comunidades

Un paseo junto al Duero para descubrir la antigua ciudad vaccea de Pintia (Valladolid)


La ciudad enterrada

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

A muchos sorprenderá saber que las orillas del Duero no sólo albergan buenas viñas y bodegas memorables. Junto a las aguas mismas del Duero, enterrados bajo el manto de la tierra y el peso de los siglos, se localiza, entre las localidades vallisoletanas de Padilla de Duero, a un lado del río, y Pesquera, al otro, una de las ciudades vacceas más importantes que existieron en el tramo medio de este río.

A decir de los investigadores, los vacceos, pueblo de orígenes celtas, fue una de las etnias prerromanas más cultas y desarrolladas de cuantas ocupaban la Península antes de la llegada de los conquistadores latinos. Una de sus marcas de identidad es que, allá donde decidían asentarse, levantaban auténticas ciudades-estado, independientes unas de otras, con capacidad para organizarse en lo civil y lo militar, firmar alianzas propias etc. Con su llegada a la Península, en torno al siglo V a.C., se afianzó el sedentarismo en enclaves determinados, al mismo tiempo que alcanzó una importancia determinante el desarrollo de la agricultura ?cerealista en esta zona de la meseta- como principal medio de vida. Ellos fueron quienes desarrollaron los utensilios y aperos de labranza que se mantuvieron en su esencia y formas hasta la llegada de la mecanización al campo, en la segunda mitad del siglo XX.

Necrópolis de Las Ruedas en el yacimiento arqueológico de Pintia. Valladolid. Castilla y León. España. 2006 © Javier Prieto Gallego;
Necrópolis de Las Ruedas en el yacimiento arqueológico de Pintia. Valladolid. Castilla y León. España. 2006 © Javier Prieto Gallego;

La ciudad vaccea de Pintia se desarrolló como tal en un acusado meandro que el río Duero hace entre lo que hoy es la localidad de Padilla de Duero, en la orilla izquierda del río, y Pesquera, en la derecha, muy cerca aún de Peñafiel. Lo que hoy aparece como un variopinto tapiz de tierras de labor y viñedos en ciernes, acogió entre los siglos V y I a.C. una populosa población en la que se calcula que llegaron a vivir entre 5.000 y 6.000 personas. Su gran extensión, unas 125 hectáreas, son el resultado de un largo proceso evolutivo de más de 1.000 años de ocupación y diferentes etapas poblacionales que incluyen, además, la colonización romana o la utilización visigoda del enclave.

La visita al yacimiento, que puede realizarse con guía poniéndose antes en contacto con el Centro de Estudios Vacceos que investiga en yacimiento, desvela que la propia ciudad de Pintia contó con una prolongación en la orilla derecha del río, el barrio de artesanos que se enclavaba en los actuales pagos de Carralaceña. La importancia y dedicación que los vacceos daban al trabajo de la cerámica, conllevó una especialización artesanal que, en este caso, se concretó con la creación de un barrio propio. En él se ha localizado el mayor horno de cocción de cerámica conocido en toda la Península. La razón del surgimiento de un barrio apartado del resto de la población amurallada parece estar en la necesidad de protegerse de los incendios, dado el necesario uso del fuego que debían de hacer los artesanos para sus creaciones. La comunicación entre una y otra orilla debía de hacerse sin dificultad mediante el vado existente y pasarelas.

El paseo por este meandro arqueológico comienza con la visita al cogollo de la excavación, la zanja de 8 por 56 metros que los arqueólogos estudian en el pago de Las Quintanas. Es el lugar que ocupó el emplazamiento principal, protegido por murallas de piedra, adobe y madera.

Excavaciones en el yacimiento arqueológico de Pintia. Valladolid. Castilla y León. España. 2006 © Javier Prieto Gallego;
Excavaciones en el yacimiento arqueológico de Pintia. Valladolid. Castilla y León. España. 2006 © Javier Prieto Gallego;

Desde aquí puede llegarse a pie, siguiendo la pista agrícola, hasta la necrópolis de las Ruedas, el cementerio situado a unos 300 metros del recinto amurallado. Su ubicación resulta evidente gracias al campo de lajas hincadas que recrean el aspecto que debió de tener a lo largo de su dilatada utilización, entre los siglos IV a.C. al I d.C.

El regreso a la cercana localidad de Padilla debe culminar la visita con el recorrido por el interior del pequeño museo en el que se exponen algunas de las piezas rescatadas durante los trabajos arqueológicos.

Croquis de un paseo en torno al yacimiento vacceo de Pintia (Padilla de Duero, Valladolid)
Croquis del paseo en torno al yacimiento vacceo de Pintia (Padilla de Duero, Valladolid)

EN MARCHA. Hasta Padilla de Duero puede llegarse por la N-122 en 6 kilómetros desde Peñafiel.
EL PASEO. Desde Padilla de Duero hasta la excavación de Las Quintanas median 1.600 metros señalizados que pueden realizarse por los caminos de concentración. Resulta interesante visitar el vado que daba acceso al barrio artesanal. Para ello basta tomar el ramal izquierdo del camino en el tornaviaje desde Las Quintanas hacia Padilla. Setecientos metros después de tomarle, otro sendero desciende hacia la orilla del Duero y el soto. El museo arqueológico se encuentra frente a la iglesia de Padilla.
INFORMACIÓN. http://www.pintiavaccea.es

***

¿Te ha gustado este artículo?

****

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Modificado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cómo hacer el sendero señalizado que recorre las minas de carbón abandonadas de la comarca burgalesa de Juarros Texto y fotografía: JAVIER PRIETO GALLEGO Negro como el carbón que guardaba para sí la ...

Texto y fotos: Javier Prieto Gallego Sumergirse en el silencio que inunda el incomunicado valle por el que discurre en sus últimos kilómetros el río Águeda antes de entregar sus aguas al Duero; escuch ...

Recomendamos

Relacionado

Castilla y León Fáciles Otoño ...

Duero íntimo Un recorrido entre sotos, bodegas y pinares © Texto, fotografías y vídeo: Javier Prieto Gallego Buscarle las vueltas a un río no es como buscárselas a una persona. Lo primero casi siempre deviene en una experiencia grata, placentera, descubridora, vivificante. Lo segundo puede llegar a acabar en tragedia. Por eso, si me dan a elegir, prefiero lo primero. Claro que no siempre es fácil ...

salir y viajes castilla y león

Fallo de los PREMIOS VACCEA 2014 Reunido en Valladolid el jueves 30 de octubre de 2014 el jurado encargado de fallar la 4ª edición de los PREMIOS VACCEA, correspondiente al año 2014, acordó por unanimidad: Dejar desierto el Premio 2014 en la categoría de Mecenazgo. El jurado lamenta profundamente tener que dejar desierto el premio de Mecenazgo, al tiempo que constata que su decisión es fruto de la ...

Bodegas Castilla y León Castillos ...

Castillos, monasterios y vides © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO El Duero abandona la provincia de Valladolid regando a su paso algunos de los viñedos más famosos de España. Es lo que algunos la llaman “la milla de oro”. Tal es la cantidad y relevancia de las bodegas que va dejando atrás. Pero un viaje detenido por sus orillas da también para descubrir algunos de los castill ...

Castilla y León Castillos Museos ...

MUCHO MÁS QUE BODEGAS: PUEBLOS, ARTE, PAISAJE © Texto, vídeo y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Se adentra este viaje por un territorio de viñedos y ondulaciones suaves bañado por las aguas del Duero, en cuyas márgenes se ubican algunas de las más afamadas bodegas vallisoletanas. Tantas y con tanto interés enológico, cultural y gastronómico que desde hace unos años el tramo en el que se ubic ...

salir y viajes castilla y león historia

Territorio indígena Vacceos, vetones y arévacos habitaban Castilla y León antes de la llegada de los romanos © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Cuando los romanos comenzaron su particular “conquista del oeste” -europeo, se entiende-, es decir, la colonización de la meseta septentrional, allá por el siglo II a.C., en el marco de las Guerras Celtibéricas, se encontraron, entre ...

Castilla y León Con niños Fáciles ...

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO No importa si ya has estado una o mil veces: si no has paseado por la orilla izquierda del Duero no conoces el auténtico perfil de Zamora. Ese que la convirtió en una ciudad medieval tan apetecible para todos como para que tuviera que encastillarse hasta los dientes si quería seguir siendo de nadie. O subirse a la enorme explanada rocosa en la que est ...

salir y viajes castilla y león niños ...

Entre monjes y vides, un camino junto al Duero © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO No lo pone en ninguna parte, pero es más que probable que el camino que une la localidad de Valbuena de Duero, en la provincia de Valladolid, y el monasterio de Santa María por la orilla del río fuera uno de los habituales para aquellos monjes cistercienses que durante siete siglos habitaron el cenobio qu ...

salir y viajes burgos castilla y león ...

LA MUELA HERIDA Un paisaje de páramos y murallas rotas despide al Riaza burgalés antes de desembocar en el Duero Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Al cerro calizo sobre el que se asienta la localidad burgalesa de Haza, una muela terrosa con forma de península, parece que le ha pegado un mordisco de merienda el gigante glotón. Así, vistos desde abajo, lucen como miguitas de bizcocho los m ...

Segovia Soria

La Ribera del Duero es una de las regiones españolas que puede presumir de una cultura del vino milenaria. El yacimiento vacceo de Pintia, dentro de la actual pedanía de Peñafiel, demuestra que el vino ya se consumía en esta región hace más de 2.500 años. Hoy, los vinos DO Ribera del Duero se han convertido en sinónimo de calidad, con más de 1.200 marcas.  Si todavía no los conoces, te invitamos ...

salir y viajes burgos castilla y león

Hitos en la Ribera Estudiantes visitando el Teatro romano de Clunia, en el yacimiento arqueológico de Clunia. Ribera del Duero. Burgos. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Las Edades del Hombre son siempre una excelente escusa para echarse a los caminos que se abren a su alrededor. Su itinerancia anual propicia, además del acercamiento a l ...