Blog de ElVuelodeHermes Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Impresionante Noruega (IV) Troms

Troms, la Bella del Norte.



Y la más grande, ya que como centro administrativo de la provincia de Troms tiene una afluencia de visitantes noruegos y foráneos lo suficientemente grande para estar permanentemente animada con fiestas culturales, músicos callejeros, una maratón del sol de media noche, una respetada universidad y más pubs per cápita que cualquier ciudad Noruega.
Es curioso que aunque se halla atan sólo 350 km al norte del Círculo Polar Ártico la corriente del Golfo modera bastante su clima y lo hace más agradable dentro de lo que cabe, aunque he de decir que en pleno mayo hacía un frío que pelaba y la nieve llegaba casi al centro de la ciudad.







Como ya dije anteriormente, la parte principal de la ciudad se extiende por la orilla oriental de la isla de Tromsya y está unida al continente por aquel puente que ya vimos desde lo alto de la montaña.






Durante los últimos años se ha convertido en un lugar ideal para ver las deseadas y buscadas auroras boreales. Pero al margen de todo esto la historia de la ciudad se remonta nada menos que a 11.000 años atrás, según las inscripciones encontradas en las cercanías de la pequeña urbe del norte. Más recientemente la historia la ha reintroducido en sus páginas por haberse convertido en punto de partida de las expediciones árticas y capital de Noruega durante la Segunda Guerra Mundial.






Todo esto ayudó a su desarrollo a lo largo de los dos últimos siglos y permitió la aparición de estilos arquitectónicos como el Imperio que es el que hoy en día llama nuestra atención cuando paseamos por la ciudad y es el dominante en formas y colores. Azules, rojos, amarillos y verdes, dan color al centro de Troms, con enormes casas que pertenecieron a mercaderes y empresarios y que vieron cómo eran sustituidas por las casas de ladrillo, menos expuestas a los grandes fuegos como el que devoró Alesund a principios del siglo pasado.






Es realmente interesante recorrer la ciudad y ver todo un catálogo de arquitectura ante nuestros ojos y contemplar las montañas desde el antiguo muelle que tanta riqueza dio a la ciudad.




La llamada Domkirke es una catedral luterana, pero no una más, es una de las iglesias de madera más grandes del país, aunque no está entre las más antiguas, ya que data de 1861.Eso sí, es realmente hermosa y parece mucho más pequeña por fuera de lo que realmente es, ya que en su interior caben nada menos que 618 personas.





Y por supuesto, también tiene su pequeña historia. Volvamos atrás en el tiempo y veremos como la zona estaba completamente diferente a como es ahora.
El terreno donde se levanta hoy la catedral, el centro de Kikeparken, estaba ocupado por un cementerio que permaneció intocable desde la Edad Media hasta la primera década de 1.800, cuando se decidió dar un giro a la arquitectura de la ciudad por razones prácticas y estéticas.




De esas cientos de tumbas pueden verse aún algunas de personajes eminentes de la historia de la ciudad, que se dejaron en su sitio para que tuvieran su pedazo de gloria en la historia de Troms. Posteriormente, y durante el último año de la Segunda Guerra Mundial, sirvió de refugio a los evacuados de Troms y el norte de Finmmark (una provincia de Noruega).



Así que aunque todos piensan que la catedral de Troms es la Ártica, la auténtica estrella religiosa e histórica de la ciudad es esta coqueta y renovada joya que se encuentra en el corazón de la ciudad.


Polaria, pequeño y un poco triste.




Quizá de la visita que realizamos a Polaria, me quede con su atrevido diseño exterior que representa bloques de hielo que caen como si de fichas de dominó se tratase, o quizá también con la parte multimedia del recorrido, que nos habla de la aurora boreal, del menguante casquete polar o de la variedad de peces y plantas del Ártico.
Lo que no repetiría nunca sería la visita a la parte "viva" del pequeño complejo con sus diminutos acuarios de especies árticas ( cuando digo diminutos, son diminutos) o a la parte en que se encuentra su atracción estelar, tres focas barbudas que disponen de un pequeñísimo espacio para moverse y que hacen un pequeño show para entretener a los visitantes.









No soy de visitar zoos, ya que me puede ver a los animales encerrados para disfrute de humanos, así que me fui con un sabor agridulce de Polaria, porque por un lado aprendí muchísimo sobre el Norte de Noruega, pero por otro me entristeció ver a las focas que mejor podrían estar en libertad.


Cervecería Mack Ølhallen

Esta antigua y reconocida institución cervecera de Trmso produce 18 tipos de cerveza, entre ellas las tentadoras Macks Pilsner, Isbjrn, Haakon y varias negras de las que han disfrutado por igual pescadores, granjeros y demás ciudadanos de Trmso.
Se dice que no sólo tiene el recor de la mayor cantidad de marcas de cerveza servidas en un mismo pub (67), sino que es la cervecería que se halla más al norte de Noruega.
Fundada en 1877, fue prácticamente destruida por un incendio en 1939, pero este hecho más que frenar a sus aguerridos propietarios actuó como acicate, como reto para motivarles a empezar de nuevo e incluso diversificarse y expandirse. Hoy en día la marca posee una gigantesca nave a las afueras de Trmso donde se produce no sólo cerveza, sino también sidra, refrescos e incluso la Coca Cola que beben en toda Noruega.




Pero ciñéndonos al lugar original, el que hoy nos ocupa, debemos decir que se trata de un local acogedor, no muy grande, con aire de museo y de bar, que organiza visitas guiadas para aprender más sobre el proceso de elaboración de sus cervezas y catas de una amplia variedad de cervezas propias y foráneas, que recibe y celebra bodas, graduaciones, reuniones de negocios e incluso posee una microcervecería que viene a ser un laboratorio donde un equipo joven y dinámico investiga y prueba nuevas combinaciones de sabores y texturas, con ese afán de Mack por no estancarse en un pasado que parece pisarle los talones.






Mack simboliza los valores familiares, la fuerza emprendedora e innovadora noruega, todo ello mezclado y fermentado para conseguir las mejores cervezas del Norte de Europa.




La Catedral Ártica, fría como el hielo pero cautivadora como el fuego.

11 son los triángulos de aluminio cubiertos de hormigón que sirven de techo a la Catedral del Ártico cuya construcción data de los prolíficos años 60, cuando la arquitectura se mezclaba con la era futurista y daba a luz auténticas obras de arte como este edificio.
Rompe en todos los sentidos con las casas y edificios circundantes, y sobre todo con lo que hasta entonces se había construido.







Había que contar con que la cubierta debía ser opaca, duradera y sobre todo resistente a heladas y lluvia, la ciudad de Troms no disfrutaba de mucha luz a lo largo del año así que el frente, que en un principio se había proyectado en otro material, tuvo que ser cubierto con unos enormes paneles de cristal que dieran paso a esa luz que tanto echan de menos los nórdicos.






Menos no iba a ser el altar, que fue recubierto de unas vidrieras de colores que representan el poder de las manos de Dios de las que surge Jesucristo, el Hombre y la Mujer, aparte de infinidad de símbolos que cautivan nuestra mirada en un intento de entenderlos e interpretarlos.







Más luz añaden las grandes arañas de cristal de Bohemia color ámbar que con su forma de prisma compuesta por decenas de carámbanos distribuyen ingeniosamente la luz artificial cuando el sol se oculta durante la larga noche ártica, acunada por la música que emana de un órgano de reciente construcción (2005) que es el auténtico protagonista en los llamados Conciertos del Sol de Medianoche.








Muchos visitantes se preguntan si el arquitecto se inspiró en una tienda sami, en un iceberg o incluso en un secadero de pescado, ya que las tres fuentes pueden haber sido la musa que llevó a Jan Inge Hovig a diseñar la pequeña pero severa y elegante Catedral del Ártico.


Teleférico de Fjellheisen, la mejor vista del Norte

He subido a muchos miradores a lo largo de mis viajes por el mundo. A algunos he subido a pie, a otros en coche o autobús y a otros, como en este caso, en funicular, pero quizá para contemplar la mejor mejor vista de una ciudad como Troms, encajonada, como la isla de Tromsya en la que se encuentra, entre las montañas y bañada por el fiordo, nada mejor que subir en teleférico hasta lo más alto del monte Storsteinen de 421 metros.
Menos de 5 minutos se tarde en recorrer el trayecto desde su base hasta la terminal, donde lo primero que hay que hacer, por supuesto, es correr hacia la plataforma suspendida que nos regala una vista impresionante y única de un entorno que parece sacado de una película, como si de un decorado se tratase.




Desde arriba podemos ver la sencilla pero cautivadora Catedral del Ártico, el puente Bruvegen o Polaria, o sencillamente el contorno y forma de la ciudad rodeada completamente por montañas nevadas y agua.







Luego, y tras decenas de fotos a cual más hermosa, podemos ir dentro del restaurante a tomar algo que caliente nuestro cuerpo y aventurarnos por alguno de los senderos y rutas de excursionismo que recorren la cima.




Un consejo: hay que tomar el autobús número 26 y comprar un combinado autobús más funicular para ahorrar unas buenas coronas.




Fuente: este post proviene de Blog de ElVuelodeHermes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Honningsvag

En el lejano Norte Es difícil, cuando se llega a este punto del país noruego, distinguir entre lo que es tierra firme, parte del continente de lo que es una isla. Y es lo que ocurre con Honningsvag, q ...

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

Impresionante Noruega (V) Molde

Molde, pequeña pero con encanto. Si, un encanto especial, como el que tiene cualquier pueblo de la Costa Italiana, a la que tanto recuerda, si no fuera por la lluvia y las nubes que ese día envolvían a la pequeña ciudad noruega. Italiana o mediterránea, porque también recuerda a la Costa Azul francesa, ya que los noruegos la conocen como la "Ciudad de las Rosas, por su tierra fértil, su rica ...

Impresionante Noruega (VI) Geiranger

El Fiordo de Geiranger, leyendas y belleza eterna. ¿Cómo resumir en tan sólo unas líneas e imágenes 15 kilómetros de interminable e increíble belleza? Pues arduo trabajo se me presenta ante el teclado, ya que no basta decir que ya la Unesco lo definió como una de las más hermosas maravillas de la Naturaleza y por ello lo incluyó en su lista de Patrimonio Mundial en 2005 (tarde me parece), o que la ...

Impresionante Noruega (VII) Bergen (I)

Bryggen, la vieja ciudad resurgida de sus cenizas Los primeros edificios de Bergen fueron construidos en este rincón de lo que hoy es quizá la ciudad más hermosa de Noruega. Arrasada por muchos incendios y especialmente el de 1702 que la redujo a cenizas, debido a que sus construcciones eran levantadas e madera, la han convertido, junto con Alesund en las dos "ave fénix" de las ciudades ...

Impresionante Noruega (III) Kamyvr y Cabo Norte

Kamyvr, en el lejano Norte Apenas son 130 las personas que habitan este remoto y recóndito pueblecito del norte de Noruega. Aparte de su pequeño y protegido muelle de pescadores y unos paisajes que bien podrían simbolizar el aislamiento de sus habitantes, este asentamiento que está a apenas 12 kilómetros de la pequeña Honningsvåg tiene muy poco que ofrecer a aquellos que buscan tiendas de souvenir ...

Impresionante Noruega (VII) Bergen (II)

El Museo de la Lepra Conocido por los habitantes de Bergen como Hospital de San Jorge, se levanta en su actual emplazamiento desde el siglo XV y se utilizó como leprosería hasta bien entrado el siglo XX. Por lo tanto vemos que aunque los edificios son en su mayoría construcciones del siglo XVIII, la preocupación por la enfermedad se remonta a la Edad Media, y ahí radica su importancia. Siglos ...

Copenhague sobre las aguas (IV)

Rodeamos el recinto del castillo y tomamos a la derecha por la calle Landemaerket hasta llegar a la Torre Redonda. La Torre Redonda fue construida por iniciativa de Christian IV (1588-1648) con Hans Steenwinckel el Joven como arquitecto. El 7 de julio 1637 se colocó la primera piedra. La torre es la primera fase del Complejo Trinitatis, que tenía que reunir las tres estructuras más importantes par ...

salir y viajes viajes estilo ...

Increíble Noruega

Hola a todos!! Ya de vuelta de las deseadas vacaciones?? No desesperemos, como todos sabemos, lo bueno acaba pronto, pero todo queda en nuestros recuerdos para seguir soñando y cogiendo fuerza el resto del año, así que con esta filosofía hemos decidido compartir con vosotros nuestra vacaciones, ya que han sido increíbles, y para los que os gusta viajar puede servir de inspiración o de guía para un ...

noruega el pulpito fiordos ...

Preikestolen, 'El Púlpito' en Noruega

Si buscas paisajes de infarto, vegetación y caminos increíbles en los que hacer senderismo y fusionarte con la naturaleza, sin duda alguna, tu país a visitar es Noruega, y más concretamente la zona de los fiordos, que recorre toda la costa desde el Cabo Norte hasta la zona del Sur del país. Imagen: willemgo/Flickr Esta peculiar orografía, formada por glaciares que han sido invadidos por el mar, ha ...

Atracciones turísticas ciudades de europa lugares ...

14 Increíbles lugares que ver en BERGEN, Noruega

Bergen, la segunda ciudad más grande de Noruega, es también el mayor puerto de la costa oeste, y uno de los puentes de cruceros más concurridos de Escandinavia. Rodeada por un anillo de colinas conocidas localmente como las siete montañas, el entorno idílico de la ciudad y el puerto natural impresionante ha cimentado su reputación como uno de los puntos turísticos más populares de Noruega. Hoy que ...