comunidades

LUMIÈRE & CÍA: TOMA 03, "CROISSANT CON QUESO"


Lumiere




El 2 de Enero de 1896, cinco días más tarde de la exitosa presentación de su cinematógrafo, los hermanos Lumière fueron contratados por Marcel Lenoir, director del Grand Hotel La Belle Paris, para realizar una sesión fotográfica en los bellos jardines del hotel junto a su nueva esposa, Mina Toussant. Hasta allí se dirigen nuestros fotógrafos en su carruaje tirado por dos caballos. En los laterales del carruaje se lee Taller de Fotografía Lumière. Louis lleva las riendas, Auguste se sienta a su lado en el pescante.



Auguste: ¿Cómo has dicho que se llama ella?
Louis: Mina Toussant

A: No sé quién es hermano…

L: ¿No te suena? Pues es una de las bailarinas del Moulin Rouge.

A: Ni idea.

L: Creo que su más famosa actuación fue en un número de destape.

A: ¿Un "destape"? ¿Qué es eso?

L: ¿Es que no has ido nunca al Moulin Rouge?

A: Yo no voy a esos sitios Louis.

L: Bueno, pero sabes que hay un sitio llamado Moulin Rouge y que allí se ven chicas muy extrovertidas ¿verdad?

A: Sí.

L: Pues ella actuó en un número en el que se destapaba, es decir, que hizo un striptease que fue muy polémico, tal vez demasiado. Unas veces estos numeritos convierten en estrella a una de las chicas del molino, pero otras…acaban en nada. Ella acabó en nada.

Lumiere




Llegan a la puerta del hotel y un portero engalanado como un coronel les ayuda a bajar del carruaje. Ambos hermanos se dirigen a las puertas del coche para coger los maletines que contienen su material de trabajo.


A: Deberíamos haber traído para las cámaras objetivos más cortos.
L: Tal vez. Nos apañaremos con lo que tenemos y hagámoslo lo mejor posible, por favor.

A: Te noto algo nervioso Louis.



Se dirigen a recepción donde un hombre sumamente estirado aguarda uniformado como el portero de la puerta.


L: Somos…somos los hermanos Lumière, los…los fotógrafos. ¿El Sr. Director por favor?
Recepcionista: Les esperábamos. El Sr. Lenoir tiene su despacho en la tercera planta, a la derecha tienen ustedes las escaleras.

L: Gracias. Vamos Auguste.



Comienzan a subir las escaleras.


A: ¿Se puede saber qué te pasa Louis?
L: Hay algo que no te he contado.

A: ¿El qué?

L: No somos los primeros fotógrafos que contrata el señor Lenoir para este trabajo. ¿Recuerdas a Gabriel Lissandru? ¿El del taller fotográfico de la calle Vincennes?

A: Sí, quizá. ¿Un tipo rollizo?

L: Si, tiene un problema de peso. ¿Qué le va a hacer? Es muy aficionado a la pastelería.

A: Vale ¿Qué pasa con él?

L: Parece ser que Marcel Lenoir lo contrató para hacer el mismo trabajo que nosotros y la cosa acabó bastante mal. Y según parece por culpa de su nueva esposa, Mina Toussant.

A: ¿Que acabó mal? ¿Qué hizo? ¡No me digas!…Se acostó con ella.

L: No, nada de eso. Nada tan malo.

A: ¿Qué pasó entonces?

L: Al parecer el sr. Lenoir los dejó solos en la suite que comparten los recién casados hasta que terminen de construir su nueva casa. Gabriel le dijo que aprovecharía mientras tanto para controlar la luz y hacer la primera toma contacto.

A: ¿La primera toma de contacto? Vamos, que se la quería…

L: ¡Ya te he dicho que no! Pero cuando Lenoir volvió encontró a Gabriel preparándole a Mina un croissant con queso listo para hornear…

A: ¿Y qué?

L: Pues que agarrándolo por el pecho, lo subió a la sexta planta y lo tiró por una de las ventanas del pasillo de clientes. Menos mal que cayó sobre el parterre que hay junto a la entrada del hotel. Eso amortiguó la caída. Desde entonces el pobre no puede pulsar ni el botón de una cámara fotográfica.



Llegan a la tercera planta resollando por el ascenso. Avanzan por el pasillo buscando la puerta del despacho del director.


A: Pues es una lástima. Pero claro, si juegas con fuego puedes acabar quemándote.
L: ¿Qué dices, Auguste? No te entiendo…



Se detienen entre dos puertas del pasillo.


A: Pues que no puede uno ir por ahí haciéndole croissants con queso a la mujer de otro.
L: ¿Cómo? ¿No te parece un poco exagerado?

A: Louis, seguramente Gabriel no esperaba que Marcel reaccionara así, pero lo entiendo, algo debía esperar cuando lo sorprendió amasando y cortando queso.

L: ¡Pero sólo fue un croissant con queso! ¡Eso no es nada! Yo se los hago a mamá y tú lo sabes.

A: ¡Pero es mamá! Cuando se lo haces a la mujer de otro es como el anuncio de tus intenciones de ponerle las manos encima. No es tan malo como desnudarla y untarle el cuerpo con un suflé…pero es el mismo juego.

L: Eh, eh, alto ahí. Untar un suflé sobre el cuerpo desnudo de una mujer y hacerle un croissant con queso no es el mismo juego ¡Pardiez! ¡Ni siquiera es el mismo deporte!

A: No he dicho que sea el mismo deporte, sino que es el mismo juego.

L: Tampoco es el mismo juego. Mira, quizá tu forma de hacer croissants con queso sea distinta a la mía, que veo que sí… pero hacerle un croissant a una mujer o embadurnar su piel desnuda con un suflé no es el mismo juego. Los croissants con queso no significan una leche.

A: ¿Haces muchos, Louis?

L: Pues claro. A mí no me hables de eso. En lo que se refiere a los croissants soy un auténtico maestro pastelero. Mi técnica es tan buena que se deshacen en la boca como un manjar de dioses. Ni siquiera se endurecen al cabo de un par de días. La clave está en el agua y en la harina que uses…

A: ¿Le has hecho alguna vez un croissant con queso a un hombre?

L: Vete a la merde



Echan a caminar por el pasillo. Auguste, sonriente, camina un poco por detrás de él.


A: ¿Nunca?
L: Vete a la merde

A: ¿Me harías un croissant con queso cuando lleguemos a casa? La verdad es que no he desayunado y tengo algo de hambre.
L: Cállate ya. Me estás poniendo aún más nervioso. Eh, mira. Esta es la puerta.



Los hermanos se detienen delante de una puerta con un letrero que reza Marcel Lenoir. Director


L: ¿Qué hora es?
A: (Saca su reloj de bolsillo) Las nueve y cuarto de la mañana.

L: Todavía no es la hora. Hemos quedado a las nueve y media. Esperemos un poco.



Se apartan un poco de la puerta, situándose uno frente al otro y siguen hablando en susurros.


L: Mira, el hecho de que yo no le haga un croissant con queso a un hombre no hace que el director de este jodido tugurio…
A: ¿Qué has dicho?

L: ¿Qué?

A: ¿Que qué es eso último que has dicho?

L: Jodido tugurio"¿Qué pasa?

A: No, nada, continua.

L: Como decía, eso no hace que el sr. Lenoir tenga derecho a tirar a ese bastardo de fotógrafo por una ventana del sexto piso dejándole las manos inútiles. Eso no está bien. Si algún hijo de puta me hiciera eso a mí, sería mejor que me matara…porque si no lo mataría yo a él.

A: Tranquilo Louis, ¡vaya manera de hablar! Yo no digo que él tuviera razón, pero tú dices que cocinar un croissant con queso a una mujer no significa nada y yo digo que sí. A lo largo de mi vida he hecho croissants, magdalenas, bizcochos e incluso churros a millones de mujeres y todas esas delicatesen significaron algo. Sacas la harina, le echas agua, empiezas a amasar adelante y atrás, primero despacio, luego más rápidamente…la moldeas y le das forma de manera delicada. Cortas el queso con un cuchillo enorme, de forma sensual…tú lo sabes, ella lo sabe…no se habla de ello pero está en el aire...Y eso es lo más cojonudo que tiene. Marcel lo sabía. Y Gabriel debería haberlo sabido. No se puede ir por ahí cocinando repostería a lo loco. ¿Y si Marcel no sabe cocinar, eh? Va y se encuentra a ese cabrón cocinando para su esposa…

L: ¡Y dices que yo hablo mal!…Venga es la hora, vamos a mentalizarnos,



Se dirigen hacia la puerta del despacho y se plantan delante.


L: Eso que has dicho es interesante, mother fucker.
A: ¿Qué me has llamado, bro?

L: No sé…me ha salido de pronto. Me siento...como raro.



Louis se dispone a llamar a la puerta. Auguste lo detiene agarrando su brazo.


A: ¡Espera!
L: ¿Qué te pasa tío?

A: Esta conversación…

L. ¿Qué conversación?

A: Esta que acabamos de tener…

L: ¿Qué le pasa?

A: Podríamos escribirla…

L: ¿Escribir qué?

A: Pues nuestra conversación…

L: ¿Para qué?

A: Pues no sé…me suena bien…

L: ¿Cómo que te suena bien?

A: No sé…tiene…tiene algo…

L: ¡Tú sí que tienes algo!…De verdad, de verdad, que desde que inventamos el cinematógrafo estás de lo más raro Auguste.

A: ¡Ah! ¡Que yo estoy raro!…¡Que yo estoy raro!…Pues te voy a decir una cosa, hay un texto que he memorizado para estas ocasiones: El camino del buen fotógrafo está por todos lados rodeado por la avaricia de los egoístas y…"

L: La madre que te parió, Auguste…la madre que te parió.


Y Louis llama a la puerta.

TEXTO EXTRAIDO DE LA AUTOBIOGRAFÍA "SOMOS LOS HERMANOS LUMIÈRE Y SUS COSITAS"

Lumiere




Norberto Piñar@Ikarubi

Fuente: este post proviene de The DVAS Blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Stargate Origins: "Vuelta al inicio"

De vez en cuando te pones a bucear en las redes y de repente puedes encontrarte sorpresinas, como Stargate Origins. Por sorpresina me refiero a que ni siquiera me constaba que hubiese una nueva serie ...

Recomendamos

Relacionado

Cine DC Dream On ...

LUMIÈRE & CÍA: TOMA 02, "GUIONISTAS"

Taller de Fotografía Lumière. Residencia familiar situada justo encima de este. Es la 1:00 de la madrugada y en el comedor, iluminado tan solo por unas velas, los hermanos Lumière, Auguste y Louis, se estiran, más que se sientan, sobre las sillas ante la mesa. Están agotados. Es la madrugada del 22 al 23 de marzo de 1895. Acaban de mostrar al mundo su CINEMATÓGRAFO. Un acontecimiento tan grande qu ...

Hermanos Lumière Louis Lumière Lumière & Cía

LUMIÈRE & CÍA: TOMA 04, "EL HOMBRE DEL FARO"

Los hermanos Lumière se han levantado un poquito antes del amanecer. En las calles de París la llegada del sol es tan solo una promesa. Louis y Auguste, con los ojos rojos y sus bocas sin dejar de bostezar, conducen su carruaje camino de una cita organizada por Auguste. Los cascos de los caballos resuenan demasiado en el silencio de la madrugada. Los adoquines de la calzada brillan por la escarcha ...

Cine cinematógrafo Hermanos Lumière ...

LUMIÈRE & CÍA: TOMA 05 - RELÁMPAGOS

Son las las 2:30 de la madrugada y sobre Lyon esta descargándose una de las mayores tormentas que se recuerdan. Las calles están anegadas de agua y en la que se encuentra el Taller de Fotografia Lumière, un riachuelo se desliza caudaloso calle abajo hasta encontrar el desagüe mas próximo. Entramos en el taller y todo es silencio y oscuridad. Ambos se rompen cuando los relámpagos seguidos de trueno ...

Cine Poder "Un amor inquebrantable"

Cine Poder Estreno te presenta: "Un amor inquebrantable" Produccion del 2019 Del Director Roxann Dawson. Una historia basada en hechos reales. John Smith (Marcel Ruiz), es un muchacho de 14 años que tiene algunos problemas de identidad ya que sus padres Joyce(Chrissy Metz), y Brian Smith (Josh Lucas), lo adoptaron cuando era un bebe en centro america. Los Smith son una familia muy rel ...

columnas comer diálogos fantásticos ...

Marqués de Croix: importador del croissant

Impone respeto don Carlos Francisco, marqués de Croix, Virrey de la Nueva España, elegante y furibundo, ilustrado y dominante. Llega a México el marqués rodeado de cocineros, tranchadores, coperos y pinches de cocina; esta es su guardia de honor. – Excelencia: Usted desembarcó en Veracruz, si no me equivoco, en el año de 1766. – Si, joven. – Y dicen las crónicas que trajo la mod ...

Christopher Lloyd Cluedo Colleen Camp ...

Lumière y cía: Toma 1. Hermanos de celuloide

TALLER DE FOTOGRAFÍA LUMIÈRE. RESIDENCIA FAMILIAR SITUADA JUSTO ENCIMA DE ESTE. DORMITORIO QUE COMPARTEN LOS HERMANOS AUGUSTE Y LOUIS. HORA, 03:00 DE LA MADRUGADA. -¡Aaaaaaaaaaaaargh! -¡Mon dieu, Auguste, me has despertado, nest pas posible! -Ay...ay...una pesadilla hermano mío, una horrible pesadilla... -¿Una pesadilla? Cuéntame, cuéntame que soñabas. -Era sobre nuestro invento, Louis, e ...

Noticias y Consejos sobre Libros Literatura francesa Marcel Proust

Subastan el archivo personal de Proust

Proust, uno de los escritores franceses más importantes de la historia, vuelve a ser noticia al confirmarse la venta de su archivo personal. En total, las pertenencias del archivo de Marcel Proust se vendieron por 750.000 euros, incluyendo piezas como el retrato de su lecho de muerte que comenzó con un precio base de 1000 euros y terminó subastándose por 45.000. El archivo personal del autor estab ...

ballet ballet de nueva york danza ...

El maravilloso vestuario de Marcel Dzama para el ballet "The Most Incredible Thing"

"The Most Incredible Thing" es el nombre del espectáculo que el joven coreógrafo Justin Peck ha representado con el Ballet de Nueva York y cuyo vestuario nos ha enamorado completamente. Creado por el artista Marcel Dzama (que también se ha ocupado de la escenografía), el vestuario cuenta con una estética atemporal que no se sabe si ubicarlo en el presente o en el pasado, con influencia ...

Cuentos

"Dejémonos de cuentos" 1994 - Carlos Gutiérrez Gómez

Al volver la cabeza, Don Quijote dio cómo se perdía, tras la linea del horizonte y en medio del fragor de la combate, el país donde nunca más había de volver. Mortalmente herido por un mes de julio que se había abierto paso a zarpazos, a Don Quijote ya no le quedaba sino buscar un lugar lo suficientemente anónimo como para albergar su desazón. Comenzó entonces una trashumancia confusa y sin rumbo ...

Reseña: Tirado, Miriam y Turu, Joan "Tengo un volcán"

Tengo un volcán Miriam Tirado y Joan Turu Querido diario: Mira qué preciosidad te traigo hoy, no te quejarás. Este libro ha llegado hasta aquí gracias a Carambuco que son expertos en hacer libros de emociones... ¿o eran emociones con libros? bueno, ¡que me encantan! Alba no lo sabía, pero tiene un volcán en su interior, más o menos entre el ombligo y las costillas. A veces, el volcán se enciende ...