Blog de javierprietogallego Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

El puente de Las Merinas (Segovia)


Un rincón solitario sobre las aguas del Voltoya

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO / Reportaje publicado en EL NORTE DE CASTILLA en mayo de 2002.

Más que de Las Merinas este puente debería llamarse de La Melancolía. Porque ése es el humor que despierta su contemplación. Triste y solitario, casi inútil en mitad de la inmensa estepa desarbolada que es el Campo Azálvaro, pastos abiertos de oeste a este, a caballo entre las provincias de Segovia y Ávila, sobre los que ahora desquitan su apetito un ejército de reses avileñas, mansas y bravas. En el pasado, con un paisaje aproximadamente igual si no se tiene en cuenta la ringla de molinos ventisqueros que coronan el horizonte por el norte y por el sur, los ejércitos que circulaban por estos mismos pastos estaban formados por cientos de miles de merinas.

Puente de las Merinas. Segovia. Castilla y León. España, 2002 © Javier Prieto Gallego;
Puente de las Merinas. Segovia. Castilla y León. España, 2002 © Javier Prieto Gallego;

El puente, que visto ahora parece un espejismo salido de la nada y para la nada, es uno más de los vestigios que por aquí aún dan fe del paso por estas estribaciones montañosas de la Cañada Soriana Occidental, la autopista ganadera que enfilaba a los rebaños desde El Espinar hacia Ávila y luego hacia Extremadura. Un par de veces al año hasta 700.000 ovejas se agolpaban por estas vastas praderas.

El de Las Merinas es un puente triste. Tan hermoso y abandonado a su suerte que dan ganas de montar una ONG para que no se caiga. O de obligar a la gente a que vuelva a pasar por él, aunque sólo sea para que las conversaciones que, a buen seguro, se trae con el chopo solitario que se levanta a su vera vuelvan a tener la alegría de antaño, la alegría de los buenos tiempos. Levantado a la antigua usanza, con bloques de granito y hechuras medievales, tiene dos ojos asimétricos, desiguales. Dos ojos que se alzan sobre el escueto fluir del Voltoya para dibujar en la pradera el característico "lomo de asno" de los puentes viejos. Sobre él una calzada de piedras pulidas por el uso y junturas alfombradas de hierba lleva de una orilla a la otra.

Aspecto que presentaba la calzada que atraviesa el puente de Las Merinas antes de su restauración. Segovia. Castilla y León. España, 2002 © Javier Prieto Gallego;
Aspecto que presentaba la calzada que atraviesa el puente de Las Merinas antes de su restauración. Segovia. Castilla y León. España, 2002 © Javier Prieto Gallego;

El paseo

Para empezar el paseo por estos campos de viento y soledades hay que localizar antes la carretera SG-500, que une la localidad Segoviana de El Espinar con Ávila, precisamente atravesando el Campo Azálvaro. A unos 14 kilómetros de El Espinar es fácil localizar las ruinas del caserón de Navalaviga, al pie de la carretera, tras el que se alza una inmediata chopera. El vehículo puede dejarse ya aquí, o bien continuar una decena de metros más hacia Ávila hasta localizar, en la cuneta opuesta, una cancela metálica. Un letrero advirtiendo de la necesidad de volver a dejarla cerrada certifica que es la que se está buscando y que no todo el mundo es igual de cuidadoso cuando sale al campo. El puente, a unos 500 metros de la carretera, ya está a la vista y llegar hasta él no presenta ningún misterio, dificultar ni esfuerzo.

Por eso, si el cuerpo pide algo más de marcha, se echa una buena tarde siguiendo río abajo durante un trecho las aguas del Voltoya. Tras pasar junto al estirado chopo que hace compañía al puente, y salvar de un salto un brazo díscolo del río, enseguida se localiza, junto a la valla de espinos, la vereda a seguir. Mientras el río va y viene entre los prados cercados, se alcanza en un kilómetro la carretera que va hacia Navalperal de Pinares. Ya del otro lado no tarda tampoco en llegarse hasta la cola del embalse del Voltoya. Según la época del año, y la cantidad de agua, será más o menos fácil ?siempre prismático en ojo- identificar los tejemanejes de ánades reales, cercetas, porrones, somormujos o zampullines, además de sisones y otras aves esteparias.

Nota: el aspecto actual del puente de Las Merinas ha cambiado sustancialmente tras su restauración.

EN MARCHA. El puente de Las Merinas se localiza en medio de las praderas situadas a 14 kilómetros de El Espinar, en la SG-500.
EL ESPINAR. El poderío de la Mesta queda de manifiesto en la monumentalidad de muchos de los establecimientos que levantaron para apoyar su desarrollo. Entre los más grandes se cuentan los palacios de esquileo. En el siglo XVIII hubo en Segovia hasta 36 de estos ranchos. Uno de ellos aún puede verse por fuera en El Espinar. Cerca del Ayuntamiento se alza el palacio del Marqués de Perales. Si en ese siglo se esquilaban en el pueblo 74.000 ovejas, 27.000 se pelaban en este palacio. Fue construido en 1728 como casa solariega y de esquileo.

Mapa

****

¿Te ha gustado este artículo?

****

Fuente: este post proviene de Blog de javierprietogallego, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

salir y viajes castilla y león fáciles ...

Senda de El Manzano-Sotocivieco (Cuéllar, Segovia)

Aromas de resina Recorrido a pie por el interior de los pinares segovianos que alfombran la ribera del Cega © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO La primavera es un buen momento para andar por los pinares. Cuando avancen los calores,  las pequeñas espigas que crecen entre la tamujas estarán tan secas y pinchudas que serán capaces de clavarse sin piedad en botas, pantalones y calcetines has ...

salir y viajes castilla y león espacio natural ...

??La senda de La Molinilla (Segovia)

Chopos y cuevas sagradas en un paseo junto al Duratón © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Arranca este paseo tranquilo deambulando entre las ruinas del despoblado de San Miguel de Neguera, cuatro paredes mal sujetas de las que en pocas décadas ya no quedará ni el recuerdo de su nombre. Y eso que las ruinas se hallan al borde de la carretera que une Sebúlcor con Villaseca y de las cuatro ...

salir y viajes castilla y león espacio natural ...

La Cueva del Monje (Segovia)

Pinares frondosos y leyendas en los bosques de Valsaín © Texto y fotografías: Javier Prieto Gallego No hay bosque sin leyendas, como no hay verano sin mosquitos. Son tal para cual. En realidad, las leyendas forman parte del ecosistema de cualquier bosque que se precie: lo mismo que sus árboles, sus arroyos, sus pajaritos, sus setas o sus frutos silvestres. Así que un bosque tan impresionante como ...

salir y viajes castilla y león fáciles ...

Un paseo por la hoces del río San Juan (Segovia)

Buitres y cárcavas El río San Juan dibuja sus propias hoces muy cerca del Duratón © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Hace menos décadas de las que parece buitres y pastores compartían al alimón los huecos que la erosión arrebañaba a las rocas blandas del páramo segoviano. La naturaleza caliza del subsuelo, fácil de disolver cuando el agua y el dióxido de carbono de la atmósfera se mezcl ...

salir y viajes castilla y león fáciles ...

Lagunas de Cantalejo (Segovia)

OASIS ENTRE PINARES Sendas y observatorios en las Lagunas de Cantalejo Laguna de Navalayegua en el Espacio natural de las Lagunas de Cantalejo. Segovia. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego © Texto, vídeo y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Todo empezó hace un millón y medio de años. Fue entonces cuando los segovianos ríos Cega, Eresma y Pirón comenzaron una labor de desgaste que h ...

salir y viajes castilla y león espacio natural ...

Diez espacios naturales de Segovia

Segovia verde DIEZ rincones para disfrutar de la naturaleza en la provincia de Segovia Excursionistas junto al río Eresma recorren el Camino de las Pesquerías Reales, en la Sierra de Guadarrama. Pinares de Valsaín. Segovia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO En ocasiones basta un arroyuelo, un banco de madera y un viejo árbol de tronco re ...

Castilla y León Fáciles Niños ...

El Sendero de los Reales Sitios (Segovia)

Un paseo en torno a La Granja y los pinares de Valsaín © Texto y fotografías: Javier Prieto Gallego El capricho de un rey pescador. Todo se debe a la pasión de Carlos III por pescar truchas. Así se escribe la historia y así se acometen impagables obras públicas como la pavimentación de la orilla izquierda del río Eresma a su paso por Valsaín. Impagable no por la cuantía pecuniaria, que también; i ...

salir y viajes arte castilla y león ...

IGLESIA DE SOTOSALBOS (Segovia)

© Texto y fotografías: Javier Prieto Gallego En un viaje por el piedemonte segoviano de la sierra de Guadarrama, el templo de San Miguel, en Sotosalbos, es una parada imprescindible. Pasa por ser el más antiguo en estilo románico de la provincia de Segovia. Canecillos labrados; séptuple arquería con nueve columnas dobles formando el atrio que caracteriza al románico segoviano, y que servía de lug ...

salir y viajes fotos de archivo segovia

Robles en el acebal de Prádena (Segovia)

SIMPLEMENTE, LO QUE VEO/fotos de mi archivo El acebal de Prádena no solo destaca por ser la mancha de acebo más importane del Sistema Central. También porque en su entorno se localizan fantásticos robles varias veces centenarios, como el de la imagen. Foto: Uno de los grandes robles que crecen junto a los acebos en el acebal de Prádena. [Localidad de Prádena. Segovia. Castilla y León. España, 201 ...

salir y viajes castilla y león rutas de fin de semana ...

Pueblos rojos y negros (Segovia)

En rojo y negro Arquitectura tradicional y color en los pueblos de la sierra de Ayllón Localidad de Villacorta. Sierra de Ayllón.Segovia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego.© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Son del color de la tierra que les vio nacer: arcillas o pizarras dan tinte a la sangre de un puñado de pueblos segovianos recostados sobre las laderas septentrionales ...