comunidades

Yo también

Yo también hay noches que me acuesto sin desmaquillar. Yo también hay días que no me levantaría. Yo también hay días que no desayuno bien, que me echo el café con leche por encima y salgo corriendo. Que mis desayunos no son ni continentales ni franceses, ni siquiera medio decentes. Y también he dicho que iba de camino cuando aún estaba por arreglar. Y también, es verdad, salgo sin peinar.

Yo también me tuerzo los tobillos andando con tacones. Y emito un “uy”, como si el “uy” salvara el ridículo, como si no lo incrementara. Yo también he salido por la noche en zapatillas y jersey (y no me he muerto). Yo también he salido de casa con una pinza plateada (de las de sujetar los rulos) en el pelo. También he saludado a alguien que no me ha visto (y no he recordado el nombre de quien me ha saludado). También me he manchado el culo sentándome en un banco pintado (Tejetintas lo sabe). También se me ha roto la mochila desparramando libros en mitad de la calle. También me he manchado de chorritón de chocolate un vestido nuevo blanco. Yo también he querido vestirme de novia y ser la fallera mayor.

Yo también me dejo libros sin terminar y sigo series de las que no veo el final.

Y también he dicho “me quedo a vivir aquí” entrando en Zara Home.

IMG_1110


Yo también veía “El diario de Patricia”. Yo también he bailado en unas escaleras “Wannabe” de las Spice Girls. Y también me ha dado miedo entrar a la comba, por si la comba me atacaba. Y también me ha dado más miedo saltar el potro que ir al ginecólogo.

Yo también lloré hasta la deshidratación viendo Titanic. Y sí, también quise ser Baby en Dirty Dancing y saltar sobre Patrick. También quise un novio como el de “Un paseo para recordar”. Porque siempre se quieren ese tipo de chicos, los malotes que acaban siendo santos que cumplen deseos. Esos que te consiguen estar en dos sitios a la vez.

Y también he querido hacerme un tatuaje y me he rajado. Y también me he quedado con las ganas de irme de Erasmus. Y también he dicho “de este año no pasa” y han pasado dos milenios. Y también he dicho “este sábado…fiesta!”, y he terminado con pijama en el sofá y vino casero.

Yo también digo palabrotas.

Está feo, lo sé.

IMG_1003


Yo también me he dejado cosas “olvidadas” adrede para poder volver a ver a alguien. Y hasta he fingido una avería de coche (y lo sabes). Y también he buscado amores platónicos en Facebook. Y también he dependido de un móvil. Y también he sentido el pesar de quien siempre espera un tren que no llega.

Y sí. Yo también he cantado llorando mientras conducía. Y también he hecho locuras con rollos de papel higiénico danzando por las ventanillas. Y también he ligado con tíos peculiares a los que he dedicado post. Ya sabéis, el ex de la Berrocal, el del perro de tres patas, el de las jotas aragonesas, el que se creía que me llamaba Marta y tal. Y también he salido mil veces por los mismos sitios y siempre he dicho “esto va de capa caída, ya no vuelvo”. Y he vuelto. Mil veces más.

Y sí. También está mal, pero yo también me he hecho la loca y he dicho “Uy, si no te había visto!”.

 Yo también he visto mi vida en diapositivas pasando por debajo de un andamio. Y también he hecho la de la llamada falsa, cuando he andado cagada por la calle pensando que el psicópata de turno me pisaba los talones.

IMG_1094


Y también, a veces, he sentido que las cosas no tenían sentido, y a los cinco minutos lo contrario. Y también he pensado de más, de mucho más. Y también he sentido de más, de mucho más. Y también he dicho un “hasta aquí” que ha durado hasta allí. Y un “nunca más” que ha sido un “venga, probemos una vez más…”. 

Y yo también me he equivocado.

Y también volvería a equivocarme.



 Y sí, aunque veas que me pongo canotiers y que me hacen fotos, no soy mucho más distinta que tú. No soy más que una chica que cobra camisetas, una chica que escribe, una chica que no sabe posar sin sonreír.

Y también me da miedo la oscuridad y el desamor. Y el fracaso. Y la desesperanza. Y también me hago un ovillo cuando todo huele a tormenta.

Pero también lucho, como tú, cada día, por ser feliz, por no perder ilusiones, por ponerme sombreros y no sentirme rara por la calle. Porque me dé igual que miren o que hablen.

Yo también lucho por no dejar de luchar, por no dejar de sentir, por no dejar de escribir.

Y por lograr mirar al espejo y poder decir: “Bien por ti, pequeña”.

IMG_1124


GRACIAS a mi amiga Rocío, diseñadora de tocados y complementos. Gran diseñadora. Gran amiga.

Rocío Navarro, Tocados.

M.

Archivado en: Cosas que contar(os) Tagged: canotiers, Rocío Navarro Torreño, Tocados
Fuente: este post proviene de La chica de los jueves, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Estamos todos bien

Día 16. El mundo, de Jimmy Fontana, sonaba esta mañana en San Isidro desde el balcón de alguien, en el edificio que queda a la izquierda de mi casa. Sentada en el sillón de mimbre pintado de blanco, c ...

Día 5

Día cinco. Durante estos días de confinamiento me he dado cuenta de varias cosas. Algunas son bastante absurdas, otras tantas tienen relativa importancia y, las que dejaré para el final, creo que marc ...

El amor y otras batallas

No. No siempre es fácil. El amor no siempre te hace reír. En ocasiones, no fluye la comunicación, el drama llama a la puerta por un mal gesto o por una palabra desafortunada, la verdad se esconde por ...

Bajo cero

Antes. A veces, solo a veces, me reía de tu música. Eso que escuchas parecen cánticos de catequesis para niños. Me duermo. Parece que estemos en misa. Venga va. Quítalo. Y tú, durante unos instantes, ...

Recomendamos

Relacionado

general deepak chopra

La Potencialidad Pura está al alcance de nuestro Yo mas Rápido

Han pasado tres horas desde que obtuve la respuesta a una pregunta que me hice en los tiempos en que me preparaba para hacer el selectivo. Aquella incógnita nació en mi cabeza mientras intentaba, sin éxito, comprender la teoría de la relatividad que aparecía en nuestro libro de texto. ¿Conoces la paradoja de los Gemelos? ¿Cómo podían dos gemelos envejecer de forma tan dispar por el simple hecho de ...

general la vida angel sanchidrian ...

Luisi y yo

Recojo a toda prisa y corro a encender el ordenador. En estas cosas de escribir y bloguear hay que ser muy rápida y ponerse enseguida, sin nada que te distraiga. Dios no quiera que te pongas a revisar los mensajes de Facebook y te hayan soltado alguna bomba y adiós a la pedazo de historia que tenías que contar. Que no es que se te olvide la historia, ni siquiera que haya cambiado lo más mínimo, pe ...

cine y televisión celebritys gente ...

Frank Cuesta también se despide de Santi Trancho

Hace unas horas publicábamos la carta de despedida escrita por Nacho Medina a su compañero Santi Trancho. Aún commocionados por éste trágico suceso, nos hacemos eco de que Frank Cuesta “Frank de la Jungla” también ha escrito y publicado una carta de despedida a su amigo Santi Trancho, fallecido trágicamente el fin de semana pasado, mediante su página de Facebook y Twitter en la que exp ...

2016 joseba iraola reseñas de libros ...

Reseña: Yo también te odio

¡Buenos días! Como es habitual de vez en cuando, y dado que me encanta leer y sobre todo descubrir nuevos escritores, vengo a presentaros la novela: Yo también te odio, de Joseba Iraola. Una novela que no me ha dejado indiferente; es una historia de amor y desamor.... Sigue conmigo y ¡te cuento! Título: Yo también te odio Género: Narrativa Editorial: Émepe Páginas: 244 Antes de pasar a pasar a re ...

general bulldogs bulldogs ...

“Pósalo tú, y yo tomo la foto”

Gian practica con Chejov el tema de las poses para las competencias. Yo sólo soy la -terrible- fotógrafa oficial. Puedo tomar fotos guapas de los gordos, siempre y cuando no sea “en pose”. Supongo que al no ser muy fan, mi ojo fotográfico se cierra. Así que no importa cuántas fotos tome, cuántas referencias vea, nunca me sale bien. A veces, Gian en su desesperación -y mira que me tiene ...

general confusiones disneyland paris ...

Su Graciosísima Majestad: Yo.

A partir de ahora os podéis dirigir a mí como Su Graciosísima Majestad o Su Alteza Serenísima. Serena poco, así que con lo de graciosísima acertáis seguro. (Igual habría que cambiarlo por Su Modestísima Majestad, eso como vosotros veáis). Chicos, me estoy coronando, que sepáis que en París me estoy coronando. Y ya no porque haya ido a Disney solo para hacerme fotitos con coronas para ilustrar est ...

general cooking time cocina principiantes ...

Mis 10 [orgullosas] recetas favoritas

En este blog ya llevo apuntadas 52 recetas. Me parece un número gigante, tomando en cuenta que cuando llegamos a España, yo no cocinaba por falta de costumbre. El ritmo de vida que teníamos en Venezuela era un poco de jóvenes yuppies adictos al trabajo: hacer la comida en casa nunca estuvo dentro de mis prioridades, menos llegando tan tarde todos los días y tan cansada. Pero, ya saben: cambio de p ...

general libros recomendados para leer hoy conocí a alguien ...

También esto pasará (Milena Busquets)

¿Te Gusta este LIBRO?También esto pasará es la segunda novela de Milena Busquets, una escritora barcelonesa, nacida en 1972. Es un relato que habla del dolor de la pérdida, el vacío y el olvido. A Blanca, la protagonista, su madre le contó un embuste cuando ella era pequeña, para ayudarla a superar el fallecimiento de su padre. Un cuento chino, acerca de un emperador que reunió a los sabios de rei ...

CON CLASE CREATIVO FOTOGRAFÍA ...

¿Qué relación tienes tú con la Música?. La Música y yo

La Música y yo Os pongo en antecedentes…  Nacida en una familia de Músicos, de los de oído, apasionados por sentir la música desde dentro, con estudios musicales básicos y desde entonces…la música y yo, yo y la Música.  Mis hermanos y yo, nos criamos en una casa donde la música era acompañante diaria. ¿Qué instrumentos había en casa? Un acordeón, un órgano, la armónica, una filarmónica melód ...

Uncategorized complejos críticas ...

XS, ¿y tú?

Parece que el destino (o el metro) se ha puesto de acuerdo para que llegara justo a tiempo a ver el final de las noticias del mediodía. Creo que estaba puesto en Telecinco, pero no me hagáis mucho caso. El caso es que justo en ese momento de sentarme en el sofá con mi plato de arroz al horno recalentado y mi vaso de Coca-Cola, estaban hablando de los Emmys. Y yo, fan absoluta de cualquier alfombra ...