Descartes no fue al cine Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Grandes escenas: El puente sobre el río Kwai

El puente sobre el río Kwai - cabecera - descartesnofuealcine.es


Hace unas semanas escribí por aquí sobre una fantástica escena de “Lawrence de Arabia”, en la que música y entorno se unían en el desierto del Nefud en algo completamente épico. Esta vez recordaremos otra de las grandes obras de aquel director británico, David Lean, fallecido hace veinticinco años. Hoy hablaremos de “El puente sobre el río Kwai” y una de sus escenas más míticas.

A menudo alguno de vosotros escribís comentarios sobre las películas que aparecen por el blog con una expresión que se suele repetir: “No me canso de verla“. Esto mismo es lo primero que pienso cuando recuerdo “El puente sobre el río Kwai“, que cuenta las aventuras de un grupo de prisioneros británicos en un campo de concentración japonés en la selva de Tailandia durante la Segunda Guerra Mundial.

La escena que había pensado comentar transcurre al comienzo de la película. Parece mediodía y hace calor, cuando de la selva aparece una columna de soldados marchando al ritmo de una melodía que van silbando mientras se aproximan al campo. Parece que es lo más impresionante que se ha visto en mucho tiempo allí porque los prisioneros que lo observan desde las cabañas diseminadas por la zona se levantan para no perderse el espectáculo.

Y realmente es un espectáculo ver cómo esos soldados, aun habiendo sido capturados, algunos de ellos heridos, y todos con los uniformes sucios y las botas destrozadas, caminan con la cabeza bien alta sin dejar de silbar. Para el coronel Nicholson (Alec Guinness), el oficial al frente de ese batallón, pareciera que sus hombres están desfilando frente al mismísimo Rey Jorge VI, en lugar del coronel Saito (Sessue Hayakawa), responsable de ese campo de prisioneros.

De repente, cuando ya muchos de los soldados están formados en el centro del campo esperando a que lleguen todos los demás, se produce ese momento épico que nos pone la piel de gallina: la melodía que hasta ahora era interpretada únicamente por los pulmones de los británicos, es acompañada por una banda imaginaria al completo. En ese instante la película ya nos ha cautivado: queremos conocer el destino de ese Nicholson y sus hombres. Y como no, queremos saber cómo se tomará Saito esa entrada triunfal que acaba de presenciar.

Aquí está su discurso de bienvenida:

“En nombre de Su Augusta Majestad Imperial les doy la bienvenida. Este campo de prisioneros está bajo mi mando. Se encuentran en el campo 16 a lo largo de la nueva vía férrea que muy pronto enlazará Bangkok con Rangún.

Ustedes, prisioneros ingleses, han sido designados para construir un puente sobre el río Kwai. Es un trabajo agradable que sólo requiere destreza. Los oficiales trabajarán igual que los soldados. El ejército japonés no puede mantener hombres ociosos. Si todos trabajan con ahínco, serán bien tratados; pero si sabotean las obras, se les castigará con todo rigor.

Y un buen consejo: no traten de escapar. Aquí no hay alambradas, ni empalizadas, ni torres de vigilancia… nada de todo eso es necesario. Esto es igual que una isla en la selva: una evasión resulta imposible, es la muerte segura.

Hoy descansarán; mañana empezarán a trabajar. Y ahora permitan que les recuerde el lema del General Yamamoto: ‘Trabajar con alegría’. Nada más.”

Y tanto que nada más. Con estos tres minutos ya tenemos planteada la trama de una de las películas más épicas de la historia: sabemos por qué ese batallón está en ese campo, intuimos que las normas del japonés Saito chocarán frontalmente con las del británico Nicholson, y que el honor y el orgullo de ambos serán piedra angular del film.

Aquí va la escena:



Junto con “Lawrence de Arabia” y “Doctor Zhivago“, “El puente sobre el río Kwai” forma una de las mejores trilogías que he visto jamás y que dirigió el gran David Lean.

Ninguna de las tres comparten hilo conductor, ni escenarios, pero la espectacularidad con la que se tratan, lo legendario de sus argumentos y las maravillosas bandas sonoras que los acompañan conforman algo simplemente glorioso.


El puente sobre el río Kwai” (“The Bridge on the River Kwai“, David Lean, 1957)


Los amantes de “El puente sobre el río Kwai”…

… disfrutarán con esas tres joyas dirigidas por ese británico genial, y con las partituras que Maurice Jarre y Malcolm Arnold compusieron para ellas. Entre las tres ganaron 19 Óscars, siendo las tres galardonadas con el de mejor banda sonora.

También te podría interesar...

Grandes escenas: “Alguien voló sobre el nido del cuco”

La entrada Grandes escenas: “El puente sobre el río Kwai” es un contenido original del blog Descartes no fue al cine

Fuente: este post proviene de Descartes no fue al cine, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Grandes bandas sonoras Grandes escenas Catástrofes ...

Grandes escenas: Independence Day

Seguramente la entrada de hoy tendrá su polémica. ¿Un blog de cine que ha dedicado posts a cintas como “Lo que el viento se llevó” o “Casablanca“, a directores como David Lean o Woody Allen, va a hablar de “Independence Day“? Con la venia de este ilustre jurado, procedo con mi alegato… Los que vais siguiendo el blog os habréis fijado que las emociones diri ...

Lugares Moisés puente

El puente de Moisés

Este artículo está dedicado a este lugar sorprendente: El puente de Moisés. En general, al escuchar la palabra “puente” se nos viene a la idea un camino que se levanta sobre una depresión de un terreno, como un río, para comunicar dos lados. Pues bien, te resultará curioso saber que existe un puente construído bajo el nivel del agua. Este un puente se encuentra cerca de Halsteren (País ...

general curiosidad curiosidades de arquitectura y edificios ...

El extraño puente Rakotzbrücke

El parque natural Kromlauer, en Alemania del Este, está atravesado por muchos lagos. Entre ellos está el Rakotzsee, que está atravesado por el Rakotzbrüke, también llamado “puente del diablo“, porque se considera que solo Satanás pudo haber construido algo tan endeble y hacer que se mantenga en pie. Los constructores idearon este puente para que, con su reflejo sobre las aguas quiet ...

Castilla la Mancha España Toledo

Talavera: sus puentes sobre el río Tajo

Si quieres conocer el puente record en el mundo en la tipología de puentes atirantados está en Talavera de la Reina (Castilla La Mancha, España). Sigue leyendo este post para conocer más. Este post es el quinto y ultimo de la serie dedicada a Talavera y que empezamos en el Jardín del Prado, continuando por la Basílica de Nuestra Señora del Prado, visitando la ciudad y el Museo de cerámica de Juan ...

Estados Unidos Nueva York Lo mejor de Nueva York ...

El puente de Brooklyn

Historia del Puente de Brooklyn La idea del Brooklyn Bridge en Nueva York fue concebida por el ingeniero John A. Roebling cuando el ferry en el que viajaba para llegar hasta Brooklyn se quedó encallado en el hielo. John A. Roebling era un ingeniero de origen alemán experto en puente colgantes, Roebling diseñó el puente colgante, construido en hormigón y con cables de acero, el primero en el mundo ...

salir y viajes castilla y león fáciles ...

El puente de Las Merinas (Segovia)

Un rincón solitario sobre las aguas del Voltoya © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO / Reportaje publicado en EL NORTE DE CASTILLA en mayo de 2002. Más que de Las Merinas este puente debería llamarse de La Melancolía. Porque ése es el humor que despierta su contemplación. Triste y solitario, casi inútil en mitad de la inmensa estepa desarbolada que es el Campo Azálvaro, pastos abiertos de ...

1945 cine clásico ...

Breve encuentro

El director David Lean nos tenía acostumbrados a épicas superproducciones como "Lawrence de Arabia", Doctor Zhivago o "El puente sobre el río Kwai", pero esta película es el polo totalmente opuesto a todas ellas ya que nos relata una sencilla historia de amor entre dos personas corrientes de un modo casi teatral. Si bien lo que nos cuenta y el modo de hacerlo no nos sorprenderá ...

Grandes frases Emmanuel Lubezki Gravity

Grandes frases: Gravity

“Gravity” fue una de las películas de 2014 que se me escapó. Y no es que no llegara con una campaña de publicidad importante, ni que pasara desapercibida: la cinta se llevó nada menos que siete Óscar en la ceremonia de ese año y la crítica alabó sus logros. Simplemente fue de esas pelis que vas dejando, dejando y terminas por perdértelas. Hasta ayer. Poneos en situación: la tripulación ...

Grandes frases Drácula de Bram Stoker Gary Oldman

Grandes frases: Drácula de Bram Stoker

Cuando se estrenó “Drácula de Bram Stoker” fue una auténtica revolución. Hacía tiempo que no se revisitaban clásicos de terror y la nueva perspectiva que nos ofrecía la nueva versión del Conde Vlad el empalador nos dejó a todos con la boca abierta… La noche que fui a verla a unos cines que ya no existen, el amigo con el que fui y yo vimos a una mujer saliendo de la sala llorando ...

Grandes bandas sonoras Anthony Hopkins Brad Pitt ...

Grandes bandas sonoras: Leyendas de pasión

Llevaba tiempo queriendo hacer esto. No podía ser que con lo que me gustaban las bandas sonoras, estas no tuvieran un apartado propio en el blog. Hoy le pongo remedio: con el tema principal de “Leyendas de pasión” queda inaugurada la sección de Grandes bandas sonoras. ¿Por qué he elegido este tema y no otro? Al principio había pensado en alguna banda sonora del genial John Williams, mi ...