comunidades

Qué hacer en Gijón si estás de visita


Bienvenidos a mi ciudad.

Holaaaa!!!!!!!!!!!!!! ¿Cómo estáis???????????? espero que genial y que las cosas buenas sean infinitamente mayores que las malas.
Para empezar quería decir que estoy intentando sacar tiempo para el blog, me resulta muy complicado pero no quiero dejarlo abandonado y voy a intentar actualizar los lunes, miércoles y viernes a partir de la semana que viene, para tener un ritmo. Y ahora a lo nuestro;)
Ya que tenemos el día de difuntos a la vuelta de la esquina, y el puente de la constitución casi casi, se me ha ocurrido hacer una entrada con las cosas que podríais hacer si os dejáis caer por esta ciudad en la que vivo.
Por supuesto, las posibilidades son infinitas y depende de muchas cosas, si venimos con niños, del presupuesto, de nuestros gustos... hay mil opciones pero yo os diré algunos de los sitios que merece la pena visitar y en mi línea, es decir, muy económicos.
Para empezar os digo que Gijón no es una ciudad grande, pero tiene mucho para ver, es un sitio bastante completo.
Por supuesto, en primer lugar, merece la pena acercarse al paseo del Muro para ver la Playa de San Lorenzo, una playa grande, de arena dorada y donde se quedan todas mis penas porque si me agobio me acerco a pasear por la orilla y vuelvo a casa renovada.

La playa es preciosa con sol...

Gris y nublada...


...y también cuando empieza a dormir.

En el paseo del muro podemos tomar dos direcciones, hacia la Providencia, que es un paseo maravilloso con varios parques y unas vistas espectaculares que acaba en el parque del cabo San Lorenzo, un sitio precioso aunque la subida es bastante empinada. Esta opción la recomiendo para las personas a las que les guste caminar.

Un sitio de ensueño, camino a la Providencia.


Y también por esa ruta nos encontramos los restos de un barco hundido y vistas preciosas.

Si seguimos en la otra dirección llegaremos a la iglesia de San Pedro, una maravilla, y allí al lado tenemos las termas romanas, realmente dignas de visitar. Además, los domingos la entrada es gratuita.

Las Termas son muy dignas de ver.

Ya que estamos ahí podemos subir hasta el cerro de Santa Catalina, que es una atalaya, un lugar lleno de historia, donde hubo asentamientos romanos, que conserva restos de un fuerte, una casa de les pieces, cañones y bunkers. Y como colofón tenemos el Elogio al horizonte, de Eduardo Chillida. Si nos ponemos debajo a escuchar el mar nos impresionaremos de verdad.

El skate park, los cañones, el fuerte,  el ayer y el hoy conviven.


Ponerse bajo el Elogio y oír el mar es impresionante.

Y al pie de la atalaya, además de un parque estupendo han hecho un skatepark donde niños y jóvenes pasan muchas horas la mar de entretenidos.
Una vez aquí podemos ir a Cimadevilla, el verdadero casco antiguo de la ciudad, una zona de pescadores llena de rincones maravillosos. Podemos subir a la Torre del reloj y contemplar toda la ciudad, o ver la muralla romana.

Aquí empezó mi ciudad.

Todos los lugares tienen encanto en el barrio de pescadores.


Desde la torre del reloj vemos todos los tejados.

Y muy cerquita tenemos la casa natal de Jovellanos, un museo muy interesante y gratis, donde destacaría un cuadro que Goya le hizo a nuestro Prócer, y un retablo impresionante.*Consejo, en el retablo tened cuidado que yo cuando mi hijo era pequeño pisé una marca en el suelo e hice saltar la alarma. Imaginaos, vino el guardia de seguridad y todo el mundo mirándome como si fuese a robarlo.
Y desde luego por toda la zona hay muchos sitios para comer bien.

Y la casa natal de Jovellanos, nuestro gijonés más ilustre.

Al llegar a la parte baja de Cimadevilla  tenemos el ayuntamiento, una construcción bonita e interesante enclavada en una plaza donde he visto muchos conciertos y he vivido momentos muy emocionantes.
Y al salir tenemos el puerto deportivo, llamado por nosotros El muelle, un lugar que también me llena de recuerdos, especialmente el rompeolas.

El puerto deportivo, un lugar  que no nos podemos perder.

Para completar un poco la visita podemos pasear por el centro de la ciudad, La calle Corrida, San Bernardo, Instituto, son calles llenas de edificios señoriales que si os gusta un poco la arquitectura no podréis dejar de admirar.
Y si tenemos ganas de museo porque no hemos querido ir a otro mencionado tenemos el museo Piñole, también gratuito y encantador, o el Barjola, gratis, por supuesto.

Piñole, un pintor que es nuestro orgullo.

Para niños recomendaría el museo del Ferrocarril, tienen todo tipo de trenes, maquetas, curiosidades y puedes pasar allí toda la tarde. Los domingos la entrada es gratuita.

Tenemos un palomar

También hay una isla en el lago.

Aquí tenemos aves...


...y ardillas.

                         
Si nos gustan los parques recomendaría el de Isabel La Católica. Es un lugar precioso, con una rosaleda que recuerda la Inglaterra Victoriana, dos lagos  llenos de aves de todo tipo, una pajarera con ejemplares diferentes de aves, muchísimas estatuas salpicadas por los jardines, puentes para cruzar, zona de juegos para los niños, una terracita para tomar algo y ardillas que podemos ver muy cerca. Es un lugar muy recomendable y se llega muy bien desde cualquier parte.

En otoño está precioso.

Hay muchas estatuas, todas preciosas.

Otro parque a tener en cuenta es el de los Pericones. Tiene muchísimo prado, mesas de picnic para comer o cenar allí, bancos repartidos por todas partes, a mí me recuerda un poco a Central Park de Nueva York. Y tiene mucho espacio con columpios y juegos para niños y aparatos de ejercicios para mayores. Por la zona hay muchas sidrerías para tomar unas culinos de sidra o lo que queramos.

El parque de los Pericones es una especie de Central Park.

En uno de los barrios obreros más importantes de la ciudad, La Calzada, nos encontramos el parque de Lauredal, un parque muy bonito y al que me unen muchos lazos sentimentales, no dejéis de visitarlo. Tiene mucha zona verde y también de juegos.
Y en la zona de la playa tenemos el parque del Rinconín, con un barco pirata y muchas cosas chulas. Ahí los niños respiran aire del mar mientras juegan.

Este parque es muy chulo y además huele a mar.

Además hay muchos parques más pequeños como el de Begoña, La plaza de Europa, La Serena, Zarracina, el de La Fábrica del Gas, Cocheras, todos muy céntricos y que hacen que la visita a la ciudad  sea más agradable para nuestros niños.

Este en cambio está en medio de la ciudad pero para niños está bien.

En la Antigua Rula, en el Muelle, hay una exposición gratuita del Titánic, que está genial, y en el Antiguo Instituto Jovellanos, situado muy céntrico, siempre hay exposiciones variadas gratuitas, seguro que cuando vengáis hay alguna interesante. Y cerca de la playa tenemos la Ciudadela de la Calle Capua, un lugar interesante que nos muestra las condiciones infrahumanas en las que vivía la gente obrera en los siglos XIX y XX, es algo curioso y bastante desconocido. También recomendable y relajante, yo he pasado muchas tardes ahí leyendo al sol y siendo observada por los gatos que viven por allí.

La Ciudadela de la calle Capua es muy interesante, ayuda a valorar los privilegios de hoy en día.

Si lo que queremos es hacer rutas en bibicleta o caminando tenemos la Senda fluvial, empieza en un parque precioso lleno de columpios, mesas de pinpon, puentes para cruzar el río y mucha paz, y acaba en La Camocha, zona minera de Gijón. Yo la hago mucho en bici y es muy relajante, se puede bajar al río, podéis llevar perros y se lo pasarán pipa y podemos hacer un picnic en cualquier rincón.
También está la ruta del Tragamón o Peñafrancia, que empieza cerca de la playa y acaba en una carbayera espectacular.(Una carbayera es una zona llena de robles, en este caso son centenarios y es muy bucólico).
También la hice varias veces en bici y se hace bien.

La senda del Fluvial es una gozada.

Una ruta en bici es una gran opción.

Por supuesto está la ruta que os comentaba al principio, la de La Providencia, que va junto al mar, pero yo la hago andando ya que en bici no resisto tanta cuesta, jeje. Es bonita y entre otras cosas veremos la casa de Rosario Acuña, una escritora masona.
Gran parte de la cuidad tiene carril bici así que nos podemos desplazar así sin gran dificultad, y para los ciudadanos(no sé si para las personas de otras ciudades) hay un sistema de préstamo de bici con una tarjeta ciudadana, así que no hay excusa para pedalear un poco.
También tenemos más playas además de la de San Lorenzo,por ejemplo la de Poniente, que está cerca del puerto deportivo y la del Arbeyal, en el barrio de La Calzada, ambas muy bonitas y la del Arbeyal tiene una zona verde con mesas. Y hay pequeñas calas bordeando el Muro, y siguiendo la senda de la Providencia podemos llegar a algunas como la playa de Estaño o la de Serín, calitas de rocas muy originales.

Este dólmen en realidad pertenece al concejo de Carreño, pero está muy cerquita.
Junto al parque de los Pericones tenemos el cementerio de Ceares, con panteones muy bonitos y una zona civil, que es muy curiosa. Allí está la tumba de Rosario Acuña, y al igual que la de todos los masones destaca por tener algún símbolo que las caracteriza, algo alusivo a su oficio y nada ostentoso. Y en el muro del cementerio tenemos señalado el paredón, donde fusilaron a tanta gente inocente durante la guerra. Yo voy alguna vez pero me produce demasiada tristeza así que esa visita solo la recomiendo a personas que no se angustien por injusticias pasadas. La verdad es que es interesante, hay muchas placas comn homenajes e inscripciones y un monumento con todos los nombres para que no caigan en el olvido.
Si nos apetece coger el coche a cinco o diez minutos tenemos muchos merenderos donde comer barato y bien y con mucho prado para los niños, algunos con columpios, otros con porterías y otros solo prado, para correr. Algunos a los que yo voy son; El Cruce, El Cañaveral, Las Peñas, Casa Yoli, Cortina(no sé si ahora en otoño funciona porque el otro día fui y estaba cerrado),  El Mancu, Los Maizales, La Casina, La Cabaña...hay muchísimos y da gusto comer al aire libre y están muy cerca del centro, se llega muy bien.
Si queremos áreas recreativas muy muy cerca y con bastante bosque para pasear tenemos las de Deva, El cordal de Peón, el Monte Areo con sus dólmenes(pertenece al concejo de Carreño pero está muy cerca y para mí es casi Gijón), la Carbayera de Granda...también hay muchas y todas muy chulas.

En Deva hay áreas recreativas y un lavadero muy romántico.
Para salir de noche hay de todo, bares con buena música como La Mina o el Savoy, con música en directo, bares de copas en la zona de Fomento o sidrerías por el Barrio de la Sidra. Y muchos restaurantes en la zona del ayuntamiento para comer más típico.

Aquí la música en directo es buena y el ambiente interesante.

Si queréis comprar tenemos un Corte Inglés y varios Supercor, un Opencor que abre los domingos, dos Carrefour y dos Carrefour expres que abren el domingo, varios Lidl, varios Mercadona, Masymas, Alimerka,  El Árbol, muchos Dia, todo tipo de tiendas pequeñas muy interesantes,un Alcampo en las afueras,tenemos Tiger para volvernos locas, mercadillos en la plaza del ayuntamiento,en el paseo de Begoña, en la plaza del Parchís o en el Museo del Ferrocarril, y están repartidos a lo largo del año. Y para los golosos tenemos muchas confiterías como La fé o Moka, que son Mmmmm, hay de todo y a precios razonables.

La ciudad tiene muchas esculturas.

Si os gusta la escultura pues también tenemos; hay muchas estatuas repartidas por la ciudad. Yo destacaría La Muyerona en el muro, que es la madre de un inmigrante esperando el retorno de su hijo, Solidaridad, en el Rinconín, que es muy original, la estatua de Pelayo en el muelle, está sobre una fuente hecha con la cabeza de cuatro leones escupiendo agua, y El niño en la Playa del Arbeyal representando a los niños de la guerra que se fueron a Rusia y algunos otros países. Hay muchas.

Las vistas desde la Campa son espectaculares

Un lujo pasear por aquí.


Y el faro nos ilustra sobre todo tipo de aves.

Y si queréis coger el coche podéis ir a la Campa de Torres, un asentamiento de Cilúrnigos, con un museo interesante y un faro digno de visitar, con ilustraciones de las aves que hay, costumbres, nombre científico, una maravilla.
Y siguiendo en esa línea tenemos la villa romana de Veranes, es única y muy muy bien conservada, un lugar donde aprenderemos mucho de una civilización tan interesante.

La villa romana de Veranes también debe visitarse.

Y también en coche podemos ir al museo Evaristo Valle, donde además de cuadros hay muchas colecciones de conchas y curiosidades, y los jardines son preciosos con árboles centenarios, esculturas, un reloj de sol y ardillas. 
Y desde luego la majestuosidad de La Universidad Laboral no os la podéis perder, y casi enfrente está el Botánico, un lugar que emana paz y que si os gustan las plantas no os podéis perder.
Si os gustan los peces tenéis el acuario, que para mi gusto es un poquito caro pero puede solucionar una tarde si llueve,  y para pasarlo bien podéis ir a Talasoponiente, nuestra piscina más moderna llena de toboganes y cosas chulas para peques y con un spa para nosotros,para quitarnos el cansancio del día.



Esto ya es visita obligada.

Si os quedáis un domingo recomiendo ir al rastro, seguro que compráis un montón de cosas, hay antiguedades y ropa a precios muy muy buenos.
Y si os gustan las iglesias tenemos la de San Lorenzo, que es maravillosa y su entorno aún más, la de San Pedro en la playa, la de Sagrado Corazón que tiene un santo enorme en el tejado y contempla la ciudad y hay además muchas pequeñitas y más modernas pero también bonitas repartidas aquí y allí.

Iglesia de San Lorenzo, un lugar digno de visitar.


Lo que marco es el santo que hay en el tejado de la iglesia del Sagrado Corazón, es espectacular.
 Y para acabar, no podemos olvidarnos de ir a merendar a Maika unos churros, o para los más modernos tenemos Mc auto y Burguer King también para coches, burguers, pizzerías, todo tipo de restaurantes, tiendas de siempre donde comprar productos típicos como  La Puerta del Sol, o podemos llevarnos de recuerdo una empanada en El Hornín y si hace bueno un helado en Verdú, que es mucho mejor que los que están llenos de toppings y bastante más baratos, jeje.
Ahhh!!!!! Y ya que estamos, hay que ir al autocine a ver pelis y contar estrellas.

En verano siempre llegamos de día y va anocheciendo allí.

El autocine mola.

Bueno, la verdad es que podría estar diciendo sitios sin parar pero no quiero alargarme demasiado para que nadie se aburra, que bastante largo me ha quedado ya el post, pero bueno creo que como orientación no está mal. Espero que os sirva de algo si venís a Gijón y muchas gracias por leerme.  Vosotros,¿conocéis Gijón? ¿Se os ocurre algún sitio más de visita obligada?Mil besinospara todos.
Fuente: este post proviene de Pequeños trucos para sobrevivir a la crisis , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: general

Recomendamos