Entretenimiento

Mi vida conmigo Idea guardada 1 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Qué ver en Malta: la guía más completa para tu viaje

No todo el mundo sabe que Malta no es una sola isla, sino un archipiélago de tres: Malta, Gozo y Comino. Aún así es un país chiquitito, con apenas 400.000 habitantes, pero con muchas cosas para visitar. ¿Quieres saber qué ver en Malta y cómo disfrutar de tu viaje? Acómpañame por esta guía y descubre un lugar fascinante.

Lo primero que debes saber es un poquito de su historia para entender el por qué de su cultura.

Durante más de 200 años, Malta estuvo ocupada por los árabes. Luego sería parte de la Corona de Aragón y en 1530 fue cedida a la Orden de San Juan, los llamados Caballeros Hospitalarios. Fueron ellos los que transformaron la isla construyendo palacios, iglesias y fortificaciones, todo en el estilo barroco de la época.

En 1798 fueron conquistados por Napoleón, pero su dominio no duró ni dos años y Malta pasó a formar parte del Imperio Británico. De ahí que el idioma oficial sea el inglés y que se conduzca por la izquierda.

Aunque se independizaron en 1964, tardaron 15 años en poder hacerlo efectivo. Finalmente, en 2004, Malta entró a formar parte de la Unión Europea.

1.- Cómo llegar


La forma más rápida y barata, lógicamente, es ir en avión. Desde España vuelan varias compañías, algunas low cost, por lo que podrás encontrar bastantes posibilidades, sobre todo en verano.

En un par de horas (si no haces escala) llegarás al aeropuerto de La Valeta, y desde allí al centro puedes ir en autobús, en coche o en taxi.

Yo, por circunstancias del viaje, llegué en ferry desde Sicilia. No es la opción más cómoda, pero a cambio me llevé unas vistas preciosas desde el barco.

qué ver en Malta


2.- Transporte en Malta

Para moverte por Malta tienes dos opciones: transporte público o coche de alquiler.

La red de autobuses es muy extensa y te permite llegar a casi todas partes. Sin embargo, algunas líneas no funcionan con demasiada frecuencia y hay lugares donde hay que esperar hasta una hora para el próximo bus. Nada más llegar a tu destino, lo mejor sería verificar cuándo es el autobús de vuelta y planificar tu visita con eso en mente. Hay horarios colgados en cada parada.

transporte en malta


Los billetes se pueden comprar al conductor en todos los autobuses. Se pueden utilizar para llegar a cualquier destino en un plazo de dos horas, e incluyen el cambio de autobús si fuese necesario. Las tarifas varían a lo largo del año: 1,50€ en invierno 2€ en verano.

Si vas a usar el transporte público, te recomiendo que compres una tarjeta “tallinja”, que te servirá para 7 días. Aquí tienes la info: https://www.publictransport.com.mt/

Alquilar un coche siempre es la opción más cómoda, y en Malta podrás hacerlo por unos 40€ al día. Hay varias compañías locales de alquiler, pero muchas no aceptan tarjetas de crédito y quieren depósitos en efectivo. Además, a mí siempre me dan más confianza las empresas grandes como Europcar o Hertz.

Eso sí, si alquilas un coche recuerda que en Malta conducen por la izquierda y que aparcar en temporada alta puede ser toda una odisea. Además no es que sean unos conductores demasiado buenos…

Una opción interesante si no te quieres arriesgar con el coche es usar el bus turístico. Aunque no me suelen gustar estas cosas de guiris, aquí puede ser práctico. Hay dos rutas, con 40 paradas por toda la isla, y puedes subir y bajar del autobús siempre que quieras durante un día o dos. Tienes más información de los billetes aquí.

Además de por carretera, para moverte entre las diferentes zonas de la isla puedes usar el ferry.

3.- Alojamiento en Malta

Aunque puedas pensar que lo mejor es dormir en La Valeta, capital de Malta, yo no te lo aconsejo. No hay demasiados hoteles, supongo que para conservar mejor el área histórica, y los que hay son bastante caros. Si aún así quieres intentarlo, empieza a buscar con antelación.

visitar Malta


¿Qué zona te recomiendo? Pues Sliema o St Julian’s.

Sliema está en una gran península al norte de La Valeta, y tiene mucha variedad de alojamientos. Con el ferry te plantas en 10 minutos en la capital por sólo 1,5€ y además el paseo te permite disfrutar de unas bonitas vistas.

También es una ciudad con muchos restaurantes y tiendas, y por donde pasan un montón de líneas de autobús, así que es muy buena opción como base de operaciones.

Otra posibilidad sería St Julian’s, aunque es bastante más turística y feucha. Está a menos de un kilómetro de Sliema y se la conoce sobre todo por su ambiente nocturno. Quizás no sea el mejor destino para los amantes de la cultura, pero si lo que buscas es fiesta, este es tu sitio.

Si quieres encontrar la mayor variedad de hoteles en Malta, mira en Booking. Aquí te dejo un descuento de 15€ que te reembolsarán para tu siguiente viaje.

4.- Qué comer

La gastronomía maltesa es muy mediterránea, con ingredientes como tomate, aceitunas, ajo, aceite de oliva, dátiles, vino y pescados. Hay algunos platos con influencias italianas, y otros exclusivamente suyos.

Si quieres picar entre horas, puedes probar los pastizzi, pasteles de hojaldre que estan rellenos de queso o de guisantes. Cuestan como 50 céntimos, así que es una buena opción si te entra hambre mientras paseas.

Pastizzi - qué comer en malta


También son típicos los arancini, que aunque en realidad proceden de Sicilia, aquí se comen bastante. Son una especie de bolas de arroz, que se fríen y se sirven calientes. Normalmente se rellenan con carne, tomate, mozzarella y guisantes.

Hay una cosa muy rica también que se llama Hobz Biz-zejt. Es un tipo de pan cubierto con tomates, aceitunas, alcaparras, ajo, pimienta negra y unas gotas de aceite de oliva. Y la Ftira, que es un tipo de pizza maltesa con un agujero en el medio. La hay con diferentes ingredientes y el precio varía entre 9 y 12€.

Al ser una isla, el pescado fresco y el marisco son de lo más típico, y en los pueblecitos de costa como Marsaxlokk es un imprescindible. Aunque si vas a la isla de Como tienes que probar alguno de sus platos con conejo. Hay uno con salsa de vino blanco y ajo que está muy bueno.

5.- Ciudades que visitar en Malta

Sin duda la ciudad más importante es la capital, Valletta, pero hay otras que también merecen una visita. Eso sí, no esperes grandes núcleos urbanos, aquí todo es en pequeñito.

5.1.- La Valeta

La Valeta es la capital de Malta y fue construida por los caballeros de San Juan. Es patrimonio de la UNESCO y durante el 2018 capital europea de la cultura.

La ciudad vieja conserva su fortaleza, el puerto y las estructuras históricas como iglesias, teatros y palacetes. Sin embargo, cuenta también con bulliciosos cafés y bares boutique rehabilitados.

Parte del encanto de La Valeta está sencillamente en pasear por sus calles, donde los balcones de colores brillantes destacan en los edificios de tonalidades crema.

que ver en la valeta


Entre las cosas que visitar en La Valeta sobresale, sin duda, la Concatedral de San Juan. Por fuera es bastante sencilla pero el interior está totalmente decorado en estilo barroco. Bóvedas pintadas, oro en las paredes, el suelo de mármol lleno de tumbas… Una auténtica belleza.

No hay que perderse el oratorio, donde está el famoso cuadro “La decapitación de San Juan Bautista”, que tiene como peculiaridad que es el único firmado por su autor, Caravaggio.

Para disfrutar de las mejores vistas de Malta, hay que acercarse a los Upper Barrakka Gardens.

qué visitar en Malta


5.2.- Las 3 ciudades

Más que ciudades yo las llamaría barrios, pero ya te decía antes que en Malta todo es pequeñito.

Puedes encontrarlas con sus nombres modernos o con los antiguos: Cospicua (Bormla), Senglea (L-Isla) y Vittoriosa (Il-Birgu). 

Aunque hay algún museo como el Palacio del Inquisidor, lo que realmente merece la pena es pasear por sus tranquilas calles. Son bastante laberínticas y hay  casas de puertas de colores y balcones con muchas plantas y flores. Un ambiente muy de Instagram, la verdad

Además hay que acercarse también al puerto, con barcos de todos los tamaños, para disfrutar de las vistas de la bahía.

turismo en Malta


5.3.- Mdina

Apodada la ciudad silenciosa, Mdina fue la capital de la isla de Malta cuando estaba en manos de fenicios, romanos y árabes.

Actualmente es una ciudad medieval impresionante, amurallada y con estrechas calles de piedra. Si caminar no es lo tuyo, puedes recorrerlas en coche de caballos, que también tiene su encanto.

La plaza principal, Bastion Square, está delimitada por majestuosos edificios barrocos y presidida por la Catedral de San Pablo. Esta es original porque tiene dos relojes diferentes en la fachada: uno da la hora y el otro la fecha. Aunque dice la leyenda que en realidad es para confundir al diablo…

Cuando quieras descansar un poco, te recomiendo que te acerques a Fontanella Tea Garden. Es una cafetería muy famosa que tiene una terraza enorme con vistas a toda la isla. ¡Y las tartas están super ricas! Mira que a mí no me gustan las de chocolate, pero aquí hasta tenían buena pinta.

isla de Malta - Mdina


5.4.- Sliema y St. Julian’s

Sliema cuenta como principal atractivo estar enfrente de La Valeta, lo que le permite tener unas vistas de primera. Las mejores fotos puedes hacerlas desde su paseo marítimo, The Ferries.

Entre los edificios y construcciones modernas, también hay espacio para muchas casas tradicionales y palacios malteses antiguos, así como callejuelas serpenteantes que parecen no haber cambiado en siglos.

La costa de Sliema es muy larga y está llena de salientes rocosos y lugares tranquilos para darte un chapuzón. También hay varios restaurantes en la orilla del agua, donde relajarte al sol mientras comes o tomas un cocktail.

Si sigues andando por la costa hacia el oeste, por Tower Road, llegarás a St. Julian’s en apenas veinte minutos.

Como he mencionado antes, St. Julian’s es la zona de fiesta por excelencia en Malta. Hay muchos hoteles, restaurantes y bares de copas, lo que hace que tenga bastante ambiente, sobre todo en la zona de Spinola Bay.

Sliema


6.- Más cosas que ver en Malta

Si vas a pasar más días en Malta, no querrás conformarte sólo con visitar las típicas ciudades de la isla grande. Malta tiene otros atractivos como sus playas, los pueblecitos pesqueros y, cómo no, sus dos islas pequeñas: Gozo y Comino. Así que te cuento a continuación otras cosas que ver en Malta.

6.1.- Gozo

La isla de Gozo está llena de impresionantes vistas panorámicas y de sitios históricos, incluido uno de los templos prehistóricos mejor conservados de Malta, el sitio de Ggantija, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Para llegar a Gozo, hay que ir a Cirkewwa Harbour, en el punto más septentrional de Malta. Desde aquí se coge el ferry y en 25 minutos llegas al puerto de Mgarr. El servicio de ferry funciona cada 45 minutos durante el día (aunque también hay un par de noche) y transporta coches, por si quieres llevártelo a la isla. La tarifa de pasajero normal son 4,65€ ida y vuelta.

Otra opción en vez de ir por tu cuenta es coger una excursión de día completo, en la que por 35€ te llevan a Gozo y a la otra isla, Comino. Si no vas a estar demasiados días en Malta, es muy buena elección.

La capital de la isla de Gozo es la pequeña ciudad de Victoria. Conocida como Rabat o ir-Rabat en maltés, te da una idea de cómo era Malta antes de convertirse en un lugar tan turístico. Verás casas centenarias a lo largo de estrechas calles de adoquines y pequeñas plazas y jardines donde tomar un café.

visitar Gozo


La Ciudadela es el centro fortificado de Victoria, conocida como la joya de Gozo. Al igual que la ciudad de Mdina, fue construida por los Caballeros de San Juan como protección contra los invasores.

Se puede caminar a lo largo de los bastiones y disfrutar de las impresionantes vistas de los pueblos de los alrededores. Dentro de la fortificación también hay muchos sitios para explorar, como museos, restaurantes, mercados de granjeros al aire libre, el depósito de baterías y pólvora y el Tokk, también conocido como Plaza de la Independencia.

Además de visitar Victoria, en Gozo también puedes ver dos impresionantes iglesias, la Catedral y la Basílica de San Jorge. Y, por supuesto, los templos de Ggantija.

Están como a 3 kms de la capital y forman parte de un complejo megalítico más antiguo incluso que Stonehenge, es decir, que tiene más de 5000 años, lo cual es impresionante.

Probablemente, estos templos fueron utilizados en la adoración de una diosa de la fertilidad o Madre Tierra, aunque es difícil de saber. Pero vamos, que lo increíble es imaginar cómo pudieron construir esos enormes altares con piedras de… ¡hasta 50 toneladas!

Otra parte bonita de la isla es la zona de la reserva natural de Dwejra Bay. Es un sitio perfecto para bucear o hacer snorkel, tomar el sol en la playa o pasear por los acantilados. Eso sí, ya no podrás ver el que era su mayor tesoro, la Ventana Azul. Esta original formación rocosa se derrumbó en 2017 por una fuerte tormenta, así que sólo podemos ya disfrutarla en fotos anteriores.

playas de Gozo


6.2.- Comino

La isla más pequeña de Malta se llama Comino por la cantidad de estas hierbas que crecen por todas partes.

Es muy pequeña, apenas 3,5kms cuadrados, y no están permitidos los coches. Para poder llegar tienes que coger también el ferry desde Cirkewwa, o desde la isla de Gozo si quieres ver las dos en el mismo día. Si prefieres una excursión organizada, puedes hacerla por 27€ incluyendo comida y snorkel.

Lo que atrae a la mayoría de los visitantes a Comino es la Blue Lagoon, una especie de laguna paradisíaca con arena blanca y agua azul turquesa. Es muy bonita, la verdad, pero en pleno verano se llena tanto de gente que no sé yo si merece la pena…

playas de malta


Afortunadamente hay otras zonas de la isla para nadar, bucear y tomar el sol. A 20 minutos de la Laguna Azul puedes probar suerte en St Mary, que tiene aguas poco profundas, o St. Nichola’s Bay, donde puedes hacer snorkel.

Te recomiendo, eso sí, que te lleves una mochila con agua y comida. Sólo hay un restaurante en el hotel de la isla y, aunque suele haber vendedores ambulantes con comida y souvenirs, los precios son una pasada.

6.3.- Las playas de Malta

Volviendo a la isla de Malta, también hay algunas playas para disfrutar, aunque no esperéis encontrar las típicas de arena fina del Mediterráneo.

Hay algunas, como Golden Bay, Mellieha Bay o mi favorita, Ghajn Tuffieha, pero la mayoría son rocosas. De todas formas creo que lo bonito de las playas de Malta es más bien el color super azul del agua y la posibilidad de hacer snorkel por las cuevas que hay en la isla.

Si no os importa lo de que haya rocas, os recomendaría Peters Pool. Es una zona tranquila porque no hay chiringuitos ni nada alrededor, de hecho suele haber más gente local que turistas. Eso sí, para llegar tendréis que ir en coche o taxi porque no hay ningún bus que pase cerca.

playas de malta


6.4.- Marsaxlokk

Es un pequeño pueblo de pescadores super colorido, donde merece la pena acercarse a comer un poco de pescado fresco o marisco.

No tiene nada en concreto para visitar, pero lo que sí destaca en Marsaxlokk es su puerto.

Allí puedes ver los tradicionales barquitos de pesca llamados luzzu, que son una monada. La mayoría son de colores fuertes como rojo, azul, amarillo o verde. Lo curioso, es que todos llevan a los lados de la proa unos ojos, conocidos como el Ojo de Osiris. Esta tradición se remonta a los tiempos de los fenicios, que protegían sus embarcaciones de las inclemencias del mar con estos amuletos.

Marsaxlokk


Junto a la Cruz de Malta, estos ojos y las barcas de colores se han convertido en símbolos de Malta, y los encontrarás en multitud de souvenirs.

Si tu viaje a Malta cae en fin de semana, acércate a Marsaxlokk un domingo por la mañana. Coincidirás con el mercado de pescadores, que es cuando más vida tiene el pueblo.

6.5.- Ruinas Patrimonio de la Humanidad

Malta tiene muchas ruinas de templos megalíticos, siendo el más conocido el que he mencionado antes, Ggantija, en Gozo.

Pero hay otros conjuntos de ruinas que también son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como Mnajdra, Hagar Qim o Hal Saflieni Hypogeum.

Mnajdra y Hagar Qim están al sur de la isla de Malta, separados unos 500m. Son también de las construcciones humanas más antiguas que conservamos, de allá por el 3000 a.C. Están formados por varios templos orientados de tal forma que en el solsticio de invierno la luz del sol pasa por unos agujeros hechos en los altares. ¿No resulta increíble tanta precisión?

que hacer en Malta


En cuanto al hipogeo de Hal Saflieni, hay que decir que es un tesoro único en el mundo. Es un lugar subterráneo donde se han encontrado más de 7000 esqueletos, por lo que se cree que fue un lugar de enterramiento.

La verdad es que es un sitio impresionante pero quizás su visita no se la recomendaría a todo el mundo… Más que nada porque cuesta 35€, lo cual ciertamente es una pasada. Además, por motivos de conservación, sólo pueden entrar 10 personas cada hora en ocho turnos diarios, por lo que hay que hacer la reserva con mucha antelación.

6.6.- Escenarios de Juego de Tronos

Para acabar la lista de cosas que ver en Malta, un pequeño apunte para frikis de Juego de Tronos.

En la primera temporada, la ciudad de Mdina fue el escenario de Desembarco del Rey, la capital de los Siete Reinos de Poniente. Si eres seguidor de la serie, reconocerás lugares como la puerta de la ciudad o la Pjazza Mesquita.

juego de tronos en malta


Otras localizaciones de la serie incluyen Fort Ricasoli o el Monasterio de St Dominic. Y Gozo también sale como escenario de la boda de Daenerys y Drogo.

En la segunda temporada, el rodaje se tuvo que trasladar a Croacia ya que hubo cierta controversia sobre el daño que causaban al entorno.

Y hasta aquí esta guía para viajar a Malta. Confío en que te sea de ayuda y si tienes cualquier duda, puedes preguntarme en un comentario. O si ya has estado allí, ¡cuéntame tu experiencia!

Fuente: este post proviene de Mi vida conmigo, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Etiquetas: Europa

Recomendamos