Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Jueves reflexivo; mirando la luna.

Reflexión; Mirando la luna.

Hola a todos y bienvenidos un jueves más. Ya sabéis quienes pasáis por aquí que los jueves hago post sobre la marcha, son post reflexivos que generalmente no llevan a ningún lado, pero me pongo a escribir con mi gatito en el regazo y un café bien caliente y me dejo llevar.

Como de costumbre no sabía muy bien de qué hablar, el fallecimiento de una de las políticas más conocidas no me parecía un tema interesante, y las conversaciones que suelen inspirarme estos días han sido de lo más relajado.

Y de pronto me he acordado de Carlitos Páez , del que os puse una entrevista el lunes que podéis leer aquí. Y recordé una anécdota.

Mientras él estaba en las montañas su padre nunca perdió la fé de encontrarlo, y organizó muchas búsquedas por su cuenta. Y por entonces, siempre miraba la luna porque sabía que eso le unía a su hijo.

Y Carlitos perdido en la inmensidad de las montañas, a 40º bajo cero y con solo 18 años también miraba esa luna, pensando que era una unión con su padre.

Bueno, muchos sabéis que tengo a mi hijo de Erasmus , en Italia, que lleva sufriendo terremotos un mes(esta semana no han tenido ninguno, yuhuuu) y que como todas las madres le echo terriblemente de menos.

Pues la semana pasada, cuando la luna estaba tan enorme, inmensa y espectacular quise sacar una foto, y mientras cogía el móvil me entró un whatsapp, y era una foto que me enviaba mi hijo de la luna que él estaba contemplando en ese preciso instante.

Nos separaban mil y muchos kilómetros, pero nos unía la misma luna. Como a Carlitos y su padre.

Puse las fotos en facebook, la calidad es terrible porque son de móvil, pero me pareció tan curioso que sacáramos las fotos prácticamente a la vez.

luna

La de la izquierda me la mandó él y la de la derecha la hice yo. Perdón por la mala calidad, era inmensa, gigante.

Y es que creo que a veces estamos mucho más unidos a nuestros hijos o a nuestros padres de lo que pensamos.

Cuando somos adolescentes o muy jóvenes queremos ir por libre, nos parece que nuestros padres nos agobian o que no nos entienden cuando sufrimos por algo que nos parece un mundo, pero al pasar el tiempo nos damos cuenta de que sí nos entienden, que han pasado por lo mismo y de que pase lo que pase están ahí.

Yo no valoré realmente todo lo que me apoyaron mis padres hasta que fui madre. Vivir lo que han vivido mis padres, o al menos bastante parecido me hace entender cosas que antes ni me preocupaban.

Una vez un profe de mi hijo me contó que él había sido un adolescente terriblemente desordenado, que dejaba la ropa tirada en todas partes y la habitación era una leonera, pero su madre le lavaba la ropa y se la colocaba planchada en el armario, y ordenaba sus desastres, y él nunca lo valoró.

Cuando se independizó sus cúmulos de ropa sucia eran de película porque claro, él no tenía esa lavadora mágica que te recogía la ropa de cualquier lugar de la casa y te la dejaba en el armario doblada y planchada, y entonces se dio cuenta de lo mucho que hacía su madre, ahí, en silencio.

No entro a valorar que debería haberle enseñado a recoger, me quedo con la lección de apreciar las cosas cuando las vivimos nosotros.

Me estoy desviando, pero es que el otro día, mientras miraba la luna pensaba en las ganas que tengo de que sea Navidad. El año pasado me negaba, iba a ser el primer aniversario de la muerte de mi padre, no me apetecía hacer nada y se me hacía terriblemente cuesta arriba pensar en esos días que hasta un año antes me entusiasmaban(si miráis mis entradas navideñas de otros años veréis que me encantaban), pero este año en cambio, aunque sé que no van a ser fáciles, las deseo con fuerza.

Mi hijo vuelve y me veo cual madre de El Almendro, llorando y achuchándolo hasta el infinito. Es una suerte que existan tantos adelantos, hablamos por whatsapp y por Internet a diario un montón, nos enviamos fotos, recetas, me cuenta sus cosas y siempre siempre nos damos las buenas noches y nos mandamos un montón de emoticonos tontos que nos encantan...pero cuando voy por la calle y huelo su colonia, seguramente porque algún chico joven ha pasado por allí, me da un vuelco el estómago y me invade la nostalgia.

Por otro lado no quiero que vuelva porque son experiencias que solo se viven una vez, pero la distancia pesa y claro, me apetece mucho verle, poner la versión extendida de El señor de los anillos y verla comentando las escenas como si nunca la hubiésemos visto, ver todos juntos The Walking dead a pesar de la decepción, ir a pasear hablando y riendo o simplemente mirar juntos la luna, sin que miles de kilómetros nos separen.

Ya empiezo a divagar, lo sé, y no quiero hacer un post eterno, así que simplemente diré que los padres y los hijos, bueno, la mayoría, estamos realmente unidos y conectados, aunque nos separen kilómetros, y siempre encontramos momentos para hablar de una comida, reír por una buena noticia o mirar juntos una luna.

Muchísimas gracias por leerme, la mañana va avanzando, mi gato me ha abandonado para subirse al radiador, que está calentito y ya he terminado el café, así que aunque realmente no he llegado a nada, como la mayoría de las veces, he liberado un poco la nostalgia y me espera un día largo y bonito, iré con mi mami a un evento y espero que podamos pasear y pasarlo bien.

Muchísimas gracias por leerme y hasta el sábado en el repaso semanal.

Ciaooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!

Fuente: este post proviene de Pequeños trucos para sobrevivir a la crisis , donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

Recomendamos

Relacionado

Jueves reflexivo. les luthiers Reflexión.

Jueves reflexivo; humor

Reflexión del jueves; la risa. Hola a todos y bienvenidos un día más, ainnnns, estamos ya a jueves y la semana se ha pasado volando. Hoy tocaba post improvisado así que voy escribiendo sobre la marcha. Es bastante más tarde que otras veces porque no tenía que madrugar tanto pero bueno, es prontito y en la calle aún no ha amanecido del todo. Tengo un café humeante y calentito a mi lado y mi gatito ...

Jueves reflexivo. paseo playa gijón ...

Jueves reflexivo; frío paseo al amanecer

Reflexión del jueves; paseo al amanecer Hola a todos y bienvenidos un días más. Ainnnns qué ganas tenía de este post, hace mucho que no me siento delante del ordenador bien tempranito, con la casa en silencio, con mi gatito y me pongo a escribir. Así que sin más rollo empezamos. La verdad es que no sabía muy bien de que hablar hoy, pero he mirado el post reflexivo que hice el año pasado por estas ...

cambios Jueves reflexivo. Legolas ...

Jueves reflexivo; cambios.

Reflexión del jueves; cambios. Hola a todos. Me he dormido(ainnnns el verano) y se me ha ocurrido rescatar este post improvisado de hace unos meses, de un día en que también se me complicaron un poco las cosas, espero que os guste. Mil gracias a todos y nos vemos el sábado. Hola a todos y bienvenidos. Normalmente escribo estos post a las seis de la mañana, pero hoy me ha pasado de todo así que me ...

descanso Jueves reflexivo. Vacaciones

Jueves reflexivo; días de relax.

Reflexión; Días de descanso. Hola a todos y bienvenidos un jueves más!!!!!!!! Lo primero mil perdones por no actualizar ayer, es que me fue absolutamente imposible. Ya sabéis que el post de hoy es improvisado, escribo sobre la marcha y lo hago tranquila, en la soledad que tanto me gusta pero con mi gatito, él nunca me falla. Hoy no va a ser una reflexión exactamente, solo quería compartir un poco ...

Alan Rickman Carrie Fisher David Bowie ...

Jueves reflexivo; vivir la vida.

Reflexión del jueves; Carpe diem. Hola a todos. ¿Qué tal va todo? Ya sabéis que hoy toca post sobre la marcha, de esos en los que no llego a demasiadas conclusiones pero me gusta divagar. Aquí estoy con mi café, que me ayuda a ser persona, y con mi gatito, que me ilumina aunque aún no ha amanecido. Hoy sí que no sabía de qué hablar, pero viendo la semana que llevamos de fallecimientos pues me rond ...

iinfancia. Jueves reflexivo. otoño ...

Jueves reflexivo: Otoño

Reflexión del jueves: otoñoHola a todos y bienvenidos un día más. Aquí estoy bien tempranito, con un café, unas galletitas(sé que no es lo más sano del mundo pero me he viciado a las galletas Napolitana), con muchas ganas de escribir. Contemplando a mi gato, o más bien a mis gatitos, que todavía duermen, empezamos. A lo largo de mis 8 años de blog he hablado varias veces del otoño, y este año no ...

amor de verano. Amor. juevesreflexivo ...

Jueves reflexivo; amores de verano.

Reflexión; Amores de verano. Hola a todos, hoy toca jueves reflexivo pero me he dormido y no me da tiempo a hacerlo. Es lo malo de estos post, nunca los tengo preparados y cuando hay un percance pues a tirar de hemeroteca, jejeje. He decidido rescatar un post que tiene dos años. No he tocado nada, lo dejo tal cual, con todos sus fallos. Espero que os guste y mil perdones por haber fallado. Hola a ...

general navidad pobreza ...

Jueves Reflexivo; Navidad.

Feliz día!!!!!!!!!!!!!!!!! Hola!!!!!!!!!!!! Parece mentira pero tanto tiempo esperando y ya se ha ido la nochebuena, ainsssssss. Hoy toca reflexión pero me he levantado bastante más tarde que de costumbre y en nada empiezo con la locura del día de Navidad así que será una reflexión rápida porque supongo que tampoco seréis muchos los que os paséis por aquí, y estaréis todos tan liados como yo así ...

general colegio. educación

Jueves reflexivo; la educación.

Qué relajante ver a los surfistas, sin prisa... ¿Dónde empieza realmente la educación, en casa o en el colegio? Hola a todos, un jueves más me siento frente al ordenador con mi café humeante, mi gato en el regazo y la mente en blanco para escribir. En la calle aún es de noche, ni un ruido atraviesa este silencio que me rodea, y mis dedos se deslizan sobre las teclas. Hoy mi reflexión trata de un t ...

general infancia recuerdos de niñez. ...

Jueves reflexivo;infancia.

Hola!!!!! Hoy es jueves y ya sabéis que mis post en este día son sobre la marcha, así que disculpad alguna falta o algo mal hecho. La verdad es que al levantarme no me apetecía mucho ponerme a reflexionar porque temía acabar poniéndome triste,pero he cogido mi café humeante, he permitido que mi gato se suba a mi regazo y he dejado que mi mente viaje. Y en este viaje he acabado, inevitablemente, e ...