Blog de ElVuelodeHermes Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Impresionante Noruega (VII) Bergen (II)

El Museo de la Lepra

Conocido por los habitantes de Bergen como Hospital de San Jorge, se levanta en su actual emplazamiento desde el siglo XV y se utilizó como leprosería hasta bien entrado el siglo XX.





Por lo tanto vemos que aunque los edificios son en su mayoría construcciones del siglo XVIII, la preocupación por la enfermedad se remonta a la Edad Media, y ahí radica su importancia.







Siglos de oscurantismo, de vergüenza, de exclusión social, pero también de grandes avances en el conocimiento de la enfermedad, llevaron a los médicos y enfermeras que trabajaron en él y a él dedicaron su vida a conocer de tal manera el mal que traían a aquellos que cruzaban sus puertas, que lograron descubrir el bacilo que hoy en día lleva el nombre de su principal investigador, el doctor Armauer Hansen.

El rechazo y miedo de la sociedad hacia estos enfermos era tal, que durante la Edad Media, los que padecían esta enfermedad llevaban unas pequeñas tablas en la mano, llamadas tablillas de San Lázaro, las cuales al golpear entre sí avisaban a la gente de su paso.







El pequeño hospital de Bergen, con su viejísima iglesia de madera, es hoy un monumento a los esfuerzos de los médicos y a la paciencia de los afectados por una enfermedad erradicada hoy en Occidente, pero que sigue siendo endémica en algunos países en desarrollo.







Nueve edificios constituyen este testimonio vivo de los oscuros años en los que los enfermos de lepra eran hacinados en reductos apartados de la sociedad, aunque como podemos ver, en este caso los afectados tuvieron mejor suerte, ya que las instalaciones del hospital poco o nada tenían que ver con las cuevas aisladas en las que morían en vida en otros países.











Recorrer el edificio principal, con sus pequeñas habitaciones donde los pacientes vivían y morían, con los restos de sus recuerdos, las pequeñas consultas de los médicos que aún nos enseñan el instrumental para nosotros hoy arcaico pero de gran utilidad en su época, es una manera voluntario de encogernos el corazón, de pensar en el sufrimiento de aquellos que vivieron entre estas paredes, pero también es una luz de esperanza para otras enfermedades, que como la lepra encontrarán una cura.

Estación de tren de Bergen

Jens Zetlitz Monrad Kielland fue el autor de este edificio que se levanta imponente en lo que un día fue terreno localizado en las afueras de la ciudad de Bergen pero que hoy forma parte indisoluble de ella, al haber sido tragado y absorbido por las edificaciones que se construyeron tras la Segunda Guerra Mundial.



El edificio, en la práctica es conocido por recibir todos los trenes que procedentes de Oslo traen a los visitantes que desean conocer el llamado Portal de los Fiordos Noruegos, nombre con el que poéticamente es conocida la ciudad.



Pero para mí su valor radica en su arquitectura. Su aires imponentes y de fortaleza los debe al el estilo Romántico Nacionalista, un estilo arquitectónico nórdico surgido a finales del siglo XIX y principios del XX. Los diseñadores se inspiraron en la Alta Edad Media para construir un estilo apropiado al carácter del pueblo nórdico. Se puede considerar el estilo como una reacción al industrialismo y una expresión del mismo nacionalismo conocido como "Sueño del Norte" que dio ímpetu a un interés renovado en los Edda y las sagas. La arquitectura romántica nacionalista expresó ideales políticos y sociales progresistas.



Las formas recias y duras que dan aire de castillo a la estación desde el exterior, se transforman en luz y curvas en un interior que aunque serio y funcional se ve inundado por la claridad que entra por su techo acristalado.



Merece la pena acercarse hasta la estación y dedicar unos minutos a admirar este estilo nórdico basado en el antiguo espíritu y leyendas medievales del Norte de Europa.

Lille Lungegardsvannet.

Este lago natural , con forma octogonal, estuvo durante siglos unido a la cercana bahía Store Lungegårdsvannet a través de un estrecho, pero en 1926 se decidió rellenar de tierra el pequeño apéndice de agua para agrandar y renovar esa parte de la ciudad.







Hoy el lago se encuentra en un parque, en el centro de la ciudad, completamente integrado en el paisaje de Bergen, que no para de crecer y que lo considera su espacio de relax, su playa privada donde tomar el sol en verano y como no, en el lugar donde celebrar sus festividades y reuniones.





En un principio, el lago era casi el doble en tamaño, pero la ciudad, como hemos dicho crecía a un ritmo vertiginoso, con lo que fueron robando superficie sus orillas y sustituyéndola por tierra donde se levantarían edificios y plazas.

Aunque hemos dicho que aquella conexión con el mar fue cerrada en 1926, si nos fijamos bien la altura del lago sube y baja, al mismo tiempo que las mareas. Eso es debido a que gracias a un ingenioso sistema de alcantarillas el lago sigue unido al mar. No se puede luchar contra la Naturaleza, ¿verdad?.



En su centro encontramos una espectacular fuente que en verano se convierte en protagonista al estar iluminada desde varios puntos del lago.

Alrededor la vida ociosa de Bergen se desarrolla sin contratiempos y según se dice todos los visitantes y habitantes de la ciudad pasan al menos una vez al día por sus orillas.

La iglsia de San Juan

Sobre la colina de Nygårdshyden se alza una aguja de color rojo que llama la atención desde todos los puntos de la ciudad. Parece ser un rascacielos, pero no lo es, o al menos no vive nadie de carne y hueso en su interior.



Mas bien fue hecha para acercarse a los cielos, para estar mas cerca de Dios y dirigir a Él sus plegarias.



Y el mejor camino para llegar a su encuentro, según la fe cristiana, es subiendo esa especie de mini Calvario que desde Hakonsgaten nos va elevando con sus interminables escaleras y nos coloca a las puertas de esto hermoso y elegante templo.



Al levantar la mirada, nuestros ojos suben inmediatamente hacia el cielo, hasta esos 61 metros que coronan la torre de la iglesia, que como el resto del edificio se levantó en ladrillo rojo a finales del siglo XIX y que en sus días más festivos puede albergar nada menos que 1.250 personas.



Dentro lo más llamativo es un precioso órgano que fue en su momento el segundo más grande de Noruega, tras el de la catedral de Bergen, y el altar mayor que con una sencilla pero elegantísima presencia, muestra una imagen de Jesús en oración.





El típico minimalismo de los países nórdicos entra en combinación con la riqueza de la madera y los sobredorados que dan al templo un aire ligero pero al mismo tiempo cálido y acogedor.

El corazón de la ciudad.

La verdad, no si si calificar Torgallmenningen como una plaza, una calle o una avenida. La duda es irresistible pero lógica. Si es calle o avenida lo es peatonal, porque desde hace muchos años no circula un sólo coche por su empedrado suelo, ni siquiera los autobuses públicos. Si es plaza, es el lugar de encuentro social más activo, y frecuentado de toda la ciudad, incluso más que el antiguo muelle o la vetusta Bryggen.





Su origen se encuentra en la Edad Media, cuando era la puerta de entrada a la ciudad nueva desde los muelles. Tras el incendio de 1916, en el que desapareció gran parte de la ciudad tal y como era frecuente en las ciudades nórdicas (recordemos Alesund), toda la zona fue planificada y levantada de nuevo, esta vez en dura y recia piedra y al gusto clásico que imperaba en el norte de Europa justo antes de la llegada del Jugendstil y sus curvas y sinuosas lineas.



Al final, emergió ante todos un enorme espacio flanqueado por esbeltos edificios que albergaban elegantes tiendas y residencias de ricos comerciantes y en su centro el lugar perfecto para celebrar toda festividad que la ciudad necesitase.

Y faltaba un monumento, así que nada mejor que inaugurar uno dedicado a la auténtica sangre de Bergen, los marineros. Navegantes aguerridos, comerciantes incansables y pescadores valientes y constantes, los marineros de la ciudad vieron reconocida su labor de siglos en un enorme cubo donde aparecen doce figuras masculinas y cuatro relieves en dos alturas en bronce , montado todo ello en una gran base cuadrada de granito.



Hoy todo el que pasa por Torgall rinde inconscientemente tributo a sus antepasados marineros, aquellos que insuflaron vida a la hermosa Bergen.

Lineas rectas, cuerpo recto, rectas torres, ventanas rectas... ¡Rectitud ante todo! Pero cómo impresiona, y como atrapa su belleza externa.





Para quien no haya oído hablar de él, como yo, y se acerque casi de paso, también como en mi caso, a lo que los berguenses llaman Den Nationale Scene ( Teatro Nacional) pueden pensar, en un primera mirada , que está ante un edificio de gobierno estatal, tipo Kremlin o Parlamento de Bucarest. Pero no, se trata de algo totalmente opuesto.





El edificio envuelve como en un caparazón, en una cáscara todo el sentimiento artístico de la ciudad. Detrás de sus paredes el teatro, la danza., la música, la pintura y la escultura han podido ser mimadas y tratadas como se merecen por un pueblo luchador pero que al mismo tiempo tiene una sensibilidad artística sobresaliente.

1909 fue el año elegido para su memorable inauguración que duró nada menos que tres días con sus interminables y deliciosas noches de música y danza.



La Guerra Mundial, como destruyó gran parte del teatro, pero no su espíritu, así que tras una larga y escrupulosa restauración volvió a brillar entre los jardines que lo rodean con más luz que nunca.

Pequeño, condensado y fácil de recorrer, el Museo de Bryggen se levanta, con su moderna estructura que a menudo lo hace confundirse con una casa de aires futuristas, sobre lo que fue el primitivo asentamiento de la ciudad allá por el siglo XII, es decir más de 800 años. Rampas y escaleras nos van llevando en un delicioso paseo por la historia de la ciudad y sus orígenes vikingos, su desarrollo medieval y el lento pero seguro paso hacia la Edad Moderna.









Cerámica, cráneos, runas, ilustraciones sobre el comercio, la navegación la vida cotidiana y as relaciones culturales en la Alta Edad Media se complementan con exposiciones temporales, proyecciones y como no, una pequeña tienda donde adquirir recuerdos más artísticos que los que venden las tiendas de recuerdos.







No es muy difícil, gracias a la claridad conque expone el museo sus tesoros arqueológicos, hacerse una idea de el aspecto que tendría ese primer asentamiento y seguir su evolución hasta épocas más actuales.









No es un museo al uso, mas bien un sitio arqueológico, que si bien es instructivo debe sólo visitarse si se dispone de bastante tiempo libre tras visitar las muchas maravillas que ofrece Bergen.

Y con esta visita nos despedimos de este primer viaje a Noruega. Todavía queda mucho por explorar de este impresionante país que sorprende a sus visitantes por la riqueza de su patrimonio, su cultura y sus espectaculares paisajes.

Fuente: este post proviene de Blog de ElVuelodeHermes, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas:

Recomendamos

Relacionado

Impresionante Noruega (VII) Bergen (I)

Bryggen, la vieja ciudad resurgida de sus cenizas Los primeros edificios de Bergen fueron construidos en este rincón de lo que hoy es quizá la ciudad más hermosa de Noruega. Arrasada por muchos incendios y especialmente el de 1702 que la redujo a cenizas, debido a que sus construcciones eran levantadas e madera, la han convertido, junto con Alesund en las dos "ave fénix" de las ciudades ...

Atracciones turísticas ciudades de europa lugares ...

14 Increíbles lugares que ver en BERGEN, Noruega

Bergen, la segunda ciudad más grande de Noruega, es también el mayor puerto de la costa oeste, y uno de los puentes de cruceros más concurridos de Escandinavia. Rodeada por un anillo de colinas conocidas localmente como las siete montañas, el entorno idílico de la ciudad y el puerto natural impresionante ha cimentado su reputación como uno de los puntos turísticos más populares de Noruega. Hoy que ...

¿sabías que...? consejos para viajeros europa ...

Bergen, un must en tu viaje a Noruega

Me habían hablado muy bien sobre Bergen. Y después del descubrimiento que había supuesto Oslo, sabía que superaría mis expectativas. Esta ciudad noruega (la segunda más poblada del país) ha sido galardonada varios años con el premio de Ciudad Europea de la Cultura, pero además mezcla como pocas la naturaleza típica de los bosques escandinavos con la vanguardia de una ciudad del norte. Una de las a ...

Impresionante Noruega (V) Molde

Molde, pequeña pero con encanto. Si, un encanto especial, como el que tiene cualquier pueblo de la Costa Italiana, a la que tanto recuerda, si no fuera por la lluvia y las nubes que ese día envolvían a la pequeña ciudad noruega. Italiana o mediterránea, porque también recuerda a la Costa Azul francesa, ya que los noruegos la conocen como la "Ciudad de las Rosas, por su tierra fértil, su rica ...

Impresionante Noruega (III) Kamyvr y Cabo Norte

Kamyvr, en el lejano Norte Apenas son 130 las personas que habitan este remoto y recóndito pueblecito del norte de Noruega. Aparte de su pequeño y protegido muelle de pescadores y unos paisajes que bien podrían simbolizar el aislamiento de sus habitantes, este asentamiento que está a apenas 12 kilómetros de la pequeña Honningsvåg tiene muy poco que ofrecer a aquellos que buscan tiendas de souvenir ...

Impresionante Noruega (IV) Troms

Troms, la Bella del Norte. Y la más grande, ya que como centro administrativo de la provincia de Troms tiene una afluencia de visitantes noruegos y foráneos lo suficientemente grande para estar permanentemente animada con fiestas culturales, músicos callejeros, una maratón del sol de media noche, una respetada universidad y más pubs per cápita que cualquier ciudad Noruega. Es curioso que aunque s ...

noruega oslo bergen ...

El Norte de Noruega

Noruega es un país lleno de paisajes increíblemente bellos, en los que la naturaleza, el agua y la nieve son los protagonistas. Además de ser conocida mundialmente por sus fiordos, que caprichosamente van dibujando una costa sin igual, la geografía de este país tiene muchísimos otros atractivos, desde montañas con nieves perpetuas, hasta lagos navegables y, por supuesto, mucho verde y muchos bosqu ...

salir y viajes viajes lifestyle ...

Increíble Noruega (II)

Hoy vamos a seguir narrando nuestro viaje a Noruega, si no has leído la primera parte, no te la pierdas!! Entusiasmados con el viaje que estábamos haciendo, que no era para menos, y después de otro glorioso gran desayuno, para seguir cogiendo fuerzas seguimos camino a Geirenger, para mi, el sitio más bonito y espectacular de todos los visitados. Carreteras más increíbles, otro glaciar, y llegamos ...

fotografia Pontevedra

Casa Da Peste

En el Concello de Cotobade podemos encontrar estas construcciones del siglo XVIII que probablemente fueron habitadas hasta la década de los años 30 del siglo XX. Rodeadas por castaños y carballos, también podemos encontrar un hermoso peto del siglo XIX. Se dice que una de sus construcciones, A Casa da Peste, recibe este nombre por que fue refugio de cuarentena para personas infectadas por la peste ...