La mirilla de Cupido Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

TU INFIERNO ES MI HOGAR (RELATO ERÓTICO)

Por más muros que pusieran entre ellos, por más distancias o fronteras que se impusieran entre ambos era imposible alejar sus almas.

Su cuerpo. Su cuerpo era el refugio de todos los males. Su compañía era su única pócima para mitigar el dolor del alma.



Raquel corría a sus brazos de manera instintiva, de forma casi mecánica a pesar de que cada día se proponía empezar un nuevo despertar alejada de aquella adicción. De una manera irrevocable se sentía invadida por los recuerdos, por los anhelos de aquella furia pasional.

Un instinto primitivo desbordaba su razón con la presencia de unas únicas huellas en su piel. Todo lo demás quedaba imperceptible a su alrededor.


Una noche más se habían buscado, como siempre. Una noche más a la que sumar grandes momentos enredados entre las sábanas de lo inexplicable.



Las yemas de los dedos ardían. Fuego portaban aquellas manos recorriendo cada rincón del otro cuerpo. Aún sus cuerpos vestían telas que aún así no impedían sentir el calor del deseo. Sus manos acariciaban atrapadas entre el algodón y el apetito.



Por más que quisieran detener el reloj, era un pulso perdido. El tictac del reloj avanzaba a la par de sus besos.


Sin previo aviso el vestido de Raquel cayó al suelo, dejando a la vista la lencería negra que había escogido para la ocasión. Los ojos de Fernando emanaban lujuria al contemplarla a contra luz de las velas del salón.


Las manos de Fernando acudían al calor que brotaba del interior de los muslos de Raquel. Acariciaba la suavidad de la zona buscando el calor. Recorría con sus manos una y otra vez la zona para adentrarse por debajo de sus bragas. Justo en ese mismo momento, Raquel expiró un pequeño suspiro. Ansiaba ese momento dulce e inquietante. Cada vez sentía a Fernando más suyo y menos lejos. Mas cerca y más adentro.



La espalda de Raquel se arqueó al sentir los dedos de Fernando rozar con mucha suavidad su clítoris. Esa sensación que la erizaba por completo. Que le proporcionaba esos escalofríos que solo él podía darle.



Ella necesitaba descubrir al completo toda su desnudez. Ansiaba que sus cuerpos rozaran piel con piel, así que terminó de despojarse de la poca ropa que tenía y continuó desvistiendo a Fernando.


Ya con sus cuerpos desnudos, lo abrazó con tanta fuerza que salió de lo más profundo de su alma un último hilo de aliento de añoranza. Ya todo el anhelo había acabado. Ya estaban allí los dos, cuerpo a cuerpo, piel contra piel.


Raquel sabía que aquella sensación de plenitud era su propia condena. Que aquella atracción animal por los brazos de Fernando, era su cárcel, su infierno. Pero bendito infierno. Era el infierno que la calmaba. Era esa calma que la aceleraba y perturbaba sus sentidos.



Las manos de Fernando ya no solo jugaban en su entre piernas, ahora recorrían todo su cuerpo. Hacía círculos alrededor de los pezones buscando darle mucho más placer a Raquel. Él conocía con exactitud cada milímetro del cuerpo de Raquel. Sabía a la perfección el mapa de sensaciones y de zonas erógenas con total rigurosidad.



Se colocó encima de la joven para poder mirarle fijamente a los ojos. Para no perder ni un solo detalle de su frenesí. Lentamente se introdujo en ella. Muy suavemente, casi como una tortura invadió todo su ser. La respiración entrecortada de ambos ensordecía el espacio. Las gotas de sudor comenzaban a deslizarse lentamente por los poros de la piel caldeando mucho más el ambiente.


Fernando enredó sus brazos alrededor del cuello de Raquel para poder atraerla con más intensidad hacia él. Para poder sentirla con muchas más ansias. La agarró bien fuerte contra su pecho, uniendo la pelvis y caderas de ambos en una unión que rozaba el martirio.

Fernando continuaba besándola de una forma deliciosa, sin perder de vista su intensa y extenuante mirada. Raquel respondía sus besos de manera entrecortada entre gemidos. Los jadeos se intensificaban a razón del ritmo. Las caderas bailaban con exaltación y potencia.

Sin previo aviso sus cuerpos comenzaron a estremecerse. Sus respiraciones casi sin aliento se quebraban en un exaltado orgasmo que retumbó en toda la habitación en el silencio de la noche.


Casi de manera inmediata sus cuerpos exhaustos descansaban uno sobre el otro. Impregnándose del sudor y olor del otro.



Y así, una vez más, una de tantas, aquel infierno se volvió a convertir en su refugio, en su casa. En el hogar donde siempre sabían que podrían volver en busca de la calma.


Recuerda Cupidero que el erotismo, al fin y al cabo es menos perverso que la hipocresía.



LES QUIERO CON MUCHO HUMOR


Les recuerdo que pueden seguirme a través de:


Facebook / Pinterest / Google+: La Mirilla De Cupido

Twitter: @mirilladecupido

Gmail: lamirilladecupido@gmail.com

Fuente: este post proviene de La mirilla de Cupido, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

QUIERO CONTARTE TANTO...

Tengo tanto que decirte que las palabras se me colapsan en la garganta. Quisiera decirte tanto. La inmensidad de mis cuerdas vocales enmudece cada vez que deseo expresarte todo lo que siento. Todo lo ...

Etiquetas: RELATOS ERÓTICOS

Recomendamos

Relacionado

RELATOS ERÓTICOS

TODO ERA DIFERENTE (RELATO ERÓTICO)

Sentados allí como si nada fuera a suceder. Relajados, pausados y con los dedos entrelazados acariciándose suavemente mientras veían la película. Era una mera excusa. Una absurda excusa para estar el uno con el otro. La película era lo de menos. No había palabras dichas entre ellos, no hacía falta. No hacía falta porque todo era diferente entre Dani y Paula. Bastaba con mirarse. El único requisito ...

RELATOS ERÓTICOS

UNA HISTORIA DE NADA (RELATO ERÓTICO)

Era una historia como cualquier otra. De esas que comienzan sin más. Sin que nadie lo supiera. Pero nadie, nadie. Tan siquiera lo sabían ellos. Una historia de las que los amantes se pierden en sus miradas cómplices. Dónde un simple roce de piel fortuito hace cosquillas al alma. Pero aun así, no lo sabían. Lo negaban todo. Tiempo compartido y vivido juntos por ases en la manga del destino. Pero el ...

RELATOS ERÓTICOS

ATADO A MI MENTE (RELATO ERÓTICO)

Inés recién había acabado los exámenes de sus parciales. Había sido unos meses bastante duros. Sentía la necesidad de liberarse por completo de todas las obligaciones en las que había estado inmersa esos últimos meses. Le encantaba leer al aire libre, así que tomó uno de sus libros de la estantería y se fue al parque. Inés era una joven que disfrutaba al máximo de los pequeños placeres. Ir a aque ...

RELATOS ERÓTICOS

QUIERO ESCRIBIR POESÍA EN TU PIEL (RELATO ERÓTICO)

Darío abrió la puerta un tanto desconcertado, ya que no esperaba que ella llegara tan puntual. El joven llevaba unos vaqueros de color claro bastantes ajustados y mostraba su torso desnudo sin camisa. Nada más verla, en su cara se dibujó una sonrisa picarona y la invitó a entrar. La casa estaba llena de velas. La luz que desprendía aquellos minúsculos fuegos daban una calidez al espacio indescript ...

MALDITAS CADENAS (RELATO ERÓTICO)

Era la misma mierda de siempre. Una y mil veces la misma historia se repetía. Era aquella vieja historia que estaba anclada a sus cuerpos, a sus pieles y a sus recuerdos. No era una historia de amor, jamás lo fue, ni lo será nunca. Tampoco era una historia de sexo ni de lujuria. Era simplemente la historia. Era la misma mierda de historia de siempre. Se buscaban incesantemente, una y mil veces. Da ...

Críticas Estrenos

Crítica Héroes en el Infierno

¿Qué es realmente un héroe? Mucho más allá de las capas, antifaces y superhéroes, nuestras historia nos ha demostrado que los héroes de verdad podemos ser las personas. Simples humanos que cargados de valentía y por un noble honor somos capaces de transformarnos. Hoy vamos a hablar de una historia tan humana como superheroica: Héroes en el Infierno (Only The Brave) del director Joseph Kosinski (Tr ...

Dante Divina Comedia Infierno ...

La Divina Comedia (2): El Infierno

Hola gente. La última vez nos quedamos con un resumen atrevido de dos líneas sobre la Divina Comedia de Dante. Estos días he avanzado bastante en lo que a lectura se refiere, y he terminado su primera parte: el Infierno. Reconozco que me ha gustado más de lo que esperaba, no existe nada que me inquiete tanto como el más allá. Si no tengo miedo a la muerte, ¿a qué voy a tenerle miedo? Tras esta int ...

general amor blognovela ...

Tenías que ser tú. Capítulo 19.

Fran y Marcos caminaban unos pasos por delante de Roberto y Raquel. El destino, la casualidad, el azar o lo que fuera había hecho que Marcos y Roberto tuviesen aparcados sus coches uno junto al otro. Joder, mira que es grande el parking de Barajas, y tenían que estar los coches uno al lado del otro, pensaba Fran mientras escuchaba las voces de Raquel y Roberto hablando de los planes del fin de sem ...

general elva martínez elva marmed ...

De Perros y sus dueños: Akima.

Los tacones de Jelly repiqueteaban esperando el ascensor. Nada, parecía estar eternamente ocupado o, peor aún, estar roto. Volvió a mirar la hora en el móvil, no había duda tenía el tiempo justo de subir corriendo las escaleras, cambiarse de zapatos y bajar con Akima para ir a buscar a Fernando. Uff, siempre corriendo Jelly, parece ser tu sino desde que aterrizaste en Madrid, pensaba mientra ...

curiosidades y humor noticias crater ...

La puerta del Infierno: tienes que ver este lugar ¡INCREÍBLE!

Quede aterrado al ver unos de los lugares más extraño del mundo, es el Pozo de Darvaza ubicado en el desierto de Karakum en Turkmenistán, es también conocido como La Puerta del Infierno, pues evidentemente al ver las imágenes nos damos cuenta porque es apodado de dicha manera, tiene un aspecto infernal de llamas ardientes y gigantesco. Pues indagando me entere que es un cráter que mide 50 metros d ...