Blog de Mar de fiesta Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Viaje a la Selva Negra

Como ya sabéis todos los que me seguís por instagram, este verano hemos estado en la Selva Negra y Baviera, 15 días recorriendo el sur de Alemania, disfrutando de montañas, cascadas y lagos, relojes de cuco y pueblecitos de cuento que nos han enamorado.


Os quiero explicar detalles del viaje para que os entren unas ganas terribles de conocer esta zona, porque es un destino ideal si viajas en familia y a nosotros nos ha encantado. He dividido el viaje en dos posts, uno que será la Selva Negra y el otro Legoland-Múnich-Neuschwanstein porque son dos zonas distintas y sino sería un post interminable.

INFORMACIÓN BÁSICA
Todos los hoteles los reservamos por Booking, hemos estado en muchos hoteles diferentes haciendo ruta por Alemania, la mayoría de los hoteles en la Selva Negra son pequeñitos y con el desayuno incluido. Para visitar bien toda la Selva Negra es mejor coger un hotel en el sur y otro en el norte de la región.
En Estrasburgo y Múnich hemos estado en hoteles de la cadena Novotel, nos gustan mucho estos hoteles, tienen habitaciones familiares, son de 4 estrellas pero los niños hasta 15 años no pagan, por lo que compensa.
En cuanto al coste de la vida es parecido al de España o incluso más barato.
Nosotros hemos hecho el viaje en coche, ya que viviendo en Barcelona llegas en un día, pero puedes ir en avión hasta Basilea y alquilar un coche, y volver vía Múnich.

La Selva Negra es una de las zonas más bellas y visitadas de toda Alemania, es un macizo montañoso cubierto en su mayoría de bosques de abetos y verdes valles ubicado al sudoeste del país, pero no todo son bosques, prados y vacas (que hay muchísimas), tiene unos pueblecitos que parecen sacados de cuento, con casitas con entramado de madera y es el reino de los relojes de cuco.


Nuestro primer hotel estaba cerca del lago Titisee (en el sur de la Selva Negra), una zona muy turística. Nos bañamos en el lago, da gusto nadar rodeado de tanta naturaleza y alquilamos una lancha a motor para navegar en sus aguas, como el lago es pequeño te permite navegarlo completamente todo.

Lago Titisee



Desde allí visitamos Friburgo, puerta de entrada de la Selva Negra, con los bächle, pequeños canales que recorren la ciudad y le dan un toque especial, en ellos los niños hacen navegar sus barquitos y la tradición dice que si metes los pies en ellos volverás a la ciudad.
Personalmente yo no puse los pies en remojo, pero mis niños sí y se divirtieron un montón haciendo navegar sus barquitos por los bächle.


Lo más interesante de Friburgo es su casco antiguo (como es normal en todas las ciudades alemanas) donde destaca la Münsterplatz (plaza de la catedral), con la catedral medieval de muros rojizos cuya estilizada torre fue considerada la más bella de la cristiandad.
Alrededor de la catedral todos los días por la mañana excepto los domingos hay mercado, en un lado el de comida y en el otro de artesanía.


Me encanta comprar fruta en los mercados cuando vamos de viaje, porque además de tener una pinta estupenda, es la única manera de poder comer fruta ya que en los restaurantes de postre, sólo hay helados o tartas.



También en la Münsterplatz destacan otros edificios como la casa barroca que hoy alberga un museo de historia municipal, de color rojizo y con hermosas esculturas en su frontal


Otra visita que merece la pena en Fribugo, ciudad universitaria y considerada la capital ecológica de Alemania, son los dos ayuntamientos, el viejo que es más pequeño y de color rojo, y el nuevo que es más llamativo. Y de gran interés son las puertas/torres más representativas de la ciudad, la Martinstor (Torre de Martín) en la Kaiser Joseph Strasse (la principal arteria comercial) y la Schwabentor (Torre de los Suabos)


A unos 30 km de Titisee está Donaueschingen donde se encuentra el nacimiento del Danubio que se simboliza con la Donauquelle, la fuente del Danubio. El resto del pueblo no tiene mayor interés.


Otro día fuimos de excursión al pico más alto de la Selva Negra, el monte Feldberg, 1.493m., y lo que más me sorprendió fue la cantidad de gente que subía al monte con los trajes regionales, ya estaba asombrada de haber visto un montón de tiendas con trajes típicos y que había gente que los vestía por las calles, pero ¿incluso en la montaña???? Estábamos todos alucinando y tuvimos que preguntar si era costumbre ir a la montaña vestidos de esa guisa, pero no, se ve que no es costumbre subir al monte de típico, había una fiesta de la cerveza y por eso todos llevaban sus galas más regionales, ahhhhh!


Al día siguiente visitamos Triberg, en el corazón de la Selva Negra, no es de los pueblos más bonitos pero sí uno de los más turísticos, debido a que tiene las cataratas más altas de Alemania (al menos así es como se anuncia) y los relojes de cuco más grandes del mundo.


La cascada no es en un solo salto sino en 7 tramos, por lo que no se ve una megacatarata, pero es precioso el paseo por el frondoso bosque viendo los diferentes niveles y buscando las ardillas.
A la entrada de las cascadas puedes comprar una bolsa de cacahuetes por 1€ para las ardillas que hay, pero durante el ascenso no ves ninguna por lo que piensas que es un timo lo de los cacahuetes, pero suerte que al final de las cascadas, siguiendo el camino pudimos ver a varias, tirarles cacahuetes y divertirnos viendo a las ardillas saltar y comérselos.


En Triberg se encuentra el museo de la Selva Negra, donde te explica la historia de los relojes de cuco.
Si crees que los relojes de cuco proceden de Suiza estás equivocado, son originarios de la Selva Negra y la imagen típica del señor cargado con los relojes era la realidad de esta zona, vendedores ambulantes recorriendo los caminos. En poco tiempo, la calidad y virtuosidad de los cuco se hizo famosa y todavía ahora sigue siendo una industria muy fructífera, con unos relojes con precios altísimos.


En toda la región encontrarás un montón de relojes de cuco, pero aquí están los más grandes el de Schonach que fue al parecer el más grande del mundo hasta que construyeron el del Eble Uhren-Park.


El de Schonach, que es una cabaña en sí mismo, es mucho más bonito que el de Eble Uhren-Park que está en medio de una tienda de relojes de cuco.


Pero la mayor desilusión (en los dos relojes) fue ver el cucú (a la hora y a la media), sólo sale el pájaro haciendo cucú pero no baila ningún personaje más, mucha expectación para ver sólo el pájaro.
Mucho más bonitos son otros relojes, también muy grandes, que encuentras por el camino y que al echar un euro se pone en funcionamiento, suena la música y se mueven las figuras.


Ya en el norte de la Selva Negra, visitamos en Gutach el museo al aire libre Vogtsbauernhof donde se encuentran casas rurales de la región y muestra la manera de vivir y hacer en el mundo rural en diferentes épocas.


Justo al lado se encuentra el Sommerrodelbahn, un tobogán de montaña súper-mega-divertido. Como somos 2 niños y 2 adultos, compramos un bono de 6 bajadas de adulto y otro de 6 bajadas de niño, para hacer 3 bajadas cada uno, pero después del primer descenso los niños estaban tan emocionados que al final ellos hicieron 4 bajadas y nosotros solo 2, les tuvimos que ceder nuestros tickets porque querían mucho más!.


Y acabamos el día en Schiltach que parece un pueblo salido de los cuentos de los hermanos Grimm, destaca su maravilloso casco histórico medieval excelentemente conservado y repleto de casas con entramados de madera.




Al día siguiente nos desviamos de la ruta para visitar Freudenstadt en cuyo centro está la plaza del mercado más grande de Alemania. Si tenéis pocos días de viaje obviaría esta ciudad, las hay mucho más interesantes, a no ser que os venga de camino porque queréis coger la turística Schwarzwaldhochstrasse, la carretera nacional B-500, la carretera de la alta Selva Negra que llega a Baden-Baden, pero nosotros no la tomamos porque nos dirigimos a Estrasburgo.

Otro pueblo de cuento que sí merece la pena visitar es Gengenbach, el centro parece sacado de una película, de hecho aquí se rodaron los exteriores de "Charlie y la fábrica de chocolate" de Tim Burton.




Si vais a la Selva Negra no dejéis de visitar Estrasburgo, está justo al lado y merece la pena, está en Francia (Alsacia) justo en la frontera con Alemania.
Después de una semana cerrando las tiendas y museos a las 18h. de la tarde (demasiado pronto porque en agosto hasta más de las 21h. había luz y podrías aprovechar más el día pero no te quedaba otra que ir ya a cenar) llegas a Estrasburgo y todo cierra tardísimo, hay animación hasta las tantas de la noche, a las 22:15h. había espectáculo de luces en la catedral, un montón de espectáculos callejeros... pura diversión!. Después de tanta tranquilidad nos supo genial esa inyección de vitalidad.


Es precioso el casco antiguo con la majestuosa catedral gótica en cuyo interior se encuentra el famoso reloj astronómico y maravillosa es también la Petite France donde nos volvemos a encontrar las tradicionales casas con entramado de madera.


Y ya de camino a Legoland, y como última parada en la Selva Negra, nos detuvimos en Baden-Baden, elegante ciudad balneario que sigue viviendo de su esplendoroso pasado aristocrático, de todas las ciudades que hemos estado ésta es la que me ha parecido más cara y una de las menos bonita.
Desde la Selva Negra os podéis acercar al Lago Constanza porque está muy cerca, pero nosotros lo dejamos para el final, ya de vuelta a casa, pero eso ya os lo explico el próximo día.

En toda la Selva Negra se ve el sombrero Bollenhut, típico de la zona, sombrero con enormes borlas rojas, ya sea el tradicional o de forma más divertida con trenzas incluidas para vender a los turistas, decorando bancos o el coche en Gutach a la entrada del museo al aire libre


Otra cosa que se ve en muchos pueblos son fuentes con alusión a los pesonajes del famoso carnaval de los locos, tradición muy arraigada.



En cuanto a comida típica destacar los brühwursts (salchichas), bratwursts, spätzle, schnitzel, codillo, leberkäse, bretzel... y la famosa tarta selva negra, Schwarzwaldtorte, que por cierto, está bastante cargada de licor de kirsch.



De acompañamiento básicamente patatas, chucrut o spätzle, en las cartas de los restaurantes no tienen arroz.

Los spätzles son una pasta muy popular en el sur de Alemania, se utiliza como acompañamiento o como plato único (spätzle con queso)

El schnitzel es carne empanada ya sea de ternera o de cerdo.

El leberkäse, muy apreciado en la cocina alemana, recuerda por su textura a una pasta de carne y tiene un sabor parecido a las salchichas.

Y el bretzel es un bollo horneado y retorcido en forma de lazo, con un sabor ligeramente salado. El nombre de este pan salado se debe a que su forma recuerda a dos brazos entrelazados.

Espero que te haya despertado el interés en conocer la Selva Negra porque a nosotros no ha gustado un montón.

La semana que viene te cuento la ruta por Baviera, en especial el castillo del rey loco, realmente impresionante.

Te espero!



Fuente: este post proviene de Blog de Mar de fiesta, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Praga

Después de visitar Budapest y Bratislava, llegamos a Praga la capital de la República checa, la ciudad de las 100 torres y nos enamoramos al instante. Es una ciudad pequeña con mucho encanto. Como est ...

Brastislava

A medio camino de Budapest y Praga se encuentra Bratislava, la capital de Eslovaquia Los traslados entre Budapest y Bratislava y entre Bratislava y Praga los hicimos en tren, un trayecto muy cómodo y ...

Budapest. Ocio y gastronomía

Continuando la visita a Budapest hoy me voy a centrar en aspectos más lúdicos y gastronómicos. Un imprescindible de Budapest son los balnearios de agua termal. En la ciudad se pueden encontrar hasta 1 ...

Budapest

Antes de empezar nuestras vacaciones quiero explicaros nuestro viaje a Praga y Budapest, pasando por Bratislava, que hicimos el verano pasado. Así vais cogiendo ideas por si todavía no tenéis destino, ...

Etiquetas: viajes

Recomendamos

Relacionado

salir y viajes alemania imágenes ...

Belleza y paisajes naturales en Alemania, la Selva Negra

Alemania es considerada el corazón de Europa, y es el nexo para comunicar el este y oeste de Europa, Alemania es famoso por la belleza de los paisajes de sus pueblos, siendo uno de sus atractivos más interesantes la Selva Negra con sus paisajes de postal, de sus lagos y bosques. Este bosque se ubica al sudoeste de Alemania en Baden-Wü rttemberg, su nombre se debe a las sombras que proyectan los en ...

Lugares Vacaciones Alemania ...

La Selva Negra alemana: 7 lugares por visitar en esta región

La Selva Negra alemana con sus oscuras colinas cubiertas de árboles es una de las regiones de montaña más visitadas de Europa. Se encuentra en la esquina suroeste de Alemania y se extiende 160 kilómetros. Va desde Pforzheim en el norte a Waldshut en el sur. Mientras que al oeste, desciende al Valle del Rin en una escarpada cortada por valles. Al este, baja suavemente hacia los valles superiores de ...

Alemania con niños

3 imprescindibles si viajas con tus hijos a Triberg. Selva Negra

Son muchas las razones y los motivos por los que visitar la Selva Negra, bien merezca la pena. Es una región montañosa de Alemania, preciosa, tranquila y sobre todo rural, rodeada de impresionantes bosques y que guarda muchas sorpresas para los niños. Te voy a contar sobre 3 en particular y que seguro te gustarán. ¡Coge lápiz y papel! 3 Imprescindibles si viajas con tus hijos a Triber. Selva Negr ...

thermomix bizcochos carnes ...

Mis vacaciones: La Selva Negra (II)

Os apetece una segunda parte? Ja! para que pregunto si igualmente la voy a hacer?? Pero por favor, leed esto porque esta contiene material de alto voltaje! Un nuevo día para ver cosas más cosas. Aunque os parezca mentira, seguía haciendo mucho, mucho calor. Salimos hacia Triberg. Íbamos a hacer parte de la ruta de los relojes de cuco! De repente, yendo por la carretera, entre abetos, se abrió un ...

selva negra europa viaje a alemania

Los pueblos más bonitos de la Selva Negra Alemana

Una de las zonas más hermosas y más famosas también, porque no decirlo, de Alemania, es la región de la Selva Negra. Algunos de los pueblos con más encanto del país están en esta zona, lo ideal es alquilar un coche, organizar una buena ruta por Alemania y descubrir cada una de esas pequeñas ciudades o pueblos. Una ruta perfecta para una escapadalowcost.com ya que son en general son todos pequeños ...

Alemania con niños

Friburgo; donde empieza nuestra aventura a la Selva Negra

Decidimos hacer base en la ciudad de Friburgo porque habíamos visto que desde allí podíamos ir cada día a conocer los diferentes pueblitos de la Selva Negra con las niñas cómodamente, pero además ésta ciudad nos sorprendió gratamente. Friburgo nos tenía preparada una simpática y refrescante sorpresa y que tengo que reconocer, descubrimos de casualidad. ¿Adivinas cual?. Antes de llegar a Alemania ...

Alemania con niños

4 lugares que no te puedes perder si viajas con niños a la Selva Negra

Decidir que 4 ciudades íbamos a visitar en nuestras vacaciones familiares a la Selva Negra, me resultó bastante complicado. Solo contábamos con 4 días en el destino y habían tantos lugares recomendados por bloggers y conocidos que me resultó difícil elegir y descartar, y si además resulta que llegas a Alemania y la gente allí te recomienda mas lugares, pues imagínate ¡Qué complicado!, y si además ...

relojes de cuco ruta selva negra ...

La ruta de los relojes de cuco

Muchos son los destinos que poseen maravillosas propuestas para hacer de nuestro viaje una experiencia única e irrepetible, que siempre recordaremos. Un ejemplo de ello es la ruta de los relojes de cuco, la cual se encuentra en la hermosa Selva Negra, en el Suroeste de Alemania, más concretamente, en la región de Baden-Wurtemberg. Además de recorrer este paraje natural de más de 6.000 kilómetros c ...

2010 fotografía analógica lugares ...

Perú. Diario de viaje: La Selva Amazónica

En esta etapa de nuestro viaje, llegamos al Amazonas y a la Selva. Esta parte del viaje era la preferida de Juanlu, y tengo que decir, que me sorprendió gratamente, tanto las experiencias como a la gente a la que conocí. Definitivamente, soy de campo, como Juanlu siempre dice. El río Amazonas es impresionantemente enoooorme, y eso que todavía no había empezado la época de lluvias. Nos adentramos ...

thermomix bizcochos carnes ...

Vacaciones 2015: La Selva Negra (I)

Y llegó el momento! Seguidores, lectores asiduos o esporádicos, visitantes... Pensabais que este año os librabais del relato de mis vacaciones??? Pues no!!!! Se que es un tostón leer semejante narración, pero me vais a perdonar, las fotos lo valen (por lo menos algunas) y se que no sois capaces de no leerme ;-) Como suele pasar, nuestras vacaciones empezaron mucho antes de coger el coche o hacer l ...