comunidades

LA TERRORTECA DE @DanielDarocaRoig | EP. 1 - WISHMASTER

Ep.1 – WISHMASTER



Esta película, estrenada en 1997, nos narra la historia de Alexandra, una mujer que, de forma accidental, trae de regreso a nuestro mundo a un Djinn que fue encerrado muchos años atrás por un mago en la Antigua Persia. ¿Y cómo lo hace? Pues en sus manos acaba una piedra preciosa que accidentalmente se desprende de una estatua persa traída desde muy lejos por un coleccionista de antigüedades. Alexandra frota la piedra para verla mejor y ¡¡voilá!!, el genio hará acto de presencia.

El Djinn adopta forma humana para moverse entre nosotros y empieza la búsqueda de Alexandra, pues necesita concederle tres deseos (¿os suena?), y si lo consigue, tras haberle concedido el tercero, la maléfica raza de los Djinn invadirán nuestro mundo.


Además, mientras busca a Alexandra, el Djinn debe "recargar" la piedra preciosa en la que se encontraba preso. Para ello va concediendo deseos individuales a aquellos con los que se va encontrando en su camino, deseos a los cuales el Djinn siempre les da la vuelta para realizar a traves de ellos las más escalofriantes y abominables accíónes de muerte y destrucción.

Por supuestos todos estos deseos tienen un precio, las almas de aquellos a los que se les conceden, almas que, al final el Djinn reclamará para poder hacer salir el infierno en la Tierra.



La película está protagonizada por una actriz prácticamente desconocida llamada Tammy Lauren. La chica es bastante mona y lo hace bien, la única pega que le pondría son las caras tan extrañas que hace la moza cada vez que chilla o tiene alguna visión durante la película. Da mas miedo ella en esas ocasiones que el propio Djinn.

En el papel de Djinn cuando toma forma humana está el conocido actor Andrew Divoff, que normalmente suele hacer papeles de personajes secundario malote y al que hemos podido ver en películas de género como "Faust. El poder está en la sangre" o "The Rage", aunque también se le ha podido ver en films como "Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal" u "Operación: Soldados de Juguete". Debo reconocer que después de ver la película no puede imaginar a otro actor mejor para el papel del Djinn que a Divoff, pues lo clava. Tiene esa sonrisilla maléfica que te hace estremecer cada ver que aparece en pantalla. Y en esta ocasión, y sin que sirva de precedente, el actor de doblaje que le pone voz en la versión española es perfecto para él.

Como he comentado al principio de la entrada, el film viene apadrinado por el conocidísimo director Wes Craven, y he apuntado que se trata del padre de Freddy Krueger. ¿Por qué he comentado algo tan obvio? Pues porque uno de los papeles del film corre a cargo de Robert Englund (Freddy Krueger), encarnando al coleccionista que consigue la estatua donde viene incrustada la piedra preciosa que acaba en manos de nuestra protagonista.

Asimismo también realiza un cameo el actor Tony Todd, al que muchos seguidores del género de terror reconocemos por ser el terrorífico Candyman.



Por lo que se refiere a la película en si, no voy a atraverme a decir que da miedo, puesto que no es así. Más bien se trata de un film que "pretende" dar miedo, pero que con sus momentos gore (que son muchos y en ocasiones muy explícitos) lo que consigue más bien es lo contrario. A mi se me escapó más de una carcajada viendo los resultados maquiavélicos de algunos deseos.

No obstante, hay que reconocerle al film unos efectos visuales bastante buenos, y el uso del maquillaje por encima de los efectos digitales, lo que dota a algunas escenas de un realismo que hace que llegues a apartar por un segundo la mirada de la pantalla.

La película no deja de ser un mero divertimento para fans del género, entre los que por supuesto me incluyo. Bebe mucho de otras películas del estilo de "Hellraiser", con momentos de auténtica locura y una imaginativa bestial en la creación de criaturas y seres totalmente desagradables.



En resumidas cuentas un film divertido, para pasar un buen rato, que combina mucha fantasía con algunos toque de terror y cuyo actor Divoff, en mi opinión, hace que merezca la pena mucho verla.

Su duración es aceptable, apenas hora y media.

En España su recaudación fue de algo más de 1.200.000 euros.

Cabe destacar que el éxito de esta primera entrega llevó a la creación de hasta 3 secuelas más. En mi Terrorteca seguramente no las comentaremos, asi que aqui os dejo sus títulos por si os interesa echarles un vistazo:

- Wishmaster 2 (1999)

- Wishmaster 3: La piedra del diablo (2001)

- Wishmaster 4: La profecía (2002)

De las tres la única que tal vez valdría un poco la pena visionar sería la segunda, pues mantiene al mismo actor como Djinn, a Andrew Divoff. Por lo demás las otras 2 secuelas eran horribles.

Por @DanielDarocaRoig

THE DVAS BLOG

Fuente: este post proviene de The DVAS Blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

De vez en cuando te pones a bucear en las redes y de repente puedes encontrarte sorpresinas, como Stargate Origins. Por sorpresina me refiero a que ni siquiera me constaba que hubiese una nueva serie ...

Recomendamos