Idea guardada 3 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

LAS GRANDES BIBLIOTECAS PERDIDAS DE LA ANTIGÜEDAD

Las bibliotecas son una realidad consolidada a lo largo de más de cuatro mil años de historia, que discurre paralela a la de la  escritura y el libro. 

Las bibliotecas nacieron en los templos de las ciudades mesopotámicas, donde tuvieron en principio una función conservadora, de archivo y registro de hechos ligados a la actividad religiosa, política, económica y administrativa, al servicio de escribas y sacerdotes.



Las primeras bibliotecas-archivo

En la antigüedad, las bibliotecas servían servían como archivos imperiales, santuarios de escrituras sagradas y depósitos de literatura y crónicas. Los documentos de las primeras bibliotecas estaban escritos en escritura cuneiforme en tablillas de barro, un soporte que ha garantizado su conservación. Destacaron especialmente las bibliotecas-archivo de Mari, Lagash, Ebla, Ugarit y Assurbanipal.

Mari, una ciudad antigua situada al oeste del Eufrates en la actual Tell Hariri (Siria) que estuvo habitada desde el quinto milenio a.C y su etapa de mayor esplendor fue entre el 2900 a. C y el 1798 a. C., cuando fue saqueada por Hammurabi.  Mari fue descubierta en 1933 (aún en la actualidad se sigue excavando) y desde principio de las excavaciones fueron encontrados alrededor de 25.000 tablillas cuneiformes.

La ciudad-estado de Lagash fue una de las ciudades más antiguas de Sumeria y más tarde de Babilonia. 

Las ruinas de Lagash fueron descubiertas en 1877 y entre ellas  unas 30.000 tablillas de arcilla con inscripciones, guardando los registros de negocios, y revelando con extraordinario detalle la administración de un antiguo templo de Babilonia, el tipo de propiedad, el método de conrear sus tierras, y sus tratos comerciales e industriales y empresariales. Desafortunadamente, antes de que estos archivos pudieran ser extraídos, las galerías que los contenían fueron saqueadas por los árabes, y un gran número de tablillas fueron vendidas a comerciantes de antigüedades, quienes las esparcieron por toda Europa y América.

Ebla era una ciudad antigua localizada en el norte de Siria, a unos 55 km al sureste de Alepo-. Fue una importante ciudad-estado en dos periodos, primero en el 3000 a. C, y especialmente entre los años 2400 y 2250 a.C., cuando se conocen de ella diversos reyes, varias bibliotecas e importantes documentos epigráficos. Continúa su existencia entre el 1800 a. C. y el 1650 a, C., pero ya perdida su independencia y relieve. El sitio es sobre todo famoso por los archivos con más de 20.000 tablillas cuneiformes datadas alrededor de 2250 a. C., en sumerio y en eblaita, una variante lingüística del idioma semítico oriental. Buena parte de los materiales epigráficos se encuentran en el vecino museo regional de Idib (Siria).



Las bibliotecas de Ugarit (Siria), 1200 a. C., comprenden archivos diplomáticos, obras literarias y las primeras bibliotecas privadas encontradas hasta la fecha cuyas ruinas, y las de la antigua ciudad, fueron descubiertas en 1928. Buena parte de sus descubrimientos se encuentran en el museo Prehistórico y Galorromano de Estrasburgo, Francia. En el edificio que pudo ser identificado como el Palacio Real se hallaron 90 habitaciones y dos librerías privadas, con textos inscriptos en tablillas. Una de estas bibliotecas pudo identificarse como perteneciente a una persona llamada Rapanou, que posiblemente fue un diplomático dada la gran cantidad de manuscritos referentes a relaciones internacionales encontrados allí. Es una prolífica biblioteca, donde se encontraron textos no sólo diplomáticos, sino también religiosos, políticos ?listas de Reyes Ugaríticos, costumbre registral que los diversos pueblos de la zona aplicaban desde tiempos sumerios?, comerciales, jurídicos ?códigos legales, compraventa de tierras?, científicos, administrativos y literarios. 

Estos textos, escritos principalmente en alfabeto cuneiforme, fueron hallados no sólo en idioma local ?el ugarítico era un pueblo semita?, sino también los grandes idiomas del Cercano Oriente de la época: acadio, sumerio, hurrita chipriota, luvita y egipcio ? estos dos últimos en escritura jeroglífica. Excavaciones posteriores, en 1958, 1973 ?en la que se encontraron 120 tablillas? y 1994 ?en la que se encontraron 300 tablillas? permitieron detectar respectivamente en cada una de ellas una nueva biblioteca, totalizando cinco las identificadas, con las dos previamente descubiertas del Palacio Real. La colección de tablillas correspondiente a la primera fue vendida en el mercado negro, rescatada casi en su totalidad por el Instituto de Antigüedad y Cristiandad de la Escuela de Teología de Claremont.



Asurbanipal fue el último gran rey de Asiria.Reinó entre el 668 a. C. y 627 a. C. En el reinado de Asurbanipal, el esplendor asirio era evidente no sólo en su poderío militar, sino también en su cultura y las artes. Asurbanipal creó la biblioteca de Nínive, famosa y considerada desde su creación, la cual fue la primera biblioteca que recogió y organizó el material de forma sistemática. En Nínive se recogió toda la literatura disponible en escritura cuneiforme en aquel entonces (tablas hechas de arcilla). Algunas tablillas de la biblioteca de Nínive conservan las versiones más completas del poema de Gilgamesh (considerada como la narración escrita más antigua de la historia) en los lenguajes sumerio y acadio. Otras eran usadas como diccionarios sumerio-acadio, mientras que algunas contenían textos sobre astronomía y astrología.

En su excavación se llegaron a reunir hasta 22.000 tablillas, encontradas bajo los escombros del palacio real en Nínive, pues cuando los babilonios arrasaron Nínive al mando de Navopolasar en el 612 a. C., destruyeron gran parte de su contenido. El juego más grande de tablillas se encuentra en el Museo Británico, en Londres. Se trata de textos "proféticos", que enseñaban a los escribas a interpretar el significado de lo que presenciaban.



Periodo helenístico



En la antigua Grecia el libro y las bibliotecas alcanzaron un gran desarrollo. Las bibliotecas adoptaron formas que pueden considerarse como antecedentes de las actuales. La escritura griega, derivada del alifato (alfabeto árabe) semítico, permitió generalizar en cierta forma el acceso a la lectura y al libro y que aparecieran, por primera vez, bibliotecas desvinculadas de los templos.

Durante el período helenístico (323 a 31 a. C.) hubo varias bibliotecas importantes y legendarias en el mundo Mediterráneo, siendo la mayor la de Alejandría (Egipto), establecida alrededor del año 300 a.C., pero donde también destaca como la más cercana rival de la de Alejandría la biblioteca de Pérgamo, en lo que hoy es Turquía.

La antigua biblioteca de Alejandría fue en su época la más grande del mundo. Se estima que fue fundada a comienzos del siglo III a. C.por Ptolomeo I Sóter, y ampliada por su hijo Ptolomeo Filadelfo, llegando a albergar hasta 900.000 manuscritos, una de las mayores colecciones del mundo clásico.

Tanto la biblioteca original de Ptolomeo como su sucesora, la Biblioteca-hija o Serapeo, fueron múltiples veces dañadas y finalmente destruidas en las sucesivas invasiones y posteriores saqueos de la ciudad por parte de romanos, cristianos y finalmente musulmanes, junto con gran parte de su contenido.

En 1987salió a la luz un ambicioso proyecto cultural: construir una nueva biblioteca ?la Bibliotheca Alexandrina? en la ciudad de Alejandría para recuperar así un enclave mítico de la Antigüedad, patrimonio de la Humanidad. Esto ocurría 1.600 años después de la desaparición definitiva de aquellas grandes colecciones del saber. Para llevar a cabo semejante proyecto se unieron los esfuerzos económicos de diversos países europeos, americanos y árabes, más el gobierno de Egipto y la Unesco. Finalmente fue inaugurada el 16 de octubre de 2002.



La Biblioteca de Pérgamo (Siria) fue creada por la dinastía atálida en el siglo III a. C, y se considera la segunda mejor biblioteca helenística tras la de Alejandría.



Cuando los atálidas cesaron de exportar papiros, en parte por culpa de la rivalidad con Alejandría y también en parte por los recortes presupuestarios, los ciudadanos de Pérgamo inventaron una nueva sustancia para emplear en la fabricación de códices, llamado pergamum o pergamino, un material más duradero, en referencia a su ciudad de origen. Se fabricaba a partir de cuero de ternera lechal, un precedente del papel vitela y del papel ordinario. 

El rey de Pérgamo Átalo I Sóter fue el fundador de la biblioteca y su hijo Eumenes II fue el que la agrandó y fomentó llegando a acumular hasta 200.000 volúmenes (otras fuentes hablan de 300.000). Allí se estableció una escuela de estudios gramaticales, como había sucedido en Alejandría, pero con una corriente distinta. Mientras en Alejandría se especializaron en ediciones de textos literarios y crítica gramatical, en Pérgamo se inclinaron más a la filosofía, sobre todo la estoica.  

Parece ser que en esta biblioteca se guardaron como un gran tesoro y durante cien años los manuscritos de Aristóteles,sin hacer ediciones y sin publicarse. Sólo cuando llegaron a Romay bajo la insistencia y el empeño de Cicerón se procedió a editarlos y darlos a conocer no sólo a los estudiosos de las bibliotecas sino a todo el que quisiera leerlos.

En el año 47 a. C. ocurrió el incendio de Alejandría, arrasando parte de su biblioteca, a raíz de los enfrentamientos por mar entre el ejército egipcio y julio César. Así, según Plutarco, más tarde, como recompensa por las pérdidas, Marco Antonio habría mandado al Serapeo de Alejandría los volúmenes de la biblioteca de Pérgamo, que ya había sido saqueada con anterioridad por causa de las luchas políticas que hubo en Asia Menor en aquellos años. Éste fue el fin de la segunda gran biblioteca de la Antigüedad.

Época romana

La conquista romana del reino de Macedonia en 168 a.C. condujo a la incautación de su biblioteca imperial, que fue trasladada a Roma. En la propia Roma, deudora de la cultura griega, se empleó el mismo soporte escriptóreo, el rollo de papiro. Allí se fundó la primera biblioteca pública de la que hay constancia, por parte de Asinio Polión.

No obstante, durante el Imperio Romano se construyeron grandes bibliotecas en Roma, generalmente con edificios separados para obras en latín y griego. Se calcula que desde 350 d.C., 60 años antes de que la ciudad fuera incendiada y saqueada por los visigodos, había 29 bibliotecas públicas en la ciudad, todas perdidas ahora, como la Octaviana y Palatina, creadas por Auusto y la Bibliotec Ulpia, del Emperador Trajano.

Las bibliotecas privadas de la antigua Roma también eran de consideración ya que la aristocracia romana veía su biblioteca como un punto de prestigio. Muchas de ellas fueron transformadas en monasterios en la edad media.



Otras bibliotecas perdidas



Pero ha habido otras muchas grandes bibliotecas, tanto públicas como privadas, tanto en oriente como en occidente, cuya última suerte ha sido la destrucción o su pérdida. 

La Villa de los Papiros, en Herculano (Italia) es la única biblioteca conocida que ha sobrevivido de la antigüedad clásica. Esta villa es la colección privada más importante de las que pertenecieron al suegro de Julio Cesar, Lucio Calpurnini Pisón (siglo I). Enterrada bajo la erupción del monte Vesubio que destruyó la ciudad en el año 79, fue redescubierta en 1752. Se encontraron 1800 rollos carbonizados. Utilizando tecnología moderna como la imagen multiespectral se han podido descifrar secciones ilegibles o invisibles que no han sido desenrolladas. Es posible que aún se encuentren más rollos en niveles inferiores de la villa sin excavar.

La Biblioteca de Celso (12.000 rollos) finalizada en el año 135 d.C., fue una biblioteca romana de la antigüedad situada en la ciudad de Efeso (Anatolia occidental).

La Biblioteca de Constantinopla, fundada en el año 330 d.C., fue en gran parte destruida o incendiada por la Cuarta Cruzada.

La Biblioteca Teológica de Cesarea Marítima, finales del siglo III d.C., fue un establecimiento protocristiano localizado en el actual Israel. Obtuvo la reputación de tener la biblioteca más grande de su tiempo albergando más de 30.000 manuscritos.

Las grandes sedes de la antigua India: Takshasila, Nalanda, Vikramshila, Kanchipuram y otros centros de estudios también mantenían vastas bibliotecas de manuscritos hechos en hojas de palmas con materias que van desde la astronomía a la teología, también destruidas en distintos momentos.



La Casa de la sabiduría, en la Academia de Gundishapur (Bagdad), establecida durante el imperio sasánida  entre los siglos III y VI d.C., fue una biblioteca y un centro de traducciones considerada como el mayor centro intelectual durante la Edad de Oro del Islam. Tenía el doble propósito de traducir libros del persa al árabe y de preservar los libros traducidos. Incluía matemáticas, astronomía, medicina, alquimia y química, zoología y geografía y cartografía, entre otros, basados en textos persas, indios y griegos. Los estudiosos acumularon una gran colección de saber mundial, y desarrollaron sobre esas bases sus propios descubrimientos. Bagdad era conocida como la ciudad más rica del mundo y centro de desarrollo intelectual del momento, tenía una población de más de un millón de habitantes, la más poblada de su época. Fue destruida durante la conquista musulmana de Persia en el año 651.



Edad Media

Con el auge del cristianismo empieza a difundirse un nuevo formato, el códice de pergamino y la lectura comienza a desplazarse de las instituciones paganas, en franca decadencia, a las de la naciente Iglesia cristiana.

En Oriente, Bizancio, actuó de nexo de unión con la cultura clásica, que sobrevivió de este modo, influyendo sobre el mundo árabe y eslavo y también sobre la atrasada Europa occidental. Aquí hubo grandes bibliotecas en monasterios y ciudades.

El mundo árabe también creó sus bibliotecas ligadas a las mezquitas y los centros de enseñanza coránica, madrasas. También aquí se crearon algunas de las mayores bibliotecas de su tiempo como la del califa Al-Mammum en Bagdad o Abd-al-Rahman III y su hijo en Córdoba (España).



En la Edad Media tardía, durante la época del Renacimiento, el rey Matias Corvino de Hungría (1458-1490) fungió de mecenas de pintores, poetas, músicos, científicos y toda clase de intelectuales que provenían de todas partes de Europa. En la década de 1460, fundó en su palacio en la ciudad de Buda la Biblioteca Corviniana, la cual contaba con más de 3.000 libros, siendo considerada, por importancia y cantidad de libros, la segunda más grande de su época después de la del Vaticano. Ésta Biblioteca fue en extremo importante para los contemporáneos y sirvió como modelo para varios otros príncipes, como Lorenzo de Médici.



La Biblioteca fue destruida después de la invasión turca de 1526, sin embargo muchos de los tomos sobrevivieron y se encuentran actualmente en los museos más importantes del mundo.

Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

CANAL RIDEAU: LA MAYOR PISTA DE HIELO DEL MUNDO

La pista del Canal Rideau está en Ontario, Canadá. Está reconocida por el Libro Guiness de los Records como la pista más grande del mundo (165.621 metros cuadrados). El canal Divide la ciudad de Otta ...

LAS CUMBRES MÁS ALTAS DEL PLANETA

La mayoría de las montañas más altas del planeta se encuentran en las cordilleras del Himalaya (48) y el Karakórum (43), en las regiones fronterizas entre India, China, Pakistán y Nepal. Aunque hay un ...

LA CIUDAD PROHIBIDA

Se alza exactamente en medio de la antigua Pekín y es quizá el mayor conjunto de palacios del mundo y un símbolo impresionante del pasado imperial chino. La ciudad Prohibida fue la residencia de los e ...

Recomendamos

Relacionado

general experiencias bibliotecas más impresionantes ...

Las 10 mejores bibliotecas del mundo

Contenido original en Vivir en el Mundo Las bibliotecas más funcionales, bonitas y llamativas de todo el mundo. La excusa perfecta para hacer un viaje únicamente para alegrarnos la vista con los edificios. Cuando emprendemos un viaje, lo más importante es saber los lugares más emblemáticos que vamos a visitar. Y es que quizá no conocíamos el arte que puede llegar a tener una biblioteca vista desde ...

viajar a américa cultura biblioteca ...

5 hermosas bibliotecas en Sudamérica que debes visitar

Generalmente cuando se trata de bibliotecas, es muy poco frecuente que nos remitamos mentalmente a los espacios mágicos y desbordantes de belleza que en realidad deben ser, sin embargo Sur América tiene muchas bibliotecas que, por su arquitectura, colecciones y aporte a la comunidad, sobresalen entre otras. Aquí les traemos algunas Bibliotecas en Sur América que debes visitar: El Real Gabinete Por ...

salir y viajes blog blog de españa ...

3 bibliotecas fantásticas de España

El día 23 de abril volvemos a celebrar uno de los días preferidos de los lectores y las lectoras de todo el mundo, el Día Internacional del Libro. La fecha “23″ no fue elegida por azar cuando la UNESCO decidió dedicar un día al año a homenajear y potenciar el alma lectora; el 23 de abril de 1616 fallecían dos de los escritores que han marcado un antes y un después en el mundo de las le ...

Lugares Biblioteca Nacional de Francia bibliotecas ...

Biblioteca Nacional de Francia: Una joya por descubrir

Las bibliotecas son sin duda sitios que invitan a conocer y descubrir nuevas ideas, son lugares mágicos en donde podemos olvidarnos de las vanidades del mundo exterior y adentrarnos en las miles de galaxias que el conocimiento nos expande. Desde tiempos inmemoriales las bibliotecas han formado parte importante de la historia de la humanidad albergando los más interesantes aspectos de las letras, m ...

opinamos de ... cuentos infantiles icalle ilustracion ...

Las Bibliotecas y Las Librerías ya no son como antes. Icalle Ilustración

Así es, Las Bibliotecas y Las Librerías ya no son como antes. Las Bibliotecas Atrás quedó y no hace tanto de ello, aquellas bibliotecas en silencio. Algo poco sostenible sobre todo en la zona infantil. También es verdad que la lectura infantil ha ido cambiando, creandose una tendencia hacia los cuentos interactivos y hacia los cuentos con psicología que tratan temas de una manera sencilla y amena. ...

abbey library biblioteca palafoxiana Blog ...

LAS BIBLIOTECAS MÁS BONITAS DEL MUNDO

¿A quién no le gusta ir a una biblioteca? Si sois apasionados de los libros y os encanta leer, la biblioteca será como vuestro segundo hogar. Y es que realmente, son lugares de encuentros y de despedidas. De enamoramientos y de desamor. ¿Quién no recuerda el flechazo del amor a vista de libro? ¿Ese sentimiento de ilusión y esperanza que te embarga cuando encuentras un libro que puede ser el ideal? ...

salir y viajes blog blog de egipto ...

Alejandría, la bella desconocida

Una de las maravillosas ciudades del mundo antiguo que hemos perdido en el camino de la Historia es la protagonista de nuestro artículo de hoy: Alejandría, el centro vital de la cultura antigua y, también, el sueño hecho realidad de uno de los líderes más carismáticos del mundo: Alejandro Magno. El origen Si hace memoria, seguro que recuerda alguno de los datos que nos contaban en las clases de hi ...

Reseñas

[Reseña] Las 50 grandes mentiras de la Historia, de Bernd Ingmar Gutberlet

Hoy hablamos de un libro ideal para los que gustan de la Historia en pequeñas dosis. A través de 50 capítulos de poca extensión, podremos leer sobre las llamadas mentiras de la historia. Sobre la belleza de Cleopatra, el descubrimiento de América, el incendio atribuido a Nerón, el mito de Drácula, la masonería, la personalidad de Maria Antonieta. Desde la condena a Jesús de Nazaret al mito del fal ...

alejandría egipto mezquita de terbana ...

Qué ver en Alejandría

Alejandría es una mágica y sorprendente ciudad, clásica y llena de historia. Su origen data de la unificación bajo el reinado de Alejandro Magno, de quien deriva el nombre de la urbe. A lo largo de los siglos, su importancia ha residido tanto en su ubicación estratégica como en la enorme fuente de conocimiento que supuso sus civilizaciones griega, persa y romana. Un ejemplo de la majestuosa sabidu ...

Museos Nueva York

Biblioteca Pública de Nueva York

Los planes culturales son uno de los preferidos de muchos de los turistas que organizan un viaje. Y existen muchos lugares con encanto, por ejemplo, existen bibliotecas que no solo destacan por su legado bibliográfico sino por el entorno en el que están situadas convirtiendo tus lecturas en un auténtico placer: hoy te invitamos a conocer la Biblioteca Pública de Nueva York. El escritor Màxim Huert ...