¡Semejante Ramera! Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Macbeth


Tal vez resulte paradójico asegurar que la nueva adaptación de Macbeth, la tragedia clásica de William Shakespeare, es, contra todo pronóstico, una película muy poco narrativa. Pero no se enfaden tan rápido: puedo explicarlo. Y es que el film de Justin Kurzel cuenta con muchas virtudes, teniendo la mayoría de ellas una relación más directa con la forma en que se articula el discurso que con el contenido del relato en sí mismo.
Pero antes de hablar detenidamente de tales aspectos, cabe concretar cuál es la base de su éxito y qué es lo que determina la efectividad de su tan precisa construcción: Macbethse configura como una grandiosa adaptación al trasladar de forma tan acertada los códigos propios de una obra literaria y teatral, como es el caso de la tragedia originaria, al lenguaje puramente audiovisual sobre el que se erige el medio cinematográfico.

Por ello, los tres códigos del cine por excelencia (imagen, sonido y sintaxis, esto es, montaje) brillan aquí de forma plausible, aportando al relato sobre la ambición, el poder y la traición que Shakespeare edificó en 1606 una puesta en imágenes compleja y tremendamente estilizada -aunque en absoluto arbitraria- y un tratamiento sonoro expresivo que configura una atmósfera hostil y desasosegante, conformando así el aura sombrío y amenazante que termina por dar cuerpo a la película.
Pero más allá de los fotográfico y lo atmosférico, la mayor virtud de Macbeth es la solidez de su sintaxis: huyendo de la narración convencional, Kurzel recurre a un montaje intelectual que apuesta por la experimentación en lo que a los cortes, el ritmo, los silencios, las elipsis o el tiempo de las imágenes (véanse las cámaras lentas y rápidas) se refiere, configurando así un discurso que prefiere mostrar que contar, apelando más a la emoción y la sensación que a la comprensión y el entendimiento.
En una frase: cómo una obra teatral clásica puede dar lugar a una obra cinematográfica postmoderna.
Pelayo Sánchez.

Fuente: este post proviene de ¡Semejante Ramera!, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Un último artículo.

"Es peligroso, Frodo, cruzar tu puerta. Pones tu pie en el camino, y si no cuidas tus pasos, nunca sabes a dónde te pueden llevar." Hace unos meses me inscribí en una convocatoria para un ...

Brooklyn

La vida, el amor, el sufrimiento, la elección. Numerosas son las historias de amor que nos llegan a lo largo del año en forma de obra atrapada entre cuatro paredes. Y lo son más aún aquellas que comie ...

Deadpool

En el año 2010, Ryan Reynolds ejecutó el clásico movimiento actoril llamado "un poco de cine de autor antes de mi próximo blockbuster". La primera parte, con Buried, del español Rodrigo Cort ...

Zootrópolis

Llega una nueva película de Walt Disney Animation Studios, que nos tenía abandonados desde Big Hero 6 (Inside Out y El viaje de Arlo son de Pixar), y vuelve a poner voz a objetos o seres que por lo ge ...

Recomendamos

Relacionado

Cervantes Literatura reportaje ...

Reportaje: William Shakespeare

“Sabemos lo que somos, pero aún no sabemos lo que podemos llegar a ser” PAULA OLVERA- 2016 fue un año de homenaje en toda regla: se conmemoró el 400 aniversario de la muerte del dramaturgo británico William Shakespeare, así como la del escritor madrileño Miguel de Cervantes. “El manco de Lepanto” es toda una referencia en España, como también lo es para la lengua inglesa Shakespeare que será siem ...

libros recomendados para leer clásicos hamlet ...

Clásicos universales: Hamlet, príncipe de Dinamarca

Entre los clásicos y recomendaciones que hay que leer por lo menos una vez en la vida, no podía faltar el famoso dramaturgo inglés William Shakespeare y su obra de venganza, traición y locura: Hamlet. Pese a tratarse de una pieza con varios siglos de edad, sigue igual de vigente y sirve como base a numerosas historias que comparten elementos. Recordamos un poco la magia literaria de Hamlet, prínci ...