Entretenimiento

El Androide Feliz Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

La resurrección de Fénix: El retorno de Jean Grey



La resurrección de Jean Grey es ya casi un cliché. Con el paso de los años, una decisión editorial que tuvo un significado más que importante para los lectores de cómics de Marvel en general, y de la Patrulla-X en particular.

Todo comenzó cuando Jim Shooter, editor en jefe de Marvel entre 1978 y 1987 se le ocurrió la siguiente idea: “Señalé que mientras Marvel tenía muchos héroes que comenzaron como villanos, la Viuda Negra, Hawkeye, muchos otros, nunca habíamos tenido un héroe que se pasara al lado oscuro. Sugerí que Chris (Claremont) convirtiera a Phoenix en un villano, de forma permanente e irrevocable, el nuevo “Doctor Doom” para los X-Men.”

Esta pequeña vuelta de tuerca llevó a lo que finalmente sería la Saga de Fénix Oscura de 1980. Aquí Jean Grey, convertida en la encarnación de la todopoderosa entidad cósmica conocida como Fénix, destruía un planeta alienígena, matando por el camino miles de millones de vidas inocentes.

Cuidadín con el Fénix Oscuro…
La intención de Chris Claremont y John Byrne era justificar dicha matanza achacándola a la posesión del Fénix, algo que serviría para exonerar a la pobre Jean Grey de toda culpa. Pero para Shooter, ese era un acto que no tenía justificación posible. Matar debía tener consecuencias: “Eso, para mí, sería como derrotar al ejército alemán de Hitler y permitirle volver a gobernar Alemania.”

Y sentencia: “¿Tuve un problema “moral” con eso? Sí. Más que eso, era un problema de carácter. ¿Se sentaría Tormenta cómodamente en una mesa con alguien que había matado a miles de millones como si nada hubiera pasado? Nah.”

Así que Marvel decidió matar a Jean Grey en el épico The X-Men #137 USA. Podéis leer la historia completa AQUÍ de boca del propio Jim Shooter.

De hecho, esta no fue la primera, sino la segunda muerte de Jean (ya había muerto en el 76 en una tormenta solar). Luego Bob Layton la recuperó para Factor-X en 1985, para volverla a matar en 2004, por tercera vez, de la mano de Grant Morrison –en una etapa muy recomendable, por cierto-.

Por tanto, desde 2004 teníamos a Jean Grey más o menos desaparecida, con la excepción de miniseries como “La canción final de Fénix” de 2011. Una historia que no obtuvo muy buenas críticas, pero que personalmente la disfrute bastante.

Personalmente, me sigo quedando con “La canción Final…”. Ahí al menos estaban Cíclope y la Reina Blanca que le daban bastante más salsilla al asunto
Pues bien, si Marvel no tenía ya suficiente con la versión adolescente de la Patrulla-X original venida del pasado (incluyendo a Jean Grey, por supuesto), al parecer ha decidido que ya es hora de que la Jean original resurja de sus cenizas.

Para ello han preparado su renacimiento en una historia de bienvenida escrita por Matthew Rosenberg, y dibujada por Leinil Francis Yu y Carlos Pacheco (entre otros artistas). Cabe decir que el planteamiento inicial resulta interesante cuanto menos. Los X-Men detectan varios sucesos extraños que culminan con la aparición de una joven camarera en un bar de pueblo. Una pelirroja que responde al nombre de Jean, y que de entrada parece no tener nada que ver con los pupilos de Charles Xabier.

No pasa mucho tiempo hasta que se descubre el pastel: el pueblo en el que vive Jean es una recreación de la Fuerza Fénix, la cual está intentando camelar a Jean para que vuelva a ser su huésped. La patrulla se interpone en su camino, y bueno, os podéis imaginar el resto.

Lo mejor del comic: las portadas alternativas
Aunque el dibujo, sin ser ninguna maravilla (hemos visto a Yu y a Pacheco hacer trabajos muy superiores a este) cumple más o menos satisfactoriamente, es el guión el que flojea notablemente. Cogí este tomo con muchas ganas, pero según avanza la historia, ésta se hace cada vez más predecible, y al final, claro está, te das cuenta de que todo esto no es más que una excusa bastante floja para traer de vuelta a la pelirroja.

¿Realmente hacía falta traer de entre los muertos a un personaje que ya ha sido exprimido hasta la saciedad? Incuso “La canción final de Fénix”, siendo mucho menos relevante para la historia general de los mutantes, plantea argumentos e hilos mucho más interesantes que la resurrección de Rosenberg.

Se nota que el tío le ha puesto empeño, pero ni con ese oportuno cameo que aparece justo al final del tomo consigue remontar el vuelo. Mejor suerte la próxima vez.

Fuente: este post proviene de El Androide Feliz, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos