La Flor del Melocotón Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Mis vacaciones: La Selva Negra (II)

Os apetece una segunda parte? Ja! para que pregunto si igualmente la voy a hacer?? Pero por favor, leed esto porque esta contiene material de alto voltaje!
Un nuevo día para ver cosas más cosas. Aunque os parezca mentira, seguía haciendo mucho, mucho calor.
Salimos hacia Triberg. Íbamos a hacer parte de la ruta de los relojes de cuco! De repente, yendo por la carretera, entre abetos, se abrió un claro, con un parking y la casa de los 1000 relojes. Oooohh! la había visto mil veces buscando información de todo lo que íbamos a ver, y ahora la tenía delante! Y si, seguramente será turístico total, pero debíamos ser los primeros porque no había nadie dentro.
Casa de los 1000 relojes


Alberto decía que a él no le gustaban nada, Gorka flipaba y quería uno y yo no sabía donde mirar. Había verdaderas obras de arte. Es una pasada lo bien tallados que están. Me devané los sesos pensando dónde podía poner uno en casa, pero de los modernos, eh?, que estos no me pegan nada. Claro que aunque los modernos me hubieran quedado bien en cualquier pared, mi bolsillo no estuvo dispuesto a soltar toda la pasta que pedían (queeee caaaaarooooos!!!).

Casa de los 1000 relojes


Este estaba en la puerta, fijaros cuánto detalle!

Relojes de cuco


Una vez en Triberg fuimos directamente a las cascadas. Se supone que son las más altas de Alemania, aunque he visto saltos de agua mucho más impresionantes. Si que es verdad que aunque no había mucha altura de caída, había muchas cascadas.

Cascadas de Triberg


Llega la hora de revelar el gran secreto. En Triberg está la cafetería que asegura tener la auténtica receta de la tarta selva negra. Se la han ido pasando de padres a hijos durante varias generaciones. Es la cafetería Schaefer. Sabéis que es lo que pasó, no? Pues si! que evidentemente no podía dejar pasar la ocasión de probar un dulce mundialmente conocido "in situ".

Estaba convencida de que no me iba a gustar. Pensaba que el chocolate sería demasiado fuerte, que llevaría mucho licor o que sería extremadamente dulce la nata (crema de leche).

Entramos en la cafetería y con solo mirar el expositor se nos hizo la boca agua. Había 6 o 7 tartas distintas. La primera la que íbamos a probar y luego otras con igual pinta. Que pena no tener cuatro estómagos cómo las vacas!

Pedimos un trozo para los dos, porque acabábamos de comer. Probé la nata (crema de leche). Mi paladar se puso a investigar. El licor estaba en la nata (crema de leche). Mientras Alberto había cogido un trozo de bizcocho y me miraba con una sonrisa de oreja a oreja: -Prueba esto! - Está bueno?- Tú pruébalo!

Y lo probé. Y no os lo creeréis, pero ahora mismo tengo la boca salivando. Un bizcocho delicado, con el aroma del licor que le aportaba la nata (crema de leche), y de repente, una cereza que explota en mi boca, llenándola de sabor y llevándome a otro mundo instantáneamente.

Que exagero? Sabéis que es lo que le dije a mi marido después de ese bocado celestial? Donde esté esta tarta que se quite el mejor orgasmo del mundo! Os lo juro por lo que queráis. Es lo mejor que he probado en años!

Tarta selva negra café Schaefer


Casi lloro cuando la acabamos, pero teníamos que seguir con nuestra ruta. Fuimos hacia Titisee. Un lago precioso, al que llegamos después de estar viendo desde la carretera uno de los trampolines de salto de esquí (que impresionantes!)

Titisee


En el lago alquilamos una barquita. La gente se estaba bañando y haciendo deportes acuáticos. Las casas de los alrededores eran más palacetes que casas. Y los alrededores del lago eran un hervidero de turistas comprando en las numerosas tiendas.
Yo también piqué. Crema de kirsch y licor de chocolate y kirsch. Dos botes de mermeladas... Ah! y muchas fotos de detalles de Navidad para copiar cuando llegara a casa.
Como llego la hora de merendar y no habíamos tenido bastante con la tarta, compramos un bretzel dulce. Mmmmm! Otra cosa rica, rica!
De ahí salimos hacia Sankt Blasien. Llegamos sobre las 20h, pero como todo lo cierran a las 18h nos encontramos la catedral cerrada. Eso si, no me discutiréis que es preciosa por fuera.
Sankt Blasien


Sankt Blasien es un pueblecito pequeño. Lo cruza un riachuelo llenito de truchas. Y tiene un parque un poco peculiar: -Mama, que es eso? - Mmm, no se...
Cuando nos acercamos vimos lo que era. La cabeza del obispo al que hicieron mártir y pasó a ser San Blas. Evidentemente era una estatua, pero es un poco tétrico, no?
Ejem, ejem, tengo que deciros, que también cenamos. Estas son las fotos de lo que nos pusieron
Tabla de ahumados en St Blasien


Trucha de la Selva Negra en salsa de mantequilla


Y después de esto, sólo nos quedaba irnos para el hotel. Al día siguiente tocaba ruta larga de coche porque nos íbamos hacia la ruta romántica.
La primera parada fue en Villingen. Muy bonito, aunque a mi me gustó más Gengenbach.
Villingen


No quisimos demorarnos mucho porque queríamos parar en Konstanz. La verdad es que se nos hizo un poco largo el trayecto. Constanza es una ciudad grande a orillas del lago que le da nombre, de la que disfrutamos muy poco porque entre que comimos y no, nos dio la hora de irnos.
Konstanz


Y menos mal que salimos pronto de la ciudad. Nos quedaba un largo trecho hasta Bad Kohlbrug, donde teníamos el nuevo hotel, y además cogimos bastante caravana. Menos mal que al llegar tuvimos la agradabilísima sorpresa del hotel. Prácticamente nuevo. Con un recepcionista de nuevo muy amable que nos explico que podíamos usar la piscina cubierta y la sauna ( a Gorka le hacían chiribitas los ojos) y que nos había puesto en la habitación más grande que tenían. Habitación???? Sólo le faltaba cocina para ser apartamento! Y además con claraboya en nuestra habitación (ahora Gorka rabiaba, pero le dijimos que podría estar un ratito por la noche y se le pasó)
Repuestos del viaje bajamos a cenar al restaurante anexo al hotel y luego fuimos a dar un pequeño paseo por los alrededores. Nos paramos en un cartel y fue cuando nos enteramos de que estábamos en un hotel a pie de pistas de esquí. Buf! imaginarse como debe ser en invierno nos alteró. Que pena no tener dinero para poder volver en esa estación!
Notas:
Reitero lo de la tarta Selva Negra. El mayor placer de los que he conocido hasta ahora! ;-)
Fuente: este post proviene de La Flor del Melocotón, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cupcakes de chocolate y naranja

Este es el último año de Gorka en el cole. Como cada año, los de sexto se van de colonias y pasan un par de días fuera. No es que sean caras, pero para que sea un curso algo diferente, y los niños se ...

Espuma de yogur con sifón

Otro año más, ha llegado San Valentín. Ya sabéis, de otras veces, que para mi no tiene ninguna importancia este día. El día de los enamorados es Sant Jordi, y punto! jijiji. De todas maneras, nos sirv ...

Quinoa con verduras

No puede ser! Me subo a la báscula y todo lo que había perdido la semana pasada lo he recuperado con creces! Buuuuuf! así no hay manera! Pero claro, es que tooodo el fin de semana comiendo o cenando c ...

Arroz Kashmiri

Después de unos cuantos meses sin publicar nada, tengo que ponerme las pilas y empezar de nuevo! Y es que cuando no estoy haciendo una cosa, estoy haciendo tres. Voy acumulando recetas, pero cuando me ...

Recomendamos

Relacionado

thermomix bizcochos carnes ...

Vacaciones 2015: La Selva Negra (I)

Y llegó el momento! Seguidores, lectores asiduos o esporádicos, visitantes... Pensabais que este año os librabais del relato de mis vacaciones??? Pues no!!!! Se que es un tostón leer semejante narración, pero me vais a perdonar, las fotos lo valen (por lo menos algunas) y se que no sois capaces de no leerme ;-) Como suele pasar, nuestras vacaciones empezaron mucho antes de coger el coche o hacer l ...

viajes

Viaje a la Selva Negra

Como ya sabéis todos los que me seguís por instagram, este verano hemos estado en la Selva Negra y Baviera, 15 días recorriendo el sur de Alemania, disfrutando de montañas, cascadas y lagos, relojes de cuco y pueblecitos de cuento que nos han enamorado. Os quiero explicar detalles del viaje para que os entren unas ganas terribles de conocer esta zona, porque es un destino ideal si viajas en famil ...

thermomix bizcochos carnes ...

Mis Vacaciones: Ruta romántica. Alemania

Nos alejamos de la Selva Negra para hacer parte de la ruta romántica, vamos, la de los castillos. La Selva Negra nos había encantado, pero los paisajes de esta zona, con los Alpes a tocar de las manos, nos dejaron sin palabras. Una de las primeras vistas de los castillos fue esta. Desde la carretera, con prisas porque nos habían dicho que era complicado tener entrada para el mismo día, y casi sin ...

otras cosas

Mis Vacaciones: Parque de Playmobil. Es el día de Gorka!

-Mamaaaa? Y hoy dónde vamos??? - Pues a ver otro pueblecito. - Bueenooo, pero es mucho rato en coche? - No, es poco. Así fue la conversación que tuvimos mientras desayunábamos en el hotel. Lo que no se imaginaba era dónde íbamos en realidad. Nos subimos en el coche, y en poco más de media hora estábamos en nuestro destino. Pensaba que Gorka se daría cuenta de dónde estábamos, porque había cartel ...

otras cosas

Mis Vacaciones: Últimos días!

Después de la lección de historia en Núremberg, volvimos a la carretera, bueno, a la autopista. Madre mía que velocidades se gastan en ese país! Si que es verdad que los coches no son coches, son cochazos, pero es que, como decía Alberto, hasta los Smart van a 160! El caso es que en un pis pas llegamos al nuevo sitio a visitar. Había leído que Rotherburg ob der Tauber era un pueblo de cuento, dond ...

Alemania con niños

3 imprescindibles si viajas con tus hijos a Triberg. Selva Negra

Son muchas las razones y los motivos por los que visitar la Selva Negra, bien merezca la pena. Es una región montañosa de Alemania, preciosa, tranquila y sobre todo rural, rodeada de impresionantes bosques y que guarda muchas sorpresas para los niños. Te voy a contar sobre 3 en particular y que seguro te gustarán. ¡Coge lápiz y papel! 3 Imprescindibles si viajas con tus hijos a Triber. Selva Negr ...

otras cosas

Mis Vacaciones: Fin de la Ruta Romántica inicio de ciudades alemanas

Nos levantamos con las pilas cargadas para un nuevo día. Cambiábamos de hotel pero teníamos varias paradas que hacer antes. Estábamos ansiosos por llegar al palacio de Lindershof. En las guías habíamos leído que además de ser el único que pudo ver acabado Luis II, era el más lujoso, y también nos lo habían ido diciendo en las audioguías que habíamos llevado. Desayunamos bien y nos pusimos en march ...

salir y viajes alemania imágenes ...

Belleza y paisajes naturales en Alemania, la Selva Negra

Alemania es considerada el corazón de Europa, y es el nexo para comunicar el este y oeste de Europa, Alemania es famoso por la belleza de los paisajes de sus pueblos, siendo uno de sus atractivos más interesantes la Selva Negra con sus paisajes de postal, de sus lagos y bosques. Este bosque se ubica al sudoeste de Alemania en Baden-Wü rttemberg, su nombre se debe a las sombras que proyectan los en ...

salir y viajes otras cosas

Vacaciones en la Riviera Maya

Hoy hace un mes de esta foto. Un mes de unas vacaciones ideales. De relax, desconexión y buen tiempo que es lo que nos ha faltado este año aquí. Ya habéis visto las dos piscinas del hotel. Estábamos en el Hotel Kantenah de la cadena Grand Palladium. Es la segunda vez que tiramos de esta cadena hotelera y acertamos de lleno. ?Amabilidad y simpatía es lo que encontramos en todo momento. Y Gorka en ...

FRANCIA Francia con niños

Vacaciones con los niños en el precioso Lago de Annecy

Annecy era uno de los destinos que se nos resistían. Un año regresando de Suiza, la dejábamos escapar, en aquella ocasión ya no nos quedában mas días. Otro año mientras miraba por la ventanilla del coche, veía como la señal de Annecy pasaba de largo regresando de Valonia, en Bélgica. Pero como dice el dicho, a la tercera va la vencida, y en estas últimas vacaciones con los niños, decidí que teníam ...