Idea guardada 2 veces
Sé la primera persona en valorar esta idea Valorar

Croacia (3ª parte)

Imagen 0
  El otro día nos habíamos quedado a punto de llegar a Split, con la vista de un prometedor arco iris. Y, sí, en esta ocasión, los buenos augurios se confirmaron: pudimos disfrutar de un maravilloso día de sol . De hecho, salvo uno de los días, el resto del viaje gozamos de un tiempo estupendo (eso sí, el día que llovió, lo hizo con toda su alma, ¡tela!.). Así que aquí estamos: en Split. Curiosa y bellísima ciudad que nació al amparo de un palacio. De hecho, es una ciudad que se construyó DENTRO de un palacio.
Imagen 0
  Sí: el origen de Split está en el palacio de Diocleciano. Diocleciano, emperador romano que nació en el año 243 y murió en el 313, era natural de Dalmacia, en concreto, de una ciudad cercana a la actual Split (Salona). Y decidió, cuando ya era emperador, construirse, en su tierra natal, un fabuloso palacio en el que pasar temporadas de descanso, y en el que vivir cuando se retirara. Así lo hizo, y en él pasó los últimos años de su vida. Por cierto, Diocleciano fue uno de los últimos grandes emperadores de Roma, y llevó a cabo importantísimas reformas, pero tenía una ?pequeña? manía: cargarse cristianos. De hecho, llevó a cabo la persecución más dura de todo el Imperio Romano. Pero, paradojas de la vida, sus sucesores no siguieron sus pasos? y, hoy, en el lugar en el que se levantaba su mausoleo, nos encontramos con la catedral de Split (el mausoleo y los restos de Diocleciano, como os podéis imaginar, pasaron "a mejor vida").
Imagen 0
  Justo donde estaba su mausoleo, en la cripta, hay una estatua de Santa Lucía (una de las víctimas de su persecución), a la que acuden a dejar ofrendas los devotos (debí de haberle dejado una velita, que es la patrona de la vista, y yo veo menos que Pepe Leches, pero no caí...).
Imagen 0
  Los romanos eran muy aficionados a llevarse los objetos de arte de las tierras que conquistaban, y a reutilizarlos en sus palacios, templos y edificios oficiales. Aquí tenéis un ejemplo: esta esfinge egipcia, rodeada de columnas romanas. Y la torre del fondo es la de la catedral: como veis, aquí todo ha ido creciendo y mezclándose a lo largo de los siglos, y se han ido construyendo edificios con el estilo propio de cada época.
Imagen 0
  Cuando Diocleciano murió, sus sucesores no mostraron mucho interés por su magnífico palacio, y éste fue entrando en una lenta decadencia y abandono hasta que, 300 años después en el año 615, la ciudad de Salona fue saqueada y destruida, y sus habitantes se refugiaron en el antiguo palacio, desde el que derrotaron a los invasores, y en el que empezaron a construir su ciudad.
Imagen 0
    Así, podemos ver cómo sus casas, sus iglesias, sus comercios? empezaron a desarrollarse dentro de los muros del palacio.  
Imagen 0
    Y, aún hoy, la gente sigue viviendo y trabajando en la antigua ciudad, aunque hace ya muchos años que la nueva Split se fue construyendo más allá de los muros de la antigua construcción romana. 
Imagen 0
  Con todo este rollo que os he metido, os podréis imaginar que se trata de una ciudad única, muy particular, y, además, muy viva.  Porque estamos acostumbrados a ver los antiguos edificios romanos como ruinas, más o menos bien conservadas;  pero, salvo el caso de los teatros y anfiteatros que siguen en uso, no se trata de algo que esté incorporado a nuestra vida diaria. En cambio, en Split se vive, se trabaja, y se sale de "fiesta" entre construcciones romanas... o lo que queda de ellas.  Mirad, por ejemplo, este café, entre columnas romanas. Y sus clientes no son sólo los "guiris" de turno (entre los que nos encontrábamos nosotros, jajaja), sino los naturales de la ciudad, que quedan allí con sus amigos o hacen una pausa en sus trabajos.
Imagen 0
  Y aquí tenéis un mercadillo. Si os fijáis, en los restos de los muros romanos se ven antenas de televisíón, macetas, y parte de esos muros están incorporados a casas habitadas, con sus persianas y sus contraventanas.
Imagen 0
  Otro detalle curioso. Actualmente, una de las entradas a la ciudad antigua se realiza a través de los sótanos y bodegas del palacio de Diocleciano. 
Imagen 0
  Estos sótanos no fueron descubiertos hasta el siglo XX, porque, a lo largo de los siglos, la gente había ido tirando en ellos sus basuras y escombros, hasta cubrirlos por completo. Con lo cual, los sótanos se conservaron, literalmente, en mugre (por no decir en ***), pero se preservaron a la perfección, y hoy están intactos, casi como cuando fueron construidos. Actualmente, en ellos hay tiendas de recuerdos y regalos, entre otros comercios.
Imagen 0
  Estos señores tan "apañaos" que cantan bajo las bóvedas son los integrantes de un grupo de "klapa", estilo tradicional dálmata de canto "a cappella" (o sea, sin  instrumentos musicales, sólo voces).
Imagen 0
  Con el paso de los siglos, la ciudad fue dominada por Venecia, por el imperio austrohúngaro, para posteriormente pasar a formar parte de Yugoslavia, y hoy de Croacia.  El período veneciano fue el más largo (del siglo XV al XVIII), y, así, nos encontramos con edificios que reflejan claramente su estilo, como éste?
Imagen 0
  ?y como este hotel (hoy vais a tener suerte, ésta es la única foto mía que voy a poner, jejeje).
Imagen 0
  Al final, siempre encontramos calles que nos llevan al mar, un mar increíblemente azul, como en toda la costa dálmata.
Imagen 0
 
 Nuestro tiempo en Split se termina. El siguiente destino será Dubrovnik (que será materia de otra entrada). Pero, hasta llegar allá, nos toca recorrer la costa dálmata, entre montañas muy cercanas al mar y un agua increíblemente azul. Eso sí, no esperéis playas espectaculares. La mayoría son más bien calas repletas de guijarros y alguna roca que otra. Y, en muchos casos, lo que hay en las costas son malecones que se internan unos cuantos metros en el mar, y en los que, por unas escaleras, se baja al agua (o se tira uno directamente, y utiliza las escaleritas para salir). 
Imagen 0
  En nuestro camino, también divisaremos el delta del Neretva, con sus cultivos de cítricos y otros frutales.
Imagen 0
  E incluso cruzaremos la frontera y entraremos en Bosnia-Herzegovina, aunque tan sólo por 9 kilómetros. Esta zona tan pequeñísima es la única costa que tiene este país, y se debe a razones históricas: como los venecianos de la zona de Split solían tener frecuentes conflictos con los habitantes de la república de Ragusa (actual Dubrovnik), estos últimos decidieron ceder este terreno a los turcos, para que "hicieran de barrera".  Con tan poca zona costera, se comprende que la aprovechen para construir complejos turísticos como el que veis...
Imagen 0
  Y por fin, cuando ya está casi empezando a anochecer...
Imagen 0
  ... llegamos a las afueras de Dubrovnik. Aquí veis alguno de los múltiples cruceros que visitan la ciudad.
Imagen 0
  Pero Dubrovnik tendrá su propio capítulo. Por hoy, fin de las crónicas viajeras. Espero que os haya gustado, y no os haya aburrido mucho.
(NOTA: RECORDAD QUE, SI HABÉIS PARTICIPADO EN EL SORTEO DEL LIBRO DE "LA COCINA DE DOLORSS MATEU", LA LISTA DEFINITIVA DE PARTICIPANTES ESTÁ EN ESTA ENTRADA.-pinchando encima, accederéis a ella-)
 
Imagen 0
Fuente: este post proviene de este blog, donde puedes consultar el contenido original.
¿Vulnera este post tus derechos? Pincha aquí.
¿Qué te ha parecido esta idea?

Esta idea proviene de:

Y estas son sus últimas ideas publicadas:

'Coulant' de chocolate

Ya visteis este coulant (o, mejor dicho, un proyecto de este coulant, jajaja), en la entrada dedicada a los desastres en la cocina. Como os comenté en esa entrada, el desastre se había producido en el ...

Indonesia y Singapur: 4ª parte

Empezaremos como en las series de televisión: "En el capítulo anterior..." nos habíamos quedado en el camino hacia Bali. Os recuerdo que estábamos en Java, por lo tanto, habrá que salir o po ...

5 deliciosas recetas con crema pastelera

En el post colaborativo de hoy vamos a hablar de una de las preparaciones básicas en repostería: la crema pastelera. Muy pocos pueden resistirse a un pastel, bollo, tarta, bizcocho, o tartaleta rellen ...

Recomendamos