De Todo un Poco Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

LA ISLA DE LOS CONEJOS EN JAPON !! Vídeos.





Sin duda alguna; los amantes de los conejos serían felices visitando esta isla, hogar de cientos de estos animales que se desplazan libremente por ella y persiguen a los humanos para pedirles comida.
 Okunoshima, es una pequeña isla ubicada en el mar de Japón. La isla es llamada "Usaji Jima" (Isla Conejo) debido a los numerosos conejos silvestres que deambulan por la isla, los cuales son bastantes mansos y se acercan a los humanos.
Antes y durante la segunda guerra mundial Okunoshima fue un cuartel militar secreto donde se fabricaban armas químicas como el gas venenoso. La guerra acabó, la isla fue abandonada, pero los conejos se quedaron y se reprodujeron. Actualmente la isla tiene un hotel, un campo de golf de seis hoyos y un pequeño terreno para acampar. Los visitantes pueden nadar en las limpias aguas que rodean la isla.
Cuando la isla fue desarrollada como parque luego de la Segunda Guerra Mundial, estos conejos fueron soltados a propósito, pues muchos fueron usados en la planta para probar la efectividad de las armas químicas durante la guerra; sin embargo, dichos conejos fueron aniquilados cuando se demolió la planta. De acuerdo al antiguo director del Museo del Gas Venenoso, Murakami, los actuales conejos no tienen nada que ver con aquellos que fueron involucrados en las pruebas de armamento químico. Cazar estas criaturas está prohibido, al igual que llevar perros y gatos a la isla. Las ruinas de los antiguos fuertes y la fábrica de gas se encuentran dispersas por toda la isla; el acceso a ellas está vedado por ser muy peligroso.
En 1925, el Instituto de Ciencia y Tecnología del Ejército Imperial Japonés, dio inicio a un programa secreto para desarrollar armas químicas, basándose en una amplia investigación que determinó que se estaban produciendo armas químicas a lo largo de los Estados Unidos y Europa. Japón era uno de los firmantes del Protocolo de Ginebra de 1925, el cual prohibía la guerra con armas químicas. Aunque el desarrollo y almacenamiento de tales armas no estaba prohibido, el país se esforzó mucho para mantener en secreto la construcción de la planta de municiones químicas que comenzó a operar en 1929, llegando al extremo de borrar el registro de la isla de algunos mapas. La planta fue construida de 1927 a 1929, y dio alojamiento a una fábrica que produjo más de seis kilotones de gas mostaza y gas lacrimógeno.
Se dice que esta nueva generación de conejos existe en Okunoshima es porque en 1971 un grupo de escolares liberaron a ocho conejos en la isla. Pasó el tiempo y los conejos hicieron lo que mejor saben hacer, ahora la isla de 700 metros cuadrados, es el hogar de miles de animalitos de largas orejas, otorgándole a la isla el sobrenombre de "Usagi Shima" (Isla Conejo).
Algunas agencias de viaje han comenzado a ofrecer un plan turístico llamado "Vamos a jugar con los conejos" en idioma japonés e inglés. Aunque son salvajes, los conejos de la isla conviven con los seres humanos y se acercan en masa a los visitantes buscando algo de comer, sobre todo en los meses más fríos cuando su fuente de alimentos naturales son escasos. Los visitantes pueden acariciar a los Conejos, aunque los niños deben ser supervisados por un adulto.
Perros, gatos y otras mascotas no están permitidos y el costo de entrada sin contar el transporte en lancha es de 17,020 yenes ($219.50 USD).
Antes de ser el paraíso de los conejos, esta isla funcionó como base para fabricar gas lacrimógeno utilizado en la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad, la planta está destruida y en la isla se encuentra el Museo del Gas Venenoso, establecido en 1988 para advertir a la mayor cantidad de gente las espantosas verdades del gas venenoso. La isla está limpia, cuenta con un hotel, un campo de golf, área para acampar, aguas limpias para nadar y miles de conejos que son amigables con los visitantes. Hay aproximadamente 300 conejos semi-salvajes que, al no tener depredadores naturales en la isla, se reproducen sin cesar.
En un principio los conejos fueron utilizados como sujetos de pruebas para los gases venenosos, pero los que viven actualmente en la isla no tienen nada que ver con estos. Los conejos son muy amigables con los turistas y aman ser alimentados. 
En estos vídeos pueden ver la cantidad de animalitos que hay, está prohibido llevar perros, gatos y cazarlos, ya que es una especie de reserva.



PARA IR AL INDICE DEL BLOG  Hacer ClickINDICE GENERALVER ULTIMOS 7 MENSAJES DEL BLOG  Hacer ClickDE TODO UN POCO

Fuente: este post proviene de De Todo un Poco, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

¡No dejes que te manipulen! 

La mayoría de los países con ayuda de los medios de comunicación; utilizan en varias ocasiones formas de controlar a la población de las inconformidades que tengan con sus gobernantes por los posibles ...

Recomendamos