Blog de javierprietogallego Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

La Senda de Ursi (Palencia)


Arte a los cuatro vientos

Praderas, vacas, cumbres nevadas y un reguero de obras artísticas en un paseo por la Montaña Palentina

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

No sólo de aire puro y espectaculares paisajes se alimenta el alma de recorredor de caminos. También, a veces, de arte. Del arte efímero que dibujan unas hojas secas flotando sobre el arroyo, los carámbanos de hielo colgando de una teja, el musgo que se extiende sobre la roca. Y también del arte nacido con vocación de perdurar, el que los hombres pergeñan para complacer una necesidad de expresión y comunicación que les hace únicos entre el resto de los seres del planeta. Es el arte de los caminos. De lo uno y de lo otro puede presumir en abundancia el paseo señalizado que lleva por título La senda de Ursi, un suculento circuito montañero en el que entre vacas, praderas de un verde intenso y panorámicas inolvidables el caminante va de escultura en escultura coleccionando, como quien respira una bocanada de revitalizante aire fresco, el reguero de obras que los amigos del escultor palentino Ursicino Martínez, fallecido en 2007, sembraron por la montaña para mantener viva su memoria.

El paseo

La senda dibuja un trazado circular de 13 kilómetros a lo largo de los cuales se van sucediendo las 30 obras artísticas con las que los miembros del Grupo Muriel, al que perteneció en vida Ursicino, homenajean su recuerdo. El paseo puede empezarse en tres puntos diferentes del recorrido, aunque lo más recomendable es partir del aparcamiento habilitado en la entrada de la localidad de Villabellaco, población natal de Ursicino cercana a Barruelo de Santullán.

Obra artística en Villabellaco en el inicio del recorrido señalizado titulado La senda de Ursi. Montaña Palentina. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Galleg
Obra artística en Villabellaco en el inicio del recorrido señalizado titulado La senda de Ursi. Montaña Palentina. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

Desde ese punto, donde aparece ya la primera de las obras del reguero artístico, realizada por el escultor Ángel Duque, el paseo se encamina hacia la parte alta de Villabellaco para abandonarlo por una zona cercana a la iglesia de San Pedro. Las vacas que pastan en torno a ella acompañan estos primeros compases de la ruta mientras el repecho conduce hasta el lugar conocido como el Contadero. En ese paraje, aún cerca del pueblo, se produce el desvío hacia la izquierda con el que se inicia el rodeo, por su parte baja, de la peña de Villabellaco, que quedará siempre a la derecha. Este primer tramo del paseo, que une las localidades de Villabellaco y Valle de Santullán, tiene su punto culminante en el mirador de Rulaya, al que se llega como a una hora del inicio. Encastillado entre dos peñas que se elevan como atalayas entre las espesuras del robledal, un balcón de madera permite contemplar una amplia panorámica del valle que surca el arroyo Bahíllo, al que sirven como soberbio telón de fondo las espesuras, también boscosas, del lado opuesto del valle. Sobre ellas despuntan, inconfundibles, las crestas rocosas conocidas como Alto de los Castillos o Castillos del Valle, en las que recalará también el paseo en su tornaviaje hacia el punto de partida. Es este un buen momento para recrearse en las pinceladas de un paisaje que encuentra aquí algunas de sus características más esenciales, como la alternancia de manchas boscosas con las praderas, llamadas de siega y diente, en las que pace el ganado la mayor parte del año. Una de ellas, conocida como pradera de Cos, estaba destinada al toro del Concejo, semental con el que se cubrían las vacas que participaban en la labranza.

Algo menos de una hora de tranquilo paseo media desde ese balcón hasta la localidad de Valle de Santullán, a la que se llega atravesando el denso rebollar. En este punto de la primavera el bosque caducifolio aparece más transparente que nunca, lo que permite descubrir a placer los acebos que, de un verde intenso y lustroso, despuntan entre esculturas y enigmáticas obras artísticas, a uno y otro lado del camino.

La tranquila localidad de Valle de Santullán, que conserva en buena medida la solera de su arquitectura tradicional, aguarda con una pequeña colección de sorpresas. La primera de ellas es el rojo intenso con el que aparece teñido un pilón manadero a la entrada del pueblo, prueba evidente de la ferruginosidad de unas aguas que dejan el sabor a óxido pegado al paladar. Beber de ella es como chupar clavos. La segunda, su sencilla pero entrañable iglesia. La tercera, la construcción rural conocida como "pilonera", abrevadero para el ganado construido a resguardo para que el agua no se helara en los duros inviernos montañeses y bajo cuyo sombrajo aguarda ahora la figura de una vieja tallada en blanca piedra. La cuarta, su Pila de la Cañada, la fuente que se abre en una plazoleta en mitad del pueblo. Dicen que su pequeño pilón pudiera ser un sarcófago medieval recogido, como otro que puede verse junto a la iglesia, en los alrededores. Y la quinta, al final del pueblo, la monumental obra de 4.700 kilos y siete metros de altura titulada El juego de Ursi, realizada por el escultor Luis Marino.

Obra artística titulada El juego de Ursi junto a la localidad de Valle de Santullán en el recorrido señalizado titulado La senda de Ursi. Montaña Palentina. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego
Obra artística titulada El juego de Ursi junto a la localidad de Valle de Santullán en el recorrido señalizado titulado La senda de Ursi. Montaña Palentina. Palencia. Castilla y León. España. © Javier Prieto Gallego

El regreso hacia el punto de partida se alza por el lado opuesto del valle hasta coronar en el Alto de los Castillos (1.392 m.) y, un poco más allá, el Mirador de la Solana ubicado entre las peñas de San Julián, con impagables vistas del cordal nevado de la Montaña Palentina que por aquí enseña la silueta inconfundible de sus elevaciones más emblemáticas: el Espigüete, de tronco piramidal, y, más a la derecha, la mole de piedra oscura del Curavacas. Una cruz blanca junto al mirador recuerda que la tradición sitúa en este preciso lugar el retiro de San Julián, que llegó a ser obispo de Cuenca a finales del siglo XII y del que derivará el topónimo de Santullán, común a varios pueblos del valle.

Una hora más a través del rebollar lleva el descenso desde este alto hasta el santuario del Carmen, de gran devoción en la zona, y otros 45 minutos desde él hasta el punto de partida. Para ello basta seguir por la carretera que da acceso al santuario y tomar la primera pista de tierra que sale a la izquierda de la calzada. Este camino de uso agrícola discurre entre prados hasta la inmediaciones de Villabellaco, donde salva el arroyo Bahillo para dirigirse al pueblo por la carretera local.

EN MARCHA. Hasta Villabellaco puede llegarse desde Aguilar de Campoo por la P-220 hacia Brañosera. En la misma entrada de Barruelo de Santullán aparece el desvío ?PP-2125- que lleva a Villabellaco.
EL PASEO. Recorrido circular de 13 kilómetros de longitud que puede hacerse en unas tres horas y media. Está perfectamente balizado con señalización de pequeño recorrido ?marcas blancas y amarillas-. Resulta recomendable arrancarlo y finalizarlo en Villabellaco. Discurre por senderos de media montaña y pistas forestales. Puede realizarse con niños. Existen numerosas fuentes a lo largo del camino aunque siempre conviene llevar cantimplora. En época de deshielo o lluvias puede haber tramos algo embarrados. Los artistas que han donado la obra que puede contemplarse en el recorrido son: Los artistas que han donado las obras son: Victoria Luego Paris, Herminio Revilla, Juan Carlos Jimeno, Lorenzo Duque, Luis Marino, J. A. Muñoz Bernardo, Isidro López Martínez, Carlos Mediavilla, Felipe Rodríguez ‘Pipe’, Feliciano Álvarez, Pilar Centeno, Ana Arranz Pascual, Emilio Sánchez García, Ángel Duque Requejo, Miguel Hernández y Ursicino Martínez ‘Ursi’. Puede descargarse la ficha del recorrido en www.patrimonionatural.org.
EL MUSEO. Una buena forma de completar la jornada dedicada a este escultor es visitar también el museo Ursi, ubicado en Aguilar de Campoo. Web: escultor-ursi.com. Tel. 979 12 29 63.

MUY INTERESANTE. Antes o después del paseo merece la pena dejar algo de tiempo para visitar la museo-casa-taller de otro artista local vinculado a la Montaña Palentina, Herminio Revilla. Su museo alberga más de 250 trabajos entre tallas y esculturas realizadas con maderas autóctonas. Otro de los atractivos del centro expositivo es la colección de cerca de un centenar de radios antiguas. Y, sin duda, muy llamativas es también su colección de maquetas móviles. Web: museohr.com. Tels. 679 391 110 – 649 159 678.

CROQUIS DEL PASEO

Mapa del recorrido de la Senda de Ursi.
Mapa del recorrido de la Senda de Ursi.

Puede que también te interese: Una visita minera a Barruelo de Santullán
Fuente: este post proviene de Blog de javierprietogallego, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

salir y viajes castilla y león fáciles ...

LA SENDA DE LA PEDROSA (Barruelo de Santullán, Palencia)

Un atractivo itinerario senderista entre los bosques que rodean las poblaciones de Barruelo y Brañosera © Texto y fotografía: JAVIER PRIETO GALLEGO Las orillas del Rubagón hacen de guía en el primer tramo de este atractivo paseo por entre bosques, pueblos viejos y desmontes mineros del siempre atractivo norte palentino. El itinerario, como tal, presenta dos tramos bien diferenciados. El primero d ...

Castilla y León Espacio natural Mis publicaciones ...

Ruta 19: La Senda del Escultor “Ursi” (Montaña Palentina)

20 paseos fáciles por rincones naturales de Castilla y León Un coleccionable de Javier Prieto Gallego elaborado para EL NORTE DE CASTILLA Más que una senda esta propuesta es un homenaje que se realiza a pie. El protagonista de este sendero es el artista Ursicinio Martínez, Ursi, natural de la localidad de Villabellaco, conocido por su maestría en dar forma a la madera, especialmente el olmo y el r ...

Castilla y León Con niños Espacio natural ...

LOS TESOROS DE VELILLA DEL RÍO CARRIÓN (Palencia)

Una senda recorre el interior de un pinar autóctono en el norte de Palencia Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Viajando aguas arriba del Carrión, Velilla es la puerta de entrada a la montaña Palentina. Guardo la antesala. Un poco más abajo quedan las llanuras cerealistas y las interminables choperas que acompañan el discurrir del río mientras hilvana las localidades de Palencia, Carri ...

salir y viajes castilla y león espacio natural ...

El nacimiento del Pisuerga en Cueva del Cobre (Palencia)

El río Pisuerga nace en una enorme cavidad subterránea de la Montaña Palentina © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO No todos los ríos tienen la suerte de nacer en una catedral. El Pisuerga, sí. Porque a eso se parece exactamente la enorme sala subterránea que el río deja atrás justo antes de salir a la luz cegadora de la Montaña Palentina para emprender un largo y detenido viaje de 282 ki ...

Castilla y León Espacio natural Fáciles ...

Ruta 1: El Roblón de Estalaya (Palencia)

20 paseos fáciles por entornos naturales de Castilla y León Colecionable de Javier Prieto Gallego elaborado para EL NORTE DE CASTILLA Hoy se entrega gratis con EL NORTE DE CASTILLA el primero de los mapas-guía que el periódico regala a sus lectores. Se trata de una invitación para pasear, sin prisa y saboreando uno de los rincones más bellos de la Montaña Palencia, hasta el Roblón de Estalaya, un ...

salir y viajes castilla y león palencia ...

Qué ver en una visita minera a Barruelo de Santullán (Palencia)

BARRUELO YA NO ES TAN NEGRO Visitar el interior de una mina, recorrer un pueblo minero o pasear entre robles: cosas que se pueden hacer en un viaje en torno al carbón por el norte de Palencia © Texto, vídeo y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Hace tan solo unas décadas el horizonte en Barruelo de Santullán era mucho mucho más oscuro que el carbón. De hecho era tan negro que muy pocos se atrevían ...

viajar a europa árboles monumentales castilla y león ...

La Tejeda de Tosande (Palencia)

Más viejos que Matusalén La Tejeda de Tosande, tejos monumentales en la Montaña Palentina © Texto y fotografías: Javier Prieto Gallego Según la Biblia, Matusalén contaba 969 años cuando palmó. Más o menos la edad de alguno de los ejemplares de tejo que perviven en la ladera septentrional de peña Oracada, una umbría llena de misterio y seres vivos antiquísimos hasta la que alcanza una senda ...

salir y viajes castilla y león espacio natural ...

La Ruta de los Pantanos (Palencia)

Un clásico entre los itinerarios turísticos de la Montaña Palentina © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO A la conocida como Ruta de los Pantanos se la llama así porque en 63 kilómetros pespuntea hasta cuatro embalses y un puñado de hermosos pueblos montañeses con asiento en la vertiente meridional de la Montaña Palentina. Pero con el mismo ingenio también podría haberse llamado la Ruta de ...

salir y viajes asturias bicicleta ...

Vía verde de La Senda del Oso (Asturias)

Los valles de Paca y Tola La Senda del Oso, una vía verde de éxito en el corazón minero de Asturias © Texto, vídeo y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Antes de ser verde fue negra, muy negra. Negra como el carbón que se sacaba de los valles asturianos de Teverga, Quirós y el valle del río Trubia para acercarlo hasta la localidad de Trubia, más al norte. Desde ahí la mercancía se volcaba a lomos ...

Castilla y León Con niños Palencia

10 Planes para disfrutar con niños en la provincia de Palencia

PALENCIA EN FAMILIA Diez ideas para disfrutar de la provincia de Palencia con los más pequeños © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO ¿Cuándo llegamos? ¿Falta mucho?… Así son los niños: todo impaciencia. Cualquier kilómetro se les hace largo. Aunque sea en coche. Mucho más si el destino prometido tiene algo que ver con bisontes de verdad, como los que el hombre prehistórico pintó en A ...