comunidades

Santiago de Peñalba y el Valle del Silencio (El Bierzo, León)


UNA JOYA EN EL FIN DEL MUNDO

La iglesia mozárabe de Santiago de Peñalba despunta entre los tejados negros de una de las poblaciones más aisladas de El Bierzo

© Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO

El valle por el que baja a trompicones el río Oza hacia las holguras de Ponferrada sigue siendo tan estrecho y arriscado como lo era en el siglo V, cuando al visigodo san Fructuoso le dio por buscarse un lugar tan apartado y remoto como para que no le encontrase nadie ni con revelaciones divinas. Sólo que entonces sus bosques debían de ser como selvas feraces, bien surtidas de lobos, osos y muchas otras alimañas varias, y el camino de subida debió de inventárselo él a bastonazos. En aquel entonces este valle leonés, en el que no existían poblaciones conocidas ni pillaba de paso hacia parte alguna, no podía ser otra cosa que un escondrijo seguro hasta el que sólo se llegaba por apartarse del mundanal ruido o por estar más cerca de dios. O por ambas cosas al tiempo. San Fructuoso venía de fundar el también remoto monasterio de Compludo y harto de las aglomeraciones de su conventín se echó monte arriba en busca de un lugar en el que orar y laborar sin nadie que le diera palique.

Un pastor y su rebaño de ovejas y cabras regresan a última hora de la tarde a la localidad de Montes de Valdueza. Valle del Silencio. El Bierzo. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Un pastor y su rebaño de ovejas y cabras regresan a última hora de la tarde a la localidad de Montes de Valdueza. Valle del Silencio. El Bierzo. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

Es así como arranca la historia santos y ermitaños que buscaron en las orillas del río Oza y entre las faldas septentrionales de los montes Aquilanos un lugar especial en el que cultivar su santidad, poblando muchas de sus cuevas naturales hasta terminar por convertirlas en santuarios rupestres o levantando pequeños monasterios que, con el tiempo, devinieron en centros de peregrinación hasta los que se llegaba en busca de la fórmula de sacrificio y aislamiento que garantizaba un sitio en el cielo.

La iglesia de Santiago de Peñalba puede visitarse de miércoles a sábado, de 10,40 a 14 y de 15 a 17,50. Domingo, de 10,40 a 14. Tel. de la Oficina de Turismo de Ponferrada: 987 42 42 36.

Varios siglos después de la llegada de san Fructuoso al valle del Oza, a finales del IX,  san Genadio, otro santo enamorado de las soledades y la inmensidad de la montaña, se adentra con otros doce compañeros por sus recovecos con la intención de revitalizar y refundar la vida monacal que había iniciado Fructuoso. Tras recomponer el de San Pedro de Montes en el año 895, inicia, un poco más arriba aún, la construcción de un monasterio dedicado a Santiago. El único resto que ha sobrevivido de esta fundación es la hermosa iglesia de Santiago de Peñalba, tenida por los expertos como una auténtica joya del mozárabe leonés. La presencia en esta zona de dos templos mozárabes de factura impecable, Santiago de Peñalba y, junto a Ponferrada, Santo Tomás de las Ollas, habla de una comunidad mozárabe, puede que de procedencia cordobesa, llegada al valle con ánimo de olvidar los trajines de una Reconquista que, en el sur peninsular, debió de parecer eterna. También debió de parecerles que aquí, en el regazo de un valle al que sólo podía accederse por un estrecho y peligroso camino, rodeados de cumbres portentosas con altitudes superiores a los dos mil metros, ganara quien ganara el envite contra el Islam, nadie vendría a buscarles.

Interior de la Iglesia de Santiago de Peñalba vista desde la cabecera hacia el contraábside. Localidad de Peñalba de Santiago. Valle del Silencio. El Bierzo. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Interior de la Iglesia de Santiago de Peñalba vista desde la cabecera hacia el contraábside. Localidad de Peñalba de Santiago. Valle del Silencio. El Bierzo. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

El caso es que Genadio nunca vivió tan al margen como imaginó. Su fama de hombre santo y sabio, y también sus relaciones con la corte del rey Alfonso III el Magno, le llevaron durante once años a ocupar la sede episcopal de Astorga. Alcanzado el año 920 decidió dejar de nuevo los trajines del mundo y buscar el camino de vuelta hacia aquel apartado rincón del mundo en el que los hombres se dedicaban a la oración y un arroyo de aguas cantarinas daba nombre a un valle llamado Silencio. San Genadio permaneció en él hasta su muerte, en el año 936, viviendo a caballo entre el monasterio de Santiago y una cueva a la que, según la tradición, se retiraba cada noche en busca de la paz espiritual y el sosiego que sólo encontraba en las soledades de una oquedad rocosa abierta en mitad de la montaña.

Entrada a la Cueva de San Genadio en el Valle del Silencio. El Bierzo. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Entrada a la Cueva de San Genadio en el Valle del Silencio. El Bierzo. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

En la vida del monasterio de Santiago de Peñalba se sucedieron hasta 16 abades, de los que tres, Urbano, Fortis y Esteban, alcanzaron la santidad. En torno a 1149 fallece el último de los abades claustrales y se inicia la descomposición del cenobio hasta perderse su rastro en el siglo XIII. No sucede lo mismo con el cercano monasterio de San Pedro de Montes, también refundado por Genadio, cuya larga vida finalizará con la Desamortización del siglo XIX.

Son muchos los puntos de interés que brinda hoy la iglesia de Santiago. Por fuera, sorprende su original portada de arcos de herradura geminados, apoyados sobre columnas de mármol blanquecino bien rematadas por capiteles corintios. Por dentro, su estructura, su ábside, sus arcos, el remate de sus capillas absidiales, el trampantojo de su cúpula gallonada, la policromía recientemente despojada de polvo y humedades o su colección de grafitos, arañazos en el yeso que hablan de una vida cotidiana vivida por hombres de otro tiempo. Desde lejos, su espadaña campanario, separada unos metros del resto del templo se eleva sobre los tejados pizarrosos del pueblo como si fuera la vela que impulsa un barco de piedra eternamente varado. En torno a la iglesia, Peñalba se arremolina, bien apretado, buscando un calor ficticio, una cercanía con la que conjurar mejor los rigores de unos inviernos que aquí, a estas alturas montañesas, cerraban el valle cada año como la más pesada de las losas sepulcrales.

Portada arcos mozárabes geminados. Iglesia de Santiago de Peñalba. Localidad de Peñalba de Santiago. Valle del Silencio. El Bierzo. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Portada de arcos mozárabes geminados. Iglesia de Santiago de Peñalba. Localidad de Peñalba de Santiago. Valle del Silencio. El Bierzo. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

Cualquier visita a Peñalba de Santiago y a su iglesia queda incompleta sin el paseo que acerca, en unos 15 minutos, hasta las soledades del Valle del Silencio, hasta el paraje apartado donde se abre la cueva de San Genadio. Durante siglos fue tradición llegarse hasta ella para extraer tierra de la cavidad contigua, más pequeña, en la creencia de que aliviaba dolencias y males. La misma creencia por la que se persiguieron y robaron con fruición los restos del santo y sus reliquias de la tumba que tuvo en la iglesia de Santiago. Desde la puerta de la cueva se divisa, al fondo, la estampa del pueblo del Peñalba como una piña de tejados negros, como la coraza de un extraño animal de piel dura y humeante de sudor sobre la que se eleva, desafiando el tiempo y las nevadas proverbiales, la espadaña orgullosa de la iglesia de Santiago.

Iglesia de Santiago de Peñalba y tejados de pizarra de la localidad de Peñalba de Santiago. Valle del Silencio. El Bierzo. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego
Iglesia de Santiago de Peñalba y tejados de pizarra de la localidad de Peñalba de Santiago. Valle del Silencio. El Bierzo. León. Castilla y León. España © Javier Prieto Gallego

 
LA CUEVA DE SAN GENADIO

Un paseo de media hora lleva desde la iglesia de Santiago de Peñalba hasta la Cueva de San Genadio. Es el mismo camino que recorría el santo cada vez que quería alejarse del bullicio del convento. El camino hoy está señalizado y la mayor dificultad estriba en cruzar un arroyo que puede bajar muy cargado de agua. La cueva puede estar cerrada por una verja pero un vistazo entre los barrotes deja ver las dimensiones de este pequeño templo modelado por la tradición de perseguir las huellas del santo. La misma tradición por la que, en el pasado, se sacaba tierra de una covacha contigua en la creencia de que aliviaba dolencias y males. La misma por la que se persiguieron y robaron con fruición los restos del santo y sus reliquias de su tumba en la iglesia de Peñalba.

 

MAPA DE SITUACIÓN

Ver mapa más grande

****

¿Te ha gustado este artículo?

http://eepurl.com/RKm0z


****

Y tú ¿conoces este lugar? ¿tienes algo que contar?

Fuente: este post proviene de Blog de javierprietogallego, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

salir y viajes castilla y león león

Rincones imprescindibles del Camino de Santiago en León

NO PASES DE LARGO, PEREGRINO © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO La provincia de León es la que más kilómetros de recorrido aporta al Camino de Santiago Francés: 214,4. Todo un reto para quien lo hace andando y no ve el momento de abrazarse al torso del santo en Compostela. Por otro lado, las prisas nunca han sido buenas. Y mucho menos cuando se trata de degustar lo que para muchos será ...

salir y viajes castilla y león paisajes

Tres pueblos de postal en Castilla y León para una Navidad de película

© Texto y fotografías: Javier Prieto Gallego Si hay una época del año propicia al estereotipo esa es, sin duda, la Navidad. Y ya está aquí de nuevo: con sus villancicos, su parafernalia de adornos y lucecitas, sus “¡Ho,ho,ho!”, sus cenas de empresa, reuniones de familia y deseos de felicidad. De hecho, la aldea global ha eliminado las peculiaridades propias de cada cultura, de cada re ...

bierzo medieval siglo XIII ...

León. Villafranca del Bierzo. Camino de Santiago. La puerta del perdón

Puerta del Perdón de la Iglesia de Santiago. Si quieres descubrir Villafranca del Bierzo, villa que debe su nacimiento al Camino de Santiago, donde sus numerosas iglesias, conventos y casas blasonadas la conforman como una villa jacobea por excelencia, sigue leyendo este post. Hasta Villafranca llegó Juan, el peregrino del siglo XIII que conociste en el primer capítulo de esta serie de post acer ...

salir y viajes caminodesantiago caminofrances ...

Mirar con lupa el Camino · Looking at The Camino with a fine tooth comb

Al llegar a Villafranca del Bierzo me di cuenta de que es un pueblo lleno de rincones para observar al detalle. When arriving to Villafranca del Bierzo I realized that it is a village full of corners to observe in a retail way. Lo primero que hice es ganar altura para situarnos. Arriba, dominando el valle, ya me esperaba la iglesia de Santiago y un albergue realmente acogedor. Ese día de invi ...

bierzo medieval peregrino ...

 Conoce El Valle del Silencio situado en León 

Si quieres conocer las imágenes nocturnas del precioso pueblo leonés donde no pasa el tiempo y el silencio es el único sonido que se puede oír en medio de los montes Aquilianos sigue leyendo este post. Este pequeño pueblo conserva en sus calles una extraordinaria muestra de arquitectura serrana maravillosamente restaurada por sus habitantes, logrando por la noche una deliciosa estampa difícil de c ...

Castilla y León El Bierzo España ...

Un paseo primaveral por la Tebaida Berciana

por Ishtar Tebaida Berciana En un puente de Mayo del 2015 fuimos a León y el 1 de mayo, día del trabajador, hicimos la Tebaida Berciana, zona privilegiada de la comarca del Bierzo, tanto por su belleza natural como por sus valores históricos y artísticos. Castillo de Ponferrada La noche anterior dormimos en Ponferrada. A la mañana siguiente nos despertamos bastante temprano para ver el castillo, ...

salir y viajes castilla y león historia ...

Villas históricas de León

De este a oeste recorremos algunas de las localidades con mayor peso histórico de la provincia de León © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Puede hacerse, igual que la archicitada ardilla que recorría la Península de árbol en árbol. Solo que en este caso hemos decidido saltar de villa histórica en villa histórica y organizar un viaje que atraviese, de este a oeste, la provincia de León. U ...

salir y viajes castilla y león espacio natural ...

El valle de Valdeón de arriba abajo (León)

Hórreos, bosques y un desfiladero de vértigo © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO En la antesala de las elevaciones más representativas y espectaculares de la vertiente meridional de los Picos de Europa, marcando la divisoria que deja a un lado su Macizo Central y al otro el Occidental, se abre el valle de Valdeón, un cuenco natural repleto de pueblos con carácter y frondosos bosques por ...

Castilla y León Fotos de archivo Paisajes

Los Pueblos más bonitos de España en Castilla y León

Pueblos con abuela Doce pueblos de Castilla y León, entre los más bonitos de España © Texto y fotografías: JAVIER PRIETO GALLEGO Hay doce pueblos en Castilla y León a los que ya no les hace falta otra abuela: tienen una y bien gorda. Se llama Los pueblos más bonitos de España y es una asociación que se dedica a escudriñar en el prolijo panorama de pueblos íberos en busca de los que lucen un palmi ...

de paseo

Fin de semana El Bierzo. Mini-Guía

A principios de Noviembre fui unos días a casa para preparar la llegada de algunos de nuestros amigos de Madrid. No conocían, El Bierzo y les preparé un fin de semana de ruta por mis lugares favoritos. Al tratarse de poco tiempo, no pudimos visitar muchos lugares y rincones preciosos, como Las Medulas, Peñalba de Santiago, Compludo o la ruta del hayedo de Busmayor. Pero bueno lo tenemos pendiente ...