comunidades

Post Data: Vuelve.

Era sábado por la mañana. Me había encantado mirando la tele mientras desayunaba y claro, iba muy justa de tiempo para hacer el resto de cosas. Si decidía ser rebelde e ir andando, llegaba aproximadamente cinco minutos tarde. Si esperaba al autobús era peor, la cosa se ponía ya en unos veinte. Solución: taxi. Lo siento por los taxistas, pero me pone de los nervios tener que coger uno. Además de lo costoso que me resulta abrir el monedero para desembolsar cuatro euros totalmente innecesarios, me molesta por no poder tomarme un tiempo extra escuchando música. Sí, habéis leído bien: escuchando música. Para mi supone algo fundamental antes de adentrarme en la estresante realidad laboral. Sólo tres canciones aunque sea, tampoco pido mucho.

Pero claro, si cojo un taxi, eso se va al garete. Me parece de mala educación ir con auriculares (aunque a veces no estaría mal llevar unos para no tener que escuchar las historietas que algunos taxistas cuentan). La verdad es que creo que me estoy volviendo algo insociable. Que no es que prefiera a la gente que no da ni los buenos días, es sólo que no me gustan las conversaciones de ascensor con desconocidos. Me incomodan. Siento que cuando sonrío se me pegan los dientes al labio superior y la voz de cara al público me sale forzada.

799d5bec0faf25a6f75698091a3e6c53


Por suerte para mi, no hubo más conversación que la estrictamente necesaria. Debió intuir mi carácter retraído de nueve de la mañana y poca cafeína en sangre.

Los taxistas creo que se acaban convirtiendo en auténticos psicólogos al volante. Creo que de tratar tanto, al final saben cómo tratar (aunque un pequeño porcentaje siga sin empatizar en exceso). ¿Alguna vez os habéis parado a pensarlo? Ellos/as, escuchan a diario conversaciones telefónicas a las que no están invitados. Ven a gente nerviosa de camino al trabajo, a una entrevista, a un hospital. Escuchan a amigas contándose confidencias. Ven a novios magrearse. Recogen a borrachos/as (y escuchan sus épicas conversaciones sin pies ni cabeza). Son testigos indirectos de rupturas. Se convierten sin quererlo en sobres que guardan secretos de confesión, en baúles cargados de emociones.

A veces pienso en la de historias que habrán visto por el retrovisor.

La verdad es que todo esto se puede trasladar a cualquier otra profesión de cara al público. Cuando estás tras un mostrador o en el asiento de conductor, te vuelves tan necesaria/o como invisible. Sin ir más lejos, el otro día, mientras atendía a dos chicas que iban a pagar, una le dijo a la otra: “te cuento algo, pero es un secreto, nadie más lo puede saber…”. Me reí por dentro. No sé, supongo que me pareció gracioso estar delante y enterarme (sin enterarme) del secreto. Invisible, lo que yo os diga.

e4bdec807fd9425817a91e761319adac


A lo que iba. Hacía sol, eso era bueno.

Ya faltaba poco para llegar, así que rebusqué en la cartera el billete de cinco euros que sabía que llevaba. Vi que ponía algo. Mirad que toco billetes al día, pero todavía no había visto ninguno así. Ponía “Vuelve…” con rotulador. Me quedé mirándolo una media de treinta segundos. Decidí pagar con tarjeta y guardar el billete, sentí que debía hacerlo, aunque sólo fuera durante unas pocas horas más.

Salí del taxi corriendo, pensando en el sentido de dejar mensajes en los billetes. Me acordé sin quererlo de esos que apuntan sus números junto con mensajes sugerentes (sugerentes para algún depravado, a mi más bien me sugieren que vomite) en las puertas de los baños de discotecas y bares. Aunque bueno, ese tema era el absoluto antagonista de lo que tenía ahora entre manos. ¿Quién lo habría escrito? ¿Y a qué se refería? O mejor dicho, ¿a quién?



Seguramente, sería una tontería escrita sin sentido. Pensé en la noche anterior, y por un momento creí que el camarero que me había dado ese billete de cambio, lo habría escrito. Era un guaperas, con lo que no habría estado mal. Pero no. Estaba segura de que ese “mensaje” llevaba ahí escrito desde hacía más tiempo. Y me acordé de esta película.

Well, if we’re meant to meet again, we’ll meet again. it’s just not the right time – Maybe we’re supposed to meet on British time and we’re five hours too early. [Serendipity]

06803fec1e1e481b2671864ea91ee100


Vuelve. La hipotética absurdez del escrito en el billete, me recordó mi propia absurdez romántica. ¿Cómo podía estar dándole vueltas a semejante tontería? Igual era por la falta de cafeína. Otra vez. ¿Pero y si era un ser desesperado por la vuelta de otro ser? Ahora entiendo porqué me gusta escribir: me encanta inventar historias.

Pero es que hay una verdad que nadie me puede negar, y es que todos queremos que alguien vuelva. O algo. Aunque la vida siga y los tiempos cambien. Aunque los papeles se intercambien, los extras sean otros y los decorados diferentes. Aunque tu protagonista no sea el mismo. Aunque tengas cincuenta años más de felicidad y de arrugas, siempre querrás que algo (o alguien) vuelva. Tal vez, hasta tengas la valentía de reconocer, que quien más deseas que vuelva a tu vida seas tú mismo.

Que igual te has cansado de tus defectos actuales y echas de menos tus defectos pasados. Que igual te has cansado de la estabilidad y quieres que vuelva un poco la inestabilidad. Que igual tienes nuevos sueños, pero tal vez, quieras que vuelvan los antiguos, para volver a cumplirlos.

Que igual quieres que vuelvan algunas noches, algunas amigas, algunos amores.

06cc72a0ee35105e83d8ab2186354847


Todos queremos que algo vuelva, aunque sea durante un rato al día, o cada dos semanas. Todos hemos tenido ganas de gritar un “vuelve” que se oiga a kilómetros, o de escribir en billetes que recorran todo el país hasta dar con su destinatario.

Pero es importante recordar que no sirve de nada gritar, ni estropear billetes con mensajes incompletos, ni querer que lo que se ha ido, ya sea persona, momento o cosa vuelva. Lo mejor es admitir el cambio, la falta, la ausencia. Madurar con nuestras nuevas taras, con nuestros nuevos sueños y nuestros nuevos protagonistas. Lo mejor es seguir teniendo conversaciones de ascensor, seguir poniendo un pie delante de otro, seguir andando, o corriendo, o cogiendo taxis si no llegas ni volando.

Y escuchar canciones, aunque sean sólo tres, antes de entrar a trabajar.



Archivado en: Relatos Tagged: canciones, historias, reflexiones, taxis
Fuente: este post proviene de La chica de los jueves, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Día 16. El mundo, de Jimmy Fontana, sonaba esta mañana en San Isidro desde el balcón de alguien, en el edificio que queda a la izquierda de mi casa. Sentada en el sillón de mimbre pintado de blanco, c ...

Día cinco. Durante estos días de confinamiento me he dado cuenta de varias cosas. Algunas son bastante absurdas, otras tantas tienen relativa importancia y, las que dejaré para el final, creo que marc ...

No. No siempre es fácil. El amor no siempre te hace reír. En ocasiones, no fluye la comunicación, el drama llama a la puerta por un mal gesto o por una palabra desafortunada, la verdad se esconde por ...

Antes. A veces, solo a veces, me reía de tu música. Eso que escuchas parecen cánticos de catequesis para niños. Me duermo. Parece que estemos en misa. Venga va. Quítalo. Y tú, durante unos instantes, ...

Recomendamos

Relacionado

general consejos para la oficina máquina de oficina

La mayoría de los billetes de euro falsos se pueden detectar de formas muy sencillas, pero generalmente hay una tendencia a coger las vueltas y meterlas en el bolsillo o la cartera sin fijarnos en la autenticidad del billete. Los billetes de euros se fabrican utilizando complejas tecnologías de impresión que además llevan incorporados una serie de elementos de seguridad que nos ayudan a identifica ...

general noticias

Seguro que os ha pasado muchas veces, compramos algo y nos devuelven un billete viejo, lleno de inscripciones, sucio y con heridas de guerra(a veces faltan trozos y a veces llevan celo). ¿Qué podemos hacer? Está comprobado que la mayoría de las personas los utilizan de nuevo, aunque es posible que no nos acepten este tipo de billetes en algunos sitios. Puedes cambiarlo por uno nuevo, te explico c ...

Dinamarca Copenhague transporte

La red de transporte público en Copenhague es fiable, frecuente y con ella podrás llegar a la mayoría de los sitios de interés. Como aparcar en la capital de Dinamarca no es precisamente sencillo ni barato, lo recomendable es usar el transporte público para moverse por Copenhague. Los billetes para moverse por Copenhague. Un mismo ticket te servirá para usar el metro, bus y tren de la ciudad. Recu ...

europa transporte en roma

Los billetes de transporte que encontraréis en Roma son los siguientes: BIG- Billete de día Este billete tiene validez hasta las 12:00pm del día de compra. Permite viajar de forma ilimitada en la red de transporte metropolitano de: metro, autobús, tranvía y trenes urbanos. Es unipersonal y cuesta 6€. BTI -Billete de 3 días Este billete es válido durante 3 días, en los que podréis realizar viajes i ...

salir y viajes noticias de españa españa ...

A principios de la temporada alta de este verano 2015, el 7 de julio, la empresa Renfe inauguró su llamado “vagón silencioso“. En esencia, la iniciativa es bastante simple: reservar algunos vagones de pasajeros de su tren de alta velocidad AVE a personas mayores de 14 años que se comprometan a no realizar llamadas con el teléfono móvil durante su viaje, a no mantener largas conversacio ...

música y lectura barcelona costello club ...

Con el regreso del verano, vuelve uno de nuestros cantautores favoritos, Steve Smyth. Ya os habíamos anunciado el concierto barcelonés y ahora, por fin, podemos confirmaros el resto de fechas de la gira. Lo que hace Smyth sobre el escenario no es algo fácil de ver y parece que cada día son más los que quieren vivir esa experiencia, prueba de ello son los numerosos carteles de ?todos los billetes ...

música y lectura musica de overkill bitter pill ...

EL vídeoclip de OVERKILL – Bitter Pill. Click here to view the video on YouTube. Además adjuntamos la letra de esta canción, OVERKILL – Bitter Pill. I’m a cold dark night on the summer I’m a block to seas, I won’t go away Move baby, move baby Know where you’ve been taking me And put on the tab, that thing will be your misery Oh yeah Swallow me like poison Back ...

Barcelona España Traslados en tren

Viajar en AVE de Madrid a Barcelona Una de las formas más cómodas para ir a Barcelona desde Madrid o viceversa, para mi es el AVE. Más que el avión, que con las limitaciones del equipaje, los controles de seguridad, lo que tardo en llegar al aeropuerto y el tiempo que tengo que esperar, al final un vuelo de una hora escasa, se convierte al final en un viaje de 5 horas. Desde que se inauguró el AVE ...

Viajes ahorrar ahorrar dinero ...

A todos nos gusta viajar, conocer lugares nuevos y empaparnos de culturas, costumbres y gastronomías diferentes. Sin embargo, el dinero suele ser un impedimento debido a que no nos permite viajar tanto como querríamos. Por eso, para que puedas ahorrar dinero en tus próximos viajes, te damos en este artículo algunas claves para que encuentres billetes de avión baratos. Trucos para encontrar billete ...

viajar a europa alemania munich ...

Visitar Munich No hace mucho hicimos un viaje por Alemania recorriendo Baviera y la Selva Negra, Munich era nuestro punto de partida y fue una sorpresa, porque no nos esperábamos una ciudad tan animada, llena de vida y además muy bonita. Una ciudad orgullosa de su origen bávaro, no es raro encontrarse a gente paseando vestida con los típico trajes bávaros, como su forma habitual de vestir. Además ...