comunidades

Deja que viajar te cambie la vida

Frases cortas de viajes eternos.

Ropa sobre la cama, maleta abierta, mapa en los bolsillos. Billete de tren, puertas de embarque, gasolina en el depósito y el rugido del motor. Muchas ganas.

Lugares nuevos, playas vírgenes, arena blanca, pieles saladas en mares infinitos. Crema de sol. Pelo mojado en la cara, campos de olas, sol ardiente que se esconde de todos los colores, al atardecer. Lugares inolvidables. Montañas imponentes, sudor en la frente y sabor a cima alcanzada. Barro en las botas, tiendas de campaña, sacos de dormir y techos de estrellas. Teléfonos sin cobertura. Una guitarra, una hoguera, risas, cerveza, e historias de terror. Que miedo no volver a vivir algo así.

frases viajar


Pueblos escondidos, calles de piedra, flores en los balcones, saludos en casas de arcilla y paja. Olor a hierba, a lluvia, y a chocolate frente a una chimenea. Ciudades nuevas, monumentos históricos, calles de asfalto ardiente y treguas en terrazas escondidas. Y muchas fotos. Nunca son suficientes para el álbum de los recuerdos. Manteles blancos, flor en la mesa y una botella de vino en un rincón. Conocer a todos los que viven allí a través de sus platos. Nuevos sabores, especias, y especies desconocidas. Chupito tras el café. No hay libros de cocina que describan la experiencia.

me gusta viajar


Un mirador. Encontrar un mirador en cada lugar, para ver las nubes, para ver la silueta de tu nueva ciudad conquistada. Un mirador, búscalo siempre.

Noches de hoteles, noches de salas de espera, noches en vela. Vagones, asientos de autobús, carreras a la estación. Mucho sueño y sueños cumplidos. Noches de vuelta a casa. Jet lag. Duchas frías, desempaquetar maletas, planes para un próximamente. Todas y cada una de las sensaciones que produce viajar no pueden describirse con palabras. Por eso tienes que vivirlas tú mismo. Hay un mundo ahí fuera, que te está esperando, que se muere por conocerte. 

frases cortas viajar


Viaja, vive, disfruta, y no olvides. Cada viaje te enseña algo nuevo. Cada vez que regresas al punto de partida eres una persona diferente. Crece. No te conformes, pregunta, observa. Conoce. Sumérgete en lo desconocido. Nunca ha estado tan cómoda tan lejos de tu zona de confort. Deja que viajar te cambie la vida.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Los millennials tenemos la culpa

Tenía esa sensación dentro de mí y no sabía que era. Si era pena, si era angustia, si era hambre. Le estuve dando vueltas y hoy me he dado cuenta: es culpa. Sí, culpa. Alguna que otra vez he tenido qu ...

Historia de Febrero: "Roma"

Nos encontramos por casualidad, sin querernos, sin buscarnos, fruto del azar, fruto del destino. Quizás, simplemente, fruto del hechizo de una ciudad mágica y de las noches de verano. No se aún qué me ...

A esa amiga que acaba de llegar

Cuando se acerca mi cumpleaños me es inevitable reflexionar sobre qué ha cambiado de mi vida en los últimos 12 meses. Hay personas a las que no les gusta cumplir años, sin embargo, contar un año más c ...

Carta de una mujer trabajadora

Trabajo en una agencia de publicidad y, prácticamente a diario, me siento con empresarios y responsables de marketing de otras empresas. Cuando me acompaña un compañero, ocasionalmente la atención del ...

Recomendamos