comunidades

47. El amor es lo que tiene

Será porque acabo de volver, será porque, por primera vez en un mes, tengo tiempo a solas, será la primavera, será porque hoy he elegido para pasear un camino desconocido... la cuestión, Soletes, es que hoy estoy reflexiva.

---

Seattle en primavera es como esas ciudades de la Italia renacentista que te sorprenden con monumentos escondidos tras cada esquena, solo que mi querida Ciudad Esmeralda lo hace con cientos de flores. Algo mágico flota en el aire estos días, y no es sólo el polen. Mire donde mire lo veo: personas que han venido aquí a encontrarse con ellos mismos, personas que han venido a encontrar a otros, a conocerse, personas que pasean silenciosas, personas que miran fijamente el mar como buscando algo que quizás aún ni sepan que existe. Me complace haberme unido a ellos hoy, me alegro de haber venido, no negaré que casi me puede la pereza del domingo, no negaré que casi me superan las nubes negras de la mañana.

El miércoles, sin ir más lejos, mi agotamiento me hizo casi no ir a clase de tango, casi perderme los cerezos en flor. Me habían dicho que con la lluvia y el viento ya no quedarían casi flores, que sería un rollo verlos bajo la lluvia y no merecía la pena. Mi cabezonería hizo que no quisiese conformarme con la versión pesimista que me estaban vendiendo. No pude alegrarme más de mi decisión: aquella plaza en la que había estado varias veces, esa que otras veces me mostraba sólo árboles desnudos, me ofrecía ahora un espectáculo digno del Sueño de una noche de verano.

Si los cuentos de hadas existieran, sucederían allí. Todo era rosa, la cadencia con la que los pétalos se desmayaban de forma perezosa sobre el césped era hipnótica. Y ahí en medio estaba yo, capucha puesta y boca abierta, viendo como otros se hacían fotos para anunciar su compromiso o embarazo. Me resulta curioso pensar en las decepciones y en las sorpresas. A punto estuve de no venir por los que decían que no era para tanto, por los que vaticinaban que, debido a la lluvia estaría todo embarrado y apenas quedarían flores. Pero, ¿qué sería de Seattle sin su lluvia? Como tantas otras veces, me alegro hasta el infinito de haber vencido al frío y la pereza, de haberme atrevido a salir a la lluvia.







Quizás lo mismo ocurra con las personas, quizás no debamos dejarnos llevar por la "pereza" que implica conocer a alguien, quizás no debamos escuchar a los que nos dicen que no merece la pena porque, ¿y si se equivocan?. A veces pienso que el "amor" (en referencia a la pareja) es una ilusión, un engaño que crean los humanos para sentirse menos misarables que los grandes amores no son más que el vano recuerdo de una ilusión: algo que terminó demasiado pronto, antes de que empezase a echarse a perder, como la foto de una rosa recién cortada, cuyo sino no es otro que acabar podrida y devorada por el moho o los gusanos. No sé, quizás es solamente una visión pesimista de las relaciones humanas, pero creo que (en general) la gente se conforma. Los que están solos se quejan de ello y los que tienen a alguien se quejan de sus parejas y ansían la libertad. Otro reflejo más del inconformismo de nuestra sociedad, del querer tenerlo todo y, por tanto, no ser feliz con nada. Queremos etiquetar: esto es amor, esto pasión, esto compromiso, esto "conexión"... anda ya, hombre, ¿qué más dará? Lo único real es lo que vives en un momento dado y a lo que estés dispuesto a atreverte y a sacrificar para mantenerlo vivo.

Supongo que el secreto de las relaciones largas es reenamorarse. La cuestión es que para ello hacen falta esfuerzos, hace falta salir de la cama, ponerse el chubasquero, las botas y darle una oportunidad a lo que sea que esté esperando ahí afuera. Soletes, ya os lo he dicho antes: estoy enamorada de Seattle (amar una ciudad es fácil) y ahora que llevo un año y medio y sé que me quedan dos más tengo que asegurarme de que la iré amando más todavía, de que la querré y la disfrutaré a pesar de su lluvia y de sus días grises. Con eso en mente, recorro hoy el puerto, volviendo a enamorarme, a pensar en la pena que me va a dar cuando me vaya pero aun así atreviéndome a vivir lo que la ciudad me ofrece ahora.

Entonces lo veo, pegado en una barandilla, en mi esquina preferida, la que está cerca de “Ye Olde Curiosity Shop” y ofrece una vista de la noria. Hay una nota (plastificada para que la persistente lluvia no la deshaga) que dice algo así como: "En agosto de 2016 S & M se besaron en esta esquina y descubrieron que eran más que amigos. Coge a tu ser querido entre tus brazos y fúndete con él en un beso interminable, tal y como S & M hacen siempre que pasan por este lugar mágico".





Supongo que siempre habrá esquinas, lugares de las diferentes ciudades que marcaron nuestra historia que nos arrancarán una sonrisa o un recuerdo cuando pasemos por ahí. Lo que no puedo evitar preguntarme es: ¿qué habrá sido de S & M?, ¿seguirán volviendo de verdad a esa esquina?, ¿les ocurriría como en la canción de Vetusta Morla "en mitad del relámpago llegó el mal de altura, fueron sed en el aire pero boca en la tierra"?. ¿Y luego qué?: ¿serán dos desconocidos?, ¿vivirán felices comiendo perdices?, ¿o estarán, como en la canción, "echándose tanto de menos que les da por despegar en avenidas de pegamento, clavados por las rodillas"?. Quién sabe... a lo mejor mi futura novela incluya un relato sobre lo que pasó con ellos en aquella esquina.

Un rato después vuelvo a la que hace tiempo decidí que sería mi playa preferida. Un velero me saluda, igual que en año nuevo de 2016, la última vez que estuve aquí. Hoy está nublado pero, aun así, hoy veo esa playa con otra magia, hoy tiene perspectiva. En aquel enero me enamoré, hoy le tengo cariño. Supongo que entonces, después de todo, es posible que lo mismo pase con las personas.



---

Bueno Soletes, hasta aquí estas reflexiones tan primaverales y que hablan de un tema que no había tocado todavía pero me habíais pedido más de una vez. Se me han juntado, en las últimas semanas, varias situaciones inesperadas que me han hecho reflexionar sobre esto y, ahora mismo, lo veo así... igual dentro de un par de post os cuento algo totalmente diferente. En fin, que viva la primavera y las sangres alteradas.

Por primera vez desde hace tiempo voy a estar varias semanas seguidas por aquí, así que iré publicando poco a poco (cada dos semanas) todo lo atrasado. Luego tengo jaleos y vuelos a mitad de mayo, junio y julio... pero ya os iré informando. De momento os adelanto que el post de la semana que viene relata lo que ocurrió en el ECCC.

¡Disfrutad de la Semana Santa los que tenéis vacaciones!

Índice del blog (para acceder a todas las entradas)

Página de Facebook (para estar al día de las novedades)

Suscripción al blog (para que os lleguen las entradas por email)

Fuente: este post proviene de Viviendo en Ciudad Esmeralda, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Ciudad Esmeralda diferencias naturaleza ...

29. Barbacoa en Green Lake

Hola Soletes, Esta semana también he ido hasta arriba de trabajo, entre otras cosas porque estoy preparando un par de viajecillos de los que próximamente tendréis noticias, así que me temo que el post de hoy tampoco será muy largo, aunque sí bonito. Algunos respondisteis a la encuesta que lancé para ver sobre qué temas os apetecía que hablase pero tampoco habéis sido muchos así que voy a dejarla a ...

aventuras Ciudad Esmeralda naturaleza ...

71. La última superviviente (despega como puedas)

Queridísimos Soletes, he vuelto, he vuelto porque la ocasión lo merecía, porque vosotros lo merecíais y porque por fin parece que voy recuperando el equilibrio y las fuerzas para hacer cosas que no son esenciales (aunque no por ello sean menos importantes). Sin más, os dejo con un muy demorado nuevo post: abrochaos los cinturones, o casi mejor los arneses, porque en esta montaña rusa los giros de ...

Ciudad Esmeralda curiosidades diferencias ...

38. Trescientos sesenta y cinco días

29 – 10 – 2015 (hace un año) Quedan 4 horas para llegar a Newark, primera parada en mi viaje a Seattle. Sí, ya me voy... Apenas soy consciente, no me lo creo del todo. Llevo dos días muy intensos de despedidas y llantos. Han sido duros pero preciosos: ha habido regalos, sentimientos que salen a la superficie, personas que te sorprenden, personas a las que descubres. Se me hace raro saber que en un ...

diferencias Seattle viajes ...

21. Welcome home (bienvenida a casa)

Hola Soletes, ya estoy de vuelta con el post del domingo/lunes de manera habitual. Se me hace raro volver a esta rutina tan poco rutinaria pero bueno, poco a poco. Han pasado muchas cosas desde la última vez que escribí, son muchas las sensaciones vividas tras volver por primera vez a casa y regresar de nuevo a Ciudad Esmeralda. Voy a dividir esta experiencia en dos: esta semana os hablo de cómo f ...

aventuras Canadá congreso ...

54. ¿Sabéis lo que se ve desde la torre más alta de Toronto?

Pues yo tampoco lo sé, Soletes, porque era muy caro subir, las colas son larguísimas y apenas tuve tiempo. Lo que sí puedo deciros es que ni de broma se ve "Torontoentero" porque la ciudad es enorme. En el post de esta semana os hablo de mi intensa visita a la ciudad. SÁBADO No sé cómo me las arreglo. No importa el tiempo que dedique a preparar un viaje, la semana anterior acaba siendo u ...

aventuras Boston congreso ...

70. Cóctel de verano: roadtrips, langostas y casinos

Hola Soletes, Dorothy la descastada vuelve para contaros más aventuras. Me resisto a que llegue el otoño. No quiero. Eso significa que ha pasado mi cumpleaños, que las horas de luz se van a reducir a velocidad de vértigo y que la gran nube gris está a punto de cernirse sobre Seattle y quedarse allí al menos hasta mayo. No sé por qué, pero siempre me pongo triste en estas fechas… luego cuando empie ...

Ciudad Esmeralda curiosidades diferencias ...

23. Tulipanes, fugas de agua y desnudos involuntarios

Hola Soletes, esta semana os traigo un post un poco variado. He hecho bastantes cosas en estos días y tengo planeadas otras tantas que pueden ser de vuestro interés, así que he decidido centrarme en lo más interesante para ponerme al día e ir contando las cosas conforme vayan ocurriendo. Así que venga, aquí empieza este post tan loco como la primavera. Campos de tulipanes (10 de abril) Mientras ...

artista invitado Ciudad Esmeralda congreso ...

48. Emerald City Comicon (ECCC) y todo lo que aconteció después

Hola Soletes, Esta semana os traigo un Post muy especial. Como ya os comenté, he tenido a mis hermanas de visita durante dos semanas y lo hemos pasado genial. Lo que aquí os traigo es la visión de una de ellas sobre el primer fin de semana, en el que tuvo lugar el Emerald City Comicon . A efectos del blog, nuestros nombres serán los de los personajes de los cuales nos disfrazamos. Supongo que no o ...

Atracciones turísticas Lugares qué ver en Seattle qué ver en Seattle ...

Qué Ver En Seattle 10 Lugares Maravillosos Por Visitar

Habiendo sido un puerto y un centro industrial bastante aburrido, Seattle se ha transformado en la ciudad más grande del estado de Washington. Impulsado en parte por su floreciente economía, hoy es una ciudad energética y con visión de vanguardia. La ciudad es rica en cultura y no es casualidad que sea la “Capital del café” de los Estados Unidos. Ven a conocer que ver en Seattle. Esta ...

Australia aventuras curiosidades ...

73. Allí abajo. Parte 2: Sídney

Hola Soletes, Me ha costado volver a escribir más de lo que me hubiera gustado pero aquí me tenéis, compartiendo con vosotros las pocas pinceladas que pude ver de Australia. Creo que hablar de las grandes capitales o de destinos muy conocidos me impone… Me pasó lo mismo con Nueva York y al final nunca publiqué aquel post. Así que nada, este será mi nuevo reto, reto con el que continuaré en el sigu ...