en sus palabras. La verdad es que muchas veces me encerraba en mi mundo. Pasaba tiempo en soledad, la mayoría de veces porque quería, pero sí que es cierto que me fastidiaba un poco ese carácter solitario.

Quizá él tenía razón…

BLOGACOMODADOR


Lee más aquí

portada


M.

Archivado en: Obras de arte y otros relatos Tagged: Amazon, ebook, la chica de los jueves, lectura, libros, Literatura, Obras de arte y otros relatos
Fuente: este post proviene de La chica de los jueves, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Estamos todos bien

Día 16. El mundo, de Jimmy Fontana, sonaba esta mañana en San Isidro desde el balcón de alguien, en el edificio que queda a la izquierda de mi casa. Sentada en el sillón de mimbre pintado de blanco, c ...

Día 5

Día cinco. Durante estos días de confinamiento me he dado cuenta de varias cosas. Algunas son bastante absurdas, otras tantas tienen relativa importancia y, las que dejaré para el final, creo que marc ...

El amor y otras batallas

No. No siempre es fácil. El amor no siempre te hace reír. En ocasiones, no fluye la comunicación, el drama llama a la puerta por un mal gesto o por una palabra desafortunada, la verdad se esconde por ...

Bajo cero

Antes. A veces, solo a veces, me reía de tu música. Eso que escuchas parecen cánticos de catequesis para niños. Me duermo. Parece que estemos en misa. Venga va. Quítalo. Y tú, durante unos instantes, ...

Recomendamos

Relacionado

Relatos CorazóndeFondant destacados ...

Pequeño corazón de fondant

El otro día vi una foto tuya. Llevabas un vestido rosa muy cursi, con lazada en el cuello y manga larga. Cara de bruta, mofletes inflados, mirada de “a ver cómo subo… pero que tengáis claro que subiré”. Estás en un tobogán, a punto de trepar por donde se debería bajar. Siempre quisiste ir en contra de la gravedad. Ahora lo sé: querías volar. Si hubieras sabido todo lo que te iba ...

críticas de cine buena mark millar ...

Crítica de cine: Kingsman: Servicio secreto

en Relatos escritos - Revista de relatos de ficción, críticas y cine Crítica de cine: Kingsman: Servicio secreto Fui a ver esta película animado tras descubrir que el director era Matthew Vaughn, el responsable de Kick Ass y X-men Primera generación. La verdad es que no me apetecía demasiado ver la película después de leer el cómic de Mark Millar, un guionista de cómic que me encanta y responsabl ...

Entrevistas

Entrevista a: Jorge Urreta ( Escritor)

Entrevista a: Jorge Urreta (Escritor) Biografía Jorge Urreta (Bilbao, 1974) es informático de profesión y escritor de vocación. Finalista en 2007 del VII premio de relato del portal literario Yo Escribo (http://www.yoescribo.com), con el relato ¿Quién dijo miedo? Finalista en 2009 del primer premio Ovelles Elèctriques, de cuento de fantasía, terror y ciencia ficción, fallado por el portal lite ...

CON CLASE CREATIVO FOTOGRAFÍA ...

LA CAMARERA Y SUS RELATOS

La camarera y sus relatos siguen estando de actualidad. En el mundo que nos rodea solo hace falta ser un poco observador y detenerse discretamente a observar. Frente a vosotros miles de historias cada día pasan desapercibidas ante vuestros ojos por no ser capaces de pararos a observar, y mirar como suceden las cosas. Realmente vivimos en la era de la NO comunicación, “frente a frente”, ...

promociones de mis obras relato de ficción cómo afrontar una pérdida ...

DONDE VIVEN LAS LÁGRIMAS.-

Relato incluido en el libro “Relatos inquietantes de la nube” publicado en Amazon en versión kindle y en libro. Si es de vuestro agrado podéis  seguir los enlaces pinchando en las portadas de los libros. “El alma no tendría arcoíris si los ojos no tuvieran lágrimas” (John Vance Cheney) Viernes 10 de Septiembre- Debo escribir lo que siento, aunque el dolor me impida intentarlo cortán ...

lectura lecturas reseña ...

Cosas que escribí mientras se me enfriaba el café - Isaac Pachón

¡Buenos dias! ¿os habíais encontrado alguna vez con un título tan original? yo no ¿y de qué va este libro con ese título? pues está lleno llenico de sorpresas que voy a intentar no desvelar... Cosas Que Escribí Mientras se me Enfriaba el Café - Isaac Pachón Sinopsis: Cuando busco la inspiración, pido o me preparo un café (siempre con leche), cojo mi bolígrafo de tinta azul o coloco mis manos sobr ...

libros recomendados para leer el misterio de salems lot el resplandor ...

2 novelas de terror clásicas de Stephen King

Stephen King es uno de los autores contemporáneos más reconocidos en el género del suspenso y el terror. Ha abordado temáticas muy variadas, desde los vampiros hasta los zombis y los relatos de fantasía medieval. Siempre con un toque único, muchos de sus relatos han sido adaptados a la pantalla. Hoy recomendamos algunas de las obras que más nos han gustado sobre Stephen King y su forma de entender ...

Novedades Editorial Seix Barral Editorial Seix Barral

Novedades Noviembre Seix Barral

Novedades Noviembre Seix Barral Comenzamos el mes con novedades editoriales, esta vez toca a Seix Barral del grupo planeta. La hora de despertarnos juntos Autor: Kirmen Uribe Temática: Narrativa Literaria Colección: Biblioteca Breve Próximamente: Faltan 7 días A Karmele Urresti la guerra civil la sorprende en su Ondarroa natal. Mientras la población huye al exilio, ella decide quedarse cur ...

música y lectura libros de relatos historietas ...

Los mejores libros de relatos

En la literatura hay un género único y especial que, en ocasiones, sigue en las sombras a pesar de su buena calidad. Me refiero a los libros de relatos en los que pequeñas historias nos introducen en un estado emocional diferente a cada uno de nosotros, unas historias que recordaremos casi como las anécdotas que nuestros abuelos y abuelas nos contaban de pequeños. Por eso, os traigo los mejores tí ...

Relatos

Las bicis, el sol y la arena

Ayer, repasando mi timeline de Facebook, encontré un artículo de Elle en el que mostraban varios destinos para viajar sola. Viajar sola. ¿Cuántas veces me lo habré planteado pero nunca lo he llevado a cabo? Nunca he sabido si era por miedo a sentirme más sola aún (como diría Marta en Obras de arte y otros relatos) o simplemente por la típica neura al qué dirán los demás. Ya sabéis, esas voces inte ...