La chica de los jueves Idea guardada 0 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Previo a

Escrito una tarde de agosto de 2015. Obras de arte y otros relatos. 

FOTOOBRAS


PREVIO A.

… Y ahora le veo como entonces le vi. Sentado entre líneas. Fumando entre párrafos. Bebiéndose mis latidos. Y ahora me veo como entonces me vi. Esperando un milagro. O una miga más de pan que se desviara de la senda, que fuera por libre como loca por entrar en su corazón. Porque algún tiempo después de él, entendí que algunas historias te dejan ciega, loca y sordomuda, como en esa canción que tanto me gustaba destrozar de pequeña. Entendí que el amor es algo incontrolable, algo salvaje que no comprende de límites ni de cadenas. Algo irracional.

Y ahora. Son las nueve y media de la noche. Los recuerdos se me agolpan como libros en una estantería. El café me hierve en las venas. La suave brisa de este final de agosto me abre los pulmones como si fuera un desatascador. Y la cabeza me da mil vueltas pensando en lo bonita que está la luna esta noche. Está llena y rojiza, teñida de mi amor, de mi desgastado amor, de mi inmortal amor. Y pienso, algo me hace pensar que esta misma luna que hace brillar mi balcón, la estará viendo él también allá donde esté. Tan lejos como está, tan lejos como estaba ya, aun estando cerca. Tan lejos pero tan cerca; tan cerca, en mi corazón, en medio de mis pulmones, en la composición de mi sangre.

Y es que algún tiempo después de él aprendí que no se puede sacar de la memoria lo que no debe salir. Porque si él saliera, yo no recordaría lo mucho que alguien puede llegar a amar a otro alguien. Porque si él saliera, yo jamás podría reconocer el amor real de cuando alguien te quiere de verdad y reconocer quién sí y quién no. Porque este camino hacia mi desenamoramiento, me ha enseñado que hay personas que jamás se pueden olvidar aunque dejes de amarlas, porque olvidarlas es como olvidar también parte de tu vida, parte de tu alma. Como si la mitad de la ciudad se quedara sin luz, como si a tu cabeza se le fundieran los plomos, como si parte de tu cuerpo muriera. Y yo no quiero quedarme con un pie inmóvil, o con una mano tonta. Prefiero seguir entera, viva, completa. Aunque esta luna me enrojezca entera solo de mirarla, solo de pensar que él también la está mirando…

Marta.

FOTOOBRAS2


Haz clic aquí para hacerte con el libro: Obras de arte y otros relatos

Gracias por hacer que esté en el 4º puesto de la categoría “Cuentos” en Amazon.

Feliz jueves.

M.

Archivado en: Obras de arte y otros relatos Tagged: Amor, blog, lachicadelosjueves, libro, mi primer libro, Obras de arte y otros relatos, previo a
Fuente: este post proviene de La chica de los jueves, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Te quiero, tía

No sé cómo empezar a decirte que te quiero. Que cuando te veo hecha un asco y con esas pintas de recién levantada, no me das pena, me das rabia, porque conozco tu potencial y ese no se qué que te hace ...

El silencio de las flores

Casi todo el mundo ha visto ya “La Casa de Papel” y yo, que terminé de verla justo ayer, sólo podía pensar en la cantidad de veces que los personajes mencionan la palabra “ratonera&# ...

Pizza para principiantes

Siempre que se acerca Nochevieja me da por hacer esto: el típico post de “qué ha pasado en los últimos doce meses y qué deseo que pase en los doce siguientes”. Es ya una tradición, algo si ...

Recomendamos