comunidades

Cantabria: perdidos en busca del Faro de Caballo



Hay días en los que todo sale perfecto y el éxito está garantizado, y otros días en los que solo al levantarte ya sabes que no va a ir bien. Nosotros aún no lo sabíamos pero cierto es que nos tocaba cambiar de alojamiento y dejar nuestra querida posada y su jardín, que yo siempre comparaba con mi paraíso particular. Como yo sabía que el listón quedó muy alto y era muy difícil encontrar algo parecido, me puse tan triste que me dio por llorar de pena al pensar que nos teníamos que ir de allí.

Adiós a aquel jardín en medio del valle donde solo se oía el silencio y los cencerros de las vacas, adiós al olor a lluvia y tierra mojada (bueno, estando en Cantabria precisamente eso no iba a desaparecer), las cervezas tostadas después de pasar el día fuera, adiós a mi definición de felicidad.



Era un domingo lluvioso y allí en medio de la nada y el monte era bastante difícil encontrar un bar y menos abierto. Al llegar al pueblecito más cercano (solo era una calle) preguntamos dónde podíamos tomar un café a la única persona que había por la calle ¡y bingo! el bar de la esquina estaba justo ahí. Tomamos un café y continuamos nuestro viaje en coche: nuestra ruta de hoy incluía un recorrido a pie hasta El Faro de Caballo, en Santoña.



Seguía lloviendo aunque lo hacía muy suave. La ruta que hicimos empieza en el pueblecito costero de Santoña, una villa no muy grande en la que curiosamente nos costó dios y ayuda encontrar aparcamiento. Cuando por fin conseguimos aparcar por el polígono, tuvimos que andar 20 minutos hasta el comienzo de la ruta que en teoría dura 3 horas (ida y vuelta) y son cerca de 4 km (sin contar con el tiempo que quieras descansar una vez allí).

Esta ruta en concreto no es una ruta circular, tiene algo de desnivel y la guinda de este paste es el faro, y ojo que para llegar hasta él hay que descender por casi 700 escalones de piedra muy incómodos que luego tendrás que volver a subir. Pero aunque suene horrible te aseguro que merece la pena.





Esto lo digo desde un punto de vista objetivo porque nuestra experiencia no fue precisamente buena. Es cierto que el paisaje, el bosque y las vistas hacia la ría de Santoña, una vez has ascendido por el sendero son preciosas, pero veníamos de estar en el paraíso y de ver algunos de los pueblos más bonitos de España. Además estaba lloviendo y el cielo estaba muy gris. Perdimos mucho tiempo buscando aparcamiento y ya llegábamos tarde. A ratos empezaba a llover y hacía frío, pero en la que paraba, al ir cuesta arriba volvía a hacer calor así que nos pusimos y quitamos los chubasqueros 30 veces (me quejo mucho, lo sé. Que se lo digan a Carlos).

Nosotros seguimos andando por el sendero pasada ya la hora y media y aquello no tenía fin. Empezamos a desesperarnos porque el sendero era todo igual hasta que por fin encontramos un faro que nos hizo sospechar. Este no era el Faro de Caballo que estábamos buscando y en la ruta no había ningún otro faro, entonces... ¿qué faro era? ¿dónde estábamos? la ruta del Faro de Caballo es de ida y vuelta, pero puedes continuar y hacer una ruta circular mucho más larga de 12 km que rodea todo el Monte Buciero, pasando por el Faro del Pescador y allí estábamos nosotros. Nos habíamos pasado más de 1 km que después tuvimos que deshacer. Así de gratis perdimos 1 hora.



Entre desesperación y cabreo (porque el día lo llevábamos calculado al milímetro) deshicimos el tramo de más y encontramos el desvío al Faro de Caballo que ya era bastante transitado por más senderistas. Fue así como nos dimos cuenta, porque la señalización del desvío es un trozo de madera que se camufla en un tronco de árbol.

Ahora sí que íbamos en la dirección correcta, cansados de más y con una hora de retraso, pero quedaba lo peor: bajar y subir los 700 escalones. Aun así fue aquí donde comenzó el verdadero espectáculo. Una bajada por unos escalones de piedra súper empinados con un curioso mar turquesa de fondo y unos paisajes espectaculares. Y es por esto por lo que recomiendo hacer la ruta. Fuera de nuestra mala experiencia, el recorrido es una auténtica pasada y el faro es lo menos (un faro normal y corriente).

Bajamos sin prisa y aun así, el último tramo nos temblaban un poco las piernas. Descansamos un poco donde pudimos porque estaba lleno de gente y volvimos a subir tranquilamente, poco a poco, respirando... y llegamos arriba. Después volvimos por el mismo sendero hasta llegar a la civilización (que alegría y que hambre tenía ya!) y nuestro nuevo reto fue buscar un lugar para comer.

El día estaba saliendo bastante mal en general y no iba a ser menos el momento de comer. Estábamos reventados y era muy tarde por lo que nuestras ganas de encontrar un sitio donde sentarnos y comer era inversamente proporcionales a los bares que aun tenían la cocina abierta (eran casi las 16:00 h.).

El único sitio donde aún nos daban de comer se llama Portus Victoriae y estaba en un cruce lleno de terracitas con mucho ambiente. El servicio fue bastante malo y la comida peor. Nos costó que nos limpiaran la mesa (cosa que en tiempos de Covid aun me parece más grave) y también que nos tomaran nota. Comimos un menú del día y de todas las opciones que nos gustaban no quedaba nada (vale que llegamos justo antes de las 4). Nos ofrecieron cambiar la salsa carbonara de unos espaguetis porque no les quedaba, por tomate, solo tomate. Por supuesto el tomate era de brick, preguntamos si nos podían poner un poco de atún y nos dijeron que no. Le pedimos queso rallado o algo para acompañar y en principio nos dijeron que tampoco, pero luego sí que nos trajeron, menos mal. De allí salimos bastante cabreados y luego nos tocaba volver al coche que a saber a qué distancia estaba... nuestra experiencia en Santoña en general fue bastante mala. Seguro que yendo tranquilamente con un día de sol hubiera sido diferente.

>> Castro Urdiales <<

Fuente: este post proviene de Ganas de viajar, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Hubiera sido ideal haber disfrutado la tarde entera en Castro Urdiales, sobre todo porque nos encantó, pero perdimos mucho tiempo en Santoña (una pena). Por suerte el día cambió a mejor y ¡salió hasta ...

Ni es santa, ni es llana, ni tiene mar. El pueblo de las 3 mentiras podría ser el pueblo más bonito de España, un imprescindible para visitar en Cantabria y una opción perfecta de turismo rural o si v ...

Etiquetas: Mi cuaderno

Recomendamos

Relacionado

escapadas sin niños fotos

Esta entrada la tenía en pendientes pero entre una cosa y otra, las navidades, el cumple y demás...se me estaba olvidando publicarla y no podía ser porque como os digo en el título de la entrada: el Faro del Caballo es uno de los lugares más increíbles en los que he estado. Es curioso porque está en Cantabria a una horita de Bilbao y no sé si es por su difícil acceso (ahora os lo cuento porque el ...

Ayuda al viajero Cantabria España ...

Nos vamos de ruta por el norte de España y hacemos una parada en la localidad de Santoña, en Cantabria. Esta pequeña villa marinera se encuentra rodeada casi en su totalidad por las aguas del mar Cantábrico, algo que la hace especial y muy pintoresca. Santoña se ubica a menos de 50 kilómetros de Santander y a menos de 70 de Bilbao. Por ello, es un lugar estratégico para hacer una escapada a ambas ...

Cascadas Castilla y León Con niños ...

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO En tiempo de lluvias o deshielos asombra las prisas con las que bajan las aguas del Faro a encontrarse cuanto antes con las del Curueño, río vertebrador de la Montaña Central Leonesa recordado, siempre que se habla de él, como “el río del olvido” al que dedicó una obra llena de ternura el escritor leonés Julio Llamazares. La Quemada. Ca ...

viajes alfoz de lloredo caborredondo ...

Cantabria es un lugar espectacular, con paisajes preciosos y con rincones tan especiales como la Posada de Caborredondo. Un hotel rural del que te será difícil marcharte, pues sus dueños te harán sentir como en casa. Vamos, acompañadme, que os cuento más sobre este lugar. Si recordáis, hace poco estuve de vacaciones y tuve que buscarme una escapada rápida. Así fue como conocí Jesuskoa en tan solo ...

Minirutas Rutas en bici

Por fin llegan unos días de descanso para desconectar del estrés laboral, o del ritmo de vida tan ajetreado en el que nos movemos hoy en día. Pues bien, aprovechando los días que nos regala el tiempo en nuestra comarca, decidimos hacer una ruta en bici por uno de los paraísos más impresionantes del Salnés:       La Isla de Arosa (Illa de Arousa) Nos encanta perdernos por todos sus parajes y recove ...

ruta por Cantabria país vasco y pirineos

Este nuevo viaje es una ruta por España de 15 días, queríamos conocer la parte de Cantabria, la occidental, ver un poquito el país vasco y ya para finalizar el pirineo aragonés. Para ello alquilamos una semana en Castro Urdiales, está justo al lado del país vasco y es más barato y una semana en Ainsa, Huesca. Pero como el camino es muy largo hacia Cantabria hicimos escala en Madrid y de Ainsa a Se ...

rincones

Si hay algo que nos enamora en Buenos Días Mundo, es La Tierruca. Lo hemos anunciado a bombo y platillo, y es que nos encanta descubrir rincones nuevos, redescubrir los de siempre y exprimir al máximo este paraíso donde tenemos la suerte de vivir: Cantabria. Uno de nuestros planes favoritos, especialmente los días en los que el tiempo acompaña, es hacer pequeñas rutas donde nos quedamos con cara d ...

salir y viajes viajes grecia ...

¡Primera entrada del 2015, Calderer@s! Y para recargarnos las pilas, vamos a empezar con una entrada viajera. Concretamente con la etapa 16 de nuestro viaje de 20 días por Grecia. En esta jornada recorrimos en coche la distancia que separa Kalambaka de Litohoro, unos 150 Km que se tarda aproximadamente 2 horas y media en recorrer.  Eso siempre y cuando, claro, no te empeñes en intentar esquivar lo ...

Europa

Si vas a pasar por el lago di Como 1 día en esta entrada te explicamos qué ver, qué hacer y cuánto te va a costar. Además, un par de recomendaciones sobre un alojamiento perfecto y a un precio genial. Lugares donde comer, disfrutar de un helado delicioso o dónde aparcar GRATIS. ¡Vamos a ello! Indice Dónde alojarse en lago di Como Dónde aparcar GRATIS en Como Que ver en Como en 1 dia Dónde comer ...

Mi cuaderno Surf

Buenos días! El día de hoy prometía ser muy guay porque por fin haríamos ¡surf en el Cantábrico! En realidad da igual dónde porque yo no tengo ni idea de hacer surf; este plan fue cosa de mi chico. Esta vez madrugamos porque teníamos que estar en el surfcamp a las 9 de la mañana y llegamos los primeros así que no hubo problema de aparcar. Hizo un sol buenísimo para meterse al mar. La escuela de s ...