comunidades

Qué ver en Viena


Hace unes y medio hice una escapada a Viena junto con mi prima, para visitar a una amiga que se fue a vivir allí hará unos meses. Fueron cuatro días geniales en la mejor compañía, un viaje de reencuentro entre tres buenas amigas que garantizaron risas y momentos que nunca olvidaremos. Os cuento esto porque es algo que recomiendo hacer de vez en cuando. Viajar con la pareja o la familia es genial, pero al menos una vez al año hay que intentar hacer una escapada sólo con las amigas (¡o amigos!), es una terapia de felicidad y diversión con resultados garantizados. En este recién terminado 2015 hice dos viajes así, el primero a Londres en marzo, que podéis rememorar aquí y ver el vídeo aquí, y el segundo este que os contaré ahora mismo a Viena. De momento no tengo ninguno de este tipo planeado para el 2016 ¡pero sé que alguno habrá!
Y dicho esto, quería enseñaros qué podéis visitar en Viena si es vuestra primera vez en la ciudad (o si repetís como yo también os gustará esta mini guía), y un par de sugerencias de dónde comer o tomar un trozo de una deliciosa tarta.

PALACIOSViena es una ciudad imperial, donde no pueden faltar sus majestuosos edificios y sobre todo sus palacios, pero hay tres que no os podéis perder:
El Palacio de Schonbruun, también conocido como el Versalles vienés, es uno de los edificios históricos más importantes de la ciudad. Ordenado construir como pabellón de caza de estilo barroco por Leopoldo I en el s. XVII, fue transformado por la emperatriz Maria Teresa en el s.XVIII en el palacio que vemos hoy en día. Fue utilizado como la residencia de verano de los Habsburgo durante varias generaciones. Es de visita obligatoria tanto el palacio como sus vastos jardines.
El Palacio de Hofburg, alberga en la actualidad el museo de Sissí, pero fue utilizado como la residencia habitual de los Habsburgo durante más de 600 años. La ubicación es excelente, en pleno centro de Viena y rodeado de bonitos jardines, es imposible no toparse con este majestuoso palacio si visitamos la ciudad.
El Palacio de Belvedere, construido en el s.XVIII para para el príncipe Eugenio de Saboya, tenía como fin convertirse en un recinto para celebrar fiestas y así aumentar la popularidad del príncipe. Hoy en día alberga los museos de Arte Barroco y de Arte Medieval. Aunque no queráis visitar los museos por dentro, merece la pena dar un paseo por los alrededores del palacio y sus cuidados jardines.


CENTRO DE VIENA
El centro de Viena está lleno de lugares interesantes que visitar, es una zona que hay que hacer a pié ya que la secuencia de edificios históricos a recorrer es tan seguida que no merece la pena subirse al transporte público, aunque si hay que hacer un desplazamiento más largo, no perdáis la oportunidad de hacerlo en tranvía y disfrutar de las vistas.
Estos son los lugares que no os podéis perder:
La Ópera, tanto de día como de noche este edificio te dejará con la boca abierta. Si tenéis la oportunidad y queréis disfrutar de la cultura musical de Viena, podéis asistir a una función de ballet o de ópera.
El Museo Albertina, alberga diferentes exposiciones según cuándo se visite. La vista desde la terraza (acceso libre desde la calle por las escaleras) merece la pena, tendrás justo frente a ti a dos icónicos emblemas de Viena: el Hotel Sacher y la Ópera.
La calle Graben es una de las principales calles comerciales de la ciudad, allí encontraréis la Pestsaule, una columna levantada después de la gran peste de 1679, enfermedad que acabó con miles de personas. Casi sin daros cuenta, os encontraréis en la Stephanplatz frente a la catedral de San Esteban, de estilo barroco.
Otra plaza de visita obligatoria es Karlsplatz, donde se levanta la iglesia Karlskirche a un lado y el Musikverein en frente, cruzando la avenida.




RATHAUS
El ayuntamiento de Viena (Rathaus) merece una mención aparte, creo que es uno de los edificios más bellos que he visto y nunca me podría cansar de pasear frente a él. Creo que fuimos por allí cada día durante nuestra estancia en Viena y es que sea por la mañana o por la noche es impresionante.
Muy cerca, en la misma avenida se encuentra el Parlamento , el Museo de Historia Natural y el Museo de Arte de Viena. Además, justo en frente se sitúan los jardines de Volksgarten que llegan hasta el Palacio de Hofburg, un lugar ideal donde pasear al sol y dejar que nuestra vista disfrute de sus alrededores.
PRATER
Si aún os queda tiempo, es una buena idea ir a disfrutar de un día en el parque Prater, prácticamente representa el pulmón de Viena ya que es inmensamente vasto. Pero no todo van a ser paseos en bici por el parque, dejaros unas horas libres para ir a disfrutar del parque de atracciones de Prater y subir a su mítica noria (Riesenrad), donde tendréis sin duda la mejor vista panorámica.

DONDE COMER
Mel`s craft beers & diner
Si sois amantes de las cervezas y las hamburguesas, este es vuestro lugar. Los platos son abundantes, todas las hamburguesas van acompañadas de una buena ración de patatas fritas, así que os garantizo que no saldréis con hambre. Elaboran sus propias cervezas y tienen una carta con una gran variedad de ellas. Es de precio medio, aunque sea un lugar de hamburguesas, es de buena calidad así que no os penséis que es un sitio de comida rápida. (Más info aquí)
Der Wiener Dewan
Este restaurante paquistaní es muy popular entre los jóvenes ya que es tan económico como tú quieras. Tienen varios platos a elegir donde tú mismo te sirves lo que quieras comer y cuanto quieras comer, pagarás lo que tú creas que cuesta tu comida. Lo único que tiene precio cerrado son las bebidas, excepto el agua, que es gratis. Como experiencia es curiosa, el sitio no tiene lujos pero es acogedor y agradable y la comida es sabrosa. (Más info aquí)
Aida
No os podéis ir de Viena sin probar una buena porción de tarta. En el anterior post de Viena os hablé de DEMEL, la pastelería más famosa de la ciudad. Pero esta vez probé un sitio diferente donde me llevó mi amiga "residente", las cafeterías/pastelería Aida. Hay varias por la ciudad, pero yo probé la que está en Stephanplatz. Las cuatro tartas que pedimos estaban impresionantes, pero la tarta Mozart y la Cheesecake fueron las triunfadoras. (Más info aquí)
Hotel 25 hours
El rooftop de este hotel situado en el barrio de los museos es digno de visita, perfecto para copa de media tarde o noche y disfrutar de las magníficas vistas. Un ambiente joven, agradable y sofisticado. Tiene también un restaurante con buena fama, aunque no llegamos a probarlo, sí que oí buenas críticas. Como dato curioso, tiene en su hall un fotomatón auténtico de época donde hacerte una tira de 4 fotos como recuerdo.

¡Y hasta aquí la guía de Viena! Espero que os haya gustado y os entren ganas de visitar esta preciosa ciudad, yo sin duda, volveré algún día.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
Creado:
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Ya sé que no os tengo acostumbrados a publicar antes el vídeo que contaros consejos, rutas, qué hacer, etc en un viaje. Pero en este caso haremos una excepción, porque tengo un proyecto entre manos qu ...

Hoy os traigo un post diferente, lo incluyo en la sección de DIY porque es algo que vosotros mismos podéis hacer. Os he preparado unos inspiradores fondos para vuestro móvil diseñados especialmente pa ...

No sé si os habéis fijado, pero cuando me da por un ingrediente lo uso hasta la aburrir, y es lo que me pasa con el aguacate. La parte buena es que tiene un millón de beneficios y propiedades favorabl ...

El estilo nórdico no siempre gusta a todo el mundo ya que hay quien piensa es muy sobrio o impersonal por la falta de color, pero no siempre es así ya que se puede jugar con alguna gama de colores sua ...

Etiquetas: europaviajes

Recomendamos