comunidades

Luisi y yo

18mayo14 (30)


Recojo a toda prisa y corro a encender el ordenador. En estas cosas de escribir y bloguear hay que ser muy rápida y ponerse enseguida, sin nada que te distraiga. Dios no quiera que te pongas a revisar los mensajes de Facebook y te hayan soltado alguna bomba y adiós a la pedazo de historia que tenías que contar. Que no es que se te olvide la historia, ni siquiera que haya cambiado lo más mínimo, pero se pierde toda la gracia al contarlo. Es un poco como aguantarse las ganas de estornudar. Poderse, se puede, pero luego si lo intentas no te sale y si lo consigues no te quedas tan a gusto.

Total, que estoy durmiendo poco, nada nuevo, pero me estoy echando unas risas… Eso un poco nuevo sí que es. Además de esas ganas de reír que te intentas aguantar o por lo menos insonorizar porque no es el momento adecuado para hacerlo. Qué se yo, una reunión en el curro, un entierro o en mitad de la noche cuando no vives sola. Así dicho parece que de madrugada me dé la pájara y me entre la risa floja y eso tampoco es. Es que me he comprado el libro La Luisi, de Ángel Sanchidrián, que no es que sea esa una cosa loca de reírse, pero tres veces te ríes fijo. (Más no, tres). Está un poco pillado por los pelos, palabras textuales de mi librero habitual, pero qué queréis que os diga, yo creo que quería ligar conmigo dándoselas de interesante. Que no es que el chico sea feo, tiene su puntillo de intelectual incomprendido con su septum y sus gafitas de pasta, pero a mí lo del septum me produce sentimientos encontrados. Por un lado bien, curioso, no sé, eres guay. Por el otro, joder, llevas una argolla en la napia, hay veces que solo pienso en La vaca que ríe (que vosotros diréis «Pero si la vaca que ríe no lleva anilla en el hocico». Cada uno piensa en lo que le da la gana).

En fin, La Luisi, que no os lo recomiendo especialmente, pero ese día tenía la tarde tonta y me fui de compras. Bueno, de compras no, pero me apetecía salir de casa y me fui a dar un paseo por el centro comercial. Por Zara. Me compré dos camisetas. Cuando voy a por algo concreto luego nada me queda bien. La historia de mi vida. (Me pasa igual con los tíos, el día que tal, más sola que la una, en el momento en el que estoy toda a gusto con mi situación sentimental, aparecen tres. No sé qué me quiere decir el universo pero ya podría repartírselo un poco ¿no?) Y eso, que pasé por La Casa del Libro y ojeando libros, vi este.

Mi técnica para escoger libros: lo abro por el medio, leo una página, ¿me gusta como está escrito? Me lo llevo. ¿Me hace gracia? Me lo llevo. ¿Es de Nora Roberts? Me lo llevo. (Muy exigente tampoco soy, la verdad). Éste me hizo gracia (abrí el ejemplar por uno de esos tres momentos de carcajada) y directa a la caja con media sonrisita. Igual Mr. Septum pensó que era un poco lerda, y creyó que debía instruirme en el arte de la compra de libros. O igual no, y era solo que me había pintado muy bien ese día. Vete tú a saber. Pero necesitaba algo así de simple y de tonto para volver a subirme al caballo (al de escribir, quicir), ahora que tengo más tiempo. Bueno, “más”, ahora lo tengo todo, porque sí, petits, he dejado mi trabajo. Es el primero que dejo antes de que se acabe el contrato; quizá no sea el último. El tema es que aunque ya no voy a volver a ver al futuro padre de mis hijos en la ofi (bueno, ni en la ofi, ni en ningún lado, así que igual debería dejar de llamarle así) hacía tiempo que había dejado de compensarme. Y os va a sorprender, pero para mí, yo soy más importante que lo que pueda beneficiar esta experiencia a mi currículum.

P. D.: Estoy de un rollito en busca de la felicidad–perrofláutico que no hay quien me aguante.

La entrada Luisi y yo aparece primero en Elegance Hunter.

Fuente: este post proviene de Blog de elegancehunter, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Os cueeento, a mí me gusta empezar el año jugando a los Sims hasta quedarme ciega. En plan tres semanas (tres días o, si me pica, tres meses) a morir para luego dejarlo y no volver a tocarlo hasta el ...

Recomendamos

Relacionado

general letras para no soñar

La soledad no está pelada con la felicidad. No recuerdo quién me dijo que a esta vida venimos solos y nos vamos solos. Me gusta decir que lo decía mi abuela creo que al repetirlo me hace extrañarla un poco menos y sonrío al pensar que su sabiduría sigue conmigo. Pero en realidad no sé de dónde saqué esa frase tan poderosa y llena de razón. A menudo la gente siente miedo a comer solo, a bailar solo ...

Caidas videos chistosos Videos de bromas ...

Bueno amigos, se acerca Fin de Año, y como cada año salen cientos de vídeos, videos graciosos del 2017 para cerrar este y empezar un Nuevo Año de Divertimento, risas, con vines, bromas, sustos, caidas, sustos, humor y todo aquello que nos pueda sacar una sonrisa en nuestras vidas diarías. Date aunque sea 5 minutos de risas y “cachondeo” al día y si puede ser divirtiéndote con nuestro b ...

piercings piercing nariz piercing septum ...

No hay restricciones posibles cuando se trata de colocar un piercing, y precisamente el piercing septum es una prueba de ello. Se trata de la perforación que se realiza en el septum nasal, cartílago que actúa como pared divisoria entre los orificios nasales. En los últimos años, este tipo de piercing se ha convertido un clásico de la cultura punk en todo el mundo, ya que para las chicas es una for ...

general sandymarian

MAMÁ FUISTES MI MADRE, AMIGA, TE EXTRAÑO,PORQUE NO TE PUEDO VER EN LA FORMA QUE ESTAS AHORA, PERO TE HACES COMPRENDER, TE FUISTES A DESCANSAR, YA QUE NO ESTUVISTES ENFERMA, SOLO TENIAS QUE IRTE, PORQUE HAS CUMPLIDO TU MISIÓN AQUI EN LA ESCUELA DE LA TIERRA, ME ENSEÑASTES TODO LO QUE TENIAS QUE ENSEÑARME, VALORES, COCINAR, LAVAR, COSER, FORJASTES MI CARACTER, MI AUTOESTIMA… MUCHAS COSAS MAMI ...

entretenimiento y humor deporte ocio ...

¡OTRA COSA SUPER IMPORTANTE! Ya os comenté en el anterior post que había que aprender cada día algo nuevo para tener la mente ocupada, pero también tiene que estarlo el cuerpo. No hace falta salir a correr CADA DÍA!! pero por ejemplo andar una horita todos los días, subir las escaleras en lugar de coger el ascensor (yo eso lo cumplo a raja tabla!!!!! Vamos, es que automáticamente cojo las escalera ...

general sandymarian

Originalmente publicado en Espacio de sandra: MAMÁ FUISTES MI MADRE, AMIGA, TE EXTRAÑO,PORQUE NO TE PUEDO VER EN LA FORMA QUE ESTAS AHORA, PERO TE HACES COMPRENDER, TE FUISTES A DESCANSAR, YA QUE NO ESTUVISTES ENFERMA, SOLO TENIAS QUE IRTE, PORQUE HAS CUMPLIDO TU MISIÓN AQUI EN LA ESCUELA DE LA TIERRA, ME ENSEÑASTES TODO LO QUE TENIAS QUE ENSEÑARME, VALORES, COCINAR, LAVAR, COSER, FORJASTES MI CA ...

en el desván ocio

Platero y yo. Opinión. Quizá, intentar a estas alturas, escribir sobre un más que clásico Platero y yo pueda resultar arriesgado teniendo en cuenta que este pomposo burrito da pocas nociones de cómo ordenar tu casa, ni sabe si los Sinsajos regresan de África cada primavera o que las sombras que más le gustan son las del atardecer y la de la higuera en verano. Platero y yo, igual que otros muchos c ...

2020 Comedia Drama ...

¿Cuántos de vosotros levantaríais el vaso si, tuvierais que contestar con la verdad absoluta a la pregunta: “Yo nunca he jugado al juego de yo nunca”?, me temo que todos nos tomaríamos el primer trago, jajaja La verdad es que el juego del “Yo nunca” es todo un clásico entre los grupos de amigos y sus veladas juntos, pero hoy, como ya os podéis imaginar, en este rincón no os vamos a hablar de dicho ...

general filosofía de caja de cereal literatura ...

No Creo ... No Creo en las personas que te hablan mal de otras personas que ni conoces, que habrán de decir de ti con otros. No creo en las personas que se la viven mostrando todo lo que tienen, eso es presunción. No creo en las personas que hacen sobreuso de la palabra "Épico". No creo en los "Adiós" definitivos. No creo en las Coincidencias. No creo en las personas que se la ...

música y lectura

Título: Mi karma y yo Autora: Marian Keyes Editorial: Plaza y Janés Portada: Resumen: La historia de una mujer a quien le cambia inesperadamente la vida. Stella Sweeney lleva una vida muy normal en Dublín con su marido y sus dos hijos. Un día, en medio de un atasco en la carretera, intenta hacer una buena obra para mejorar ...