comunidades

Una montaña rusa de sensaciones



Supongo que todos en alguna ocasión os habéis montado en una montaña rusa, y a su vez, experimentado el vaivén de sensaciones que, ahora arriba, ahora abajo, producen los continuos cambios gravitatorios por los que se caracterizan este tipo de atracciones. A la placidez de la subida inicial, escuchando el traqueteo de las vagonetas, y el runrún del motor de arrastre, se une un cosquilleo en el estómago antes de la inminente bajada. La tranquilidad y el placer de un paisaje en el horizonte, dejará paso a la convulsión de un sinfín de bucles y maniobras, que hacen que a nuestro cerebro le sea difícil interpretar en que situación nos encontramos. A la euforia de observar la primera de las rampas, se le sucede el vértigo y la incertidumbre del que se enfrenta por primera vez a un trayecto vertiginoso y sin control. Arriba y abajo, euforia y vértigo, miedo y tensión se suceden sin apenas dar tiempo a la pausa entre cada una de estas sensaciones.

Y en eso estamos los culés, un día arriba, observándolo todo desde las alturas, Desde una posición de privilegio que nos permite observar a nuestros rivales desde la placidez del saber que todo está dominado. Líderes durante una sucesión récord de jornadas, pronosticaban un campeonato liguero sin apenas sobresaltos, esperando la llegada de las fuertes emociones que nos depararía la Champions. Y otros días abajo, en los que un revolcón por un giro inesperado, nos mete el miedo en el cuerpo, y hace que se tambaleen todos aquellos conceptos que apenas momentos atrás creíamos tan seguros.

Un día la euforia se instala en todos los medios y círculos culés, pensando que el equipo y su cuerpo técnico han dado con la tecla adecuada en la confección de un once de garantías, y una táctica de juego. Y al siguiente, unas rotaciones, que hasta el momento se habían constituido cómo la mejor de las apuestas, para garantizar llegar al tramo final de la temporada con todos los integrantes al máximo de su fuerzas, se convierten en un arma en contra a tenor del revolcón de nuestro último partido de Liga en Anoeta. Revolcón que se une a una fase ya general de desconcierto que hace que en este 2014 que apenas comienza el equipo se haya dejado por el camino la nada despreciable suma de diez puntos, y que en una hipotética Liga anual le colocaría en una tercera posición harto compartida, y alejado a una distancia casi insalvable de ocho puntos con el máximo rival, generando el vértigo usual que este tipo de situación nos provoca.

Hay momentos en el que el equipo es reconocible, y nos muestra su mejor versión apabullando al rival de turno. Pero hay otros en los que desaparece y muestra signos de debilidad que creíamos ya desterrados. Hay fases de la temporada en las que no hemos sentido imbatibles, y otros, como la actual, en la que parece que cualquier balón que ronda las inmediaciones de nuestra área es sinónimo de gol. Y si ese balón dibuja una estela en forma de centro, la sensación de vértigo se acrecienta, y ya casi es mejor cerrar los ojos a la espera del desenlace final de la jugada.

Aunque en mi opinión, un denominador común se extiende en cada una de las actuaciones del equipo, independientemente del resultado. Y es la falta de intensidad. Parecen los azulgrana todavía afectados por el rapapolvo alemán de finales de la temporada pasada, en las que un equipo fundido se las tuvo que ver con la mayor de las amenazas en esa fase del campeonato. No hará falta recordar aquí el resultado, pero parece, que en el subconsciente de cada uno de los integrantes de este plantel ha quedado grabado ese momento, y ya sea mediante la aplicación de la dosificación de esfuerzos en el once titular, ya sea mediante el ahorro de fuerzas en los mismos partidos, el equipo hoy por hoy no se encuentra del todo preparado para una confrontación física del máximo nivel.

Y así, con un equipo mucho más estirado de lo habitual, y con un centro del campo obligado a correr muchos más metros entre la separación que existe entre defensas y atacantes, los azulgrana sufren en cuanto el rival tiene el balón. Sufre en esa franja que oscila entre el treinta y treinta y cinco por ciento de porcentaje en la que hay que defender, en la que hay que presionar, en la que hay que ser solidario. Y parece que, proveyendo que lo mejor está por llegar, se rebaja el listón de exigencia en cada uno de los esfuerzos individuales. Se relajan las marcas, se rebaja el índice de presión, y se basa todo a los veinte o veinte cinco minutos en los que los jugadores se “ponen las pilas”, y deciden que ese es el momento del partido. Partidos de apenas media hora, diluyendo el resto en puro trámite.

Esperemos que el final de este trayecto de altos y bajos nos conduzca a un final, que al igual que en la famosa atracción, una vez puestos los pies en el suelo, y con la pausa de la parada, nos permita apreciar la realidad del momento, y que a pesar de los sinsabores sufridos, las sensaciones finales de emoción e incertidumbre nos dejen el recuerdo de que al a la postre, todo ha valido la pena.



Compartir
Tweet
https://twitter.com/jcarrasquet
Fuente: este post proviene de Blog de jcarrasquet, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Cualquiera lector ya de una cierta edad seguro que me va a entender. Entre las múltiples experiencias que nos permite nuestro mundo emocional se encuentra el sentimiento de nostalgia. Un viaje imposib ...

Son ya muchos los días que han pasado desde que puse en marcha este blog. El objetivo era analizar la actualidad de mi equipo desde mi particular visión de los partidos y de los acontecimientos de la ...

Leo sorprendido hoy a los periodistas seguidores de la Roja sus análisis sobre la realidad de la selección española. Hablan de una selección rota por el cansancio, de un equipo que ha llegado fundido ...

Recomendamos

Relacionado

Día a día Asia Aventura ...

¿Cuándo fue la última vez que compraste un billete para una montaña rusa? Con cierta agitación, entusiasmo infantil y hormigueo en la tripa. Acompañado por la expectación del qué pasará y emocionado por el subidón de adrenalina de los momentos previos. Qué bonitos son esos instantes. Tal vez… ¿dejarlo todo e irse sea parecido? Montaña rusa en Dream World, Bangkok. El periodo de espera Ya no ...

general increíble curiosidades ...

Una montaña rusa dentro de casas en venta Una Inmobiliaria de Holanda utiliza un método muy especial para captar la atención del publico Sorprendente como una Inmobiliaria de Holanda consigue llamar la atención de posibles clientes para vender casas. Según ellos las casas reciben más visitantes y posibles compradores. La idea es montar una montaña rusa en el interior de la casa y que tengan un Tou ...

entretenimiento y humor actualidad

Está situada en el parque de atracciones de Washuzan Highland en la ciudad japonesa de Okayama, el Sky Cicle. Se compone de un circuito de 1.000 metros situado a una altura de 43 metros con subidas y bajadas pronunciadas, al estilo de una montaña rusa clásica. Al fondo del recorrido puede verse el gran puente del Seto, que tiene una longitud aproximada de 13 kilómetros y que cuenta con dos niveles ...

Life Style

El parque temático holandés Walibi Holland sentó a 22 osos de peluche en una montaña rusa, llamada Untamed y los llevó de paseo. Este fue grabado y publicado por las redes sociales, lo que a primera vista regala, a quienes lo ven, una divertida y simpática sonrisa. Se trata de una inteligente campaña para promocionar su paseo “SIN TOMA”, en este parque de atracciones holandés que luego de amarra ...

entretenimiento deportes bicicletas ...

Las bicicletas de montaña están de moda, eso es algo que todos sabemos, sin embargo, no todas las mountain bike ofrecen lo mismo. En esta ocasión te queremos presentar las 5 bicis de montaña que más están rompiendo en el mercado a un precio especial. Si creías que lo habías visto todo en el mundo del ciclismo de montaña, prepárate para alucinar con esta selección de las bicis más modernas y comple ...

general a pie cantabria ...

Castro Valnera (1.720 m) es algo más que una montaña o una cumbre sobre la divisoria de agua del cantábrico- mediterráneo. Es la cumbre más alta de las montañas pasiegas y un hito entre las montañas de la Cordillera Cantábrica. ¡Qué montañero no ha querido subir a su bonita cumbre! Las vistas que se contemplan desde su cima son impresionantes. Se puede ver la mayor parte de la región, desde sus mo ...

general brasil2014

México, DF, miércoles 18 de junio de 2014.? Los jugadores griegos ya no sabían qué hacer para frenarle. Se iba de uno, de otro, amagaba, regateaba, tocaba y conducía el balón velozmente, siempre con la portería rival en mente. Para muchos aficionados, el descaro de Juan Cuadrado en el Colombia-Grecia fue seguramente todo un descubrimiento. No para la hinchada cafetera o para los seguidores de la l ...

Asombroso atrevido MONTAÑA RUSA ...

Nunca es fácil terminar con alguien y menos arriba de una montaña rusa, este chico decidió que era el momento de ya no andar con la chica que en algún momento cumplió todas sus expectativas. A pesar de que es una manera muy original de terminar con alguien, no es recomendable hacerlo cuando viajas arriba de tu juego mecánico favorito. Este chico decidió romper con su novia en cuanto comenzó a sent ...

Fútbol

Los pases de fútbol son uno de los aspectos más significativos y determinantes en dicho deporte, pues de acuerdo a su realización, pueden permitir o no un buen desempeño y desarrollo del juego, dando oportunidad de marcar uno o más goles. En esta ocasión conocerás cuáles son, pero antes de comenzar a desarrollarlos, es necesario que conozcas su definición y cuáles son sus principales técnicas. Pa ...