Atardeceres bajo un árbol Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Reseña #289. Por encima de la lluvia, de Víctor del Árbol

Portada de la novela Por encima de la lluvia de Victor del Árbol, donde se ve un hombre en un campo, huyendo de un tornado.
Por encima de la lluvia

Editorial: Destino
Páginas: 509
Encuadernación: Tapa blanda con solapa
ISBN: 9788423352654
Precio: 20,90 €
Sinopsis
Helena y Miguel deciden abandonar la residencia de ancianos donde se han conocido para emprender juntos un viaje. Acompañándolos, descubrimos que, con más de setenta años, aún “se le puede quitar la última palabra al tiempo” y escribir “el desenlace de una vida en lugar de quedarse a esperarlo”.

Avanzando en el espacio y el tiempo, desde el Tánger de los años cincuenta y la España de la posguerra hasta el Malmö del verano de 2014, donde Yasmina se une a la historia, nuestros personajes nos transmiten una sencilla lección: es necesario vivir siempre intensamente y perseguir sin descanso nuestros sueños.

Víctor del Árbol, premio Nadal 2016,nos hace con su nueva novela un regalo que disfrutaremos sin lugar a dudas.

Reseña

Un libro con unos personajes magistrales y una pluma capaz de atrapar irremediablemente al lector.

Miguel y Helena viven en un geriátrico en Tarifa donde han aparcado sus vidas en espera del inevitable final. Pero toda esta quietud aparente se verá sacudida por el suicidio de Marqués, personaje que representa el contrapunto entre lo que se considera propio de los ancianos y la transgresión más radical de esa norma tácita.

Tras la muerte del compañero y amigo, Helena decide marcharse y Miguel se anima a acompañarla; pese a lo que pudiera parecer en un primer momento, la novela resultará ser el viaje de Miguel, aunque siempre será ella el motor y el impulso de todos y cada uno de los pasos que él da.

Con unas pesadas maletas, llenas a rebosar de fantasmas del pasado y de asuntos pendientes del presente, inician un camino que les llevará a encontrarse a sí mismos y, sorprendentemente a descubrirse el uno al otro.

Entremezclada con esta trama está la historia de Yasmina, descendiente de inmigrantes marroquíes afincados en Malmö. En la línea de la más auténtica novela negra nórdica, sus aventuras y desventuras guardan una estrecha conexión con el pasado de Helena ayudándonos a llenar las lagunas que ésta no alcanza a completar con tan solo sus recuerdos.

LOS PERSONAJES: El autor ha creado un universo de personajes tridimensionales magistralmente caracterizados y de un realismo contundente.

Miguel, recién diagnosticado de Alzheimer, el hombre lógico, amante del orden y la rutina, independiente y «arisco como un gato» al que la intuitiva, misteriosa, sarcástica y carismática Helena dará la vuelta como a un calcetín. Él, muy del mundo real, y ella, la más novelesca de todos los personajes, congeniarán pese a sus diferencias.

Imagen en blanco y negro de una mujer de los 80s tapándose los oídos con los dedos y cerrando los ojos.


«El mundo no podía cambiarse, y él tampoco comprendía todo lo que significaba la vida. Solo que pasaba deprisa, que se iba… Que algunos apretaban fuertemente los ojos y se tapaban los oídos para no escuchar su llamada, que otros sufrían y no se quejaban y tiraban de sus existencias sin mirar atrás, y que unos pocos aprendían a tiempo a vivirla».

Los personajes secundarios también están muy trabajados y resultan totalmente creíbles. Natalia, la hija rebelde en su adolescencia, inteligente y culta pero, pese a ello , en las garras de Gustavo, maltratador de manual y Yasmina, atrapada entre Oriente y Occidente, condenada desde su nacimiento al desprecio de los suyos que, no obstante , la usan para saldar una deuda que ella no ha contraído.

Los personajes del pasado tienen mucha fuerza; los padres de los protagonistas siempre están presentes e influyen en todo lo que éstos hacen y deshacen a lo largo del viaje. También resultan importantes en el discurrir de la novela los antiguos amantes y cónyuges de los protagonistas.

ESTILO: Escrita en tercera persona, con sencillez y realismo, con crudeza y ternura en equilibrio perfecto, con un ritmo tranquilo pero sin pausa que nos mantiene atrapados y que nunca nos aburre.

Muy bien estructurada (prólogo, siete partes separadas temporalmente y divididas cada una en capítulos definidos por el lugar en el que transcurre la acción y epílogo) lo que nos ayuda a viajar sin perdernos conociendo siempre la ubicación espaciotemporal en que nos encontramos.

Temas como la vejez, la homosexualidad hace unas décadas, la posguerra, la inmigración y la xenofobia o el maltrato de género son abordados con toda la crudeza que merecen y desde un profundo análisis de las mismas pero sin caer en profusas disertaciones filosóficas, serán los personajes los que nos muestren estas realidades a través de su vivencia de las mismas.

Cabe señalar también que la historia de Yasmina, a pesar de su conexión con la trama principal, podría considerarse una novela en sí misma.

Seguiría y seguiría escribiendo porque este libro me ha encantado pero, en lugar de ello, os animo a leerlo: no defrauda, nada le sobra y todo cuadra.

Fuente: este post proviene de Atardeceres bajo un árbol, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos